QUEEN & DAVID BOWIE
HOT SPACE (1982)
UNDER PRESSURE

- Una cita a ciegas puede convertirse en un cerdo con sombrero y un bolso de mujer.
- Jamás aceptaría pertenecer a un club que me admitiera como socio.
- ¿A quien va usted a creer?, ¿a mi, o a sus propios ojos?
- Estos son mis principios. Si a usted no le gustan, tengo otros.
- Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota. Pero no se deje engañar. Es realmente un idiota.
- Nunca olvido una cara. Pero en su caso, estaré encantado de hacer una excepción.
- Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cinco años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cinco años!
- Desde el momento en que cogí su libro me caí al suelo rodando de risa. Algún ida espero leerlo.
- ¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Que ha hecho la posteridad por mi?
- La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.
- La inteligencia militar es una contradicción en los términos.
- Una mañana me desperté y maté a un elefante en pijama. Me pregunto como pudo ponerse mi pijama.
- La televisión ha hecho maravillas por mi cultura. En cuanto alguien enciende la televisión, voy a la biblioteca y me leo un buen libro.
- He pasado una noche estupenda. Pero no ha sido esta.
- Debo confesar que nací a una edad muy temprana.
- O usted se ha muerto o mi reloj se ha parado.
- Recordad que estamos luchando por el honor de esa mujer, lo que probablemente es más de lo que ella hizo jamás.
- Partiendo de la nada alcance las mas altas cimas de la miseria.
- Citadme diciendo que me han citado mal.
- El matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución.
- La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados.
- Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.
- Bebo para hacer interesantes a las demás personas.
- Solo hay una forma de saber si un hombre es honesto: preguntárselo. Y si responde "sí", sabes que es un corrupto.
- ¿Que por qué estaba yo con esa mujer? Porque me recuerda a ti. De hecho, me recuerda a ti más que tú.
- ¿Servicio de habitaciones? Mándenme una habitación mas grande.
- La política no hace extraños compañeros de cama. El matrimonio sí.
- El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla, está hecho.
- Soy tan viejo que recuerdo a Doris Day antes de que fuera virgen.
- Fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente esta demasiado oscuro para leer.
- No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo.
- Detrás de cada gran hombre hay una gran mujer. Detrás de ella, esta su esposa.
- El matrimonio es la principal causa de divorcio.
- Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentran con que se han casado.
- Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no los conozco muy bien.
- ¿Pagar la cuenta?... ¡Qué costumbre tan absurda!
- Nunca voy a ver películas donde el pecho del héroe es mayor que el de la heroína.
- Me casé por el juzgado. Debería haber pedido un jurado.
- Es usted la mujer más bella que he visto en mi vida... lo cual no dice mucho en mi favor.
- Hasta luego cariño... ¡Caramba!, la cuenta de la cena es carísima... ¡Es un escándalo!... ¡Yo que tú no la pagaría!
- Señorita... envíe un ramo de rosas rojas y escriba "Te quiero" al dorso de la cuenta.
- El verdadero amor sólo se presenta una vez en la vida... y luego ya no hay quien se lo quite de encima.
- No piense mal de mí, señorita. Mi interés por usted es puramente sexual.
- Está loca por mí. ¡Qué mujer no lo está! Yo sé que va usted a preguntarme cuál es mi secreto... ¡Voto al diablo que sois osado! El secreto es no darles a entender que se las quiere. No ir nunca tras ellas. Que ellas vayan detrás de ti. Hay que avivar el cariño del amor con el abanico de la indiferencia... (Los Hermanos Marx en el Oeste)
- Oh! Nunca podré olvidar el día que me casé con aquella mujer... Me tiraron píldoras vitamínicas en vez de arroz.
- ¿Quiere usted casarse conmigo? ¿Es usted rica? Conteste primero a la segunda pregunta.
- ¿Por qué y cómo ha llegado usted a tener veinte hijos en su matrimonio? - Amo a mi marido. - A mí también me gusta mucho mi puro, pero de vez en cuando me lo saco de la boca.
- M. Dumont: Dime Wolfie, cariño, ¿tendremos una casa maravillosa? Groucho: Por supuesto, ¿no estarás pensando en mudarte, verdad? M. Dumont: No, pero temo que cuando llevemos un tiempo casados, una hermosa joven aparezca en tu vida y te olvides de mí. Groucho: No seas tonta, te escribiré dos veces por semana.
- ¿Me lavaría un par de calcetines? (...) Es mi forma de decirle que la amo, nada más.
- Cásate conmigo y nunca más miraré a otro caballo.
- No permitiré injusticias ni juego sucio, pero, si se pilla a alguien practicando la corrupción sin que yo reciba una comisión, lo pondremos contra la pared... ¡Y daremos la orden de disparar!
- ¡Cavar trincheras! ¡Con nuestros hombres cayendo como moscas! No tenemos tiempo para cavar trincheras. Las tendremos que comprar prefabricadas.
"Chico: Un coche y un chófer cuestan demasiado. He vendido mi coche. Groucho: ¡Qué tontería! En su lugar, yo hubiera vendido el chófer y me hubiera quedado con el coche. Chico: No puede ser. Necesito el chófer para que me lleve al trabajo por la mañana. Groucho: Pero, ¿cómo va a llevarle si no tiene coche?. Chico: No necesita llevarme. No tengo trabajo."
- Oiga mozo, ¿y no sería más fácil que en lugar de intentar meter mi baúl en el camarote, metiera mi camarote dentro del baúl?
- Perdonen que no me levante. (Epitafio de Groucho)
- Que de le den el 10% de mis cenizas a mi promotor artístico.
- Mi madre adoraba a los niños. Hubiera dado cualquier cosa porque yo lo fuera.
- Si quisiera un centavo rompería la hucha de mi hijo -si tuviera un hijo-.
- Supongo que había que inventar las camas de agua. Ofrecen la única posibilidad de beber algo a media noche sin pisar al gato.
- Durante mis años formativos en el colchón, me entregué a profundas cavilaciones sobre el problema del insomnio. Al comprender que pronto no quedarían ovejas que contar para todos, intento el experimento de contar porciones de oveja en lugar del animal entero.
- Es una tontería mirar debajo de la cama. Si tu mujer tiene una visita, lo más probable es que la esconda en el armario. Conozco a un hombre que se encontró con tanta gente en el armario que tuvo que divorciarse únicamente para conseguir donde colgar la ropa.
- Dices que conociste a John en un ascensor, y mi pregunta es: ¿subía o bajaba? Esto es muy importante porque, cuando bajamos en un ascensor, siempre tenemos una sensación de vacío en el estómago que a veces puede confundirse con amor. En cambio, si subía, se trata de un caso claro de flechazo a primera vista, y también demuestra que John es un joven en periodo de ascenso. (De una carta a su hija Miriam)
- Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…
- Hace tiempo conviví casi dos años con una mujer hasta descubrir que sus gustos eran exactamente como los míos: los dos estábamos locos por las chicas.
- En las fiestas no te sientes jamás; puede sentarse a tu lado alguien que no te guste.
- He disfrutado mucho con esta obra de teatro, especialmente en el descanso.
Cuando en una de esas mañanas eternamente aburridas en la rebotica hago una tan absurda como innecesaria lista mental de las mejores bandas de rock de la historia siempre me sale el nombre de la banda del mítico Freddie Mercury. Pero, siendo justos, no creo que “Queen” se encuentren entre las mejores diez bandas y estaría justita en entrar entre las veinticinco. Me cuesta decirlo porque yo me considero un gran seguidor, un auténtico fan del grupo, coño!, crecí escuchando sus discos e incluso durante un tiempo lucía un mostacho parecido al de Freddie… bueno, lucir mostacho es mucho decir, yo rondaba los catorce años y aún no tenía bello facial, pero pronto comenzó a florecer, y claro, nunca me había afeitado así que lucía un extraño bigote, bastante patético por cierto cosa que algunas fotografías pueden demostrar, fotografías que no puedo destruir por el bien de mi reputación por estar bajo llave en casa de mi santa madre. Pero eso es otro tema, volvamos con “Queen”.

De “Queen” podemos valorar tres grandes épocas. Tres épocas marcadas por la salida de sus tres recopilatorios ahora juntados en una edición “Gold” a la que le sobra el tercer cd, o un recopilatorio, “Platinum”, que reunía los dos primeros greatest hits, francamente imprescindibles. El último en salir es horripilante, aprovechando la muerte de Mercury las sanguijuelas de May y Taylor publicaron remezclas, inéditos, duetos con Elton y su puta madre, y alguna cancioncica mediocre. Bochornoso. Este recopilatorio formaría parte de esa tercera época que coincide con la muerte de Freddie, el recopilatorio anterior, el “Greatest Hits II” contaba con toda la tralla de éxitos radiofónicos, canciones que todo el mundo conoce pero que si eres seguidor del grupo sabes que no es de lo mejorcito que han hecho aunque enganchan de lo lindo, y es que los discos del 80 al 96 no son gran cosa y se sostienen por alguna que otra maravilla, claro, es que el que tuvo retuvo, pero en general eran discos menores donde destacaban las canciones del recopilatorio en cuestión. Lo que vengo hoy a contaros o a recordaros es que la primera época de “Queen” fue sublime, discazo, tras discazo, hasta llegar al “Hot Space” (82) que de no ser por “Under Pressure” sería una auténtica bazofia. Por cierto, esta cancionaca dependiendo de qué edición del primer recopilatorio que se tenga puede aparecer o no en dicho disco, así yo en el cd la tengo pero en el disco de vinilo original no, cosas de antes que le permitía a uno ser coleccionista. El “Greatest Hits I” (1981, editado por Electra) es una delicia, una joya que todo el mundo debería tener aunque sea como fondo de armario, uno de esos discos que te trasladan a una época, a un estilo, a una forma de hacer rock con lentejuelas, qué maravilla!, qué recuerdos!, aunque yo hubiese hecho otra selección, no os voy a engañar, seguramente todo fan haría su propia selección, la de Guzzest sin ir más lejos es de tres cd’s y es que de todos es conocida su capacidad de síntesis. A mi me faltan por ejemplo “Keep yourself alive”, “Great king rat”, “Nevermore”, “The march of the black queen”, “Brighton rock”, “Stone cold crazy”, “Misfire”, “Death on two legs”, “Sweet lady”, “Love of my life”, “Tie your mother down”, “You take my breath away”, “Spread your wings”, “My melancholy blues”, “Let me entertain you”, “Dead on time” o “Dreamers ball”, joder!, si al final tendré que darle la razón a Guzzest. Bueno, no sé que más deciros, ah sí: Fear me you lord and lady preachers, I descend upon your earth from the skies, I command your very souls you unbelievers, Bring before me what is mine…The seven seas of rhye…..

