Recomendada por activa y por pasiva por la muchachada musiquera cercana, un servidor tenía que acabar viendo este film de John Carney sí o sí, por la recomendación y por ser el director y guionista de aquella maravilla llamada "Once" del 2007. La "Sing Street" de Carney es musical, es dublinera y por supuesto es bonica pero no del to como el film que consagraba a Glen Hansard como un artista brutal. "Sing Street" es un poco cursi, tal vez con demasiado almíbar... como esa frase super optimista de "todo va a salir bien" que sale en el film e intenta imponerse.... Estamos ante un film generacional, de unos adolescentes en el Dublín ochentero que intentan formar una banda para salir de lo cotidiano, de lo monótono, de lo normal.... Se rinde homenaje a las bandas de los ochentas, con su música y con su estética. A cada banda que conocen y descubren le buscan su tono y acaban por imitarlos, de The Cure a Duran Duran pasando por The Jam o Joe Jackson... Se habla de la amistad y sobretodo del amor, de los sueños en los que nunca hay que dejar de creer... se habla de muchas cosas pero a diferencia de "Once", creo que no acaba de funcionar del todo. No digo que el film no sea notable (lo es) pero tiene algo que no acaba de arrancar, puede que sea el haber visto mil y una veces esa historia, o que es demasiado "familiar" por decirlo de algún modo, demasiado infantil. De todas maneras su poco más de hora y  media de metraje se deja ver y nos hace pasar un rato placentero. Hay que verla, pero tampoco esperar demasiado. 

Me declaro fan absoluto de Moses Rubin. No sólo por su barba, qué también, sino por su voz y su música que no por familiar deja de ser especial. De acuerdo, ya lo dije y me reafirmo, es mi Cat Stevens patrio y algo del Beatle Geroge también encontramos por ahí pero aún así sigue teniendo personalidad propia, su "Subtle Atmosphere" habla por sí mismo. Pues bien, aún con el disco y sus canciones en la cabeza y sin abandonarlo del todo pues de vez en cuando lo pincho en el hogar nikochiano nos llega una nueva entrega de este talentoso artista. Moses Rubin entrega dos nuevas canciones que son un verdadero lujo y porqué no decirlo, puede que el principio de un nuevo camino. Primero nos encontramos con "Everybody's Lover", al parecer compuesta hace unos añitos por Rubin, que con la ayuda de Ramiro Nieto y Martí Perarnau consigue llevarnos de la mano a un sueño, al cielo. Preciosa canción, esta sí que sigue la estela marcada a lo Cat Stevens, muy "setentera" ella, con un Hammond tremebundo que eriza el bello. El contrapunto a esta preciosidad que bebe claramente de Cat pero también de Van, de Drake e incluso de..... es el segundo tema: Tony Higgins. Una canción que sí se desmarca de lo escuchado, más roquera, más en la senda marcada por "The Rain" que es mi favorita de su disco anterior. Suena más como una banda "british invasion", puro rocanrol, algo de garage, y toques mod. Un tema que bebe del blues americano pasado por el tamiz del pub británico de los sesenta. Un despelote. No se lo pierdan: Moses Rubin Bandcamp.

01.- Coma (1978)*
02.- El primer gran asalto al tren (1979)*
03.- La amenaza de Andrómeda (1971)
04.- Esfera (1998) 
05.- El guerrero número 13 (1999)
06.- Un caso de urgencia (1970)
07.- Jurassic Park (1993)
08.- Westworld (1973)*
09.- Sol naciente (1993)
10.- ER (serie 1994-2009)

*Crichton como director


Mientras espero la llegada de la última temporada de The Leftovers (T1, T2) y por supuesto la continuación de su blockbuster particular, GOT; y deshojamos la margarita si caemos en la tentación de suscribirnos a HBO o no, no he podido resistirme a sus dos grandes apuestas de estos últimos meses, hablo de "Taboo", que fue un sí pero no, y lógicamente de su gran apuesta: "WestWorld". Como muchos de vosotros sabréis, la serie se basa en un libro de Michael Crichton (Jurasic Park, La amenaza Andrómeda, Esfera...) que ya tuvo su versión cinematográfica en 1973, llamada en España "Almas de metal" con Yul Brynner como protagonista. El mismo argumento se aplica a la serie de 10 episodios de HBO, el mismo argumento estirado como un chicle boomer, porque la idea original, da para lo que da, desde luego 10 capítulos me resultan demasiados, creo sinceramente que con la mitad hubiese bastado. La historia es sencilla: parque temático dedicado al oeste con androides casi humanos de actores que nunca pueden herir a los humanos y estos sí hacer lo que les plazca con ellos... hasta que esa inteligencia que se le ha otorgado, y ese maltrato desemboca en lo que todos imagináis... aunque sí, sí hay sorpresas tramposas que uno puede llegar a intuir e imaginar. Lo mejor, desde luego, las actuaciones, no sólo de Anthony Hopkins y Ed Harris, sino de todo el plantel. La serie es de factura impecable pero es muy lenta y se las da de demasiado exclusiva e inteligente cuando la mayoría del tiempo nos obliga a mirar el reloj y preguntarnos porque dan tantas vueltas al asunto. La serie podía haber sido mejor y puede que lo sea en su segunda temporada, cuando los guionistas tendrán las manos libres tanto con la historia como con el plantel de protagonistas. Finalmente, tengo que destacar la banda sonora de pianola rindiendo tributo a la música rock actual. Increíble.


CONOR OBERTS/ SALUTATIONS (2017)/ TILL ST DYMPHNA KICKS US OUT

 

Siempre he seguido la carrera del geniecillo nebraskiano Conor Muller Oberst pero en los últimos años mi militancia fan ha ido en aumento, tal vez desde su maravillosa colaboración con los "monstruos del folk" y su magnífica carrera en solitario que no tiene nada que envidiar a nadie. En 2014 lanzó su "Upside down mountain" que me encantó pero tengo que reconocer me fue ganando con el tiempo y las escuchas atentas y pausadas, después de aquello un parón de un par de años hasta la llegada de "Ruminations", un disco en el que Conor desnudaba su alma y se la vendía al diablo Dylan. Un disco maravilloso grabado en un plis plas, con canciones desnudas, sin florituras, sin innecesarios adornos. Encerrado en un estudio de su Omaha natal, Conor realizó un trabajo íntimo y personal, de lo mejorcito del año pasado, y lo hizo junto a su amigo Mike Mogis (otro "monstruo") pero en la mente de Oberst corría otra idea que iba más allá de esas canciones sencillas, casi demos en algún caso, corría la idea de vestirlas, de darles cuerpo y hacerlas crecer. Para ello, habla con los Felice Brothers y con el genial batería Jim Keltner y se ponen a regrabar aquellos temas y otros nuevos, y entonces aquel "Ruminations" se transforma en "Salutations" y ya tenemos este 2017 otro de esos discos que quitan el hipo, contando, como no, con grandes colaboraciones como las de Gillian Welch, M Ward, Jim James, Jonathan Wilson y Maria Taylor. Es decir, un lujazo tremebundo de dimensiones siderales. Las diez canciones de "Ruminations" están otra vez aquí presentes pero regrabadas con una banda soberbia, solvente y con duende, diez canciones que demuestran lo grande que es Oberst y lo listo que es, pues otro hubiese lanzado primero el disco que nos ocupa y luego el de versiones "naked", pero no, Conor es de otra pasta y, la verdad, la experiencia es mucho más enriquecedora de esta manera. 


Conor Oberst - Salutations (2017): 01.- Too Late to Fixate/ 02.- Gossamer Thin*/ 03.- Overdue/ 04.- Afterthought/ 05.- Next of Kin*/ 06.- Napalm/ 07.- Mamah Borthwick (A Sketch)*/ 08.- Till St. Dymphna Kicks Us Out*/ 09.- Barbary Coast (Later)*/ 10.- Tachycardia*/ 11.- Empty Hotel By the Sea/ 12.- Anytime Soon/ 13.- Counting Sheep*/ 14.- Rain Follows the Plow*/ 15.- You All Loved Him Once*/ 16.- A Little Uncanny*/ 17.- Salutations.   (*rumination's songs).

Como os decía, las diez canciones de "Ruminations" están aquí presentes con la música de los Felice Brothers vistiéndolas debida y acertadamente. Si eran preciosas antes, ahora lo son más. Así que poco que decir de ellas que no dijese cuando comenté el disco el año pasado. Siguiendo con su enfermiza dylanesque, Conor, usa a los Felice Brothers como su "Band", y las canciones que antes sonaban en ocasiones delicadas, en otras crudas, ahora suenan a tierra mojada, a fuego bajo las estrellas. Un ejemplo es uno de los nuevos temas, "Too late to Fixate", que además es el encargado de abrir el disco y de darnos todas las pistas de por donde irán las canciones. Es un tema muy Dylan and the Band, un tema fantástico. El deje vocal y la forma de componer son puro Bob, y el acompañamiento puro The Band. Precioso todo, oigan. "Overdue", por ejemplo, suena a clásico desde su primera nota sin renunciar a cierta modernidad con ese estribillo para cantar a pleno pulmón o mejor dicho: a pechopalomo. En cambio, "Afterthought", es puro Pogues. De arriba abajo y de principio a fin. Tabernera y borrachuza, seguro que en la voz rota y gastada de Shane MacGowan brillaría aún más, pero Oberst no anda manco y los hermanos Felice menos, que con ese acordeón nos matan y devuelven a la vida a cada compás. Mágica. "Empty hotel by the sea" es puro trovador de los setenta, muy James Taylor. Mientras que "Anytime Soon" se descuelga algo más rockera, El disco cierra con el último de los temas nuevos, el que da nombre al disco, "Salutations", un tema precioso, que no el mejor. De los antiguos, son imprescindibles "Napalm" y "Mamah Borthwick" con una espléndida Gillian Welch. Y claro, siguen siendo favoritísimas mías: Counting Sheep, Next of Skin, Gossamer Thin y Tachycardia...... Un disco brutal, enorme no, gigantesco. Un disco imprescindible de este 2017. Uno de los mejores y aún no llegamos ni al ecuador del año. 

Era francamente difícil superar su "Live at the Beacon Theater" o su "Hilarious", tal vez por eso Louis CK dio un paso al lado y entregó el año pasado la excelente "Horace and Pete" que tenía más de teatro y de drama que su cachonda y real "Louie". Como digo, superar aquello era casi imposible y para seros sincero con su "Louis CK 2017" no lo logra, aunque se queda muy cerca. Netflix nos trae el nuevo show de este gran cómico americano. Año nuevo, chistes nuevos que siguen girando entorno a lo mismo, la realidad y el día a día del ser humano. Sin su clásica camiseta negra, con corbata, unos años de más y algún que otro kilo de menos, Louis CK demuestra que sigue siendo grandioso en directo, que es incómodo cuando hace falta y desternillante siempre. La hora y cuarto que dura el espectáculo pasa en un santiamén, y en mi opinión hay dos grandes partes. La primera es al inicio cuando habla sobre el aborto, como siempre tema incómodo y molesto que finalmente nos hace reír, y después, el momento estelar, la parte donde habla de la homosexualidad partiendo del regulero film Magic Mike, os aseguro que es divertidísimo pero no supera sus actuaciones pasadas. SOy muy fan de Louis, tal vez por eso no sea demasiado objetivo. He visto otros cómicos actuales, como por ejemplo Aziz Ansari con su "Buried Alive", que está muy bien, pero nunca superan a CK. Finalmente, si estáis interesados en zambulliros en la mente de este cómico, os recomiendo comenzar por su serie, pasar por "Hilarious" y luego lo que os venga en gana. Diversión asegurada.


"Personality Crisis" es el tema inicial del debut homónimo de los New York Dolls. El tema fue co-escrito por David Johansen y el guitarrista de la banda Johnny Thunders. Fue, lógicamente, single del disco, apareciendo el corte "Trash" en la cara B del mismo. Sin duda estamos ante la mejor canción del disco y muy probablemente de los Dolls, en él encontramos el ABC del Rock, todo lo bueno del pasado y claras pistas de lo que tendría que venir del 73 en adelante. Hablamos de rock clásico con esencia stoniana, eso es indudable, pero también encontramos glam y punk a partes iguales, y un riff de guitarra demoledor. En definitiva, estamos ante una canción ya clásica, un tema grande, de los que más, un tema inigualable que ni ellos mismos lograron superar. Un tema que refleja muy bien esos años setenta, justo los que encontramos después del "Exile" Stoniano y antes de la efervescente escena punk/new wave.



Existen muchas versiones de este gran tema pero ninguna de ellas se diferencia mucho de la original. Grandes bandas como Sonic Youth y Teenage Fan Club (junto a Donna Matthews) han realizado las suyas, bueno, en realidad los Youth sí sorprenden un algo con su versión algo velvetiana del tema, pero un servidor se queda con la versión que del tema hizo Joan Jett para promocionar su disco junto a los Blackhearts del 2006, Sinner. Y es que, Joan Jett siempre sabe dar con la tecla.....


Lo visto en la primera parte de la temporada siete se confirma en esta segunda: la serie aburre hasta el fan más acérrimo, es decir, a mi. Normalmente cada tongada de ocho episodios contiene dos o, tal vez, tres capítulos infumables. Aburridos como ellos solos, pero en este retomar la séptima temporada se han lucido. Ni un episodio se salva de la quema. Las historias de los personajes de siempre flojean en exceso, bueno, de los de siempre siempre ya sólo quedan un par. Se olvidan de Carl, casi de Carol, Daryl y Michonne, mostrando de esta un perfil de tipa atontá y enamoradiza que no hace justicia al personaje, y todo eso para dar protagonismo a figuras como Tara o Eugene que son vomitivos. Además, su periplo por todas las comunidades no está a la altura del cómic. Se quedan en meras anécdotas, y el tema de Negan.... , a mi me sobrecarga la actuación de Jeffrey Dean Morgan, pero mucho mucho... Dicho esto, todos esperábamos el episodio final de casi media hora. Prometían sangre, sudor y lágrimas. Y ni una cosa ni otra. Ni chicha ni limoná. Soy fiel a los caminantes pero coño, no gilipollas. El último episodio, seré sincero, no está mal, ya me hubiese gustado toda esta minitemporada así pero es que nos la quieren dar con queso. Todo, todito, se ve a millas. Y al final, todo para nada, para estirar todo lo que pueden la cuerda y comenzar la T8 igual, con el mismo cuentecito. O se ponen las pilas o aquí uno que se baja del barco.

CHUCK PROPHET/ BOBBY FULLER DIED FOR YOUR SINS (2017)/ YOUR SKIN 



Si alguien me hubiese dicho que la película que más iba a gustarme estos últimos meses fuese de un director que antes era modisto le tomaría por loco. Tom Ford es un tipo listo y guapo, un triunfador. Fue diseñador de Gucci, tiene una linea de ropa y perfumes propia, se codea con lo más de lo más de la sociedad, tiene muy buen gusto musical y adora el cine, y como lo adora tanto y tiene tanta pasta hace unos años se dio un caprichito y dirigió un film que recuerdo me gustó llamado "A single man" pero que tampoco ha pasado a la historia. Pues bien, su segundo film es "Nocturnal Animals" y está basado en la novela de Austin Wright "Tony and Susan" que, como bien suponéis, no he leído. Los actores principales son Jake Gyllehaal y Amy Adams, y cuentan con el magnífico Michael Shannon como secundario de lujo. No quiero destripar la historia porque es un placer ir descubriéndola casi al mismo tiempo que la protagonista. Lo que sí os puedo decir es que hay dos líneas, una real con nuestra protagonista en clara depresión por su vida sentimental de mierda y otra el libro que le regala y dedica su ex. Todo relacionado pues sin duda lo que pasa en el libro tiene "todo" que ver con la vida que pasaron juntos y la que se perdió por el camino. En el libro su mujer es también la protagonista (incluso se parecen), la hija es todo lo que tenía que ser y no fue, y lo que les sucede una alegoría de la verdad verdadera.... "Animales nocturnos" es incómoda, es intrigante, es dura, es bonita, y da que pensar. Es una historia de venganza, de superación, de ahí te quedas bonita mediante otra historia de violencia y venganza. Es, en definitiva, un guión acojonante muy bien llevado a la pantalla por Ford, con un ritmo que no nos deja ni un segundo de paz. Un peliculón.

01.- White Blood Cells (2001)
02.- Elephant (2003)
03.- Consolers of the Lonely (2008)
04.- Lazaretto (2014)
05.- De Stijl (2010)
06.- Blunderbluss (2012)
07.- Broken Boy Soldiers (2006)
08.- Get behind me Satan (2005)
09.- Dodge and Burn (2015)
10.- Icky Thump (2007)


Una de las series triunfadoras del pasado año fue sin duda alguna "American Crime Story: the people v. OJ Simpson" de FX, dirigida por el excesivo Ryan Murphy (American Horror Story, Nip/Tuck..etc, etc..), la serie consiguió mil y un premios, y el aplauso de crítica y público. Con esas no me quedaba otra que ver la dichosa serie aunque su planteamiento, tema e incluso casting no me gustasen ni un pelo. La historia es la del caso ya conocido de OJ Simpson, del asesinato, detención, huida, juicio... y de todo lo que le rodea incluyendo toda la "jet", todos los ricachones que le rondaban por entonces incluyendo la familia Kardashian. Durante los 10 episodios nos narran esa historia que en mi opinión es muy poco interesante y como se explica aún menos, ya no digo la factura técnica de sobremesa que es lamentable, así como los diálogos y alguna que otra actuación sonrojante como la de Travolta que, de verdad, da lastimica. Cuba Gooding Jr nunca me gustó, me parece muy mal actor, y al resto del casting tampoco le doy mayor mérito ya sea el "friend" David Schwimmer, Sarah Paulson, Connie Britton ( a quién por cierto El Profeta Chuck dedica uno de sus nuevos temas: If I Was Connie Britton) ...... Horrorosa de principio a fin, por decir algo, porque en el episodio 6 dejé de verla. Una telenovela yanqui rosa, y es que personalmente nada de lo que hace Murphy me gusta. No comulgo con él. Me parece un sobrevalorado y un cutre de cuidado. No confundir por favor con otra serie de título similar y crítica social, "American Crime", pues esa sí que resulta interesante y recomendable, con grandes actuaciones y un poso social estupendo. Esta serie es patética pero como dice el refrán, más vale caer en gracia que ser gracioso, verdad Ryan?


JACK WHITE/ ACOUSTIC RECORDINGS (2016)/ WE'RE GOING TO BE FRIENDS

 

A John Anthony Gillis, multiinstrumentistas, guitarrista de postín, culo inquieto, geniecillo de principios de siglo, creador de grandes bandas es fácil cogerle algo de pelusilla. Es fácil que Jack White caiga mal al personal, tiene algo que no gusta a los seguidores clásicos del rock, y desde luego estos clásicos seguidores normalmente tienden a ningunear sus discos y sus cualidades posiblemente por su éxito masivo a partir de un tema, Seven Nation Army, escuchado hasta la saciedad. Sus White Stripes fueron geniales le pese a quién le pese, pero al parecer molestaba la utilización de la puesta en escena y las corrientes modernas, pero si analizamos su música, ésta era/es espectacular. Jack White finiquitó la banda y multiplicó su apuesta con The Raconteurs, The Dead Weather, una faceta brutal de productor, una dirección espectacular de una disquera (Third Man Records) y por supuesto una carrera en solitario que incluye dos discos brutales. Decidió tomarse un descanso pero a todos los culos inquietos les cuesta pisar el freno. Y su idea de frenar es sacar un disco acústico con temas de toda su carrera, en especial de The White Stripes, que resulta ser un tesoro para sus fans, entre los que me incluyo. Así pues a finales del año pasado Jack entrega esta pequeña joya llamada "Acoustic Recordings 1998-2016" , un disco doble donde encontramos la esencia de Jack White pero en acústico, donde regraba sus temas y en algún caso como la versión de "Carolina Drama" los desnuda casi al completo, y es que las versiones de sus canciones con The Raconteurs me pareces soberbias. Tal vez la joya del disco sea "City Lights", una canción extrañamente olvidada incluso por él mismo y que es simplemente maravillosa. Y nada más, disco para seguidores del señor White, y bueno, para todos aquellos que se dejen las manías en casa y solo atiendan a la calidad y el buen gusto. En mi opinión, un disco interesantísimo y muy disfrutable.

Jack White - Acoustic Recordings 1998-2016 (2016): 01 – Sugar Never Tasted So Good/ 02 – Apple Blossom (Remixed)/ 03 – I’m Bound to Pack It Up (Remixed)/ 04 – Hotel Yorba/ 05 – We’re Going to Be Friends/ 06 – You’ve Got Her In Your Pocket/ 07 – Well It’s True That We Love One Another/ 08 – Never Far Away/ 09 – Forever for Her (Is Over for Me)/ 10 – White Moon/ 11 – As Ugly As I Seem/ 12 – City Lights (Previously Unreleased)/ 13 – Honey, We Can’t Afford to Look This Cheap/ 14 – Effect and Cause/ 15 – Love Is the Truth (Acoustic Mix)/ 16 – Top Yourself (Bluegrass Version)/ 17 – Carolina Drama (Acoustic Mix)/ 18 – Love Interruption/ 19 – On and On and On/ 20 – Machine Gun Silhouette (Acoustic Mix)/ 21 – Blunderbuss/ 22 – Hip (Eponymous) Poor Boy (Alternate Mix)/ 23 – I Guess I Should Go to Sleep (Alternate Mix)/ 24 – Just One Drink (Acoustic Mix)/ 25 – Entitlement/ 26 – Want and Able.

Moana en las Américas, Vaiana en Europa. Todo porque a Disney se le escapó que Moana es una marca registrada y su dueño, por joder o no, no aceptó la pasta de Disney y la megacompañía de los sueños tuvo que cambiar el nombre. Dicho esto, y como muchos ya sabréis, la película es de Disney y no de Pixar. La maravillosa "Brave" fue de ambos y allí rompieron, siguiendo Disney la estela de las "Princesas", veáse "Frozen", con toda su maquinaria de dólares a pleno rendimiento. El film que hoy nos ocupa, sinceramente, es un lujo visual. En eso no falla, no decepcionan. Es maravillosa de principio a fin pero adolece de todo lo ñoño de los últimos tiempos o también, de toda la vida. Puede que sea excesivamente larga, casi dos horas, y a algún número le falta gancho, como el del Cangrejo dorado cuando los protagonistas intentan recuperar el anzuelo mágico. Ese es el único momento que no me gustó nada de nada. El resto creo que es notable pero nunca llega a ser extraordinario. Sí, es la misma historia de siempre, apoyada en el feminismo, la valentía, y etc, etc, etc... Un filón muy bien encontrado las cosas como son. Es previsible, sí, pero también es optimista, preciosa, deliciosa visualmente y con una banda sonora tremenda. Particularmente me ha gustado mucho si le quitamos ese trozo del cangrejo que os decía, falto de gracia, de gancho y con la única canción horripilante. No es Zootropolis, pero es que no se puede acertar cada vez con el equilibrio de argumento y visual, aún es una de las mejores películas de animación que podemos ver en la actualidad.. Sin duda, mis hijas así lo piensan. 

Miraba mi mesa de ocio/trabajo, donde se encuentra mi ordenador, y me horrorizaba la pila de discos y libros pendientes que en ella se amontonaban. Intentando poner algo de orden e intentando organizándome bajo algún criterio que yo mismo desconocía encontré un librillo prestado por mi hermano Black Meeple hace ya unos cuantos meses. Allí se encontraba "31 Canciones" de Nick Hornby. Dejé de ordenar, me preparé un té, me apoltroné en el sofá y en menos de un par de horas devoré sus páginas, no sin alguna interrupción por parte de mis hijas. No es "31 canciones" ni "Alta Fidelidad" ni "Juliet, Naked", tampoco lo pretende. Tampoco es un libro que pretenda darnos lecciones de música, ni remarcarnos la verdad de nada. Es un ir y venir de Hornby, es una discusión sincera consigo mismo sobre las canciones que le han marcado o de aquellas que significan algo para él. Son 31 canciones que van de "Thunder Road" a "Caravan" pasando por "Heartbreaker", "Reason to be Cheerful", "Late for the sky" e incluso "I'm like a bird" de la Furtado...  El libro flojea y en cierto modo me decepciona, pero no es un mal libro, es muy interesante pero si algo me gusta de Hornby son los personajes que crea, completamente complicados y reales, y lógicamente aquí no hay ninguno de ellos. A los relatos de porqué ha elegido esas canciones les falta pasión y les sobra humor, y se tiene que reconocer que algunas anécdotas y reflexiones son bastante interesantes, incluso alguna como su renuncia a ser considerado fan de Dylan comparto, pues como él yo no me considero realmente un fan de Dylan, y como él, mirando mis discos acabo teniendo de Bob más discos que de ningún otro artista pero ningún seguidor de Dylan me incluiría en su selecto grupo o secta. En definitiva, "31 canciones" es un libro interesante al que algo más de chispa o mala uva no le hubiese ido nada mal.

31 CANCIONES

Teenage Fanclub – “Your Love Is the Place Where I Come From”
Bruce Springsteen – “Thunder Road”
Nelly Furtado – “I’m Like a Bird”
Led Zeppelin – “Heartbreaker”
Rufus Wainwright – “One Man Guy”
Santana – “Samba Pa Ti”
Rod Stewart – “Mama, You Been on My Mind”
Bob Dylan – “Can You Please Crawl Out Your Window?”
The Beatles – “Rain”
Ani DiFranco – “You Had Time”
Aimee Mann – “I’ve Had It”
Paul Westerberg – “Born for Me”
Suicide – “Frankie Teardrop”
Teenage Fanclub – “Ain’t That Enough”
The J. Geils Band – “First I Look at the Purse”
Ben Folds Five – “Smoke”
Badly Drawn Boy – “A Minor Incident”
The Bible – “Glorybound”
Van Morrison – “Caravan”
Butch Hancock and Marce LaCouture – “So I’ll Run”
Gregory Isaacs – “Puff, the Magic Dragon”
Ian Dury and the Blockheads – “Reasons to be Cheerful, Part 3”
Richard and Linda Thompson – “Calvary Cross”
Jackson Browne – “Late for the Sky”
Mark Mulcahy – “Hey Self-Defeater”
The Velvelettes – “Needle in a Haystack”
O.V. Wright – “Let’s Straighten It Out”
Röyksopp – “Röyksopp’s Night Out”
The Avalanches – “Frontier Psychiatrist”
Soulwax – “No Fun / Push It” 
Patti Smith Group – “Pissing in a River"


Hace mucho tiempo que Ian Anderson y sus Tull perdieron la inspiración. Hace mucho tiempo que viven de rentas, de innumerables recopilatorios y giras para rendir tributo a alguno de sus grandes discos del pasado, porque de esos, de grandes discos sí pueden presumir. Su discografía desde 1969 con "Stand Up" hasta tal vez 1978 con "Heavy Horses", pasando por "Aqualung", "Living in the past", "Thick as a brick" e incluso "Songs from the wood", es para quitarse el sombrero. Este 2017 el señor Anderson no se ha sacado precisamente un disco con temas nuevos de la chistera, más bien ha tirado de sus clásicos por enésima vez y ha vuelto a entregar una nueva compilación, si bien lo ha hecho con muy buen gusto y algo de originalidad. Anderson se olvida casi por completo durante todo el disco de su voz, y las versiones de sus propias canciones, de sus clásicos, están realizadas a modo clásico, con arreglos sublimes de cuerda y completamente orquestados para la ocasión y grabado en la Catedral de Worcester y la Iglesia de St Kenelm. No pienso analizar los temas pues sería pretencioso por mi parte analizarlos, suenan maravillosos eso sí. Para la ocasión han mutado en su título y es gracioso escucharlo por primera vez sin saber que tema es el siguiente, jugando a adivinar, disfrutando. No es un disco definitivo, es una curiosidad, un placer oculto que todo seguidor de Jethro Tull debería poseer.

Jethro Tull - The String Quartets (2017): 01.- In the Past (Living in the Past)/ 02.- Sossity Waiting (Sossity You’re a Woman Reasons for Waiting)/ 03.- Bungle (Bungle in the Jungle)/ 04.- We Used to Bach (We Used to Know Bach Prelude C Major)/ 05.- Farm, the Fourway (Farm on the Freeway)/ 06.- Songs and Horses (Songs from the Wood Heavy Horses)/ 07.- Only the Giving (Wond’ring Aloud)/ 08.- Loco (Locomotive Breath)/ 09.- Pass the Bottle (A Christmas Song)/ 10.- Velvet Gold (Velvet Green)/ 11.- Ring Out These Bells (Ring Out, Solstice Bells)/ 12.- Aquafugue (Aqualung).



El fin de semana pasado realicé nocturnamente y con alevosía uno de mis típicos maratones televisivos. En dos tongadas me zampé la tercera y última temporada de "The Fall" (T1, T2), también conocida por nuestras tierras como "La Caza". Típica miniserie británica de seis episodios por temporada sobre una detective en busca de un temible psicópata. Hasta aquí nada que no hayamos visto antes, ni más allá tampoco pues para nada vemos algo que nos sorprenda salvo que desde el minuto uno, como ya comentamos, sabemos quién es el asesino y como se las gasta, siendo las dos primeras temporadas una verdadera caza y captura. La segunda temporada terminó con el asesino, interpretado por Jamie Dorman, entre rejas y comenzando un juego psicológico y enfermizo con la detective Stella Gibson (interpretada magistralmente por Gillian Anderson), y así comenzaba la tercera y última temporada, sembrándonos dudas que desde luego no ha conseguido despejar. Es una temporada irregular, pero si la juzgamos la serie en su totalidad casi llega al notable. Es difícil mantener la línea de calidad impuesta con un solo caso y además que ya esté resuelto. Es difícil mantener la tensión y el interés pero los guionistas más o menos se las apañan. De los seis episodios podríamos destacar tres de ellos y el resto es paja. Por tanto creo que se podría haber despachado todo con mayor celeridad y menos rodeos. Dicho esto, The Fall, merece ser recomendada de principio a fin pues es un producto británico notabilísimo y por supuesto por Gillian Anderon que nos seduce y embruja con su presencia.


NEW YORK DOLLS/ NEW YORK DOLLS (1973) PERSONALITY CRISIS

 

A veces ocurre algo que vuelve a encender la chispa, que despierta en nuestro interior la necesidad de repescar discos olvidados que por alguna que otra razón estaban muertos y enterrados, no bajo tierra pero sí bajo innumerables discos y novedades que se amontonan en la discoteca de casa. No acabo de entender la razón exacta de mi completa desgana por los New York Dolls, y tampoco ahora me las voy a dar de gran seguidor, de acérrimo fan. No, no amo a los Dolls, pero su primer disco, su para mi obra maestra siempre me la ha puesto dura y me ha dado una energía fuera de lo normal, pero ahí estaban ellos, olvidados en la estantería, cogiendo polvo. Dos razones han sido suficientes para volver a ellos, para entregarme a sus brazos, a sus discos, a sus canciones y valorarlos creo yo como sí merecen. Por un lado me encuentro inmerso en la interesante lectura "Por Favor, Mátame" y por otro, el episodio inicial de la serie de Scorsese para HBO "Vinyl", de la que ya he disfrutado de lo lindo; ambos resultan determinantes para mi nuevo (viejo) vicio: NY Dolls en vena. 

El Punk, el Glam, el puto Rock'n'Roll...  todo estaba en ellos y lo estaba antes de que todo la mandanga estilística apareciese, y allí estaban incluso con el maquillaje y la actitud gamberra, todo todito lo tenían ellos antes que nadie. Y como no, entregaron un disco de debut, el que hoy nos ocupa, que es simplemente avasallador. En pocas y cristalinas palabras: una puta obra maestra. Los New York Dolls se formaron allá por 1972 gracias al bajista Arthur Kane y al guitarrista John González aka Johnny Thunders, a los que muy pronto se añadieron el batería Billy Murcia, el guitarrista Sylvain Sylvain y el cantante David Johansen que es así como un hijo bastardo de Jagger muy pero que muy encocado, y así forman una de las más grandes bandas de culto, de aquellas de carmín y cuero, de sexo, drogas y rocanrol; una banda que como el título de su segundo disco presagiaba obtuvieron demasiado y demasiado pronto, y así en tan sólo dos añitos, 73 y 74, nos dejaron una colección de canciones inolvidables, necesarias y míticas.


La portada es un buen indicador de la bestialidad de disco que nos vamos a encontrar. La banda posando en blanco y negro como drag-queens en un sofá, y el nombre del grupo escrito con pintalabios rosa. Brutal. Glamero y provocador. Medio Stoniano, medio Warhol. Siempre efectivo. Claro que no sólo nos quedamos en su portada pues los once temas que nos encontramos son un cañonazo de aúpa basado en una formación clásica de bajo, batería y dos guitarras que hacen saltar chispas. La entrada con "Personality Crisis" es puro rock, pura tradición, grito de loca, pianito desbocado y.... eso, guitarras aporreándonos los sesos, y Johansen escupiendo palabras que formaron un himno punk, glam o simplemente rocanrolero, qué más da!, es sin duda un lujazo de tema, pura fuerza. "Looking for a kiss" sí es puro glam, con esas guitarras a lo Rono/Bowie pero con una actitud y una voz más cercana a los Pistols pero cinco añitos antes que se dice pronto, como ellos pero mejor, El otro gran tema del disco, el mejor junto a "Personality crisis" es para mi "Vietnamese Baby". Joder, es fantástico!, y aunque bebe de muchas fuentes y es una semilla de lo que vendría después, es esencia punk en toda regla. "Lonely Planet Boy" es otra cosa pero sigue siendo maravillosa. estamos ante una balada muy "british", muy glamera, muy... post-coito cigarrito en mano. Un tema de esos que se plagia sin contemplación el bueno de Pete Doherty con el disfraz de genio musical, pero con este tema se le ve el plumero. Además aparecen al final unos metales que nos dejan con el alma en un puño.... Para despertarnos de golpe y porrazo con la locura de "Frankenstein", simplemente acojonante. Otra de mis favoritas de los Dolls y de este disco en particular es "Trash". Más punk antes del punk. Base rocanrolera de siempre, a toda mecha y con un riff infeccioso que nos conduce a otro temazo, este más glam, su "Bad Girl". Las espléndidas guitarras de "Subway Train" son realmente increíbles. Estamos ante otro de los grandes temas del disco. Cuando la canción toma impulso es imparable y escucha tras escucha se hace con nosotros y se convierte en eso, en una de mis/nuestras favoritas. La versión de Bob Diddley, "Pills", es otro gran acierto con esa distorsión guitarrera, la armónica luciéndose y es estribillo sencillo, genial e imprescindible que permite enlazar el futuro con el pasado... Llegados a este punto confieso mi predilección por "Private World" (por cierto... me viene al inicio el Dig Lazarus de Cave...), la sección rítmica es clásica como ella sola, rocanrol puro y duro, y Johansen es pura dinamita. Finalizamos el discón con "Jet Boy", amén. Y nada más queridos, estamos ante un discazo increíble. Un imprescindible. Un disco único de rock, punk, glam... qué más da..., es sólo rocanrol...., pero nos gusta.

*Post aparecido originalmente en EXILE SH Magazine por Nikochan

La semana dedicada a Tom Hardy finaliza con el obligado visionado de una de sus actuaciones más aplaudidas, la del convicto más peligroso y más caro de las Islas Británicas: Michael Peterson aka Charles Bronson. El film dirigido por Nicolas Winding Refn (también dirigió la fantástica Drive) es básicamente un biopic pero desde luego narrado y grabado muy a su manera, con un humor y una teatralidad inusuales. La música clásica, el uso de la violencia, su puesta en escena pues es visualmente impactante, incómoda y a veces grotesca..., estos elementos hacen de "Bronson" un film diferente, interesante pero que, porqué no decirlo, en ocasiones nos sobrepasa por su intensidad y su pasada de vueltas, y porque la historia de un hombre que usa la violencia sin ton ni son tampoco es que den para mucho más de lo que nos ofrece el film. No estamos por tanto ante una obra maestra, no creo que pudiese recomendar esta película a casi nadie pues es difícil y especial, pero es sobradamente un artefacto único que conforme pasan los minutos se vuelve más adictivo y violento. Hardy realiza un trabajo excepcional aunque podrían acusarle perfectamente de sobreactuar... yo no lo creo, creo que encuentra el tono justo, y que él es más de media película. Ahora que está tan de moda Hardy es bueno revisar este film y ver como se las gastaba en el cine independiente ya que difícilmente le veremos en proyectos similares, su "Bronson" es sensacional. 

La placentera lectura del libro de Mick Wall sobre Lou Reed me hizo repescar los años de la Velvet Underground y la Factoría de Andy Warhol. Despiporre total, qué os voy a contar. De aquella época de locura llamó poderosamente mi atención leyendo el libro comentado la figura de Danny Fields: manager, publicista, escritor, periodista.... Y como pasa siempre, los astros quedan alineados y la casualidad se presenta si previo aviso. Encuentro en Netflix un documental sobre Danny Fields llamado "Danny Says" del 2015, y me lanzo a darle un visionado. El documental está dirigido y escrito por Brendan Tollery tenemos la gran suerte de contar con el mejor de todos los narradores, el propio Danny. La historia, su historia, comienza desde su niñez y empieza a dejarnos con la boca abierta desde su aparición en el mundillo cultural de la gran manzana allá por 1966. Warhol, Nico, Lou, la Velvet, Jim Morrison, los Ramones, MC5, los Stooges.... Danny Fields resulta una figura fundamental para aquella movida novayorquesa, me resulta sorprendente su militancia homosexual, y me encantan sus mil y una anécdotas como cuando secuestró a Jimbo en la casa de Nico y éste acabó en pelota picada saltando por su tejado puesto hasta las cejas de LSD..... Curioso y básico documental para la historia del rock. Excelente rockumental.


01.- Locke (2014)
02.- Mad Max (2015)
03.- Bronson (2008)
04.- The Revenant (2015)
05.- Child 44 (2015)
06.- The Dark Knight Rises (2012)
07.- The Drop (2014)
08.- Taboo (2017, TV)
09.- Peaky Blinders (2014, TV)
10.- Lawless (2012)

La serie de Tom Hardy, porque eso es lo que es, no consigue finalmente darnos todo lo que prometía. De todas maneras, no seré yo quién diga que no vale la pena verla, porque sí, es una serie notabilísima. Tal vez sus ganas de gustarnos y volverse una imprescindible le hace patinar en ciertos momentos. La estrella de todo el tinglado es Hardy, él se sobra y se basta y.... no se nos indigesta pero su ego y sus ganas de que la serie sea "él" le hacen bajar un peldaño. Todo en "Taboo" es previsible, no sorprende nada. Todo en "Taboo" está muy bien pensando y planificado. Y tal vez, por eso precisamente, le falte algo de gancho. La imperfección es en ocasiones, además de necesaria, lo que puede hacerte grande. Tanto éxito ha tenido que habrá segunda temporada, y ya os digo que yo la veré, pero no nos engañemos pues "Quarry" le ha ganado totalmente desde las sombras y el protagonista de aquella, Logan Marsahll-Green (su doble) también. "Quarry" es mejor que "Taboo", las dos tendrán segunda temporada, las dos las veré, y las dos hay que verlas. En "Taboo" además de triple ración de Hardy hay muy buenas actuaciones, y muy buenos secundarios. Desde el magnífico Jonathan Price a Mark Gatiss pasando por Franka Potente, Michael Kelly, David Hayman, Tom Hollander, Edward Hogg, Stephen Graham y Ona Chaplin.... En eso la serie se luce... Y se luce también Stephen Knight, su director y guionista (lo es también de Peaky Blinders) con una historia que aunque lenta y previsible tiene los suficientes mimbres para engancharnos durante sus ocho episodios. La serie debería acabarse aquí, no sé si le sentará bien una continuación, y Hardy podría haber hecho de Delaney uno de los grandes personajes de la historia pero se queda a las puertas. "Taboo" como dije al principio no da todo lo que prometió pero sin lugar a dudas es una de las series que deben verse este año.


UNCLE TUPELO/ ANODYNE (1993)/ CHIKAMAUGA

 

La historia siempre es caprichosa. La mala relación entre Jay Farrar y Jeff Tweedy en Uncle Tupelo provocaron una escisión histórica. Por un lado Mike Heydorn y Farrar creaban Son Volt mientras que el resto de los "tupelo" con Tweedy al mando se reagrupaban como Wilco. Por tanto de las cenizas de Uncle Tupelo nacieron dos bandas que, echando la vista atrás y repasando su obra, se muestran imprescindibles en el mapa sonoro americano. De acuerdo, a Wilco tal vez les ha ido mejor, qué digo, mucho mejor, sin duda son mi banda entre el final de siglo veinte y comienzos del veintiuno, pero siempre que he escuchado un disco de Son Volt, siempre, he quedado prendado de la voz de Jay y de esas guitarras con sabor a raíces americanas. Este 2017 Farrar y compañía han creado el que tal vez sea su mejor disco desde aquel lejano debut de 1995, el maravilloso "Trace" que no para de sonar en el hogar nikochiano toda la semana, por eso lo de tal vez, por eso y por el tema inmediatez, veremos si el excelente "Notes of blue" supera el paso del tiempo, que tiene pinta de hacerlo sin problemas, pues si algo tiene esta nueva colección de canciones es que a cada escucha nos atrapa con más fuerza y pasión, descubriendo matices que en las primeras escuchas se nos podían haber pasado por alto. Si algo tiene esta banda que la hace especial es sin duda la voz de Jay Farrar, un poderoso y hermoso instrumento más, al alcance de muy pocos. Curioso es también que mientras en la blogosfera todos, absolutamente todos, aplaudimos los nuevos temas de Son Volt, muchas de las páginas especializadas pasan de puntillas sobre él, lo ningunean y le dan de lado, pero no os dejéis engañar pues "Notes of Blue" es todo lo que deseábamos, todo lo que necesitábamos para no perder la esperanza en una banda que merece sin duda más reconocimiento del que tiene. En "Notes of blue" no encontraremos innovación ni experimentación alguna, no hay ruidismos a lo Wilco (ni tampoco los esperamos), encontramos clasicismo (bien entendido), muchas referencias indispensables pero sobre todo personalidad. Rock americano bañado de sonoridades clásicas, de country, folk y blues, y bastante de aquel rock de los noventa cuando Farrar alza la voz. 


Son Volt - "Notes of Blue" (2017): 01.- Promise the World/ 02.- Back Against the Wall/ 03.- Static/ 04.- Cherokee St/ 05.- The Storm/ 06.- Lost Souls/ 07.- Midnight/ 08.- Sinking Down/ 09.- Cairo and Southern/ 10.- Threads and Steel.

Mi enamoramiento por este disco no es un capricho. Una prueba irrefutable de su calidad es el tema que abre el disco, "Promise the world", un tema que es tan, tan Bonnie "Prince" Billy que es imposible que un servidor no lo ame. Todo en ella me sabe, me huele y me recuerda a Will Oldham, favoritísimo absoluto del marcianito que os habla, y sólo por eso, un disco que no tenía las papeletas de embrujarme lo hace sin pestañear, y sólo con el primer tema. "Back against the wall" es uno de los temas del disco, aquí encontramos ese regusto al rock americano de camisas de cuadros de los noventa, aquel que bebía sin disimulo de Tito Neil, aquí hay guitarras a lo Crazy Horse y estribillos épicos Springstinianos. Tema esencial y acojonante. "Static" ruge. Encantará a seguidores tanto del rock clásico como de por ejemplo Pearl Jam si es que los de Vedder no podemos considerarlos ya clásicos, y a  la vez sigue siendo fiel a su esencia, a su historia, tanto a los inicios de Son Volt como a los "Tupelo". Mi favorita del disco es sin duda "Cherokee St". Joya para mi ya, de este 2017, con cierto aroma a Steve Earle. La electricidad de sus guitarras nos ponen todo de punta mientras que la percusión básica, casi tribal, hace que nuestros pies se muevan por sí solos y suframos alguna que otra lesión cervical. La belleza de "The Storm", de carretera y manta, es de pelos de punta. Belleza absoluta como digo, melodías ensoñadoras, delicadeza sin perder fuerza ni poder, irresistible. "Lost Souls" es otro trallazo imprescindible. Otra de mis favoritas. Otro rockazo de esos que disparaban a quemarropa en nuestra sien con una cascada de guitarras demoledoras. Ojo con "Midnight" que tiene esas guitarras fronterizas americanas pero que a un servidor le recuerda muy mucho a las primeras composiciones de Ian Anderson sin su flauta, a primeros temas de Jethro Tull, sí, sin duda creo que podría estar en el magnífico e infravalorado disco de la banda británica, en "Benefit" de 1970. Me viene a la cabeza aquello, y precisamente aquello es una maravilla, uno de esos discos que considero joya oculta absoluta. "Sinkin down" se pone en modo carretera, como unos ZZTop sin barba. Polvo y sudor, y parada en un bar de carretera a beber cerveza. Mientras que "Cairo and southern" levanta la mano para ser considerada una de las mejores canciones del disco.... El final con "Threads and steel" es puro blues sucio y garagero, con un regusto en lo narrativo a lo Cave. En definitiva, disco grandioso que no entraba en las quinielas para codearse con lo mejor del año pero que sin duda estará entre los elegidos. Doble felicidad, primero por encontrar un disco de este nivelón y segundo por recuperar a una gran banda y a un gran talento como Farrar, y que por fin se haga justicia. 

No entiendo como no se ha hablado más de esta película. Simplemente es fantástica, y no solamente en su género pues comparada con films actuales claramente sale victoriosa. Es "La llegada" un film de ciencia-ficción, un film de extraterrestres, una "Encuentros en la Tercera Fase" de nuestro siglo, una invitación a pensar pues no deja de tener su poso filosófico, pero ciñéndonos al film, primero encontramos una historia espectacular, adaptada con maestría por Eric Heisserberg de un relato de Ted Chiang llamado "La historia de tu vida", al cual tengo ganas de hincarle el diente. Y luego encontramos una fotografía espectacular, algunos planos magistrales, sumamente bellos. La música es para quitarse el sombrero y también las interpretaciones donde cabe resaltar a su protagonista absoluta, una Amy Adams que ha empezado a saber escoger sus proyectos después de alguna que otra película sonrojante. Secundarios como Forest Whitaker o Jeremy Renner dan un nivel más que notable al casting, y tal vez mi única pega sean los "heptápodos"... que bueno... al menos son originales y no los típicos marcianitos con forma humana. El director, Dennis Villeneuve, realiza un fantástico trabajo, de él nos había encantado "Prisoners", "Enemy" y "Sicario"... y ahora, tendrá la responsabilidad de darnos una secuela de Blade Runner ... eso puede ser su final o directamente su santificación, aunque su siguiente proyecto sea una nueva versión de "Dune" (la novela merece algo más que aquel pastiche con Sting). En fin, "La llegada" es una gran película. Una pequeña delicia de ciencia-ficción filosófica. Altamente recomendable.

Los glimmer twins alumbraron en 1966 uno de esos temas menores que se vuelven imprescindibles. "Under my thumb" es simplemente maravillosa. Nunca fue single y su primera aparición oficial fue en la obra maestra stoniana "Aftermath". Una letra excelente de Jagger, descarada y algo misógina, para un medio tiempo donde predomina el bajo de Bill Wyman y la deliciosa marimba de Brian Jones. Curiosamente este era el tema que sonaba en Altamont mientras se produjo el fatídico asesinato y no "Sympathy for the devil" como nos vendieron para mitificar a la banda en su relación con el diablo. En 1967, en pleno despelote Stoniano, tanto musicalmente como socialmente, la banda como tantos otros grupos de la época, como los Beatles mismamente, se vieron perseguidos por una política antidroga bastante dura con los artistas. Y claro, por culpa de una bota vaquera repleta de varias sustancias ilegales la mayoría de los Stones fueron apresados y señalados como cabezas de turco de lo que podía pasarles al resto.


Ese mismo 1967, mis adorados The Who, hacían causa común con los Stones para liberarlos del Imperio, y sacaban un single versionando a sus satánicas majestades. En una cara encontrábamos "The last time" y en la otra su maravillosa versión de "Under my thump" que luego también apareció en el imprescindible "Odds and Sods" en su reedición de 1998. Claramente prefiero la original, pero la versión de los Who es simplemente espectacular y muy llevada al estilo de sus primeros discos.

Chuck Berry: 18-10-1926 // 18-03-2017


A falta de un par de episodios para que finalice la primera temporada de "Legion", serie emitida en España por Fox, no sé si deciros que me está gustando o no. La serie como bien suponéis es de Marvel, basadas en sus cómics, concretamente se basa en el personaje de David Haller, alias Legion, hijo de Charles Xavier. Él desconoce eso por completo, cree ser esquizofrénico y para nada sospecha de su poder mutante hasta que es descubierto por una especie de rebeldes mutantes que intentan defenderse de un posible exterminio. Hasta aquí nada del otro mundo si no fuese por esa estética medio "Tenembaums" medio "X-men". Tiene un poquito de ambas, encontramos buenas dosis de acción, buena banda sonora, los conflictos mutantes de siempre y mucho colorido y humor. Por lo que me ha explicado comiqueros de postín la serie intenta constantemente alejarse del mundo de la viñeta, su director Noah Hawley (sí, queridos, el mismo que de Fargo T1, T2) hace un gran trabajo y nunca nos deja indiferentes aunque a veces sea por acercarse demasiado al límite de lo que es una patochada. Gana esta serie con los episodios y al darle aire a la historia y no sólo centrarse en el protagonista. Recomiendo los ocho episodios de "Legion" porque es fresca, diferente, rara, simpática y sobretodo es una serie de superhéroes muy bien hecha. Espero ya una segunda temporada, sin ser una serie top ha conseguido hacerse un sitio en mi difícil y apretado calendario televisivo.


SIMON & GARFUNKEL/ BRIDGE OVER TROUBLED WATER (1970)/ THE ONLY LIVING BOY IN NEW YORK

 

"When you're weary, feeling small. When tears are in your eyes, I will dry them all..."

Esta es la historia de dos genios absolutos. De dos maestros de la canción. De dos amigos que dejaron de serlo porque navegaron sobre aguas turbulentas. Esta es la historia de Art y Paul quienes se conocieron de pequeños pues vivían en el mismo barrio de NY, Queens. Desde 1955 formaron un dúo musical, primero con versiones y más tarde con temas propios pero la cosa no llegó demasiado lejos, su nombre comercial "Tom and Jerry" no era precisamente un acierto y como máximo llegaron a actuar de teloneros de Jerry Lee Lewis. Entonces se separaron por primera vez e intentaron sacar adelante sin éxito una carrera en solitario. Paul Simon decide viajar a la vieja Europa dándose un respiro y para empaparse lo máximo del ambiente londinense. A su retorno allá por 1963 se reencuentra con Garfunkel, firman por Columbia y editan du primer LP donde hay muchas canciones ajenas y maravillas propias como la que dió nombre al disco "Wednesday Morning, 3AM", "Bleeker Street" y "The Sound of Silence". Más presión, más discusiones, más peleas y desaveniencias y de nuevo se separan hasta que llega 1966, su año. Entregan en el 66 dos LPs magníficos: "The Sound of Silence" y "Parsley, Sage, Rosemary and Thyme", siendo este último arrollador, seguramente con el disco que hoy nos ocupa mi favorito del dúo. Entonces en 1968 llega "The Graduate", el film de Mike Nichols interpretado por un jovencísimo Dustin Hoffman arrasa en medio mundo cosa que no es de extrañar porque es una obra maestra, y su banda sonora, es como sabéis otro triunfo obra de Simon and Garfunkel. Y después del la banda sonora editan "Bookends" y Art se cansa de Simon pues no está cómodo con el porcentaje de temas que compone Simon pero claro, el pequeño genio ya era creativamente incontrolable y Art comenzaba a enfocar su carrera en el cine cosa que acaba molestando a Simon por la poca implicación de Art en el grupo. De aquellos turbulentos meses de 1969 nació la obra maestra del dúo, su quinto y último álbum, nació el bellísimo e irrepetible "Bridge Over Troubled Water".

CARA A: Bridge over troubled water; El condor pasa/If I could; Cecilia; Keep the costumer satisfied; So long, Frank Lloyd Wright. 


El emotivo y bellísimo piano es el encargado de abrir el disco con la canción homónima. Un tema indescriptible, único, eterno. Después de comenzar un disco de esta manera como se puede seguir? En "Bridge over troubled water" encontramos voces angelicales y el clímax de la canción deja anestesiado al personal, poco a poco la épica se apodera del disco en un torrente de emociones sin parangón.Siempre me produce escalofríos como la canta Art, como rompe la orquesta como si el agua derrumbara el dichoso puente. Para reponernos de este auténtico clásico llega esa mítica canción con toques étnicos que tanto gusta y gustaba a Simon. "El condor pasa/If I could" siempre ha sido de mis favoritas, tiene un algo especial, dentro de su sencillez encontramos un tesoro de belleza incalculable, pura melodía. "Cecilia" es otro de esos temas imprescindibles, de esos que se han quedado fusionados en nuestro ADN, adheridos a nuestras neuronas y que siempre nos acompañará en la salud y en la enfermedad, en la adversidad hasta que la muerte nos separe. Qué temón!!! qué ritmo!! qué buen rollismo!!!: "Oh, Cecilia, I'm down on my knees. I'm begging you please to come home. Come on home. Jubilation, she loves me again, I fall on the floor and I'm laughing... ". "Keep the costumer satisfied" puede parecer una canción menor pero no lo es para nada, en mi modesta opinión es un temón a descubrir, una pequeña joyita de Paul con una letra puñetera que hay que leer entre lineas. Y para finalizar esta perfecta cara A tenemos esa maravilla que responde al nombre de "So long, Frank Lloyd Wright", una de mis canciones bonicas del to de todos los tiempos. Íntima, delicada, melancólica, sumamente bella.... perfecta.

CARA B: The Boxer; Baby driver; The only living boy in New York; Why don't you write me; Bye bye love; Song for the asking.


Qué decir de la canción que abre la segunda cara? alguien no la conoce? alguien no la ha tarareado alguna vez? sino está entre las mejores canciones de la historia pues ya me diréis. "The Boxer" es perfecta de principio a fin, muy dylaniana ella a su manera. La letra de Art es para enmarcar, las instrumentación es de lujo y esa trompeta.... joder con la trompeta!! "I am leaving, I am leaving. But the fighter still remains. Lie-la-lie...". "Baby Driver" es un tema autobiográfico de Simon, sobre su infancia, un tema de esos menores pero que deslumbran con luz propia y que contiene alguna indirecta sexual bastante divertida (What's my number!!!). Luego llega lo que llega, una de mis favoritas del dueto. Llega la belleza infinita "The only living boy in NY" con esos arreglos a lo "Abbey Road" Beatlelianos, un lujazo donde Paul le ruega a "Tom" (recordando a Art en aquellos primeros tiempos) que vuelva rapidito en avión de México a NY y de ahí claro al "porqué no me llamas?". "Why don't you write me" es otro tema de esos que de relleno no tienen nada, tiene más miga de lo que parece, una  música acojonante, unos ritmos del copón bendito pues Simon parece que había dado con la fórmula que le haría triunfar en su carrera en solitario. Mi único pero al disco es la versión en directo de los Everly Brothers "Bye bye love", primero no sé porque se grabó en directo y segundo no le pega al disco, es un poco un parche y nunca me acabó de convencer aunque quieran decir adiós muy buenas. Cierran magistralmente con "Song for the asking", una pequeña obra maestra dentro de una gran obra maestra, de una POM. Corta, sencilla, mágica y emotiva.



