Múltiple (2017)


Lo de M. Knight Shyamalan es algo así como lo de Quentin Tarantino. Tienen un par de películas descomunales, otro par de buenas sí, y luego tienen mierdas varias, pero han conseguido que aunque nos la den con queso con cada último film sigamos cayendo en sus redes. En el caso de Shyamalan aún es peor, porque lleva una década entregando mierda tras mierda y un servidor probándolas como un verdadero energúmeno. "Múltiple" tenía todos los números para que un servidor la viese, por lo comentado y porque todo el mundo decía que "Knight" había vuelto, pero... no, no ha vuelto. Lo que ha hecho es una gran operación de marqueting para crear una saga, trilogía o como quieras llamarla de manera encubierta. Me explico. Esta "Múltiple" (que ya tiene confirmada una segunda parte), y ojo que aquí va un "SPOILER" tiene al final la presencia de Bruce "El Protegido" Willis, y una referencia a Don Cristal... y sí, así se llamará su siguiente proyecto "Glass", que contará con, lógicamente, Samuel L Jackson, el propio Bruce Willis y el protagonista de "Múltiple": James McAvoy. Hablemos de Múltiple. La idea de Shyamalan como siempre es muy buena, pero se pierde en el camino, o en como nos cuenta la historia. McAvoy es un personaje con un problema de múltiple personalidad, tiene más de una veintena que se sepa, tal es el problema que cada personalidad puede tener sus características incluyendo diabetes o superfuerza... esas "personalidades" se le van de la mano, no al personaje pero sí al director y se vuelve tarumba creando un supermonstruo que come carne de aquellos que no son "especiales" como él. La protagonista no es zampada por él porque tiene algo que seguro veremos en las siguientes películas, algo que sí tiene el Protegido y Mr Glass. "La horda" le comienzan a llamar.... pero la única gracia es ver a McAvoy desdoblándose en muchas personalidades diferentes y al final decepciona porque solo le salen cinco, y dos se parecen demasiado, otro es un travesti, otro un niño tonto y otro una bestia asesina (le falta el gangoso, creo que Arévalo lo haría mejor) así que tampoco es que actúe demasiado (por cierto, no verla en versión doblada porque la cosa es muy lamentable). Podría haber sido la leche pero como siempre decepciona, es demasiado larga, demasiado previsible, tediosa, pretenciosa y sin alma. Vamos, que es puro Shyamalan. 

1 comentario:

  1. La película es un truño infumable.
    Y a la psiquiatra le debieron de dar el carnet los de la muñeca chochona.

    Dicho queda.

    Gracias.

    ResponderEliminar