1."Bohemian Rhapsody" (from A Night at the Opera, 1975) Freddie Mercury 5:55
2."Another One Bites the Dust" (from The Game, 1980) John Deacon 3:36
3."Killer Queen" (from Sheer Heart Attack, 1974) Mercury 2:57
4."Fat Bottomed Girls" (single version, from Jazz, 1978) Brian May 3:16
5."Bicycle Race" (from Jazz, 1978) Mercury 3:01
6."You're My Best Friend" (from A Night at the Opera, 1975) Deacon 2:52
7."Don't Stop Me Now" (from Jazz, 1978) Mercury 3:29
8."Save Me" (from The Game, 1980) May 3:48
9."Crazy Little Thing Called Love" (from The Game, 1980) Mercury 2:42
10."Somebody to Love" (from A Day at the Races, 1976) Mercury 4:56
11."Now I'm Here" (from Sheer Heart Attack, 1974) May 4:10
12."Good Old-Fashioned Lover Boy" (from A Day at the Races, 1976) Mercury 2:54
13."Play the Game" (from The Game, 1980) Mercury 3:33
14."Flash" (single version, from Flash Gordon, 1980) May 2:48
15."Seven Seas of Rhye" (from Queen II, 1974) Mercury 2:47
16."We Will Rock You" (from News of the World, 1977) May 2:01
17."We Are the Champions" (from News of the World, 1977) Mercury 2:59

1.- Salvador Dalí
2.- Adolf Hitler
3.- Groucho Marx
4.- Charles Chaplin
5.- Albert Einstein
6.- Cantinflas
7.- Freddie Mercury
8.- Hulk Hogan
9.- Ned Flanders
10.- Tom Selleck
Muchos de vosotros recordaréis a Tom Selleck, sobretodo los treintañeros, interpretando a aquel detective gañán llamado Magnum. La serie es todo un clásico de la televisión, un clásico que escondía un secreto: Magnum era el Sñr. Masters, aquí nunca se ha dicho claramente, jugaban al despiste, pero en mi planeta se editaron en dvd unos episodios inéditos en la Tierra donde se dejaba bien clarito la identidad del Sñr. Master. Cosa que como es habitual me da la razón. Pero hoy no quiero hablar de Mágnum PI. No lo haré. Como tampoco quiero hablar de Selleck, aunque la verdad, uno no puede tomar decisiones mas equivocadas en su carrera, ya que de haber acertado, el sombrero, la chupa y el látigo de Indiana Jones lucirían otra cara, seguramente un mostacho que ni te cuento. Y es que el bueno de Tom rechazó el suculento papel del arqueólogo más famoso del celuloide para aceptar el de un detective televisivo, medio donde ha triunfado sobradamente y en el que durante toda su vida ha realizado apariciones magistrales como su brutal aparición en la temporada 4 de Friends. La verdad, en el cine no tiene ni un film notable, incluso me atrevo a decir que la mayoría de sus películas son reguleras, como por ejemplo: Lassiter (1984), An Innocent Man (1989) o Three Man And A Little Lady (1991). Tal vez su mejor papel o no, o tal vez su mejor película o no hasta la fecha, o tal vez la que a mi me gusta mas por tenerla mitificada a pesar de ser bastante difícil de ver en estos tiempos que corren es la titulada “Runaway” (1984) que como venía siendo habitual en el país de la bellota llevó la coletilla de “Brigada especial”.

SINOPSIS: En el futuro, la alta tecnología domina el mundo, y sofisticados robots han reemplazado a los hombres en las más variadas tareas. En ocasiones, sus sistemas de control fallan, y entonces se vuelven realmente peligrosos para la vida humana. Miembros de las fuerzas de seguridad como el sargento Jack Ramsey (Tom Selleck) tratan de controlarlos. Junto a su nueva compañera, Karen Thompson (Cynthia Rhodes), Jack investiga la posible conexión entre los robots y Charles Luther, un científico psicópata, del que temen ha configurado un maquiavélico plan para usar las máquinas como armas letales….

El bigote de Tom Selleck como es habitual está inmenso en esta película, el tipo se las ingenia para interpretar sólo a tipos que luzcan bigote, debe ser por eso que rechazó ser Indiana. Ya por esta época estaba fondón pero da el pego como héroe cuarentón del futuro. También está muy digna la protagonista femenina, Cynthia Rhodes (Flashdance 1983, Dirty Dancing 1987). La historia es del pesado de Michael Crichton que en este caso además se atrevió a dirigir el film, esta seguramente es una de las razones de su falta de empaque final, aunque para ser justo, “Coma” de 1978 escrita y dirigida por él no estaba nada mal. Como anécdota señalar que el malo malísimo está interpretado por Genne Simmons, uno de los fundadores de ese ridículo y mítico grupo llamado Kiss. La verdad es que cuando tenía ocho o nueve años alquilé este VHS más de diez veces, eso como mínimo, pero al verla recientemente he de reconocer que los efectos son de traca bananera, la historia policial no hay por donde cogerla y a veces es para troncharse de risa por lo ridículo de la trama. A pesar de todo, incluso de ser un subproducto del film Blade Runner (1982), de ser una historia con aroma a “Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” de Philip K. Dick, de tener un protagonista de medio pelo y no a Harrison Ford, que la verdad es bastante malo pero en popularidad le da mil vueltas a Selleck, la película conserva aún en su 25 aniversario ese aroma a clásico ochentero de la ciencia-ficción que tanto me gusta.
THE LOW ANTHEM
OH MY GOD, CHARLIE DARWIN (2009)
TO OHIO

Parecía que el verano permanecía tranquilo en cuanto a estrenos musicales. Mas que tranquilo, aburrido, soso, tal vez demasiado calmado. La calma y el silencio se habían roto en contadísimas ocasiones y siempre, siempre, en forma de torrente eléctrico como el de J.Mascis, o con añadidos efectos blues-garageros modernitos como el de la nueva banda de Jack White, algo decepcionante si os tengo que decir la verdad después de varias e intensas escuchas. Tanto unos como otros, aunque de notable pa’rriba, no me han acabado de llevar al huerto. Así pues, llevaba yo inmerso unos días en el mundo de los clásicos del jazz, pero eso ya lo sabéis, ya os estuve dando la tabarra hace unas semanas con tres joyas del 59: Miles Davis, John Coltrane y Charles Mingus. Canela pura, nenes. Pero entonces apareció un disco de una belleza y calidad inigualable que me ha seducido irremediablemente, algunos le llaman amor a la primera escucha. El disco lleva por título “Oh My God, Charlie Darwin” y el grupo que con toda probabilidad será una de las sorpresas del año no es otro que “The Low Anthem”, una banda de Providence (Rhode Island) formada por Jeff Prystowsky, Jocie Adams, y por Ben Know Miller que ejerce de líder, cantante, compositor principal, guitarrista y además toca un sinfín de instrumentos.

“Oh My God, Charlie Darwin” (2009): 1.- Charlie Darwin / 2.- To Ohio / 3.- Ticket Taker / 4.- The Horizon Is a Beltway / 5.- Home I'll Never Be / 6.- Cage the Songbird / 7.- (Don't) Tremble / 8.- Music Box / 9.- Champion Angel / 10.- To the Ghosts Who Write History Books / 11.- OMGCD / 12.- To Ohio (Reprise).

El disco enamora desde el primer instante con esa delicatessen titulada “Charlie Darwin” próxima, casi mimética, a las mejores baladas de Art Garfunkel. Me pone los pelos de punta y la lágrima fácil. Bella, delicada y eterna. Después de esta poco convencional primera canción de un disco llega una de mis favoritas “To Ohio” que sigue por la senda marcada en el primer corte, mucho más folk, no tan Garfunkel pero tiene una pizquita de Paul Simon cuando andaba con Art. El resultado?, pues otra cancionaca que no baja del sobresaliente. La tercera del disco rememora lo bueno que ofreció Bon Iver en su fabuloso álbum de debut aunque lógicamente no llega a su nivel que para ser justos es bastante difícil de igualar. Después de tres canciones preciosas, delicadas y pausadas uno piensa que el disco va a seguir por los mismos derroteros pero no se puede estar más equivocado. “The Horizon Is A Beltway” te sacude y patea el culo, menuda pieza!, para que os hagáis una idea es como si Tom Waitts se apoderase de The Band o se hubiese merendado a los The Felice Brothers. Tremebundo.Y ese puto espíritu tabernero continúa con la fantástica “Home I’ll Never Be”. Coño, y entonces me doy cuenta de lo que estoy disfrutando, y entiendo mi fascinación por la música folk americana. Me cago en diez, si es lo mejor que existe. Y entonces volvemos al paraíso con “Cage The Songbird” en la línea de las primeras canciones del disco. En "(Don’t) Tremble" aparece la encantadora armónica que tanto me gusta, puro folk, pura magia que nos lleva después de una instrumental “Music Box” a una de las mejores canciones del disco, hablo de “Champion Angel” con una clara inspiración en Bob Dylan. Amén. Para acabar nos encontramos con la sobresaliente “To the Ghosts Who Write History Books”, el gospel de “OMGCD” y otra vez con “To Ohio”. Me da en la nariz que se convertirá en uno de mis predilectos “reprise”. Así pues estamos ante uno de los discos que mas me han sorprendido este año, por su calidad y lo inesperado de su aparición, un disco plagado de excelentes canciones adornadas con una plétora de instrumentos maravillosos que sin duda copará lo mas alto de mi top ten del año.
Hace casi un año que en mi disco duro habitaba la serie Mad Men sin que le hiciese ni puñetero caso pero mira tú por donde el otro día me decidí a darle una oportunidad. Cosas así son las que demuestran de manera incuestionable que soy un mendrugo de tomo y lomo. Pedazo de seriaca. Seré bobalicón!. “Mad Men” es una serie dramática de televisión producida por Lionsgate y creada por Matthew Weiner que ni mas ni menos es el productor y guionista de The Sopranos. Toma pal frasco, Carrasco!. La serie en cuestión ha sido aclamada mundialmente por su autenticidad histórica y su estilo visual, y galardonada con innumerables premios como dos Globos de Oro y seis Emmys (debe ser eso lo que me tiró pa’trás. Demasiados halagos tal vez).

SINOPSIS: Ambientada en el New York de 1960 la serie nos traslada directamente al corazón de la competitiva Madison Avenue, lugar de origen y edad de oro de la publicidad como la entendemos hoy en día. Un mundo conducido por el ego y cuyos protagonistas harán un arte de la venta después de haber vendido ya sus propias vidas. Mad Men se desarrolla en torno al contradictorio mundo de Don Draper (Jon Hamm), el hombre más importante en el negocio de la publicidad (y en el de las mujeres) y el de sus colegas en la agencia de publicidad Sterling Cooper, agencia que diseña mejor que nadie las campañas de publicidad tanto para empresas de tabaco como para candidatos políticos. Don deberá mostrar su habilidad tanto en la oficina como en la cama y tendrá que mantenerse un paso por delante en un momento histórica de rápidos cambios…..

Un peacho de serie amigos…que muestra los roles de los hombres y mujeres de esa época, a veces de forma tan cruda y real que me sorprendo del machismo de la sociedad, normal en los hombres, sorprendente en las mujeres. Y es que lo tenían tan asumido que daban lástima. Los actores, por lo que llevo visto, lo bordan: Jon Hamm ("Cuando éramos soldados"), Elisabeth Moss ("El Ala Oeste de la Casa Blanca") Vincent Kartheiser ("Angel"), January Jones ("We Are Marshall") y Christina Hendricks ("Kevin Hill"), entre otros. Una gran serie, diferente a lo que estaba viendo últimamente, perfecta para pasar las calurosas noches veraniegas.
Oigh qué alegría...Hace un par de días arrebuscando por la web, algo de cuyo nombre no puedo acordarme, apareció el nombre del ilustre Carlos Pumares.
Este hombre es, para acelerar porque es bastante famosete ya, mitad cretino mediático mitad enciclopedia de cine, y se caracteriza por sus exagerados aspavientos y subidas de tono, normalmente a traición y sin avisar, en la locución. En lo profesional le avalan, entre otras cosas, sus dos décadas del irrepetible programa de radio "Polvo de estrellas" que arrancó en los primeros ochenta y el ser prácticamente el único locutor especializado en cine de este país capaz de cagarse en todo por igual si no es de su agrado, sudando absolutamente de lo que es "popular" o no. Particularmente creo que es la persona/personaje más de fiar a la hora de hablar de cine en este país de entre los más o menos conocidos por el público (solo superado por el gran Gasset, y empatando quizá con Figueres a pesar de las incontables bajadas de pantalones de éste en pos de la anteriormente mencionada "popularidad"...en cualquier caso nada que ver con el pijerío insufrible y repelente de los Gorina de turno y derivados). Ademas es la envidia definitiva (a pesar de estar como una puta cabra y ser un histérico -y el lo sabe y lo exprime...y bien que hace, qué narices-) para todo crítico amateur que se precie por estas latitudes...cuenta la biografía, bastante consensuada, que a pesar de licenciarse en química, en el año del puerro por supuesto, al tipo se la traía floja absolutamente todo fuera del ámbito del celuloide y por pura obsesión y mediante un aprendizaje enfermizo autoimpuesto logró al fin ganarse la vida (y ganársela de puta madre, en verdad) através de su amadísimo hobby, y así hasta hoy...olé !
Bien, pues resulta que aquí el nene (que entre muchas otra tropelías tenía años a el hábito de escuchar religiosamente al "butanito" y seguidamente a nuestro prota de hoy noche tras noche en aquella A3 radiofónica ya hace bastantes años extinta) pensaba, creía, que el tipo había caído definitivamente en el olvido (sus últimas comparecencias mediáticas de las que tenía conciencia eran en el horrendo Crónicas Marranas). Pues no mira, voy y me entero que el sujeto tiene un Blog:
http://blogs.hoycinema.com/pumares/
El blog se llama "Carlos Pumares habla" (además lo apostilla el hombre con el subtítulo "Soy un crack"...qué huevos tiene...)
En el mismo sale el solo ante el peligro opinando ante la cámara de cine...y de lo que le sale de las narices como siempre ha hecho. Qué grande es en lo suyo este pájaro! Qué grandes contenidos ! Por lo visto ya hace años que tira y los documentos son de lo más espatarrantes: desde la reivindicación de la aceituna verde, su opinión sobre "P", sobre la SGAE...un festín para sus simpatizantes en definitiva. Qué aproveche y les dejo con lo que el célebre tocacojones opina del "apagón analógico" ...qué fuerte pater.
http://www.dalealplay.com/informaciondecontenido.php?con=185064
Pd: por supuesto si alguien que me conozca sabía ya de esto y no me ha dicho nada espero que le ataque un retortijón nocturno de lo más irritante...en cualquier caso es una opción cojonuda tanto para pasar el rato a nivel casero como posible fuga ocasional en trabajos de esos que permiten pequeños momentos de calma en soledad...
Pd2: Golfos !!!
Ayer volví a ver por enésima vez la adaptación cinematográfica de la estupenda novela de Nick Horby “Alta Fidelidad”, novela de la que ya os hablé hace un tiempo y que retrata perfectamente a la mayoría de treintañeros que purulaban por los noventa sin pena ni gloria, y de los que se retrataba con cierta gracia la forma de pensar, las manías, los odios, los miedos y la inseguridad debido principalmente a una pseudocrisis de madurez que se completaba con unas tremenda reflexiones, reflexiones descomunales, crudas, duras, lógicas, absurdas, de risa, patéticas, cómicas, en forma de listas o tops de los 5 mejores o peores sucesos. El film es una gran adaptación del libro, el director Stephen Frears (The Hit 1984, The Grifters 1990) parece haber captado el espíritu de la novela y ofrece una visión bastante fiel. En cuanto al casting, el acierto con el personaje principal, Rob Gordon, es absoluto. John Cusack lo borda. Luego aparecen una serie de personajes secundarios de postín: Iben Hejle, Lisa Bonet, Lili Taylor, Joan Cusack, Jack Black, Todd Louiso, Sara Gilbert, Tim Robbins y Catherine Zeta-Jones, ah!, hasta Bruce Springsteen. Pues nada, una película agradable de ver, simpática, fiel al libro del que soy un gran defensor y sobretodo una película que ayuda a pasar malos tragos, y es que hoy mismo vuelvo al curro de mis minivacaciones. Hoy es un día duro, pero gracias a “Alta Fidelidad” puede que se haga más fácil, mientras trabajo pensaré las cinco mejores canciones con la palabra trabajo, las cinco mejores con la palabra enfermedad, las cinco mejores canciones para subirte el ánimo….

SINOPSIS: Rob Gordon (John Cusack) es el propietario de una tienda de discos de Chicago a punto de quebrar y en la que solamente se comercializan discos de vinilo. Rob comparte su afición por el clásico material con sus dos empleados, Dick (Todd Louiso) y Barry (Jack Black). En la tienda Rob, Dick y Barry reflexionan sobre sus relaciones con el telón de fondo de la música que aman. Rob también quiere volver con su ex-novia Laura (Iben Hjejle), quien está saliendo con un nuevo chico.
Este domingo debutará Jaume Alguersuari en la Fórmula 1. Al fin un catalán, y de Barcelona, tendrá en sus manos un monoplaza para hacernos pensar a todos, sobretodo al puto calvo ex-telecinco, que Alonso no es una divinidad ni un ser superior, y que otros también pueden llegar e incluso triunfar. Esperemos que el piloto más joven en debutar en esta competición, 19 añitos en canal, tenga tiempo de demostrar su calidad, ya que tanto Marc Gené como Pedro Martinez De la Rosa no pudieron demostrar su valía. Bueno, todo esto viene no porque sea un fan de la Fórmula 1, que no lo soy, aunque la noticia es importante, tampoco lo vamos a negar. Todo viene porque Alguersuari es un perico con un par de cojones, el tipo se está postulando como candidato número uno para hacer el saque de honor en el precioso estadio de Cornellá-El Prat. Al fin los pericos famosos salen del armario sin temor a ser lapidados o machacados en la televisión del Barça, no, no amigos, no hablo del canal Barça, la tele del Barça es TV3, pero esa es otra historia. Hasta la fecha muy pocos eran los pericos que públicamente declaraban su amor por los colores blanquiazules, entre los primeros estaban Rafa Jofresa, Segi Casal o Dani Ballart, pero la gran oleada vino con Gemma Mengual, crack absoluta en la natación sincronizada, y una declarada perica. A todo esto hay que destacar al mundo del baloncesto actual: Rudy Fernández, Ricky Rubio y los hermanos Gasol. Sí, sí. Los Gasol también. Y es que aunque algunos de estos personajes hayan militado en las filas del eje del mal, su corazón sigue siendo perico. En el caso de los Gasol, tanto Pau como Marc han confesado varias veces ser periquitos, pero sobretodo en el caso de Pau, por imagen y el merchandising al que está ligado hace que sea demasiado respetuoso con la hinchada rival. Pues nada, ahora ya tengo un motivo para ver la Fórmula 1, me cago en diez, quién me lo iba a decir. Bona sort Jaume!!

En el año 2029 las máquinas gobernadas por el ente cibernético Skynet están a punto de ser aniquiladas por la resistencia liderada por el humano John Connor, los putos cyborgs que se las saben todas envían a través del tiempo a un exterminador modelo T-800 (Schwarzenegger) para que elimine a Sarah Connor (Linda Hamilton), a su vez la resistencia envía al humano Kyle Reese (Michael Biehn) mano derecha de Connor, elegido directamente por él para proteger a su madre. Kyle muere a manos del T-800 pero Sarah consigue eliminar al cyborg, y… queda embarazada, claro, el padre es Kyle. Los restos de aquel T-800 no fueron eliminados del todo, y una empresa llamada Sistemas Cyberdyne (empresa que desarrollaría posteriormente a Skynet), encuentra un microchip y comienza a investigar y elaborar a partir de él una serie de avances en armamento militar. Años mas tarde siendo ya John Connor jovencito (Edward Furlong) recibe la visita de un nuevo cyborg enviado por Skynet con la misión de eliminar tanto a él como a su madre antes de que estos eviten el día del juicio final en el que las maquinas dominarán la tierra. El nuevo modelo superavanzado es un T-1000 (Robert Patrick) y se las tendrá que ver con un T-800 manipulado por John Connor en el futuro y enviado al presente para protegerse a si mismo y a su madre. En el 2032 Skynet envía su T-X (Kristanna Loken) con la misión de eliminar a Connor, claro está, y a sus futuros ayudantes en la resistencia en los que se encuentra su futura esposa y madre de su hijo llamada Katherine Brewster (interpretada de joven por Claire Danes), y por supuesto la resistencia envía a un T-800 para echarle un cable a John. El padre de Katherine, trabaja en una empresa científica familiarizada con Skynet, el cual está siendo diseñado para protegerse de un virus que se está adueñando de todas las computadoras del mundo (es el propio Skynet en rebelión) y al activar la defensa contra el virus, se liberará a Skynet y el día del juicio final, o el del nacimiento de las máquinas habrá llegado, nunca pudo evitarse, y John y Katherine permanecerán a salvo en un refugio antinuclear.

Esto es más o menos ordenado lo que pasa en la saga de Terminator. Trilogía demoledora y cojonuda sobretodo en sus dos primeras entregas dirigidas por James Cameron, con una tercera que bajaba el nivel aunque no tanto como pensamos o recordamos, que no los efectos. En cuanto al guión repetía para mi disgusto el esquema planteado en las dos anteriores entregas, pero sin sorpresas ni giros de guión. No es que Terminator 3 fuese mala, era un producto digno, bien parido que fue dirigido dignamente pro Jonathan Mostow, pero que tal vez pecaba de repetir el esquema, y sólo al acabar de ver la cuarta entrega de la saga, somos conscientes por primera vez que no era tan mala, que todo concuerda y que esa tercera entrega sirve de perfecto enlace con el que seguramente es un nuevo referente en el cine de ciencia-ficción, hablo por supuesto de “Terminator Salavation”.

SINOPSIS: En un futuro apocalíptico después del juicio final, 2018, dominado por las maquinas. John Connor (Christina Bale) es el hombre destinado a liderar la resistencia de los humanos contra Skynet y su ejército de Terminators. Pero el futuro en el que a Connor le enseñaron a creer se ve alterado en parte por la aparición de Marcus Wright (Sam Worthington), un extraño cuyo último recuerdo es haber estado en el corredor de la muerte, y que afirma haber estado con Kyle Reese (Anton Yelchin), el padre de John. Connor debe decidir si Marcus ha sido enviado desde el futuro o rescatado del pasado, todo en una contrareloj mientras la Resistencia prepara su ataque final contra el corazón del centro de operaciones de Skynet….

No quiero joderos mucho la película, así pues no desvelaré nada. Sólo decir que me ha parecido una película cojonuda y no entiendo como ha pasado tan inadvertida por crítica y público. Incomprensible. La dirección es perfecta, el director es un tal McG, un cutre para mi gusto pero que en este caso cumple perfectamente. La música, fantástica. Danny Elfman entrega una gran banda sonora. Y los actores están fantásticos, francamente la elección ha sido magnífica. Como cosa curiosa decir que sale Schwarzenegger digitalizado y jovencísimo como un proyecto aún no finalizado del que será el T-800, y además sorprende gratamente la aparición de Helena Bonham Carter, siendo esta película la primera que realiza en mucho tiempo donde la Carter no se folla al director, su marido normalmente. En “Terminator Salvation” todo está en su sitio, si eres fan de la saga esto es todo lo que podías pedir, en el caso de no serlo puede que te cueste seguir la trama y disfrutar de los pequeños detalles y múltiples referencias a los films anteriores, una gran cuarta parte, que no sé muy bien si catalogarla como secuela, precuela, o pre-secuela, en cualquier caso y en mi modesta opinión la película a pesar de lo que la prensa especializada escriba es cojonuda de principio a film.
MILES DAVIS
KIND OF BLUE (1959)
SO WHAT

En 1959 Miles Davis publicó el que seguramente es su mejor disco, no sólo un clásico nikochiano en toda regla sino que posiblemente estamos delante de uno de los mejores discos de cualquier estilo musical de la historia. Pero aquel lejano 1959 tuvo la suerte de contar con otros dos discazos que no le van a la zaga, dos joyas increíbles que no tienen el misticismo de “Kind Of Blue” pero que van sobrados de genialidad y calidad. En el discazo de Miles como ya os he explicado también estaba presente el saxo tenor de John Coltrane, uno de esos personajes mitificados hasta la extenuación, en este caso es una mitificación totalmente justificada ya que su talento es indiscutible. Pues bien, Coltrane ese mismo año se casca uno de sus mejores trabajos, hablo claro de “Giant Steps”, algunos pondrán en duda lo que digo diciendo que si Coltrane tiene mejores discos, discos como el que apareció al año siguiente “My Favorite Things” (1960) o “A Love Supreme” (1964) que alcanzan la categoría de míticos e imprescindibles, del género y de Coltrane, y también su primer gran trabajo “Blue Train” editado en 1957. Coltrane se puso manos a la obra algunas semanas después de finalizar la grabación del “Kind Of Blue”. En las grabaciones de su nuevo álbum el saxo tenor de Coltrane fue flanqueado por dos tríos distintos: primero junto a Tommy Flanagan en piano y Art Taylor en batería, y luego por Wynton Kellly en piano y Jimmy Cobb en batería. El bajista Paul Chambers, además de Coltrane, fue un enlace entre ambas secciones rítmicas. El disco es muy importante en la trayectoria de Coltrane, principalmente por ser la primera vez que todos los temas aparecidos en el disco están compuestos por él, además comienzan a aparecer esos característicos solos que te dejan con la boca abierta, solos torrenciales, desafiantes y sexis. Toda una obra maestra.



“Giant Steps” (1959)

1. Giant Steps
2. Cousin Mary
3. Countdown
4. Spiral
5. Syeeda's Song Flute
6. Naima
7. Mr. P.C.





El otro disco de 1959 del que es imposible no hablar es de “Ah Um” de Charles Mingus. Un tipo nacido en Arizona de pasado afroamericano y sueco, compositor y bajista de jazz, director de orquesta en alguna ocasión y un pianista de nivel. Tal vez la mitad de su fama se debe a su carácter irascible, malhumorado, explosivo, sumamente exigente, polémico y siempre contracorriente, vamos, lo que normalmente acompaña a la etiqueta de genio. El tipo empezó en la orquesta de Duke Ellington pero fue expulsado por pegarle una soberana paliza y atacar con un cuchillo al tipo del trombón, con eso os podéis hacer una idea de lo simpático que era el tipo. En el caso de Mingus sí estamos ante tal vez su mejor trabajo, es el primer disco que yo recomendaría a todo aquel que piense que el jazz es aburrido, pesado, y tonterías de ese calibre. Es un disco que te asombra a cada segundo, Mingus era un maestro que junto a una banda camaleónica formada por John Handy, Booker Ervin, Shafi Hadi, Jimmy Knepper, Willie Dennis, Horace Parlan y Dannie Richmond, nos ofrecen composiciones antológicas que van del Gospel al Bebop, New Orleans e incluso al Swing llegando a tener una actitud próxima al rock’n’roll. Si no me creéis darle una escucha al primer tema: “Better Git In Your Soul” y entonces ya habréis caído en el influjo de Mingus. “Mingus Ah Um” es uno de mis discos favoritos de Jazz, tampoco es que sea un experto, sólo soy un principiante que pica de los mejores, de Miles, Coltrane, Thelonious, Ellington, etc.., pico de los clásicos para disfrutar lo mejor de los mejores, este disco, por cierto, es de lo mejor que he escuchado en tiempo. Una maravilla.


“Mingus Ah Um” (1959)

1. Better Git It In Your Soul
2. Goodbye Pork Pie Hat
3. Boogie Stop Shuffle
4. Self-Portrait In Three Colors
5. Open Letter To Duke
6. Bird Calls
7. Fables Of Faubus
8. Pussy Cat Dues
9. Jelly Roll
10. Pedal Point Blues
11. GG Train
12. Girl Of My Dreams
Este año se cumple medio siglo de la aparición de esta joya indiscutible e imprescindible de la música, un discazo que está por encima del bien y del mal, y por supuesto está por encima de cualquier etiqueta. Si este disco no te deja impresionado y no te gusta, seguramente es que tampoco te gusta la música. Es una puta obra maestra, Que el disco sea de jazz y que se editara en 1959 no tiene que ser un obstáculo para su escucha inmediata, además con sólo decir que su autor es el trompestista y compositor de jazz Miles Dewey Davis III conocido mayormente como Miles Davis (Alton, 26 de mayo de 1926 - Santa Mónica, 28 de septiembre de 1991), ya lo hemos dicho todo, el santo y seña del jazz, indiscutible figura, mítica, eterna. Figura a la altura de Louis Amstrong, Charlie Parker, Duke Ellington o el mismísimo John Coltrane, que por cierto, aparece también en este disco apabullando con el saxo tenor, junto a Miles y Coltrane también encontramos a: Julian "Cannonball" Adderley: Saxo Alto, Bill Evans: Piano, Wynton Kelly: Piano en "Freddy Freeloader" , Paul Chambers: Contrabajo, y a Jimmy Cobb: Batería. Para los conocedores, toda una superbanda, un elenco celestial difícilmente superable. Muchos son los elogios que el disco se ha llevado en estos 50 años, y sólo una crítica, la que formulo el trompetista Enrico Rava: “lo único malo del disco, es su portada”. En eso estoy con Enrico, la portada es feucha, pero el interior es acojonante y bueno, por otro lado esa portada le da un cierto aroma a misticismo. Ahora que se cumplen estos cincuenta años ha salido al mercado una edición de lujo, preciosa, que además contiene infinidad de tomas inéditas, tomas previas y mas de una curiosidad. Pero lo que cuenta sin duda son las cinco majestuosas piezas originales, para mi hay dos que me encantan especialmente: “So what” que abre el disco y “Flamenco sketches” que lo cierra, pero la verdad, “Freddie freeloader”, “Blue in green” y sobretodo “All blues” no les van a la zaga. Un discazo, una obra maestra, un puto clásico nikochiano.
Después de unos días desconectado del mundo civilizado me decidí ayer a darme una vuelta por el centro de la ciudad, y claro, acabé como es lógico en una tienda de discos. El botín conseguido es para estar realmente satisfecho, en primer lugar conseguí el recopilatorio de Eels, “Meet The Eels”, en edición especial con un dvd añadido de sus videoclips y alguna que otra canción en directo por 6,95€, y luego conseguí la guinda del pastel, el recopilatorio de The Black Crowes 90-99 por sólo 5,95€. Si además os comento que tenía un vale por el valor de 5€ la cosa me salió apañadica. Una ganga tot plegat.

No es que sea un gran fan de The Black Crowes pero claro, un grupo que tiene ese sonido tan Stoniano con claras referencias a The Faces y ese regustillo a Led Zeppelin cuando se ponen blanditos e incluso un aire a los Allman Brothers malos no son, desde luego, y lógicamente encajan perfectamente con mis gustos. Así que el greatest hits de los hermanos Robinson no para de sonar en mi casa, es una lástima que sólo nos lleve hasta 1999 puesto que en “Lions” (2001) y sobretodo en su soberbio último trabajo “Warpaint” (2008) hay un puñado de canciones excepcionales que completarían un gran recopilatorio que ya por si mismo es cojonudo. No hay que quedarse exclusivamente con la versión de Otis Redding con la que les llegó la popularidad, aunque aquel Hard To Handle les quedó de lujo, en el disco hay material suficiente para flipar y disfrutar como por ejemplo “Jealous Again”, “Twice As Hard”, “Remedy”, “Thorn In My Pride”, “Sting Me”, “Wiser Time”, “Good Friday” o “By Your Side”. Desde luego que The Black Crowes no han inventado nada, tampoco creo que lo pretendan, pero su música es cojonuda y sincera, es sólo rock’n’roll pero me gusta.

Greatest Hits 1990-1999: A Tribute to a Work in Progress

1.Jealous Again
2.Twice As Hard
3.Hard To Handle
4.She Talks To Angels
5.Remedy
6.Sting Me
7.Thorn In My Pride
8.Bad Luck Blue Eyes Goodbye
9.A Conspirancy
10.Wiser Time
11.Good Friday
12.Blackberry
13.Kickin' My Heart Around
14.Go Faster
15.Only A Fool
16.By Your Side
Últimamente me está cayendo la del pulpo por visualizar la fantochada de secuela sobre los robots del espacio. Tampoco es que me extrañe en exceso, como bien cierto es que me lo merezco por zoquete, pero claro, a mi me enviaron desde el planeta Kochán a la Tierra para estudiar a los humanos, sus gustos y sus comportamientos, a veces toca el nauseabundo film de los dichosos robots y otras veces, que son pocas, alguna maravilla como Coraline, aunque bien mirado, el ser humano es regulero por definición y no suele haber estos picos extremistas, mas bien la mediocridad es quién se ha apoderado del cine, de la música y de la literatura actual. Muchos humanos dicen refugiarse en lo antiguo, van a lo seguro, y se acomodan en la silla mientras te miran por encima del hombro, como compadeciéndose de ti, soltando chorradas como que sólo ven películas en blanco y negro, o cine mudo o bobadas de ese tipo, como si no hubiesen mierdas en esas épocas, desprestigiando todo lo actual y cosas por el estilo. Dándote lecciones de cine, hablando sobre Polanski cuando en su vida sólo han visto Frenético… Me cago en diez, qué me da el ardor… Bueno, y luego al investigar a los seres humanos en profundidad te das cuenta que ha escondidas miran series estilo Bones, o lo que es peor, Gossip Girl!!!, Guargghhh!!!. Qué le voy a hacer, eso es lo que predomina ahora, puedes llamarlo gafapastismo, snobismo, o tontería, qué más da. Pero no me defenderé atacando, no, simplemente no me defenderé. No hay defensa. Aunque la verdad siempre es bueno (¿?) ver una mierda como Transformers, de esa manera uno consigue calibrar su sentido crítico. Y bueno, como ya os he soltado el rollo, voy a comentar la película que acabo de ver, una que según “la nena ostra” no estaba mal, una de espionaje y tramas corruptas con alguna secuencia de acción bien rodada, sin fantasmadas pero con demasiadas pretensiones para lo que realmente nos ha ofrecido. La película, para ser sinceros, no está mal del todo, el título: “The International”.

SINOPSIS: El agente de la Interpol Louis Salinger (Clive Owen) y la Fiscal de Distrito de Manhattan Eleanor Whitman (Naomi Watts) se proponen llevar ante la justicia a uno de los más importantes bancos del mundo. Destapando una miríada de actividades ilegales, Salinger y Whitman siguen el rastro de operaciones financieras que se llevan a cabo desde Berlín a Milán, desde Nueva York a Estambul, en una persecución de alto riesgo a nivel internacional. Debido a su implacable tenacidad, ambos ponen en peligro sus propias vidas, ya que sus objetivos no se detendrán ante nada, asesinatos incluidos, para continuar financiando el terror y la guerra.

Primero decir que no sabía quién cojones era el director del film, es un tal Tom Tykwer, así que al mirar en Allmovie me sorprendo al saber que he visto casi todos sus films: “Run Lola Run” (1998), “The Princess And The Warrior” (2000) y “Pefume: The Store Of A Murder” (2006) entre otras. Lo que me deja una cosa clara: el tipo va a la baja cagando leches. De aquella “corre lola” no queda nada en “The International”, y parece que ha caído en las manos del cine comercial. Otro de tantos. La pareja protagonista es muy maja, como chica de la película tenemos a la actriz florero Naomi Watts, que está muy buena y siempre alegra la vista pero realmente nunca tiene un papel destacado. Luego está el muchachote del film, el último actor “hombre hombre”, rudo por definición, el típico que puede encender una cerilla al pasarla por su barba de dos días, creedme, de esos quedan pocos, y yo soy uno de ellos, otro es Clive Owen. Está correcto, tampoco lanzaremos cohetes por él. Y entonces le toca el turno a los secundarios: otra vez Armin Mueller-Stahl visto en la inmejorable “Eastern Promises” al que últimamente me encuentro hasta en la sopa, Brian F. O’Byrne al que lo tenía visto de series como “Oz” y “Law & Order” y como secundario en “Million Dollar Baby” o “Before The Devil Knows You’re Dead” qué no son precisamente moco de pavo. Y finalmente encontramos a Ulrich Thomsen el actor de la magistral película dogma “The Celebration” (1998) que últimamente está vendiendo su alma al diablo en diversas películas comercialoides y de acción. Todos los secundarios cumplen con la misión, suben el nivel, y en general tenemos un producto pasable, correcto, con un buen ritmo y sentido de la trama, nunca decae, tiene la dosis correcta de acción, pero la verdad, nunca sorprende. Lo mejor, sin duda, el inicio demoledor, que promete intríngulis a tutiplén pero que se queda a medias. Y nada más. Bueno, volviendo al tema inicial, supongo que se pueden discutir mis elecciones pero nunca mi criterio, por ejemplo: “Transformers 2” es un -10 sobre 10, “Coraline” un 10/10, y esta “The International” se queda en un 6/10. Fiaros de mí, coño!.
DINOSAUR Jr
FARM (2009)
OVER IT

Decir que Charlie Kaufman guionista judío de New York no está muy bien de la quijotera no creo que sea descubrir nada nuevo, el tipo debe tener fabricada la sesera de otro material diferente al nuestro, le funciona diferente eso está claro, y su visión de la vida y la construcción de historias además de ser muy pero que muy particular es para realizar un extenso estudio. Para los que no lo conozcáis aquí os dejo sus trabajos como guionista: “Being John Malkovich” (1999, Spike Jonze), “Human Nature” (2001, Michel Gondry), “Adaptation” (2002, Spike Jonze), “Confessions Of A Dangerous Mind” (2002, George Clooney), “Eternal Sunshine Of A Spotless Mind” (2004, Michel Gondry), y finalmente el film que nos ocupa, un film en el que no sólo se limita al trabajo de guionista sino que se decide y se pone detrás de las cámaras a manejar todo el cotarro, el film lleva por título “Synecdoche, New York” (2008). Y si las historias de las películas anteriores os parecían algo raras, freaks, extrañamente hipnóticas y difíciles de entender, Synecdoche se lleva la palma.

SINOPSIS: Caden Cotard, un director de teatro, se encuentra en plena crisis en casi todos los aspectos de su vida: su mujer se ha ido a Berlín con su hija y la posibilidad de una relación con una nueva mujer se ha esfumado antes de empezar. Cotard decide entonces poner en escena su día a día con actores que encarnan tanto a él como a sus allegados…

El film es larguísimo, y más denso que el cemento. Después de mas de dos horas de película me doy cuenta que no he entendido su significado, me he perdido en muchos de sus pasajes y no he llegado a conectar con Kaufman. Y es que el tipo está a años luz de los guionistas de Hollywood. Tengo la extraña sensación de haber visto un peliculón pero también de no haber entendido ni la mitad de lo pretendido. Eso sí, la actuación de Philip Seymour Hoffman, como viene siendo habitual, es indiscutiblemente monstruosa. Es con total seguridad el mejor actor en activo. Volviendo a lo de la compresión…., la volveré a ver estos días, seguro que se me ha escapado algo que hilvana todo a la perfección. A parte del extraño y complicado guión y de la tremenda actuación de Philip, hay que destacar las bellísimas imágenes que logra ofrecernos Kaufman, como un plató de teatro tan grande como una ciudad que representa la realidad que envuelve la vida cotidiana de su creador, el del film, y que sólo puede salir de la mente del auténtico creador, Kaufman, el verdadero, el real. Coño, ya parezco el film, no sé si es real, o es ficticio, si sucede o no, si sólo pasa en la mente del director del film, del de la obra de teatro, del que interpreta al director de la obra de teatro… joder, qué complicado. Por último señalar el elenco actoral que quita el hipo: Samantha Morton, Michelle Williams, Catherine Keener, Emily Watson, Dianne Wiest, Jennifer Jason Leigh, Hope Davis, Tom Noonan, etc, etc…Supongo que el film es una autocrítica y autoparodía que Kaufman se fabrica para él solito, para su uso y disfrute, hay tantas cosas que se ma han escapado, tantos matices, que supongo que es inevitable un segundo visionado. En esas estoy, no sé si me ha gustado o no, si hay que recomendarla o no, no lo sé, pero es tan extraña y da tanto que pensar, y claro como lo de pensar está en extinción, pues uno cree que hay que verla, si es necesario las veces que haga falta.
Ha caído en mis manos el nuevo proyecto del geniecillo insaciable Jack White, otra muestra más de que al último gran héroe de la guitarra no se le acaban las ideas ni las buenas canciones. Al mágico dúo “The White Stripes” junto a Meg White con quién Jack ya ha publicado la nada desdeñable cifra de seis lps increíblemente buenos, se le ha de sumar la creación del supergrupo “The Raconteurs” junto a Brendan Benson, Jack Lawrence y Patrick Keeler con quienes ha editado dos discos excelentes en los que se divierte con el concepto de “banda” y el rock de los setenta heredero de los Led Zeppelin, además su faceta de productor va creciendo en número y en importancia, y finalmente en este 2009 aparece un nuevo grupo con Jack White en sus filas, la banda lleva por nombre The Dead Weather y su primer disco es “Horehound”, los componentes de la banda son Alison Mosshart de The Kills, Dean Fertita de Queen Of The Stone Age y repite junto a Jack el gafotas de Jack Lawrence que forma parte de los grupos Greenhornes y Raconteurs. Vamos un elenco para tener muy en cuenta. La cantante oficial del grupo es Alison, el amigo Lawrence sigue con el bajo, Fertita a la guitarra y dominando órgano, teclado y sintetizador, y Jack White?, pues Jack a la batería, segunda guitarra y en un par de canciones donde el tipo no lo puede evitar canta un ratico. El grupo nace a partir de la grabación casual del tema “Are friends electric?” y a esta le siguieron cancionacas como "Treat me like your mother", “So far from your weapon” y "Hang you from the heavens", todas ellas moviéndose en un blues garagero, algo oscuro, sucio y peligroso, con sintentizadores y guitarras punzantes, todo muy bien empaquetado y presentado. No sé si esto tiene guisas de continuar ya que Jack ha declarado que próximamente aparecerá un nuevo álbum de “The White Stripes” puesto que Meg está totalmente recuperada de sus depres y está recién casada, además de la buena crítica de “The Raconteurs” y la buena aceptación de una banda de rock a la antigua usanza. Así pues, disfrutaré con este “Horehound”, un proyecto diferente de Mr. White, que mantiene el nivel alto, cosa que ya no me sorprende aunque, la verdad, mucha pinta de arrasar en las tiendas no tiene a pesar de presentar una calidad indiscutible.


“Horehound” (2009)

1.- 60 Feet Tall
2.- Hang You from the Heavens
3.- I Cut Like a Buffalo
4.- So Far from Your Weapon
5.- Treat Me Like Your Mother
6.- Rocking Horse
7.- New Pony
8.- Bone House
9.- 3 Birds
10.- No Hassle Night
11.- Will There Be Enough Water?
Dinosaur Jr es la banda que junto a Pixies, Sonic Youth y Replacements comanda para mí la lista de la flor y nata del rock underground yanqui del más alto postín (ya puestos, de tan entrañable cuarteto me quedo definitivamente -aunque sin renunciar a los otros de ninguna manera- con los duendes y Mascis, puestos a acotar al máximo el tema). Hay quien prefiere a los Hüsker Dü, toda la cuerda hardcore de Minor Threath/Fugazi o Black Flag o incluso el asunto shoegazer encarnado básicamente por los My Bloody Valentine de Shields, entre otras gaitas...cuestión de gustos. Dinosaur Jr nació en el 83 con la clara intención de filtrar las enseñanzas del Young más eléctrico con los rebuznos punkies más pirados del pasado inmediato. Mascis, Barlow y Murph eran unos imberbes por aquél entonces. De hecho su primera reseña ("Dinosaur", 85), al igual que ocurre con la família sónica neoyorquina, es bastante infumable. Un desgarradísimo ejercicio lo-fi qué parece grabado en una nave industrial aprovechando un momento de descuido en que se había quedado vacía. Con todo, los sopapos guitarreros de J y el esfuerzo en extraer melodía de algo, que más que un muro de sonido sería una muralla china en toda regla, no pasó desapercibido y la gente de SST les daría la ayuda para grabar "You're living all overme" en el 87. Sumando ese álbum a "Let it Be", (Replacements/84), "Daydream Nation" (Sonic Youth/88) y "Doolittle" (Pixies, 89), completamos el supercuarteto de álbumes referenciales del subgénero, por supuesto. Ya con pastuncia, el overdub guitarrero- enfermizo de "Little fury things" (a saber cuantas pistas de guitarra metió ahí Mascis), la extrañamente adictiva "In a jar", los zarpazos de "Sludgefast", la memorable introducción de la pseudoinstrumental "The lung" o el cachondeo que se traen entre manos con su versión bizarra del "Show me the way" de Frampton, hicieron el resto.La prensa gafapastil británica de la época les señala directamente con el dedo como banda a tener muy en cuenta en el futuro y, hala, Dinosaur Jr ya es una marca registrada en toda regla. Ya solo les faltaba un superhit como dios manda, y ellos lo sabían. Eso es "freak scene" la canción que abre "Bug" del 88 -otro discarro de aquí te espero aunque bastante más oscuro y atronador que su predecesor- elegida comúnmente por buena parte de toda la corriente del periodismo rocanrolero más intrasigente como el "smell teen spirt" para adultos, junto a "Debaser" y "Teen age riot". Ahora es cuando empiezan los problemas, faltaría más. Murph pasa de todo pues a pesar de ser un batería cojonudo sabe que esta es la banda de J Mascis. Barlow es algo menos conformista...Comparte con J la tendencia ruidista a lo Crazy Horse pero prefiere dar más cancha a la vertiente de punk defragmentado a lo Sonic Youth (aunque introduciendo mayores lineas melódicas, eso si) sin descabalgarse del lo-fi. El único resultado posible era el adiós de Lou, entonces, que se marchó para, entre otras cosas de más discreto interés, conjurar los tremendos Sebadoh (se recomienda humildemente las referencias "III" y "Bakesale" que son la repera -aunque su canción insignia "Brand new love" aparece en "Smash your head...", que se sepa-). Clara referencia del pop-rock underground de los primeros noventa avezada a la "baja tecnología", seguramente la mejor junto a los siempre reivindicables Pavement y las virguerías de Pollard con sus Guided by Voices.
A partir de ahí es cuando parte de esa prensa presuntamente especializada (y enteraos varios) empezará a ningunear a Dinosaur Jr. Mala cosa porque para un gran número de fans es entonces cuando la cosa se pone definitivamente interesante...Sus dos siguientes discos son el acabose para muchos y, sobretodo, es el adiós a los Dinosaur-college band, y la bienvenida a los Dinosaur-rock band, ya sin experimentos ni gaitas (es decir Mascis se preocupa de hacer las mejores canciones posibles sin peseguir un "sonido" o "textura" determinada). "Green mind" del 91 se muestra menos eléctrico que sus predecesores, bastante más reposado. Enseguida se nota el punto de desacuerdo en la dirección que debía tomar la banda por parte de Barlow y Mascis... "The wagon" que abre el disco es la mejor canción que habían grabado hasta entonces y es de las pocas que aún mantiene la pulsión eléctrica pero el resto: "Puke+cry", "Muck", la canción que da título, "Water", y todas las demás (sin olvidarnos de esa maravilla que es "thumb" que es tan triste como insuperable), dan una nueva dimensión a la banda. Sigue siendo el álbum menos ruidoso de la firma, si, pero también sin duda uno de los mejores en una carrera que (obviando el pecado de juventud del primer disco) no tiene ningún desperdicio para sus admiradores. "Green mind" es un gran elepé sin duda, pero hasta él palidece ante el "clásico guzzero" que es "Where you been" (93). El disco con el que un servidor los descubrió para siempre jamás y que aún hoy destaco como favorito. Por aquél entonces me limité a flipar en colores, a echar pestes de Cobain ("si, vale, muy chulo el disquito este pero son tó singles y lo acabas aburriendo...prefiero a los Pixies y a los Dinosaur Jr"...my guzz old times, damas y caballeros), y a buscar todas las referencias posibles existentes hasta entonces de los Dinosaur. Años más tarde caí en la cuenta que "Where you been" era como un "recoger lo sembrao" de todo lo parido hasta entonces por Mascis. "Out there", "on the way" y "hide" eran la oscuridad ruidista de su segundo y tercer álbum llevada al más allá. "Start choppin" (plurirradiada en aquellos días) y "I ain't satin'", seguían la pista de "The wagon" como hit-single de corta y rasga en clave "mascisera". Y lo mejor, claro, la transformación del folk-rock más brutal desde los 70 a base de mejorar el discurso de lo expuesto en "green mind": "what else is new", "drawerings", "goin' home" y la célebre "get me", con su carismático solo en dos partes, son la panacea para sus fans. Incluso le lanza un descarado guiño a su mentor/maestro canadiense con "not the same" (una especie de "Thumb 2") cantada en falsete de forma integra (por primera vez si no me equivoco), y que parte el álbum por la mitad. Como pasa en las grandes fiestas a esto se sumo todo cristo, a ver quién tenía huevis de hacerle una crítica negativa a este monstruo...Pero ay, hay mucho rencoroso hijoputa en ese negocio que no le perdonaba a J el haber abandonado su vertiente más ruidista. Con "Where you been" no pudieron, pero ahí estaban, esperando un descenso de ventas (y popularidad).Lo dicho, cuanto hijoputa en este negocio. "Without a sound" (94) es todo un señor elepé que por culpa de una serie de mojigatos rencorosos parece marcar la debacle histórica de la banda por vox populi a pesar de responder a la opinión de unos pocos y selectos cabronazos..."Feel the pain" con su videoclip de Mascis (que por cierto a esas alturas ya está más solo que la una en relación al line-up clásico de la banda) jugando al golf por la ciudad y su guitarra saltarina creo un lapso en que todavía algunos debieron joderse un poquito (hasta aparece en el "guitar hero" de las narices). Pero con el segundo single, "I don't think so", no hubo piedad. Se tiraron de cabeza a ponerle de vuelta y media...y no por ser mala canción (aunque si la menos punzante del disco, para mí, junto a la penúltima "seemed like...") sino por su carencia guitarristica...A partirde aquí muchos se cargan el disco entero (sin haberlo escuchado apenas en algún caso), obviando para el público (por decisión suya) que no valia la pena conocer el adictivo riff de "yeah right", la abrasadora y barbitúrica "grab it", y delicias del folk eléctrico, o no, de cualquier tiempo como: "on the brink", "over your shoulder", "mind glow", "even you" o la majestuosa "get out of this" (reconocida hoy de forma unánime como una de las mejores piezas de la banda). Un asco de situación, vamos. Aunque eso si, los fans nos lo pasamos tan bien como siempre y eso no hay plumilla pijo y culoprieto que nos lo quite.
A Mascis aquello, la poca aceptación del elepé "porque si", no le sentó muy bien y no volvería hasta el 97 con "Hand it over", que supuso la nueva bajada de pantalones por parte de algunos "especializados" ante el talento indiscutible del melenudo guitarrista. A ver quién le tose a un álbum que empieza con un cuarteto de hits en potencia como este: "I don't think", "never bought it", "nothin's goin' on" y "I'm insane". El descenso al infierno de "Alone", la complementaria "I know yer insane", el banjo de "gettin' rough", etcétera...otro gran trabajo en definitiva que se complementó ("qué curioso") con el éxito radiofónico de "Take a run at the sun" que Mascis se curró (fuera de sus registros habituales) para la banda sonora del (muy prescindible) film "Grace of my heart", que gozó de cierta fama por aquellos días.
Es entonces cuando J decide cargarse la "marca" Dinosaur Jr, para volver tres años después bajo el nombre de J Mascis+ The Fog y el disco "More light" (00), con colaboraciones puntuales de colegas como Kevin Shields (My bloody Valentne) o Robert Pollard (Guided by voices) entre otros. Semántica a parte se trata de una enorme gilipollez, por supuesto. J Mascis escribe todas la música y letras de su banda desde siempre asi que ponga lo que ponga en la portada los dos elepés paridos bajo esa nueva desginación son discos de Dinosaur Jr, pese a quien pese. De hecho, ese ya mentado "More light" es el disco que encabeza más frecuentemente mi, muy cambiante, chorrolista imaginaria de "segundo disco de los Dinosaur que mas me gusta". Quizá el hombre no volverá a sonar tan "limpio". Es el disco, o eso me parece a mí, donde mejor se nota la capacidad compositiva del chalado de marras. Esta repleto de emblemáticos temas rockeros ("sameday", "back before you go", "all the girls" o "i'm not fine") con varias lindeces melódicas (a destacar "Grand me to you" o "does the kiss fit" que se pasan de buenas). Quizá el canalla para "desintoxicarse" de una producción tan pristina a la que no está acostumbrado se va con el título que da nombre al disco a "ritmo" de aspirador industrial...increible-ble.Dos años después llega, también bajo el nombre J Mascis+The Fog, "Free so free". Muy disfrutable igualmente pero que, a pesar de bajar un poquillo la calidad media del disco, tuvo mayor aceptación crítica...normal, generalizando en ese mundillo la mayoría son unos soplapollas que tienen que escuchar un mínimo de 50 discos al mes y que rara vez pueden dedicar el tiempo que merece a las cosas (aunque si se lo toman para lo que quieren "patrocinar" o para aquello para lo que han sido previamente untados...malandrines). Así la inicial y emblemática "freedom" suena a gloria bendita a todo quisqui por su gran inmediatez. Pero insisto en que, aunque por el resto del disco encontramos muy buenas canciones ("outside", "tell the truth", "everybody lets me down", "set us free"...), no hay nada aquí del calibre de "Does the kiss fit" y alguna otra del anterior...Con una notoria excepción porque, eso si, el camándula despeja dudas con la inabarcable "say the word" que integra en su interior uno de los mejores solos de guitarra que cualquier hijo/a de madre pueda llevarse al oído. Bombástico lo de ese tema.
Mascis entra entonces en una especie de letargo que le lleva a pasear su legado musical cuando le viene en gana, disfruta las ventajas del "greatest hits" de turno, hace algún bolo acústico para ver si se puede lograr el no-cierre del CBGB y hasta se permite un pasaje chamanístico a lo Harrison mediante un mayor acercamiento a la persona del ideólogo y lider espiritual indio Amritanandamayi Devi ("Amma"), al que le dedicará su bien acogido ep acústico "J+Friends sing+Chant for Amma" del 2005.
Pero claro precisamente en 2005 se reune tras casi dos décadas con Murph y Barlow (ventajas de ser de pueblo), con los que en realidad no llegó a perder contacto del todo, para algún que otro bolo veraniego...En 2007 aparece "Beyond" y en este 2009 "Farm". Para mí el primero fue el mejor disco de su año de edición y este "Farm" que llevo escuchando compulsivamente hace un mes, salvo sorpresas de última hora, lleva el mismo camino. No destacaré canciones de momento porque espero poner un post de estos en un futuro bastante inmediato a colación de ambos. Sirva como entremés que no se si ponerlos en la sección de recomendaciones "indies" expresas o directamente en "clásicos guzzeros" como haría el menda con 3/4 partes de la discorafía "dinomasciense"...Un diecisiete sobre diez tanto uno como el otro, por lo menos para sus fans... que no somos pocos.Para terminar, o poner punto y seguido (según se mire), decir por aquello de "Al César..." que os podriaís haber ahorrado todo este rollazo si no fuera por la existencia de la figura del señor Neil Young. Al que, como tantas bandas (aunque niguna tan buena ni de lejos -salvo quizá muy puntualmente Pearl Jam- para mí), Dinosaur Jr le debe la vida. Siempre me ha sido muy curioso, a nivel personal, que siendo tan fan de la música de Mascis nunca me haya "enamorado" de los logros del canadiense excepto cuando lo veo en pleno trance sónico-instrumental acompañado del caballo loco...La repuesta inmediata es la voz (para mí demasiado) nasal de Neil que nunca he podido soportar del todo(y tiene cojones la cosa porque como cantante le da tantas patadas a J -que canta la mayoría de las veces como si se acabara de despertar de la siesta bajo los efectos de un resfriado terminal...aunque a su música, extrañamente, le calza de perlas- como uno sea capaz de contar).
Ahora, en definitiva, que los Dinosaur Jr ya son mentados sin remisión como una referencia y una "banda clásica" de la historia del rock en no pocos medios, lo fácil sería sacar pecho como acérrimo desde hace la tira pero, por lo general, los fans de Mascis ya sabemos que, por mucho que las biografías den el pistoletazo de salida en el 83, Dinosaur Jr nació realmente el primer día que el hoy gordinflas y viejaco canadiense se juntó con Crazy Horse para liarla parda. La diferecia por supuesto es que Neil Young ya es Historia, con mayúscula y en la mejor acepción del término (qué siga grabando todo lo que quiera que con cada disco de este tipo de gente -y cada vez son menos- el rock tardará un poco más en morir y sucumbir al gilipollerismo imperante), Pearl Jam o Dinosaur Jr (bastante por delante musicalmente que los de Vedder, que también son muy de mi agrado ni que decir tiene, aunque bastante detrás en cuanto a popularidad -lógico, en este mundo-), todavía no...en eso están. Aunque si les preguntan ellos son los primeros en admitir que el "maestro" es inalcanzable...Les queda el consuelo, eso si, que entre los millones de fans de los unos y los miles de los otros pueden contar al mismísimo Neil Young.
1.- Cocoon (1985)
2.- Apollo 13 (1995)
3.- A Beautiful Mind (2001)
4.- Frost/Nixon (2008)
5.- Cinderella Man (2005)
6.- Splash (1984)
7.- Willow (1988)
8.- Parenthood (1989)
9.- The Paper (1994)
10.- Far And Away (1992)
Siguiendo la senda del temido y terrible cine de verano ayer me tragué la continuación de aquella aburrida, típica y previsible “El código Da Vinci” (06) más o menos con el mismo equipo: dirigida por el sobrevalorado director/productor Ron Howard (“Cocoon” 1985, “Apollo 13” 1998, “A Beautiful Mind” 2001) y como no, contando con la presencia de la superestrella Tom Hanks como protagonista absoluto del film. “Ángeles y Demonios” es la continuación de aquel film, y claro, es también la adaptación al cine del libro multiventas de Dan Brown, que ni me he leído ni me pienso leer. Así pues no juzgaré el film tomando de referencia el libro, o valorando si está mejor o peor adaptado. Lo juzgaré por ser exclusivamente un film, ya que uno de los problemas que tuvo la primera parte fue el poco ritmo, el sopor, y la poca conexión de Hanks con Autrey Tautou (Amelie 2001). Aquel film me aburrió en exceso pero en una de esas tardes en las que uno no sabe muy bien qué hacer le viene que ni pintado una película de esa guisa, un film que no era ni chicha ni limoná, que se dejaba ver y no hacía pensar. Una lástima porque se podía haber hecho algo de más calidad, mimbres había, y por presupuesto ni te digo, además de los protagonistas la primera parte estuvo cargada de grandes secundarios como Ian McKellen, Jean Reno, Alfred Molina y Paul Bettany, todos ellos desaprovechados. Cosa que en esta segunda parte se ha dejado en el olvido, pocas caras conocidas salvo Ewan McGregor (“Trainspotting” 1996, “Big Fish” 2003), Armin Mueller-Stahl (“Eastern Promises” 2007) y la muchachita del film Ayeler Zurer (“Munich”, 2005).

SINOPSIS: El profesor de simbología religiosa Robert Langdon se ve pronto sumido en la búsqueda de secretos de una antigua secta satánica denominada Illuminati y por la búsqueda del arma más mortífera de la humanidad (antimateria) que estos han puesto en el Vaticano. Con unas pocas horas para evitar el desastre, unos misteriosos ambigramas y con un asesino que siempre lleva la delantera, Langdon y una científica italiana se ponen en una carrera contra el reloj...

