Caminando entre las tumbas (2014)


Seguramente mi crédito como crítico de cine se agotó hace siglos. Mi buen gusto es más que dudoso y me encuentro gente que en la sobremesa me tira en cara que dijese eso o aquello de aquel film, o me preguntan confundidos como puede ser que me guste esa película. Hace poco puse de vuelta y media la película de Johnny Depp "Black Mass" y después de eso tengo a mucha gente cabreada.... , pero aquel era un film que apuntaba muy alto y se quedaba en nada, y porqué no decirlo, me aburrió soberanamente. Juanito Depp no es lo que era, ni Liam Neeson...., protagonista del film que me sorprendió la otra noche y del que hoy os quería hablar un poquito. Antes quería comentar lo sorprendido que estoy del volantazo artístico que ha dado el bueno de Neeson, para nada un actor por el que sienta devoción pero siendo justos es más que correcto. Desde el nuevo siglo ha ido dejando su faceta de actor de etiqueta y buen gusto para transformarse en un asiduo de los blockbusters y finalmente en la última década en un héroe de acción madurito. En esta nueva faceta Liam Neeson destaca y creo que aunque se está encasillando en exceso nos da siempre un notable, y sus películas, como en el caso de "Caminando entre las tumbas" que hoy nos ocupa, son siempre entretenidas. No, no me he vuelto loco, este film está bastante bien, Y sí, sí es mejor que "Black Mass", no sintáis vergüenza por reconocerlo en público, sé que si habéis visto ambas la de Neeson os ha gustado más, reconocerlo sin miedo. En este film Neeson se mete en la piel de un ex-policía con pasado turbio por corruptela y alcoholismo, convertido en detective sin licencia que acepta un caso extraño donde los clientes son traficantes y las familias de estos las victimas. El film es convincente y sin altibajos en el ritmo. Buenas secuencias de acción, mucha intriga, visualmente especial con ese toque a thriller policíaco de serie b, con un final bastante violento que me gustó lo suficiente para recomendar el film. El director Scott Frank hace muy bien su trabajo y además es el guionista junto a Lawrence Block, aunque tengo que decir que la película es una adaptación del best seller escrito por el propio Block, así que una cierta buena base ya tiene la película. En definitiva, y siendo sincero, el film es un thriller megatípico de serie b con un poco de pulp condimentado con toques detectivescos. Nada que no hayamos visto antes y menos aún que pase a la historia, pero se deja ver y entretiene, y desde luego no se va vendiendo como el último gran film sobre policías corruptos, ni sale Johnny Depp disfrazo de fantoche... 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada