Discutíamos el otro día acaloradamente Flush, Guzzest y un servidor sobre cine. Ya digo de entrada que normalmente llevo las de perder porque para seros sincero os confesaré que no soy un gran cinéfilo pero en este caso no se discutía sobre la calidad de un film o de un guión, ni siquiera se discutía la calidad de un actor o actriz sino que toda la trifulca se basaba en quién era un seguidor de Natalie Portman y quién un detractor. Como es normal Flush no suele mojarse en estos casos, en cambio Guzzest y un servidor no es que se mojen, es que nos metemos hasta el fondo en el asunto y podemos sacar el machete cubano en un periquete. Guzzest simplemente le tiene una manía enfermiza a la muchacha, no sé qué cojones le habrá hecho pero no la traga. No lo entiendo porque tampoco es mala actriz, creo yo, alguna mierdaca tiene pero en “Leon, el profesional” ya apuntaba maneras y me enamoró en “The beautiful girl” y eso que la del "Cisne negro" no la he visto todavía. Conforme la criaturica fue creciendo sus papeles se centraron en ser chica jarrón, un rol que suele darse bastante en Hollywood y que al estar tan rematadamente buena le iba que ni pintado pero la verdad no es otra que Natalie dejó a medias el oficio de actriz para acabar sus estudios universitarios y de vez en cuando hacía algo de cine si es que lo de Star Wars se considera cine, claro. No comento lo de "V de Vendetta" porque es horroroso, paso palabra. Lo cierto es que tengo que darle la razón a Guzzest en que no ha hecho grandes papeles, tampoco es la nueva Bette Davis precisamente pero joder, está buenísima y eso a mi me vale. Si yo fuese productor...., ah! Estaría divorciado, seguro! Pues eso, que si alguién ve el culete de la Portman no puede odiarla sólo desearla. No sé que le está pasando a la raza humana, no se pude permitir tanta tolerancia, tanta delicadeza o es que ahora por quedar bien vamos a preferir a las obesas? y ojo, que lo digo con todo el cariño, desde la humildad vamos. No se puede permitir que Guzzest prefiera a Rosie O'Donell que a Natalie Portman, como puede ser eso posible? El mundo está loco, loco, loco... Al final, llamadme misógino si queréis, el hacer películas mejores o peores para una actriz se basa principalmente en lo buena que esté la tipa o con quién comparta colchón, es por eso, por lo de estar requetebuena que Angelina Jolie hace películas y es por estar enrollada siempre con los directores de sus películas (por ejemplo Branagh y Burton) por lo que Helena Boham Carter aún trabaja en esto del cine. Y nada más, la discusión no acabó en sangre pues Guzzest se enrocó en lo sumamente atractiva que le parece la O'Donell, vayan ustedes a saber que potente ácido se había tomado mi archienemigo. Juzguen ustedes mismos y dejense de cualidades interpretativas, prefieren el culete respingón de la Portman o el look femenino de la O'Donell? La ostia que tipa más fea e hijadeputa....

1.- Bram Stoker's Dracula (1992,Francis Ford Coppola)
2.- Nosferatu The Vampyre (1979,Werner Herzog)
3.- Dracula (1931,Tod Browning)
4.- The Horror Of Dracula (1958,Terence Fisher)
5.- The Fearless Vampire Hunters (1967,Roman Polanski)
6.- Shadow Of The Vampire (2000,Elias Merhige)
7.- Cronos (1993,Guillermo del Toro)
8.- Martin (1978,George A Romero)
9.- Let The Right One In (2008,Tomas Alfredson)
10.- The Hunger (1983,Tony Scott)

No creo que nadie esperase que “La trilogía de la oscuridad” que nos sirve Guillermo del Toro junto a Chuck Hogan en formato novela fuese la repanocha. No creo que nadie esperase un nuevo Drácula o una trilogía como la que ha encadilado a medio mundo, sí esa de los anillos. La verdad es que lo que uno esperaba de una trilogía vampírica moderna firmada por Guillermito era que no fuese una mierda, y no lo es, no. Pero tampoco es el resurgir del género ni un libro imprescindible en la literatura de terror/fantástica. A mi particularmente el primer volúmen de la trilogía, ese que lleva por título “Nocturna” me pareció bastante digno y me llegó a enganchar con sus cosas típicas, no diré que no, y sus guiños claro a lo antiguo como esa llegada en avión y no en barco del ataúd del vampiro a la isla de Manhattan. Luego Del Toro tiraba de manual aunque se dejaba lo de los ajos para otro momento y actualizaba el mito vampírico dotándole de alguna modernez o licencia al uso pues hablaba de un virus y cosas por el estilo, es decir, lo mismo que se hizo con los zombies que no son zombies son infectados se intenta hacer ahora con los vampiros pero en este caso sí son vampiros, luego infectan y luego se vuelven unos hijosdeputa chupasangres. La primera novela tenía ritmo, enganchaba aunque pecaba de ser una especie de guión que según las ventas acabaría por convertirse en una trilogía del celuloide, y en eso están creo. Por eso, porque me gustó la primera novela sin ser la ostia me hice hace bien poquito con la segunda, “Oscura”, y qué queréis que os diga? Empieza floja, adormilada e incluso nos hace un resúmen así a la brava de lo pasado anteriormente usando un diario del prota que erróneamente nos desvela el final de la novela, así pues sabemos el final y tenemos unas cuatrocientas hojas esperándonos. Error, error, error. Así que de intringulis hay poco, luego la cosa coge ritmo a ostia limpia, muertes por aquí, tripas por allá, etc, etc.. que para un film del estilo que se casca Del Toro quedarían de putísima madre. Además tira un poco de su propio legado, por ejemplo tenemos a un magnate viejuno que lleva tropecientos transplantes que pacta con el Vampiro la eternidad y patatín patatán... no os suena eso a “Cronos”? Sí el film de debut del mismísimo Del Toro de 1993 que además de dirigir firmaba el guión, ese magnífico y mítico film que para mí es una obra maestra del género con Luppi y Perlman. No me digáis que no hay similitudes? Demasiadas!!! Bueno, “Oscura” es peor que “Nocturna” no nos engañemos, no aporta gran cosa a la historia aunque deja abierta la puerta al tercer libro que llevará por nombre “Eterna”, deja la historia en suspense y con un cierto halo misterioso que hará que aunque no me haya acabado de engatusar el segundo libro acabe por comprar el tercero, más que nada por saber como acaba la historia si bien espero que termine por realizar la trilogía en el cine aunque el señor Del Toro tenga infinidad de proyectos, uno de ellos, el más interesante en mi opinión podría llegar en un par de años si se superan algunas trabas económicas y sobretodo de censura, el proyecto es nada más y nada menos que “En las montañas de la locura” de HP Lovecraft. Puede estar francamente bien, no?
SINOPSIS: Ray Eddie vive en un pequeño pueblo situado junto a una reserva Mohawk, cerca de la frontera entre el Estado de Nueva York y Quebec. Su marido, aficionado al juego, ha huido con el dinero destinado a comprar la casa de sus sueños, dejándola arruinada y sola con sus dos hijos. En esas circunstancias conoce a Lila Littlewolf, una chica de la reserva con la que termina asociándose para pasar inmigrantes de Canadá a Estados Unidos conduciendo sobre las aguas heladas del río San Lorenzo.

“Winter's Bone” de Debra Granik me encantó. Me pareció una pequeña gran película de esas que hacen que te reconcilies con el cine. Entonces los vecinos blogueros Tsi y 4Strongs me recomendaron el debut de la directora Courtney Hunt que triunfó en 2008 en Sundance por su parecido con aquella otra película y que estuvo nominada en casi todos los festivales importantes por su guión y por la actuación de su protagonista principal Melissa Leo, por cierto, a Melissa la descubrí en Tremé y ya en ese momento me pareció soberbia. “Frozen River” que así se llama la película me pareció cojonuda, no sólo por la actuación de Melissa Leo que es de traca sino también por la de su compañera de reparto Misty Upham. Ambas realizan un trabajo impecable en un film cien por cien independiente americano con todo lo que ello conlleva, aquí no hay trampas, engaños absurdos ni imposturas, aquí hay un film austero, perturbador y de atmósfera cortante que te atrapa sin piedad y te deja sin aliento. A veces un primer plano de Melissa en silencio pensando en sus cosas es suficiente para dejarnos el cuerpo y el alma como un guiñapo, su cara es el reflejo del dolor, de la tristeza, de la miseria, de una mujer abatida por la vida que sólo puede agarrarse a ella gracias a sus hijos por los que haría cualquier cosa. Al final, eso sí, se abre una pequeña brecha a la esperanza aunque los personajes del film como pasa también en la vida tengan que pagar por sus actos. “Frozen River” es una excelente película, una gran película. Es pequeño cine del bueno. Gracias a mis vecinos por esta grandísima recomendación, y ahora... por cual sigo?
PAUL SIMON
GRACELAND (1986)
YOU CAN CALL ME AL

Toda la semana ando escuchado la música de Paul Simon así pues no me ha costado mucho decidirme por qué concierto seguiría la sección “Directazos!”. Está claro que un concierto indispensable, cojonudo y tremendamente mítico como “Concert In The Park” tendría que estar tarde o temprano formando parte de esta sección. El concierto como bien sabéis tuvo lugar en el Central Park de New York un 15 de Agosto de 1991 y a él acudieron la nada despreciable cifra de 1 millón de personas, una más una menos de forma gratuita, no faltaba más. Así que los que habéis estado paseando alguna vez por los caminitos de ese parque os podéis hacer una idea bastante clara del gentío que hubo allí aquel día de verano. Hubiera dado mi larga cabellera por estar allí, chafado entre un millón de seres humanos... Pero no, mi cuerpo sabrosón no presenció en vivo aquel conciertazo y se tuvo que conformar con verle en deuvedese y saborearlo en formato cd, sería demasiado bueno tenerlo en vinilo... Ah! Lo de Simon es la repanocha. El tipo venía de entregar nada más y nada menos que el excelente disco “The Rhythm of the Saints” en el 90 y en el 86 su obra maestra “Graceland”, la presencia de canciones de ambos discos ocupa casi todo el concierto salteado eso sí con exitazos como “Kodachrome”, “Me and Julio..”, “Still crazy..”, “Loves me like a rock” y “Hearts and bones” por poner ejemplos así a la brava. No obstante una de las cosas que le hizo grandísimo fue la recuperación de un buen lote de canciones de su época con Garfunkel, recuperó “Bridge over troubled water” e hizo lo propio con “America”, “The boxer” “Cecilia” y “The sound of silence” aprovechando que llevaba a toda la trouppe étnica de músicos para regalarnos joyas como “The Obvious child” y “The Boy in the bubble” que abren el concierto. No faltan ni “Graceland” ni “You can call me Al” ni por supuesto “Diamonds on the soles of her shoes”. Aún me estoy relamiendo con este directazo, “Concert in the Park” es tremendo, una joya, una delicia. Joder, qué grande tuvo que ser ese día!
Andaba ayer mi archienemigo Guzzest emocionadísimo por el notición de la llegada este mismo año de un nuevo y flamante disco de los Pearl Jam. No es para menos pues aunque no sean mi banda definitiva de rocanroul a estos tipos de Seattle no hay quién les tosa y si hay que reconocer que son la repanocha pues se reconoce y punto. Tan contento estaba que le quise dar una sorpresa a modo de comentario, darle una noticia que además de ponerle más contento si cabe le daría una tremenda trempera pero al final he preferido guardarme la exclusiva y publicarlo hoy en la isla. Digo exclusiva por decir algo pues muchos de vosotros e incluso puede que él ya sepáis de la salida este 31 de Mayo del segundo disco en solitario de Vedder que llevará por título “Ukelele Songs”. Ah! Hijosdeputa! Sí. Sí y rematadamente sí. Un disco que tendrá como protagonista indiscutible al Ukelele y como secundario de lujo la impagable y fantástica voz de Eddie. Ah! qué interesante. En el disco colaboran que se sepa por ahora Cat Power y Glen Hansard, Oh! Qué pintaza! Incluso habrá una versión de un tema de Pearl Jam, “Can´t Keep”. Junto a la edición en formato clásico del disco se añadirá un deuvedese con un directo llamado “Water on the road” del 2008 con revisiones de canciones de Pearl Jam y de su primer disco, aquella banda sonora de “Into the wild” (por cierto, gran film). Os dejo con el tracklist del disquito:

Eddie Vedder - “Ukelele Songs”: 1. Can’t Keep/ 2. Sleeping by Myself/ 3. Without You/ 4. More Than You Know/ 5. Goodbye/ 6. Broken Heart/ 7. Satellite/ 8. Longing to Belong/ 9. Hey Fahkah/ 10. You’re True/ 11. Light Today/ 12. Sleepless Nights (feat. Glen Hansard)/ 13. Once in Awhile/ 14. Waving Palms/ 15. Tonight You Belong to Me (feat. Cat Power)/ 16. Dream A Little Dream.

1.- The Sopranos
1.- The Wire
3.- Boardwalk Empire
4.- Treme
5.- Deadwood
6.- Six Feet Under
7.- Oz
8.- Rome
9.- Band Of Brothers
10.- Game of Thrones???
El futuro ya está aquí sin aún no os habíais dado cuenta aunque a algunos no nos acabe de gustar. La televisión como la conocemos aún ha muerto o está en las últimas, y las nuevas tecnologías se imponen. Se imponen las nuevas costumbres del usuario. Hace algún tiempo nos poníamos las manos en la cabeza con la aparición del teléfono móvil, yo mismo reconozco haber ninguneado al celular incluso prediciendo que no llegaría a ningún sitio, estaba convencido que el invento no tendría éxito pues quién quería un teléfono encima las 24 horas del día?. Sí, amigos, ya sé que como pitoniso tengo las horas contadas. Pues bien, el walkman dejó pasó al reproductor de cd, el cd casi acabó con el vinilo, el dvd se impuso al vhs, el ipod acabó con cualquier reproductor portátil, los teléfonos móviles pronto acabarán con todo incluso con las consolas portátiles, el youtube mató a MTV, el Twitter a los SMS y por supuesto Spotify nos abrió la puerta a un millón de posibilidades. Yo no daba un duro por Spotify pero ahí está, no sé con cuantos abonados de pago o no. Pues bien, si os gusta Spotify os gustará Series.ly. El Spotify de las series, el candidato definitivo a matar a la televisión de pago, o a la tele en general. Un portal donde por streaming podemos ver las series que nos salga del miembro con una calidad de video notable cuando queramos sin cortes publicitarios ni ostias en vinagre, podemos ir poniendo nuestras series favoritas lo que nos permitirá conocer otras similares, saber el porcentaje de la serie vista y seguir a otras personas para saber sus gustos y compartir descubrimientos televisivos. Todo un hallazgo sin duda, hallazgo que le debo a mi hermanito pequeño, el puto “tiet”, que siempre está a la última no como yo que ya me hago algo viejuno. La página es cojonuda y de momento como en su momento lo fue Spotify sólo va con invitaciones, yo dispongo de unas diez en la recámara así que si os interesa alguna ya sabéis que en el email de la columna de la derecha podréis solicitarme alguna. Who you gonna call????
Cuando a uno le da por enumerar a los grandes compositores de los últimos tiempos siempre le salen los mismos nombres y al mismo tiempo siempre se tiende a cometer alguna que otra injusticia. Leo siempre los mismos nombres, casi siempre estoy de acuerdo con los que salen aunque a menudo me pregunto si alguno de los “míticos” no está algo sobrevalorado: Lennon/McCartney, Jagger/Richards, Townshend, Davies, Young, Wilson, Dylan, Page, Bowie, Reed, Costello, Wonder, Fogerty, etc, etc... y así hata el infinito y más allá. Pues no sabéis como me jode que la muchachada entendida se olvide del pequeñín Paul Simon. Puede alguién decirme quién puede tener más singles acojonantes que él? Alguién puede negarme que el tipo tiene una carrera musical perfecta tanto en solitario como en sus comienzos con Garfunkel? Lo de Simon en solitario es francamente tremendo, en el 72 apareció “Paul Simon” y dejó con el culo al aire a Garfunkel, si bien Art en el 73 publicó un disquito que no estaba nada mal llamado “Angel Clare” su carrera no puede compararse con la de Simon, ahí tenemos “There goes rhymin'Simon” (73), “Still crazy after all these years” (75), “Hearts and Bones” (83), “Graceland” (86), “The rhythm of the Saints” (90).... Tremendísimo. Si no te sabes a este tipo de carrerrilla mejor que te pongas a ello pues su carrera en solitario es sublime. Carrera que comenzó al dar carpetazo al dúo con Garfunkel después de un éxitazo acojonante con el mejor disco que firmaron ambos aunque todas las canciones estuviesen firmadas por Simon, hablo claro del indispensable “Bridge over troubled water” de 1970.

Simon & Garfunkel - “Bridge over troubled water” (1970): 1.- Bridge over Troubled Water/ 2.- El Cóndor Pasa (If I Could)/ 3.- Cecilia/ 4.- Keep the Customer Satisfied/ 5.- So Long, Frank Lloyd Wright/ 6.- The Boxer/ 7.- Baby Driver/ 8.- The Only Living Boy in New York/ 9.- Why Don't You Write Me/ 10.- Bye Bye Love/ 11.- Song for the Askin.

El quinto y último disco del dúo es el mejor de todos, una maravilla que se parió con grandes dificultades, tensiones, decepciones y alguna que otra bronca que acabaron por dar carpetazo al formato y que dio pié a que ambos componentes comenzasen a volar por separado. Simon como dije firma todas las composiciones a excepción, claro, de “By bye love” que es una versión de los Everly Brothers, y Garfunkel se limita a cantar, eso sí, como los ángeles. La canción que abre el disco y que le da título es perfecta, es imposible no emocionarse con ella. Un bellezón de tonadilla que me pone siempre los pelos de punta y que sinceramente es la piedra filosofal de la gran mayoría de grupos que aparecen por doquier en estos momentos tipo “The Old Anthem”, “Fleet foxes”, etc, etc. “Bridge over troubled water” es una de las mejores canciones de todos los tiempos y con eso ya lo digo todo. Empezar así un disco es arriesgado pues puede que el resto no esté a la altura pero ya te digo si lo está. Nuevos sonidos étnicos aportados por Simon que luego desarrollaría en su carrera en solitario con “If I Could” y “Cecilia”, ésta última es un valor seguro para alegrame el día y luego me rematan con la fantástica “Keep the costumer satisfied”. Por ahora no hay quienes les tosan y con el caramelito musical que es “So long, Frank Lloyd Wright” rizan el rizo antes de que la mítica “The Boxer” con ese final a lo grande con violines, el piano, los instrumentos de viento y las voces superpuestas inunden nuestro cerebro y nuestro corazón. Rocanrolean con la estupendísima “Baby driver”, una joya oculta. Y me hacen disfrutar como un enano con “The only living boy in NY” con esos arreglos que sin decirlo homenajean el sonido del “Abbey Road” de otro grupo que había tirado la toalla hacía bien poquito, The Beatles. Volvemos luego a ritmos tropicales con “Why don't you write me?”, cojonuda sin más, a la que le sigue la famosa versión de los Everly y cierran con la simple e intimista “Song for the asking”. “Bridge over troubled water” debería bastar para encumbrar a su compositor Paul Simon en el olimpo de los músicos pero como dije años después repetirá ese éxito a menudo. El último disco de Simon & Garfunkel es un indispensable, un disco que se tiene que tener sí o sí, y en caso contrario deberían llevarnos al corredor de la muerte. Se tiene que saborear, paladear y por supuesto conocer al dedillo. Joder, es uno de los mejores discos de la historia, un puto clásico nikochiano.
NORTH MISSISSIPPI ALL STARS
KEYS TO THE KINGDOM (2011)
THE MEETING




NORTH MISSISSIPPI ALL STARS
KEYS TO THE KINGDOM (2011)
HEAR THE HILLS

Sí amigos, hoy os daré el coñazo one more time con una recomendación de la blogosfera. Una recomendación cojonuda eso que quede claro. “Dark night on the route” es un gran blog sobre música, oscuro de cojones pero siempre dejando una pequeña rendija para que el sol nos ilumine pues sus recomendaciones se deben tener muy en cuenta y particularmente me fío bastante de las opiniones del tipo que regenta el lugar, un tal Txals. Al parecer es un Valenciano de pro, conoce el idioma Catalán aunque por allí abajo consideren al Valenciano como un idioma propio ¿....????, dejaré ese tema para momentos más tensos y serios. Esto del idioma lo sé básicamente porque también regenta otro lugar llamado “No sé viure sense rock” un blog musical en catalán (o Valenciano....) muy bien parido. Estéticamente son la noche y el día, a nivel de opinión y gusto no tanto aunque creo que Txals intenta dotarlos de personalidad propia, lo consigue sin duda y hay que aplaudir su fuerza de voluntad al tener dos blogs al mismo tiempo y de ese nivelazo. Que quede claro que no tengo nada con este señor, esto lo digo porque tanto halago y vaselina pueden dar qué pensar pero simplemente son dos lugares que visito con cierta asiduidad. No dejéis de visitarle y de dejar vuestra opinión si es necesario, encontraréis enlaces en el blogroll de la isla y por otros puestos musicales de interés de los que ya os dejé constancia en esta sección. De todas maneras aquí os dejo los enlaces directos:


Dark Night On The Route: http://www.routeamericana.com/
No sé viure sense rock: http://www.noseviuresenserock.com/
Todo empezó con una carraspera. Una simple molestía al tragar. Una irritación leve de la faringe que como buen boticario conseguí aplacar en un principio con el clásico Strepsils de miel y limón de toda la vida. Parecía superado pero no. Ahí estaba el muy canalla. Agazapado cual depredador ante su presa. Esperando un despiste, una distracción. Y claro, en eso del despiste suelo ir servido, y lo tuve, claro que lo tuve. Me hice el machito cabrío, tiré de pecho palomo y esa leve irritación, esa ligera carraspera pasajera acabó acompañada de febrícula. Decidí pasar al plan b que no es otro que Frenadol por un tubo combinado entre tomas con una clásica Aspirina de 500 mg de toda la vida y en un principio pareció funcionar, en un principio porque ayer además de no conseguir eliminar la fiebre, a ésta se le añadieron esos insoportables y molestos estornudos más esos mocos aguados que te hacen gastar millones de Kleenex y te dejan la nariz y el bigotillo como papel de lija cosa que provocó que tuviese que embadurnarme con el no menos mítico Letibalm. Hasta aquí el proceso habitual pero además anoche pasó a la segunda fase sin que la medicación hiciese el efecto deseado. Desaparecieron los estornudos y los mocos pero la nariz se taponó por completo recurriendo al imprescindible e indiscutible Vicks Inhalador y la fiebre subió como la espuma, motivo por el cual pasé al Efferalgan 1g cada seis horas. Y sabéis que? Que estoy completamente jodido, parece que me han pegado una paliza descomunal, es imposible notar un aroma, un olor o un hedor y ahora espero aterrorizado la llegada de la tos perruna. He perdido completamente el sentido del gusto (gracias paracetamol!) y por supuesto se podría freir un huevo sobre mi piel. Cojonudo!. Así que esta noche recurro al plan de emergencias: embadurnamiento con Vicks Vaporub, dos camisetas y a sudar, dependiendo como este mi maltrecho cuerpo acabaré por intoxicarlo del todo con un buen myolastan para que mi escasa musculatura se relaje del todo. Y mañana.... como nuevo o eso espero. Así pues con este estado de salud tan precario no estoy para escuchar mucha música pero sin duda si tuviese que explicar como me encuentro con una canción esa sería sin duda “In the Cage” de los Genesis de Gabriel que aparecía en aquel espléndido e imprescindible disco “The Lamb Lies Down On Broadway”, un puto clásico nikochiano que ciertamente va perfecto con este malestar generalizado que presenta mi maltrecho cuerpo.


Indicación contra el virus del resfriado nikochiano:

1.- Alternar: Efferalgan 1g/6h con Aspirina 500mg/8h
2.- Vicks spray nasal si precisa
3.- Vicks Vaporub a la noche
4.- Myolastan 1/24h si está hasta los mismísimos del mundo
5.- Kleenex
6.- Strepsils o similar si el cuello continúa irritado
7.- Dextrometorfano en jarabe si aparece tos seca
8.- Letibalm para piel irritada del bigote y nariz
9.- Pomada Rinobadenif si tiene la fosas nasales jodidas del todo
10.- "The Lamb Lies Down On Broadway" de Genesis en vena para el estado gripal, si es necesario repetir una y otra vez el corte 5 llamado "In the cage"....

We don't get fooled again gritaba Daltrey en aquella magnífica canción de The Who, aquella mítica e imprescindible tonadilla de Townshed, uno de mis ídolos. Y eso mismo es lo que se me ha pasado por la cabeza justo al terminar de escuchar “Angles”, lo nuevo de Strokes, eso y que además de que nunca más me engañarán nunca más escucharé esa broma en formato elepé. De verdad tienen la cara dura de explicarnos que han estado cinco años trabajando para entregarnos un disco cojonudo? Pero por quién nos han tomado semejantes mamarrachos sobrevalorados y sobreprotegidos por prensa y público? No niego que aquel debut del 2001, “Is this it?”, es una obra maestra, un disco imprescindible del nuevo siglo, del sonido New York. No creo que sea un problema reconocer que aquello fue la ostia, que no había en él canción mala y que resultó tener media docena de canciones por las que la mayoría de grupos venderían su alma al diablo pero lo que a priori parece un golpe ganador supuso el inicio de su declive. Como tantos otros grupos con un disco de debut insuperable, la fama, la gloria, el dinero, las mujeres, las drogas y tanta gente comiéndoles el miembro viril se despistaron y ese exigente, difícil y esperadísimo segundo disco, aquel “Room on fire” (2003), no estuvo a la altura. Y que no me venga diciendo nadie, ni el mismísimo Guzzest, que aquella segunda entrega era mejor que el debut. Vale, contenía “Reptilia” y “12:51” pero..., y el resto? Mamarrachadas!

The Strokes: “Angles” (2011): 1.– Machu Picchu/ 2.– Under Cover Of Darkness/ 3.– Two Kinds Of Happiness/ 4.– You’re So Right/ 5.– Taken For A Fool/ 6.– Games/ 7.– Call Me Back/ 8.– Gratisfaction/ 9.– Metabolism/ 10.– Life Is Simple In The Moonlight.

Hasta ese momento podríamos hablar fácilmente de un despiste. Nos podían convencer con eso de que si hemos estado tanto tiempo de gira... que si tal, que si pascual. Pero la verdad es que como pasa casi siempre la mitad de las canciones de la segunda entrega pertenecían al momento de grabación de la primera. Y al escuchar su tercer álbum que por cierto alguién me regalo en original (creo que fue Guzzest..., no debe quererme mucho) los Strokes se confirman como un gran Bluf, vamos, una mierdaca. De eso han pasado cinco años y uno aunque es algo incrédulo y cabroncete nunca pierde la esperanza que el grupo le sorprenda y espera ansiosamente su nueva entrega a pesar que las entregas de sus miembros en solitario son para tirarse a un pozo con un yunque atado al cuello. Y entonces... llegó “Angles”. No se puede hacer un disco más malo a propósito, pedazo de refrito. No lo creo. En el disco cabe de todo: hay canciones delicadas, pseudo-reggaes, hay también algo de ochenterismo con sonidos próximos a The Cars y sobretodo hay una sensación de paja mental inquietante. Cada miembro va a su bola, hace su canción, se graba, se empaqueta y ya está, a vender en iTunes. Nadie ha pensado que un disco es una concatenación de canciones coherentes, con algo que las hace participes de un todo, que las relaciona y llegan a explicarnos algo? Se ve que Casablancas and company no tienen ni puta idea de lo que es hacer un disco, creo que el primero se lo dieron hecho. La fórmula que funciona es la del primer disco, luego tanta maquinita y tanta hombrera nuevaolera acaban por hacernos desertar de su club de fans si es que alguna vez habíamos estado dentro. Si no me creéis poneros únicamente “Metabolism”. No es una broma, no. Son los Strokes, o eso dicen ellos. We don't get fooled again. No! No!

1.- Purple Rain (Prince)
2.- Have You Ever Seen The Rain? (CCR)
3.- Raindrops Keep Falling On My Head (Burt Bacharach)
4.- Fire and Rain (James Taylor)
5.- Why Does It Always Rain On Me? (Travis)
6.- Rainy Day In June (The Kinks)
7.- Red Rain (Peter Gabriel)
8.- November Rain (Guns N’Roses)
9.- Here Comes The Rain Again (Eurythmics)
10.-It’s Raining Again (Supertramp)
Me he levantado hoy algo espeso, depre y con una pizca de mala ostia. Un lunes lluvioso que abre una semana de mierda en la que añoraremos al sol con cinco días interminables en la botica no es mi futuro ideal precisamente aún así Lucinda nos ha acompañado agradablemente durante el desayuno a mi esposa y a mi marcianita. No sé qué haría yo sin ellas, incluyendo a Lucinda, claro. Pues bien, el gran disco de la Williams está provocando en mi cerebro lo mismo que este lunes tormentoso, es decir un aplatanamiento de consideraciones sísmicas, e igual que el día me mantiene algo adormilado y muy despistado, la Williams me tiene totalmente embrujado pues es imposible que me lance a escuchar un disco que no sea el suyo. Y creedme que tengo un buen puñado de novedades a las que meterles mano pero ese disco me ha robado el alma qué queréis que os diga. De todas formas mi viaje al currele en autobús ha dado lugar a una tremenda escucha. Le había dado unas primeras escuchas a lo nuevo de los North Mississippi All Stars pero por unas razones u otras los había dejado de lado y eso que guardaba un grato recuerdo de aquel “Hernando” del 2008- Finalmente me descubro ante “Keys to the Kingdom”, una auténtica gozada.

North Mississippi All Stars - “Keys to the Kingdom”(2011): 01.- This A'Way/ 2.- Jumpercable Blues/ 3.- The Meeting/ 4.- How I Wish My Train Would Come/ 5.- Hear The Hills/6.- Stuck Inside of Mobile With the Memphis Blues Again/ 7.- Let It Roll/ 8.- Ain't No Grave/ 9.- Ol' Cannonball/10.- New Orleans Walkin' Dead/ 11.- Ain't None O' Mine/ 12.- Jellyrollin' All Over Heaven.

El grupo de los hermanos Dickinson entrega un nuevo disco después de superar los inciertos rumores que anunciaban a bombo y platillo su disolución debido a la muerte del padre Dickinson y la aparición de Luther como guitarra en el disco de The Black Crowes. Nada de nada. Luther al mando, su hermano Cody a la batería y Chris Crew al bajo de nuevo para entregar una verdadera joya que está dedicada al padre de los Dickinson tras su muerte y al nuevo hijo de Luther. Así es la vida, unos vienen y otras se van. Al escuchar en el autobús los primeros acordes de “This a'way” que abre el disco he pensado: porqué coño he tardado tanto en escuchar como es debido este disco? Panoli!. Tremenda canción por cierto. Justo lo que necesitaba para pasar el mal trago de este lunes de mierda. Y al paladear “Jumpercable blues” y rematar con “The Meeting” ya me han atrapado del todo y es imposible negarlo, estamos ante un discazo de largo recorrido que será escuchado cientos de veces desde hoy en adelante. La verdad es que le he dado poquísimas escuchas, un par de ellas hace unas semanas sin que despertaran en mí demasiada alegría y un par hoy mismo que me han derretido el alma por completo, es por ese motivo que no me voy a enrollar demasiado hablando de si esta canción es mejor que aquella pues en general el listón del disco queda muy alto y casi no hay altibajos, de todas formas además de las tres joyitas que abren el álbum no nos podemos dejar “Hear the hills”, “Let it roll”, “New Orleans walking dead” (sin duda una de mis favoritas de todo el paquete) y “Jellyrolling all over heaven” que cierra el disco pues son cojonudas sin más. Si alguién podía conseguir que me despegara algo del “Blessed” de Lucinda son los hermanos Dickinson que han parido un gran disco, de esos que ganan a cada escucha y que poco a poco se consolidan en el top de favoritos del año, al tiempo!.
FISTFUL OF MERCY
AS I CALL DOWN (2010)
FATHER'S SON

Fistful of Mercy – “As I Call Down” (2010): 1..- In Vain or True/ 2.- I Don't Want to Waste Your Time/ 3.- As I Call You Down/ 4.- Father's Son/ 5.- Fistful of Mercy/ 6.- 30 Bones/ 7.- Restore Me/ 8.- Things Go 'Round/ 9.- With Whom You Belong.

A Ben Harper le había perdido la pista. Siempre da gusto escucharle y sin duda es una de las figuras más reivindicables de la última década y seguramente una de las que tiene más talento ninguneado del nuevo siglo. Ben no saca disco nuevo ni en solitario, ni con los Blind Boys of Alabama, ni con los Innocent Criminals, ni con los Relentless7. No hay banda de apoyo, esta vez no hay banda que le respalde. Esta vez forma un grupo de verdad, una banda donde se reparten responsabilidades, tareas creativas, vocales, instrumentales, incluso de imagen. Esta vez forma un trío que muchos han denominado superbanda pero eso, como casi todo en la vida, es muy discutible. Otra parte de este nuevo grupo que lleva por nombre Fistful of Mercy es el cantautor de Ohio Joseph Arthur al que a diferencia de Harper si que debe ser presentado en sociedad pues por estos lares no se le conoce demasiado a pesar de haber parido ya muy buenos discos como “Our shadows will remain” (2004) y “Nuclear Daydream” (2006), si bien es verdad que desde entonces andaba algo perdido. Por último y como sorpresón final me he dejado al hijo del Beatle George para zanjar esta nueva e interesante banda. Dhani Harrison apenas había alzado la voz ni dado ningún puñetazo sobre la mesa en el mundo musical cosa que no le había permitido quitarse la etiqueta de “hijo de”, las colaboraciones con su padre en el último y póstumo disco de éste y su grupo The newno2 no tenían mala pinta pero tampoco destacaban en exceso. Pero con los Fistful of Mercy Dhani si ha dado un paso adelante, la calcomanía de George tanto vocal como físicamente está a la altura de los otros dos pájaros y parece que el experimento le servirá de lanzadera para proyectos venideros. El experimento no es para nada revolucionario, es folk-rock acústico, clásico y de raíces, donde se empastan tres voces cojonudas que juegan con las armonías para entregar un disco notabilísimo y muy pero que muy recomendable que por cierto lleva por título “As I Call You Down” y aunque yo lo descubrí hace bien poquito data del 2010. Como digo hace una semanita y poco más que lo llevo escuchando y las primeras impresiones no pueden ser mejores claro que me ganaron con mucha facilidad con el single “Father’s son” una tremenda y arrebatadora puesta en escena, pero el disco es mucho más que esta canción, por ejemplo la canción que abre el disco “In vain or true” es cojonuda”, “As I call down” y “Fistful of mercy” son fantásticas, y “Restore me” encandila con facilidad. Al disco tengo que dedicarle más escuchas pero así, de primeras, me suena muy pero que muy lindo, no remueve ninguna escena musical ni rompe barreras, ni pretende crear ningún estilo. Sólo son tres tipos, tres buenos músicos pasándoselo en grande y eso se nota y es de agradecer.
Como muchos ya sabréis esta semana ha salido a la venta “Long Player Late Bloomer”, el último disco de Ron Sexsmith. Como siempre, el disco es de notable alto tirando a sobresaliente y, también como siempre, el disco pasará desapercibido por lo que a crítica y ventas se refiere.


¿Alguien podría decirme qué coño tiene que hacer este señor para tener algo de repercusión en los medios (ya no digo en las ventas)?

(Nota: bueno, quizá debería empezar a pensar en hacer portadas más bonitas y que invitasen más a la compra, porque la portada de este disco no puede ser más horripilante)

Al parecer, no basta con sacar discos cojonudos uno detrás de otro, no. Lo musical no importa señores. Mientras su amigo Chis Martin saca basura con su archiconocido Coldplay, se forra a costa de venderla como churros y la cuela en todos los anuncios habidos y por haber, Ron Sexsmith saca una joya tras otra y tiene que conformarse con que le conozcamos (y le compremos) cuatro gatos. Los mismos que fuimos a verle hace un par de años a Bikini.

Bueno, después de la pataleta, (¡qué mundo más injusto!) vamos con esta nueva maravilla venida desde el Canadá.

Long Player Late Bloomer es otro regalazo pop que nos hace Sexsmith después de sus estupendos Time Being, Retriever y, sobre todo, Exit Strategy of the soul.

Sinceramente, antes de escuchar este Long Player Late Bloomer, pensé que el disco iba a ser un fiasco porque el Exit había puesto el listón muy alto.

Después de un par de primeras escuchas mis temores aumentaron.

Pero con un par de escuchas más, con cariño, me dí cuenta de que me equivocaba. El nuevo disco de Sexsmith es aún mejor que la anterior maravilla. En él aparecen canciones estupendas como Michael and his dad, No help at all, Nowadays, Reason Why y Late Bloomer. No obstante, lo que hace brillar al disco son canciones como, Every Time I follow, Middle of Love, Get in line y Eye Candy, auténticas delicias pop. Canciones redondas.

Y si estos temas son excelentes, hay dos que, para mi gusto, son de matrícula de honor: Believe it when I see it y, sobre todo, Love Shines son auténticas obras maestras. La primera es lo más pegadizo que ha hecho nunca antes este hombre y la segunda... la segunda me pone los pelos de punta. Estos temas sí que son himnos y no chuminadas como “Viva la Vida”.

¡Dios, qué asco me da Coldplay!

Lo dicho, discazo que nos regala de nuevo Mr. Sexsmith que, al parecer, no tiene previsto pasar por la península ibérica en su gira europea (no me extraña dado la poca gente que fue a verle en su anterior visita a Barcelona).

Disfrutemos de esta preciosidad que es Long Player Late Bloomer y esperemos que nos llegue el documental que se ha hecho sobre Sexsmith y que está recibiendo estupendas críticas y nominaciones a varios premios cinematográficos.

Os dejo con el trailer oficial:



*Nota Nikochana: Mr. Meeple además de ser un enfermo de los juegos de mesa, un tipo muy competitivo y un mal perdedor es un gran conocedor de la música popular. A todo eso hay que añadir que es mi hermano para lo bueno y lo malo, me explico. Al ser mi hermano mayor su influencia musical se dejó notar en mi adolescencia. A él le debo conocer a muchos aristas que hoy me la ponen dura (perdón, estamos en horario escolar?) y eso es de agradecer aunque le podría reprochar el darme la lata durante años con el "Bachata rosa" y cosas similares años a... mmmm. Imperdonable!!! Bueno, al loro! Esta pretende ser una sección mensual o eso espero yo, así que espero que el señor Meeple nos acompañe muchos meses. Por cierto, es dueño de su propio espacio, un espacio para jugones. Visitadlo, coño!:http://theblackmeeple.blogspot.com/

1.- A Night At The Opera (1975)
2.- Sheer Heart Attack (1974)
3.- A Day At The Races (1976)
4.- Jazz (1978)
5.- Queen II (1974)
6.- News Of The World (1977)
7.- Queen I (1973)
8.- The Game (1980)
9.- The Miracle (1989)
10.- A Kind Of Magic (1986)
Este año se hubiese celebrado el 65 aniversario de Freddie Mercury, casi ná. Qué viejos nos hacemos, no? Y hace nada más y nada menos que veinte años de su muerte, por suerte nos dejó verdaderos clásicos nikochianos para que sus fans lo sigamos disfrutando una y otra vez. Yo descubrí a Queen con doce o trece años a través de un recopilatorio, eran otros tiempos donde no había descargas legales o no, espotifais ni yutubes, así que uno tenía que ir a la tienda de discos de su barrio con un buen puñado de monedas y hacerse con un vinilo, dos si eran de segunda mano. Más tarde llegó el Jazz a casa gracias a mi amigo Palomo pues su hermano que rondaba la treintena tenía cuatrocientos discos y siempre le robábamos alguno. Después cayeron por su propio peso el “A night”, el “Sheer”, “News of the World” etc, etc… La verdad es que su época de los setenta es casi insuperable, no hay disco malo y tal vez podríamos criticar que Mercury se soltase la melena ya con aquel “The Game” que daba pistas de lo amariconados que se iban a volver. Demasiado sintetizador, donde estaban los riffs de guitarra? Bueno, eran tan buenos que se les perdona todo, incluso su época ochentera. Por Freddie lo que sea. Lo que ya no soporto es el abuso a su obra que han hecho esos dos pájaros llamados Taylor y May. Qué desgraciaos! Entiendo que saliese al mercado aquel “Made in Heaven” que aunque para fans no estaba del todo mal, uno esperaba que un disco póstumo y de descartes tuviese algo más de chicha. Aún espero que salga algo decente de tomas inéditas, grabaciones caseras, tomas en directo, versiones, etc, etc, seguro que tienen que tenerlas, a qué esperan? Pues no, no sacan nada de eso. Lo de Queen sin Freddie y con Rodgers fue un insulto, y lo de sacar cuatrocientos recopilatorios ya no digo, ahora para celebrar el aniversario de la banda se reeditan todos los álbums de la primer época. Eso está muy bien pero no caeré en la compra otra vez, ya los tengo tanto en vinilo, como en cd así que no pasaré por el aro one more time y como cosa a tener en cuenta, que tampoco pienso comprarme pero resulta interesante, es la salida de una compilación de temas que representan muy bien el primer sonido Queen pero que nunca se han incluido en los Greatest Hits al uso. El enésimo intento de sacarnos los cuartos lleva por nombre “Deep Cuts vol I” (sí, habrá volumen II dependiendo de las ventas…) y cuenta con el siguiente tracklist:

1.- Ogre Battle/2.- Stone Cold Crazy/3.- My Fairy King/4.- I’m in Love with my Car/5.- Keep Yourself Alive/6.- Long Away/7.- The Millionaire Waltz/8.- ‘39/9.- Tenement Funster/10.- Flick of the Wrist/11.- Lily of the Valley/12.- Good Company/13.- The March of the Black Queen/14.- In the Lap of the Gods…Revisited.

Mirándolo bien no está tan mal aunque podría ser mejor, claro que si lo fuese los canallas de May y Taylor no podría exprimir a la reina y sacar el volumen II. Ah! Qué ruines. Para ser sinceros puede que lo compre, o me lo pida para mi cumple o tal vez para el día del padre…. Ahora tengo ese día también para recibir un regalito, qué suertudo. Tengo ansia de Freddie y de Queen, eso mitigaría esas ganas pero yo lo que necesito es una box-set en condiciones y como mandan los cánones de directos, tomas alternativas, versiones y toda la mandanga. Ya puestos a ordeñar hasta la extenuación a la vaca, háganlo ustedes bien, coño.
Lucinda Williams - “Blessed” (2011): 1.- Buttercup/ 2.- I Don’t Know How You’re Livin’/ 3.- Copenhagen/ 4.- Born To Be Loved/ 5.- Seeing Black/ 6.- Soldier’s Song/ 7.- Blessed/ 8.- Sweet Love/ 9.- Ugly Truth/ 10.- Convince Me/ 11.- Awakening/ 12.- Kiss Like Your Kiss.

Fantástico disco. Maravilloso. Simplemente imprescindible. Lucinda Williams ha entregado “Blessed”, esa obra que estará con total seguridad en todas las listas de lo mejor del año y que vuelve a situarla en el olimpo de las grandes damas del rock. Su anterior trabajo me dejó algo frío, esa no era mi Lucinda me la habían cambiado!!! Entregó el que para mi opinión es su peor álbum, un disco que no llegó al notable y eso para Lucinda es como fracasar pues si repasamos su larga carrera sólo encontramos discos sobresaliente, obras maestras y conciertos inolvidables que quitan el hipo, así pues aquel “Little honey” del 2008 que me dejó mal sabor de boca ha quedado completamente olvidado al meterle mano a “Blessed”, su flamante nuevo álbum. La Williams no se anda por las ramas y entrega un disco descomunal pero no lo hace sola, en esta nueva aventura cuenta con la inestimable ayuda a las guitarras de Mathew Sweet y del mismísimo Elvis Costello. Las letras de Lucinda lucen como antaño, cuando toca rockear rockea y cuando llega el momento de destrozarnos el corazón lo hace sin miramientos. La guitarra made in USA abre para “Buttercup”, la voz de Lucinda brilla y el estribillo se te mete en la cabeza como una cosa mala, puro sabor a clásico con las guitarras dominando el cotarro y un organito de fondo muy socarrón y yanqui, pero cuando a mi me atrapa del todo el álbum, me seduce y me lleva al huerto es con las dos canciones lenticas que vienen a continuación. No es simplemente maravillosa “I don´t know how you're living”?, no es una delicia absoluta “Copenhagen”? Oh!, ambas canciones me han derretido el corazón, me sorprendo a mi mismo en cada esquina tarareando ese tercer corte del disco. Qué bonica! Pero no os penséis que esto acaba aquí pues lo que viene es posiblemente lo mejor del disco, vamos por partes. “Born to be loved” esté probablemente entre las mejores canciones que he escuchado últimamente y cuando digo últimamente hablo de al menos un año, luego llega el homenaje a Vic Chesnutt que en contra de lo que uno espera no es la típica canción tristona y melancólica sino más bien un rock rabioso en toda regla. Cojonuda sin más. Esto es básicamente lo que uno espera del nuevo disco de una de las grandes, un discazo que no decae en ningún momento pues aún están por llegar entre otras joyas cosas como “Blessed”, “Ugly truth” y “The Awakenig”. Discazo inconmensurable el de la Williams que nadie en su sano juicio debería dejarse olvidado este 2011, sin lugar a dudas uno de los mejores en lo que va de año.
Mi última adquisición comiquera me ha parecido cojonuda aunque cierto es que no es para todos los públicos. Su creador, Daniel Clowes, que no es otro que el responsable de cosicas como “Ghost World” de la que se hizo incluso un film muy bien parido con Steve Buscemi, Thora Birch y Scarlett Johansson, y de otro cómic que tengo pendiente como es “Ice Haven” (lo digo, más que nada, por si alguien me lo quiere regalar…) nos presenta un cómic acojonante, adulto, incómodo y tremendamente canalla con un protagonista, Wilson, que es un sociópata, un marginado, un ser asquerosamente engreído y egocéntrico que no se muerde la lengua y que dice verdades como templos pero que realmente es un lastimita de ser humano, un pobre hombre que cree poseer la razón absoluta. Wilson vive con su hermoso perro una vida anodina, sabe que su vida no va a ningún sitio y que nunca ha conseguido nada de lo que sentirse orgulloso ni lo conseguirá, cosa que se acentúa al morir su padre y al conocer que su exmujer tuvo una hija de ambos y la dio en adopción cosa que provocará en él unas ganas locas de conocerla y saber de ella, así pues Wilson dará con ella y con un montón de nuevas preocupaciones y neuras. El autor, Clowes, entrega una historia algo deprimente con un humor negro muy de mi gusto, humor incómodo y a veces desagradable pero muy real y crudo, sin mariconadas ni engaños infantiloides, además realiza un ejercicio artístico que para mi gusto es de alabar pues casi en cada nueva página el dibujo está realizado con un estilo diferente. “Wilson” se lee de una sentada, da qué pensar y desde luego es durillo de cojones pero contiene algunos chistes bastante buenos y algo snobs tampoco lo negaré. A mi me ha parecido cojonudo por su intento de desmarcarse de lo comercial sin renunciar a serlo por completo. Una gran obra llena de puterío, ciento por ciento recomendable.

JONI MITCHELL
BLUE (1970)
CALIFORNIA


1.- Blue (1971)
2.- Court & Spark (1974)
3.- Ladies of the Canyon (1970)
4.- For the Roses (1972)
5.- The Hissing of Summer Lawns (1975)
6.- Hejira (1976)
7.- Travelogue (2002)
8.- Clouds (1969)
9.- Mingus (1979)
10.- Shine (2007)
No os voy a mentir a estas alturas de la película. Soy un marcianito con pinta de buena gente, agradable, educado y aunque salte a la vista y no sea correcto decirlo también soy sumamente atractivo, a pesar de todo esto vine a la tierra a eliminar a la raza humana no os vayáis a creer esa falacia que cuentan por ahí que para haceros una mínima idea habla de no sé que día cogí mi nave espacial, me fui de pilinguis por Plutón, tomé unas copas y al volver choqué con un anillo de Saturno y acabé en este estercolero azul. Nada de eso!, yo vine aquí a exterminaros a todos lo que pasa es que después pasó la típica historia de marciano conoce humana, marciano transforma a humana en marciana, juntos tienen una marcianita, etc, etc. Eso y que me di cuenta que aunque hacíais basura a tutiplén de vez en cuando había buena música y películas, y en cierto modo este mundo comenzó a parecerme más bonito, me acomodé y empezaron mis neuras y como odio todo lo referente a la psicología para apaciguar mi decimonovena crisis nerviosa comencé a explicar mis cosas en la isla sin sacar toda mi sapiencia a relucir, claro, pues tampoco es cuestión de ayudaros a avanzar intelectualmente sin cobrar ni un penique. No obstante de vez en cuando os doy un caramelillo, por ejemplo lo del nuevo gadget para la isla llamado “Tower of Babel”. Al fin atendí las peticiones de mis lectores asiáticos, sobretodo los Coreanos que me tienen en alta estima, también el mundo árabe que está rendido a mis pies me suplicó que escribiese en su idioma y aunque yo domino ciertos dialectos bereber y que prácticamente domino el mandarín he tenido que adaptarme a los tiempos que corren y poner una de esas aplicaciones blogueras que ahorran tiempo, son discretas y acaban siendo útiles o no. Así pues observaréis unas banderitas en el costado derecho debajo del título “tower of babel” entonces no tenéis más que clickar en una de las entradas del blog y darle a la banderita que representa el idioma al que queréis traducir mis absurdos e inocuos comentarios, no seáis mendrugos y le déis a la banderita a la brava porque traducir todo el blog que lleva 4 años en funcionamiento requiere algo de tiempo. Espero que así se calmen los ánimos en Egipto, Libia y Túnez o pensábais que se estaban sublebando por sus derechos? Lo que querían era que tradujese el blog, ostias!. Pues nada, que os dejo con este nuevo gadget y con la recomendación de retomar el blog de mi archienemigo que al parecer ha vuelto por sus fueros. Salut i força al canut!
Me ha costado muchísimo decidirme con qué fémina debía empezar esta nueva sección de la isla que nace con la intención de rendir pleitesía a las grandes damas de la música pero al final después de darle mil vueltas a la quijotera he optado por comenzar esta andadura con Roberta Joan Anderson aunque creo que casi todos las conoceréis mejor por su nombre artístico: Joni Mitchell.

Joni es canadiense, concretamente nació en Alberta el 7 de Noviembre de 1943, y desde muy pequeña presentó cualidades para la pintura y la música, haciendo sus primeros pinitos con el piano, la guitarra y el ukelele, pero rápidamente se dio cuenta que tenía un don, una cualidad que la hacía diferente al resto, tenía una voz prodigiosa que comenzó a cultivar, a educar y a maleducar pues su adicción al tabaco y la bebida es de sobra conocida. La verdad es que no tuvo una adolescencia agradable, por ejemplo siendo muy joven y aún desconocida para el público quedó embarazada al primer polvete y dio en adopción a su bebé, después de ese incidente oculto durante décadas se trasladó a New York donde comenzó a cantar por las noches en clubs, un buen día se cruzó en su vida un tal David Crosby que como ella bien dice decidió arroparla bajo su protección, vamos, que compartieron alcoba. Así pues comenzó a formar parte del movimiento folk, sus canciones se hacían famosas en boca de otros y sus primeros discos “Song to a Segull” (68) y “Clouds” (69) no destacaron en exceso aunque su segundo álbum ya contaba con delicatesens como “Chelsea morning”, “I don't know where i stand” y “Both sides, now”.

1970 supone un cambio para Joni, después de enamorar en el festival de Woodstock celebrado en el 69 comienza a grabar su tercer disco, el inconmensurable “Ladies of the canyon” en el que comienza a cambiar de registros sintiéndose liberada y con mayor seguridad, cantando mejor que nunca e incluyendo partes instrumentales de lujo que coqueteaban con el jazz. De este disco no podemos pasar por alto la canción que da nombre al disco “Ladies for the canyon” y sobretodo esa traca final compuesta por el trío “Big yellow taxi”, “Woodstock” y “The circle game”. Apoteósico. La canción “Woodstock” luego se hizo famosa y fue la releche cantada por los CSN pero eso a ella le daba igual porque aquellos pájaros eran sus amigos y porque iba a firmar una serie de discos descomunales que la catapultarían al estrellato y la elevarían a gran dama del folk-rock, a imprescindible, a estar por encima del bien y del mal. De 1970 a 1975 firma un repóker de discos descomunales. “Blue” (70) abre el festival, para mi es su buque insignia, su mejor disco, su obra maestra. Contiene su esencia, su magia y su alma, y claro, un buen puñado de buenas canciones tantas como todas, no hay nada en él que sobre, es un disco perfecto, un puto clásico nikochiano pero si tuviese que recordar una canción por encima del resto esa seria sin lugar a dudas “California” pues no me canso de escucharla y cada vez que lo hago se me ponen los pelos de punta y los ojos vidriosos.

