El secreto del libro de Kells (2009)


Hace unas semanas, mientas domingueaba en el sofá de casa con mis pequeñas, volví a ver esa obra de arte llamada "El secreto del libro de Kells". Una maravilla de animación de un pequeño estudio irlandés (Cartoon Saloon) quienes años más tarde, creo que en 2014, volvieron a dejarnos con la boca abierta y los ojos como platos con "La canción del mar", otra joya. La historia de "Kells" es bien simple pero muy efectiva: Brandon es un joven aprendiz monje que vive en Kells, ciudad que se está fortificando para aguantar las acometidas vikingas. Al pueblo llega el hermano Aidan con un excepcional libro inacabado que hay que proteger y acabar, y esa tarea recae en Brendan, para ello debe afrontar sus miedos y en esas se adentra en el bosque y conoce un mundo lleno de fantasía. Más o menos os he explicado el film sin destriparlo, aunque aún sabiendo todo lo que pasa es imposible no caer rendido ante su magia. Visualmente es una obra maestra, una joya única y diferente. La historia nos atrapa y la música (aunque no al nivel de La canción del mar) nos lleva de la mano aun mundo de fantasía. Los personajes están construido a la perfección, y quiero destacar el personaje mágico de Aisling quién mercería sin duda un film para ella sola. La música como en "La canción del mar" tiene mucho protagonismo, y el grupo Celta Kíla es el responsable de la maravillosa banda sonora, como lo fue después con el siguiente film de Cartoon Saloon. Y nada más, es un film de obligado visionado. Una POM de animación, estáis avisados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada