The Hanging Gardens

Hacía mucho tiempo que en el hogar nikochiano no estrenábamos juego de mesa nuevo. Hace unos días que tengo en mi poder "The Hanging Gardens" gracias a un pedido al extranjero conseguido mediante mi camello lúdico: Black Meeple. (que por cierto se me ha adelantado con su reseña del juego, mucho mejor que la mía, je je, aquí la encontraréis). Realmente no es nuevo pues lo llevo jugando unos meses en esa imprescindible página web llamada "Yucata". En un principio no me llevó al huerto, o al jardín para el caso, de primeras me costó cogerle el punto pero ahí está, en mi ludoteca. The Hanging Gardens es un juego sencillo, muy sencillo, de duración media-corta, con unos componentes simples pero de grandísima calidad y sobretodo, aunque el factor suerte anda porculeando de vez en cuando, una vez has entendido las puntuaciones se vuelve delicioso. Es un juego de robar losetas, colocarlas y conseguir puntos formando sets. Un estilo "Carcassone" en sus dinámicas aunque muy diferente en el fondo. 


Hay unas cartas/losetas con seis espacios definidos los cuales pueden estar libres o rellenos de flores o símbolos extraños, hay otras losetas pequeñita que hemos de ir compilando para conseguir los puntos necesarios. Se trata de robar la carta y encajar las "flores" a modo de puzzle. Del total de losetas pequeñas se ponen a la vista seis, en parejas. Cuando hacemos en el jardín un conjunto de tres flores cogemos una loseta de la primera línea, cuando hacemos un conjunto de cuatro podemos coger de la primera o segunda línea, cuando hacemos de cinco podemos sacar de la tercera línea o de la que queramos, y si hacemos un conjunto floral de seis o más además de coger la loseta pequeña de donde queramos cogeremos una al azar que se mantendrá secreta. 

Las losetas pequeñas se agrupan por colores, por ejemplo un color puede tener unos números como por ejemplo 2-6-14. Esto quiere decir que si cogemos una loseta de ese color tendremos dos puntos, si tenemos dos seis, y si conseguimos las tres, tendremos 14. Parece lioso pero es muy pero que muy fácil. Se acaba el juego cuando no se pueden reponer las líneas de losetas pequeñas. The Hanging Gardens es un juego de 2 a 4 jugadores pero no nos engañemos funciona a las mil maravillas para dos y no tanto para 3 o 4. Un juego entretenido, rápido, con su chicha y su poquitín de factor suerte y unos componentes muy buenos, si le tenemos que poner algún pero es la poca interacción y puteo entre jugadores, lo que le hace un juego amable, ideal para jugar con tu pareja y así no acabar durmiendo en el sofá después del cabreo al ser humillado en la puntuación final. 

3 comentarios:

  1. No había visto la reseña. ¡Qué coincidencia! El juego es bastante molón. A mí me gusta mucho el rollo puzzle que tiene

    ResponderEliminar