The Low Anthem: "Smart Flesh" (2011)

The Low Anthem - “Smart Flesh” (2011): 1.- Ghost Woman Blues/ 2.- Apothecary Love/ 3.- Boeing 737/ 4.- Love And Altar/ 5.- Matter Of Time/ 6.- Wire/ 7.- Burn/ 8.- Hey, All You Hippies!/ 9.- I'll Take Out Your Ashes/ 10.- Golden Cattle/ 11.- Smart Flesh.

Hacía muchísimo tiempo que no me encontraba con un disco que me exigiera tanto como el nuevo álbum de “The Low Anthem”. “Smart Flesh” no sorprenderá a nadie que ya conozca como se las gastan los chicos de Rhode Island, aquí repiten la fórmula del exquisito “Oh my God, Charlie Darwin” que me encandiló en 2009, no hay nada que nos sorprenda ni que nos extrañe, tal vez si destacamos algo por encima de todo es la escasa inmediatez de los temas pues su inmensa calidad está fuera de toda duda razonable. Cuesta cogerle el punto al disco a pesar de ser una continuación lógica de su anterior trabajo y está claro que con cada escucha va ganando enteros, así que nos hemos de aplicar mucho, darle tiempo al disco, dejar que se aposente en nuestra mente y nuestra alma y será entonces, cuando nos hayamos familiarizado con él que podremos gozarlo como se merece. Personalmente reconozco que mis primeras escuchas no saciaron ese ansia que tenía por escuchar su nuevo trabajo pero poco a poco me ha ido ganado, también es verdad que empieza como un cañón con dos piezas maravillosas como son “Ghost woman blues” y “Apothecary love” pero claro, para ser sinceros no son “Charlie Darwin” ni “To Ohio”. Las piezas moviditas del disco son las que a priori menos me están gustando, de esta guisa encontramos el tercer corte llamado ”Boeing 737” y pasado el ecuador del disco “Hey, all you hippies!”, si bien no son de mis favoritas son grandes canciones sobretodo la segunda de ellas pero la verdad es que yo los prefiero tranquilotes, cuanto más calmados y recogidos mejor, tampoco hay que pasarse pues encontramos un tema intrumental “Wire” que te deja casi en fase REM, la calma está bien pero sin pasarse. Melodías celestiales llenas de belleza son lo que mejor se le da a esta gran banda si no me creéis podréis comprobarlo vosotros mismos al escuchar “Love and affair”, “Matter of time” o la cojonuda “Fool's repent” con banjo, órgano y un toque Cohen que quita el hipo. Soberbio. De momento no creo que llegue a la altura de su anterior trabajo aunque como digo el tiempo pondrá a cada uno en su lugar y desde luego cuanto más lo escucho más pienso que acabará por superarlo, lo que hemos de tener claro es que no escucharemos su música en la radio, ni los veremos encabezando listas de ventas, ni desde luego tendrán millones de fans ni miles de seguidores borreguiles en Twitter. The Low Anthem no pertencen a este tiempo, puede que no pertenezcan a este mundo, incluso cabría la posibilidad de que fuesen divinidades pues es la única explicación posible dada la música celestial que entregan. Una delicia para nuestros oídos y un momento de paz para nuestra maltrecha alma.

2 comentarios:

  1. Uno de mis favoritos del año, y eso que vamos por marzo. Me alegra saber que coincidamos tanto, es un placer encontrar a quien comparta gustos similares.
    Un muy buen remanso de paz donde descansar nuestras agitadas mentes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Delicado y esquisíto , otra pequeña gran obra maestra ; un acogedor refugio para aislarse contra la que está cayendo.
    ! Saludos!

    ResponderEliminar