EELS, concierto sala Barts (11 de Junio Barcelona)


Parece mentira pero ha pasado ya un lustro desde la última visita de Mr E a Barcelona. Aquel  concierto también en Barts confirmó lo sabido: Eels son dinamita pura. No son una banda cualquiera, son una de las mejores de su generación y sin duda alguna Mark Oliver Everett un esencial de los últimos años y un imprescindible en la banda sonora de mi vida. Pues bien, esa tardanza en volver de gira también se debía a una sequía creativa en el estudio. Aquella gira pertenecía a su maravilloso y glorioso "Wonderful, Glorious", y al año siguiente nos deslumbró con "The Cautionary Tales.." pero de eso ya habían pasado cuatro largos años, en los que Everett había decidido descansar. Por suerte a Mr E se le iluminó la quijotera y de su mente salieron las canciones de "The deconstruction", un ejercicio de volver a ponerse a punto, de engrasar la maquinaria, de repasar su propio estilo y de abrir nuevas vías. Es "The Deconstruction" un disco inmenso y por suerte sirvió para que levantase el culo del sofá y montase una gira que le devuelve a nuestras tierras y a la que era imposible no acudir a pesar que ese mismo día en Barcelona la competencia era feroz.

Viendo los cancioneros de la gira sólo cabía esperar pasarlo bien. Fue fiel a su setlist, prácticamente calcado en todas las citas europeas. La formación anguileña entró después de la fanfarria de Rocky y pronto regalaron dos versiones decomunales: primero el "Out in the Streets" de The Who y luego el "Raspberry Beret" de Prince. Ambas magníficas e incendiarias, puro rock, pura energía, tal vez tanta que "Bone dry" sonó algo anquilosada. Así pues fueron sonando "Flyswatter", "Dog faced boy", "A magic world", "Dirty Girl", "Daisies of the galaxy", "That look you give that guy", "Prizefighter", "Daisies of the galaxy", "Rusty pipes", "Open my present", "You are the shining light", "My beloved monster", "I'm going to stopr pretending..", "Climbing to the moon", "I like the way this is going", "Little Joe", "Today is the day", "Novocaine for the soul", "Souljacker pI", una versión muy clashera de "I like Birds", "You rock my world"....  Brutal, como podéis observar. Más o menos por ese orden y no creo dejarme ninguna. Luego se fueron y volvieron enseguida con otra de Prince: "When you were mind", y el cierre definitivo con una brutal "Mr E beautiful blues" que parecía obra de los Who por ese tono tan Townshend que le dieron, "Fresh Blood" y creo recordar el cierre con "Blinking lights". Maravilloso todo. Como cabría esperar. No defraudó, gustó y se gustó. Demostrando que sigue en forma, que su banda está engrasada, que puede rocanrolear o ponerse melancólico sin pestañear, sin dar síntomas de decaimiento. Un señor E que tiene infinidad de canciones donde elegir y al que le encanta realizar versiones, esta vez Prince y los Who fueron los elegidos, y no cabe duda que sabe versionar y darle su estilo, e incluso cuando se autoversiona suena arrollador. Excelente concierto, si vuelve por aquí, no se lo pierdan.



*post aparecido originalmente en Exile SH Magazine por Nikochan

1 comentario:

  1. Juraría que en lugar de tocar "I'm going to stop pretending.." tocaron "In my dreams" y creo que tampoco tocaron "Daisys of the Galaxy".Por lo demás, excelente crítica.

    ResponderEliminar