* Post aparecido en Exile SH Magazine por Nikochan

Hace veinte años que Woody Allen no hace un film realmente bueno. En esos veinte años no ha conseguido hacer ni media docena de películas pasables, incluso notables. El resto, obviamente son, y lo digo sin pestañear, auténticos pestiños. "Desmontando a Harry", "Match Point" y Blue Jasmine" se salvan de la quema, el resto después de "Poderosa Afrodita" (su última joya) son mierdas, indignas del cineasta que fue, del genio que se intuye aún queda detrás de esas gafas. "Café Society" venía ultrarecomendada por mi círculo cercano, y la crítica no la dejaba nada mal. Me parece una mierda aburridísima que gira en torno al mismo tema de siempre, con los mismos créditos, la misma música, las mimas manera, los mismos chistes de siempre pero sin frescura y sin gracia. No ayuda en nada la elección de los actores y actrices. Un desastre de casting. Vale, Kristen Stewart está muy bien para mover el culo encorsetada en unos tejanos sucios en el último vídeo musical de los abuelos Stones pero sabe actuar? A Steve Carrell simplemente le odio... y al prota... a Jesse Eisenberg alguien le ha engañado, supongo que el mismísimo Woody. Porqué se empeña Allen en buscarse para sus películas a un imitador? ya lo ha intentado en innumerables ocasiones y en ninguna de ellas salió bien. Porqué continúa con la misma idea? Eisenberg hace lo que puede, y durante todo el metraje está más preocupado por copiar los tics de Woody que por crear un personaje creíble. Patético es quedarme corto. Decían en algunas crítica, y cito textualmente: "pequeña obra maestra de un octagenario...", "Allen todavía es capaz de obrar milagros"..., y está es la mejor o peor, según se mire, dice así: " está en sintonía con Manhattan".... ¿¿?¿¿? pero que película vio ese tipo? ha visto Manhattan? nada está en sintonía con Manhattan!!! Manhattan es una obra maestra, hasta sus títulos de crédito son mejores que toda esta "café society". Allen fue un genio, ha creado una docena de clásicos del cine de los que más de la mitad son obras maestras, pero está acabado, quién no lo quiera ver... seguramente pensará también que el "Ave, César" de los Coen es una obra maestra.... y qué tanto estos como Woody siguen en plena forma. En mi opinión esta "Café Society" es una sombra de lo que fue Allen, un quiero y no puedo. Eso sí, el póster es precioso.

"Antes de él, el rock tenía que ver con la diversión. Después de él, el rock fue literario, sombrío, y por encima de todo inquietantemente honesto... (Mick Wall)"

Con los años he aprendido a amar a Lou Reed. Me parece que es uno de los mejores artistas del rock de la historia. Superior a cualquiera a quién le queramos comparar a pesar que siempre necesitó de alguien que le tendiese una mano. No es un Dios, es humano y eso me encanta. Este libro de Mick Wall sobre la vida y obras de Lou no dice prácticamente nada que no sepa sobre él a estas alturas, pero no es lo que dice, sino como lo dice. Mick Wall entrega un texto apasionado que un buen fan devorará en unas horas. Ya desde el prólogo sabemos que nadie ama más a Reed que Wall, su texto al saber de la muerte de Lou pone los pelos de punta. También la narración de su vida, y lo hace con un ritmo brutal que no nos deja ni un segundo para levantar los ojos de sus páginas y que descansen. Narra la historia del joven Lewis Allan Reed, de su vida familiar junto a sus dos hermanos, de su educación adinerada, su primera guitarra, sus primeros ídolos, su primera.....  atracción homosexual que acaba con una terapia de electroshocks..... su emancipación a Greenwich Village... Warhol, The Factory, la Velvet, Bowie... etc, etc... Un despiporre. Libro imprescindible. Vital. Esencial. Una obra para todos aquellos que aman la música aunque no amen a Lou. Un disco para apasionados porque como dicen por ahí: passion in no ordinary word.

Lou Reed: Su Vida
Mick Wall
Editorial Alianza
Colección Libros Singulares
ISBN: 9788420688961
Traducción: Alejandro Pradera
Nº de páginas: 238


Esperando a que la "Taboo" de Tom Hardy llegase a mis manos, hice tiempo con una recomendación de una serie que de tapadillo, y sin hacer ruido ha ido conquistado el mundo seriéfilo. Hablo de "Quarry", la serie protagonizada por Logan Mashall-Green (fantástico en aquella "La invitación") que tiene la peculiaridad de ser confundido siempre con Hardy, realmente tienen un parecido más que razonable. Serie de cinemax, serie dramática y algo "noir" que narra la historia de un soldado que vuelve de Vietnam y acaba por trabajar como asesino a sueldo. Nada novedoso en el frente pensaréis, y con razón, pero es que la ambientación es tan buena, el ritmo, las interpretaciones..... las escenas de sexo (ja, ja , ya me conocéis... ), las violentas... Es una notable serie, no de las mejores pero desde luego su calidad es indudable. Sus ocho episodios nos sumergen en una historia cruda donde la moral de los personajes y de sus vidas nos da que pensar. Su protagonista, Logan-Marshall, es muy interesante pero si de algo puede presumir esta serie es de sus secundarios, vitales y maravillosos. Además cuenta con una banda sonora descomunal, y un amor por los discos de su personaje que compartimos.... el bueno de "Quarry" mata literalmente por el "Otis Reding Sing Soul", quién lo no lo haría si te los pispan de tu discoteca? Si "Taboo" no os dio todo lo que necesitabais, tal vez necesitéis ver esta "Quarry".


FOXYGEN/ HANG (2017)/ FOLLOW THE LEADER

 

Este nuevo disco del dúo californiano Foxygen me coge totalmente virgen de su música. Lo reconozco, nunca me había interesado por esta banda, nunca antes había escuchado un disco suyo, a pesar que me habían recomendado innumerables veces su disco del 2013 "We are the 21st century ambassadors of peace and magic". Soy así de agilipollao, de rarito... tengo mis gustos y mis manías y habitualmente no me da por este tipo de música/bandas pero de rebote, casi sin querer queriendo, escuché el single de presentación de su nuevo disco, escuché "Follow the leader" y sentí inmediatamente un flechazo, una necesidad de escuchar, de saber, de disfrutar, de dejarme llevar por esa música que esboza una sonrisilla de placer y felicidad en mi cara. "Hang" es un disco cojonudo, no le demos vueltas ni busquemos peros. Lo es. No es una obra maestra pero sin duda es un disco sobresaliente que bebe de  mil y una fuente pero que mantiene un estilo propio. Por un lado, creo que es bueno no haber escuchado nada de ellos antes pues así no lo comparo con ninguna de sus obras, pero al escuchar las canciones me vienen tantísimos artistas a la cabeza que es imposible no nombrar influencias, obvias todas ellas pues los Foxygen no se esconden para nada. Llevaba más de media docena de escuchas cuando leí la reseña del disco en el Exilio por el maestro Rodrigo y entonces ya caí rendido del todo a las ocho canciones que le dan forma.


Foxygen - Hang (2017): 01.- Follow The Leader/ 02.- Avalon/ 03.- Mrs. Adams/ 04.- America/ 05.- On Lankershim/ 06.- Upon A Hill/ 07.- Trauma/ 08.- Rise Up

Tengo una sensación placentera al escuchar el disco. Como si hace hace tiempo que lo conociese. Como si fuese de otra época. Todo suena familiar, delicioso y optimista. "Follow the leader" es el tema encargado de abrir el disco y en unos segundos, con esa fanfarria nos hace felices. cuando entra la voz de Sam France nos inunda el optimismo, las voces femeninas nos derriten y los arreglos tan negroides setenteros dan un rollo brutal al tema, con esos desarrollos musicales que recuerdan incluso a los Lambchop de "What another man spills".... Temón. En "Avalon" asoma en los primeros acordes el bueno de Elton John mientras Marc Bolan se desmelena como una loca y como bien dicen por todos lados algo de los Abba suena de fondo... un espectacular tema GLAM. Lo de "Mrs Adams" me vuelve tarumba.... primero con ese inicio tan Lou Reed... para girar a un estilo compositivo e incluso vocal muy Costelliano (de Elvis, claro)... Un temón de esos para disfrutar una y otra vez. "America" es el tema "difícil" de disco, difícil por llamarlo de algún modo, es el más largo y más ambicioso, muy glamoperockero también. La joya es "Oh Lankershim" que en sus primeros segundos catalogaríamos fácilmente como "Eltoniana" y pasamos de eso a un tema que coge todo todito prestado de Nick Cave mezclado con últimos Dexys (otro de mis temas favoritos)... Llegando al final, "Trauma" sigue en modo ópera rock para finalizar con la brillante "Rise up" que pone el punto final a un disco que no para de crecer con las escuchas y que sorprendentemente está gustando muchísimo en el hogar nikochiano.