La vida de Calabacín (2017)


Simplemente extraordinaria. Un lujo visual para la animación, su stop-motion es espectacular, así como trata los colores, el  movimiento y la cámara. Nada que envidiar visualmente a los grandes referentes que ya comentamos en un nikotop hace unos días, en eso su creador Claude Barras saca sobresaliente, así como con un guión para adultos adaptado de una novela de Gilles Paris donde se profundiza en la infancia, la orfandad y la vida en un centro especial donde cada niño tiene su propia herida sentimental que le hace ser especial a ojos del mundo. En el orfanato después de un inicio duro comienza a entender que es la amistad, el compañerismo, el amor... aprende a utilizar sus sentimientos y a entender la vida. No es un film para todo el mundo, y sobretodo no es una película para niños (al menos, no muy pequeños). Es una película delicada, dura y real a pesar de ser una cinta de animación. Poco más que decir. Si todavía no la vieron no tarden demasiado pues es maravillosa.

0 comentarios:

Publicar un comentario