The Sopranos season 1

Después de meses y meses disfrutando de seriacas de HBO tales como Oz, The Wire y Deadwood, y de otras grandes series que no son de HBO pero déjalas correr como The Shield, Madmen y Lost, está última aunque me defraudó su final he de reconocer que me dio grandes momentos televisivos, a uno le quedaba una extraña sensación de orfandad, un desasosiego continuo, un ñigui-ñigui en el estómago que presagiaba malos momentos para el ocio de la pequeña pantalla. Tal vez por eso lo mejor es pararse, reflexionar, mirar atrás y pensar qué nos dejamos por el camino, y coño, lo que me dejé por el camino es la puta reina de las series televisivas que aprovechando que Nikochana no la había visto todavía, que un servidor se quedó en la temporada 3 pues abandonó techo paterno y el deseado Canal+ hace ya bastantes años quedándose a medias, y que Guzzest me la sirvió en bandeja con sus 6 temporadas completitas (86 episodios ni más ni menos) pensé que sería el mejor antídoto posible para esos malos augurios televisivos. La serie como muchos de vosotros habréis pensado es The Sopranos. Ha sido ponerla y en un momento ya nos hemos zampado media temporada, sí, en un abrir y cerrar de ojos ya estamos enganchados (en mi caso, one more time) a las andanzas de Tony Sprano. Menudo crack el Gandolfini y toda la troupe que le acompaña. No sé que puedo decir de la serie que no se haya dicho ya, y como a algunos parece molestarles que diga sandeces pues mejor solo os digo que tanto si no la habéis visto como si la visteis en su momento ya es hora de volver a las calles de New Jersey y entregarse sin remisión a la que muy posiblemente es la mejor serie de la historia. Arrivederci!!!

1 comentario:

  1. "Cuando ya creía que estaba fuera me vuelven a meter dentro".

    ResponderEliminar