Si lo que pretendía Howard con esta secuela era hacernos pasar el rato, entretenernos, darnos algo de suspense, de intringulis, y de ver a Hanks rompiéndose los cuernos para resolver un enigma que estaba claro desde el minuto uno, he de decir que lo ha conseguido. El film a pesar de ser lo mas simple que se ha parido en tiempo se deja ver, y hace pasar un buen rato. En comparación con la mierda que vi hace unos días, “Transformers 2” es una obra maestra, de la comparación con su primera parte sale claramente victoriosa, mayor ritmo e intriga, mejor conexión entre la pareja protagonista, una lograda ambientación, y bueno, comparándola con films similares se queda en puro regulerismo. Y es que siendo crueles o duros, estamos delante de un episodio de una de esas teleseries de intriga rollo “24” que mezcla con oficio las películas de catástrofe terrorista y los típicos films de Semana Santa. Y como me gusta joder, y aunque sea obvio desde el principio: el malo es el Camarlengo.
He vuelto de pasar unos días en la costa Brava y la verdad, menos un día, el resto ha estado nublado, qué puta mierda!!. Así que no he tenido otra que ir por las tardes a ver el pueblo de Blanes, cosa que ya he hecho infinidad de veces, ponerme hasta el culo de pescaíto frito y cerveza, leer, escuchar música, descansar y desconectar. Ah!, se me olvidaba, además el otro día después de no sé cuantos meses volví a una sala de cine, concretamente a ese aborto de cine comercial para garrulos que es el Lauren Costa Brava Blanes. Hay como diez salas y en ninguna de ellas proyectan algo decente. La verdad es que después de coger el coche y conducir veinte minutos pensando ver algo bueno no me quedó otra que comprar una entrada para cualquiera de las salas y esperar que el film no fuese un bodrio, y es que con la climatología en contra poco podía hacer. A esas que me planto en la taquilla y la única película para la que no tenía que esperar mas de una hora y media era “Transformers 2”, cágate lorito. Sí, amigos, sí. Compré la entrada y me trague esa mierda enlatada de film, así que merecía lo peor.. y creedme que lo tuve.

SINOPSIS: Dos años después de derrotar a los Decepticons, las vidas de Sam y los Autobots han cambiado mucho. Mientras Sam se prepara para ir a la universidad, sus amigos robots se han integrado en un comando especial que captura a enemigos renegados. Pero todo cambia con la llegada de un malvado enemigo que, con un enrevesado plan, planea un nuevo alzamiento de los Decepticons. La humanidad vuelve a estar en peligro, y Sam y los Autobots tendrán que formar una vez más equipo para salvarla….

Bufff…. Qué mierdaca!. No os lo podéis imaginar. Es la película mas pastelosa, mierdosa, aburrida, absurda, y mal hecha que se os ocurra. Cuanto dinero malgastado. Es lo mismo que la primera pero con mas pasta, mas efectos, mas robots, mas explosiones, mas plana y absurda. Y mira que era difícil superar a la primera parte. Continúa el mismo reparto, el soso de Shia LaBeouf y la tiparraca de Megan Fox, joder, la verdad es que pagar siete euros para ver como le votan las tetas a Megan no sé si vale la pena, la chica está muy buena, pero su peso en la película es ínfimo y la verdad, sus poses de tía buena sexi son absolutamente gratuitas. Y aquí se acaba el comentario del film. No quiero malgastar mi tiempo. Con películas como ésta no me extraña que el sector del celuloide esté en crisis. Huid de ella malandrines si no queréis que vuestro cerebro se derrita. Os dejo con una imagen de Megan, así os ahorro ver el film, o a lo mejor os animo, quién sabe....

EELS
HOMBRE LOBO (2009)
PRIZEFIGHTER

Howard Moon y Vince Noir son dos amigos que trabajan como guardias de un destartalado pero mágico zoológico, Zooniverse, regentado por Bob Fossil, un americano demente con carácter militar. Howard Moon es el típico perdedor que cree que todo lo hace bien y Vince Noir es el carismático, al que sí le salen las cosas bien. Siempre se están metiendo en problemas: se pelean con canguros, invocan ancianos demonios, hacen conciertos desastrosos, se meten con monstruos de ambos sexos, viajan por otros mundos para encontrar la fuente de la juventud, tratan de conquistar chicas góticas… Todo esto con la inestimable ayuda de algunos personajes inolvidables, fantásticos, extraños, divertidos, absurdos, bueno, el que los haya visto sabrá de que hablo como por ejemplo Naboo el mago; Bollo, el gorila que es familiar de Naboo; Bob Fosil, el jefe del zoológico; The Hitcher, un villano malhumorado; The Moon, una adorable luna que siempre tiene ”interesantes” reflexiones.

Pues bien, de esto que os hablo es de lo que va “The Mighty Boosh” tal vez la serie mas pasada de vueltas que he visto en mi vida. Divertidísima y absurda. Con unos efectos especiales y caracterizaciones curradísimas. Sus creadores son Julian Barratt y Noel Fielding que interpretan también a los protagonistas Howard Moon y Vince Noir respectivamente. Julian Barrat es además el creador de la banda sonora, y el intérprete de las canciones que no suelen faltar en los episodios, ya digo, todo es una majadería, y Noel Fielding realiza un magnífico trabajo metiéndose en la piel de casi todos los demonios, y criaturas freakis del programa, realmente hacen un trabajo cojonudo. El éxito les está llegando ahora de forma masiva, pero desde que empezaron en el 2001 en la BBC Radio no han parado, de ahí a la caja tonta para seguir, y aunque no os lo creáis con actuaciones indirecto, conciertos, etc… Todo un fenómeno cultural. Pero dejando de lado esto y centrándonos exclusivamente en la serie, tengo que decir que es una serie super cachonda con referencias constantes a la música pop-rock y a las series fantásticas de los ochenta, una mezcla extraña pero sumamente divertida. No os asustéis con la muestra que os dejo....

Tan pesado se pone a veces mi archienemigo Guzzest enumerando a los, según él, únicos grupos respetables de los últimos veinticinco años que uno, cansado y aburrido, tiende a desconectar, a pensar en otras cosas que nada tienen que ver con la música y que me niego a revelaros. El tipo se pone pesadísimo, más de la cuenta, pero es que a veces tiene razón, nunca se la daré, claro, porque luego se crece y se vuelve insoportable pero a veces me niego a lo evidente como en el caso “Pixies”, gran banda que me perdí en su momento, que descubrí más tarde pero a la que no le dediqué el tiempo ni la atención que merecían hasta que Guzzest dio un ratito por culo. Y los Pixies son una de tantas, podría nombrar a Costello, Wilco y Pearl Jam como máximos exponentes de lo que os quiero explicar pero desde luego The Smiths, Sonic Youth y Yo La Tengo no me han convencido para nada, aunque he de reconocer que no ha sido tan pesado y enfermizo al recomendar a esta tripleta. Luego hay otros que una y otra vez repite que me gustarían, que me encantarían: The AfghanWings, SuperChunk, The Replacements, Hüsker Dü, y por supuesto Dinosaur Jr….

“Farm” (2009)

1. Pieces
2. I Want You to Know
3. Ocean in the Way
4. Plans
5. Your Weather
6. Over It
7. Friends
8. Said The People
9. There’s No Here
10. See You
11. I Don’t Wanna Go There
12. Imagination Blind.


Estos últimos, hablo de los Dinosaur Jr, no sé muy bien el motivo pero nunca me habían atraído, tal vez la pinta de J. Mascis me ha tirado para atrás, quién sabe. Conozco algunas de sus canciones como por ejemplo “Little fury things” o “In a jar” pero nunca he escuchado un lp entero, esa es la verdad. Tampoco el cabronazo de Guzzest ha insistido demasiado para que me volcara con el trío rockanrollero, tal vez por el miedo a que me gustaran en exceso y dejaran de ser una cosa exclusivamente suya, tal vez, no lo sé. Hoy por primera vez he escuchado un disco entero de Dinosaur Jr. Su último disco, su disco del 2009 que lleva por título “Farm” y que, por cierto, tiene una portada descomunal. Lo primero que tengo que decir es que me ha gustado mucho, desde la primera escucha, sobretodo dos temas: “Pieces” que abre el disco y “Friends” que está por el ecuador del mismo, ambas canciones con unos solos de guitarra de aquí te espero morena. Principalmente me he quedado sorprendido y enamorado de la guitarra de Mascis, creo que le tenía infravalorado, ninguneado, olvidado. Pido perdón por eso y haré penitencia, lo juro. Me ha gustado tanto el disco que le he dado enseguida una segunda escucha donde he confirmado mi predilección por esas dos composiciones, me ha enganchado “Said the people” y me han llevado al huerto “Ocean in the way” y “I don´t wanna go there”. Después he tardado un par de minutos en cargarlo en el ipod puesto que aprovechando estas mini-vacaciones me marcharé unos pocos días a Blanes, y sin mi ipod estoy perdido. Allí entraré en profundidad en el disco, el cual se me antoja sobrado de calidad, y apunta alto para estar entre los mejores del año, no así el regreso de los Sonic Youth que me sabe a Calisai. Y esperando que al leer esto y en un acto de grandiosa generosidad Guzzest me grabe toda la discografía en un cd, le he dado caza y captura al recopilatorio que tiene la banda y que editaron en 2007 llamado: “Ear-Bleeding Country: The Best of Dinosaur Jr.”, este también va directo al moderno y delgadísimo reproductor. Así pues y sin que sirva de precedente tengo que darle la razón a mi archienemigo. Maldito/Bendito seas Guzzest!!!


“Ear-Bleeding Country: The Best of Dinosaur Jr.” (2007)


1. Repulsion
2. Little Fury Things
3. In A Jar
4. Freak Scene
5. Budge
6. Just Like Heaven
7. The Wagon
8. Thumb
9. Whatever's Cool With Me
10. Not You Again
11. Out There
12. Start Choppin
13. Get Me
14. Feel The Pain
15. I Don't Think So
16. Take A Run At The Sun - J. Mascis
17. Nothin's Goin' On
18. I'm Insane
19. Where'd You Go - J. Mascis & The Fog