Este discazo tuvo su continuación con el brutal “For the roses” (71) y por supuesto con “Court & Spark” (72), otra joya imprescindible, hay quienes lo consideran su obra maestra cosa que no comparto pero si es un tema que se puede debatir con cierta facilidad. El mismo año aparece el directo “Miles of Aisles” y el repóker acaba a lo grande con “The hissing of summer lawns” (75) donde aparecen nuevos sonidos como los que influenciaron a Simon, Gabriel, Byrne y/o Sting, es decir, la música africana. Una delicia qué queréis que os diga. A partir de este momento sus discos dan un bajón considerable, los ochenta nunca han sido buenos aliados de los dinosaurios del rock y hasta “Travelogue” del 2002 no despacha un disco cojonudo. Joni Mitchell merece estar entre las grandes damas, hace mucho tiempo como a muchos me robó el corazón, pues aunque su carrera diese un bajón de la ostia su obra de los setenta es prácticamente insuperable.



JONI MITCHELL

Un disco: “BLUE” (1970)
Un concierto: “MILES OF AISLES” (1974)
Una compilación: “HITS” (1996)
Si os hablé ayer de la nueva web de Rockdelux ahora debo hacer lo mismo con la del Ruta (http://ruta66mag.com/), pues para ser honestos la revista rutera me parece mucho mejor revista que la del lujo para muchos gafapastero. Han tardado muchísimo en ponerse las pilas con las nuevas formas de llegar a los lectores aunque no por eso han sacrificado su espíritu y su estética pero qué queréis si descubrieron el color hace poquito, en cualquier caso ves su web y rápidamente reconoces que es la del Ruta. Todo es mejorable pues acaba de empezar la cosa, se supone que la web mejorará cuando haya más artículos disponibles y el discomático vaya al alza. De momento la guerra en el kiosco con su archienemiga también pasa a la red y para que no se me tire en cara nada mañana mismo voy a comprarme la edición en papel que tiene en portada a unos hermanitos Allman de lujo. Como digo la guerra entre revistas vuelve por sus fueros y así sólo podemos salir ganando nosotros, por ahora no me quedo con ninguna y me quedo con las dos, ya veremos como avanza la cosa.
Hacía muchísimo que no me compraba la revista Rockdelux. Mucho, mucho. La verdad sea dicha. Pero al ver esa portada homenajeando a los White Stripes debido a su ya anunciada y confirmada disolución definitiva no me he podido resistir y he pagado los desmesurados 5 machacantes que piden por la revista gafapastera por antonomasia de rock en España, lo bueno es que si hablamos de articulitos la cosa pinta muy bien pues tenemos a Sam Beam, a la Faithfull, a Lauderdale, a J de los Planetas, etc, etc, y las críticas de discos me interesan bastante aunque a muchas de ellas ya se había adelanto un servidor en la isla. El cedese sobre lo mejor del 2010 en español no me entusiasma que digamos pero hay cosicas interesantes como Kiko Veneno, Pony Bravo, Standstill, El petit de Cal Eril y por supuesto Bigott que son muy de mi gusto, aunque soy de los que piensa que los cedeses estos que regalan las revistas especializadas sobran y que así podrían rebajar un poco el precio, de todas maneras adoro los cedeses de Uncut, esos siempre valen la pena. La cosa es que no os venía a hablar de la revista en cuestión sino de su nueva y flamante página web (http://rockdelux.es/). Un lujo que no me esperaba, algo caótica y atípica pero cojonuda sin más, en eso le ganan la partida a los del Ruta66 que deberían ponerse las pilas, pero para ser sinceros ninguna de las dos acaba por llevarse el gato al agua. Buenas noticias en la blogosfera, ya sé que no es un blog pero como si lo fuese, ha llegado una página que será visitada a diario por mi, además cuentan con un buen puñado de artículos y críticas antiguas a las que recurriré sin pensármelo dos veces. Después de criticarles y ponerles de vuelta y media durante el último año ha llegado el momento de felicitarles por su buen hacer en la red. Bienvenidos y que cunda el ejemplo.
The Low Anthem - “Smart Flesh” (2011): 1.- Ghost Woman Blues/ 2.- Apothecary Love/ 3.- Boeing 737/ 4.- Love And Altar/ 5.- Matter Of Time/ 6.- Wire/ 7.- Burn/ 8.- Hey, All You Hippies!/ 9.- I'll Take Out Your Ashes/ 10.- Golden Cattle/ 11.- Smart Flesh.

Hacía muchísimo tiempo que no me encontraba con un disco que me exigiera tanto como el nuevo álbum de “The Low Anthem”. “Smart Flesh” no sorprenderá a nadie que ya conozca como se las gastan los chicos de Rhode Island, aquí repiten la fórmula del exquisito “Oh my God, Charlie Darwin” que me encandiló en 2009, no hay nada que nos sorprenda ni que nos extrañe, tal vez si destacamos algo por encima de todo es la escasa inmediatez de los temas pues su inmensa calidad está fuera de toda duda razonable. Cuesta cogerle el punto al disco a pesar de ser una continuación lógica de su anterior trabajo y está claro que con cada escucha va ganando enteros, así que nos hemos de aplicar mucho, darle tiempo al disco, dejar que se aposente en nuestra mente y nuestra alma y será entonces, cuando nos hayamos familiarizado con él que podremos gozarlo como se merece. Personalmente reconozco que mis primeras escuchas no saciaron ese ansia que tenía por escuchar su nuevo trabajo pero poco a poco me ha ido ganado, también es verdad que empieza como un cañón con dos piezas maravillosas como son “Ghost woman blues” y “Apothecary love” pero claro, para ser sinceros no son “Charlie Darwin” ni “To Ohio”. Las piezas moviditas del disco son las que a priori menos me están gustando, de esta guisa encontramos el tercer corte llamado ”Boeing 737” y pasado el ecuador del disco “Hey, all you hippies!”, si bien no son de mis favoritas son grandes canciones sobretodo la segunda de ellas pero la verdad es que yo los prefiero tranquilotes, cuanto más calmados y recogidos mejor, tampoco hay que pasarse pues encontramos un tema intrumental “Wire” que te deja casi en fase REM, la calma está bien pero sin pasarse. Melodías celestiales llenas de belleza son lo que mejor se le da a esta gran banda si no me creéis podréis comprobarlo vosotros mismos al escuchar “Love and affair”, “Matter of time” o la cojonuda “Fool's repent” con banjo, órgano y un toque Cohen que quita el hipo. Soberbio. De momento no creo que llegue a la altura de su anterior trabajo aunque como digo el tiempo pondrá a cada uno en su lugar y desde luego cuanto más lo escucho más pienso que acabará por superarlo, lo que hemos de tener claro es que no escucharemos su música en la radio, ni los veremos encabezando listas de ventas, ni desde luego tendrán millones de fans ni miles de seguidores borreguiles en Twitter. The Low Anthem no pertencen a este tiempo, puede que no pertenezcan a este mundo, incluso cabría la posibilidad de que fuesen divinidades pues es la única explicación posible dada la música celestial que entregan. Una delicia para nuestros oídos y un momento de paz para nuestra maltrecha alma.