NIKO says.... La envidia de segunda...

Ayer tuve un pálpito. Por unos instantes pensé que el Espanyol sería capaz de ganarle al Málaga y comenzar así su salida de los puestos de descenso, iluso de mí. Por suerte, o no, mi temperatura corporal llegó casi a 39 grados centígrados y Nikochana me prohibió cualquier actividad que comprometiese aún mas mi precaria salud, y mi bolsillo, así pues me prohibió pagar el ppv para ver otra derrota periquita. Me tomé mi efferalgan un gramo, me tumbé en el sofá tapado con innumerables mantas, agarré la radio y con un auricular en el oído comencé a sufrir en silencio el partido que debería ser un punto de inflexión. 90 minutos después, tengo que reconocer que lo del pálpito era una auténtica idiotez que achaco sin duda a mi estado febril, y es que si nos dejamos de creencias absurdas, y de pensamientos que uno tiene mas con el corazón que con el cerebro, el Espanyol es difícil que le gane a alguien. Muchos dirán que es el equipo que estuvo deslumbrando media temporada en puestos “champions” y que llegó a la final de la UEFA, bueno, es mentira, desde aquella maldita final faltan unos cuantos: Gorka, Zabaleta, Pandiani y Riera, por poner un ejemplo, y tenemos lesionados a tres titulares de esa época: Tamudo, De la Peña y Torrejón, es decir mas de medio equipo titular no es el mismo, entonces, de aquel equipo al de ahora hay algo que no se ha hecho bien, porque el equipo que tenemos ahora viene de ganar tres partidos en un año y medio de competición, realmente lamentable, y por tanto le coloca en la posición que le pertenece, pese a quién pese. Ya llevamos este año dos entrenadores que por cierto no transmiten nada, a Kameni no sé qué coño le pasa, casi sería mejor que no jugase mas, y hay una alarmante baja calidad en el equipo que no creo que se arregle con un par de fichajes. Fichajes que valen un dinero y que el Espanyol, que debe ser el único equipo del mundo que no tiene un duro, no puede realizar, y los que hizo en verano son para invitar al director técnico a tomarse un descanso. Los dueños del club, la editorial Planeta entre otros, no sueltan un duro, y así es difícil subir el nivel. Luego está los que piensan que cuando vuelvan De la Peña y Tamudo esto se arreglará, pero cuando volverán?, además hablamos de dos jugadores de mas de treinta, con un historial de lesiones altísimo que no han jugado este año ni tres partidos seguidos, de verdad alguien cree que llegarán y el equipo empezará a ganar?. Así que siendo realista, esto se hunde, tiene muy mala pinta, qué sigan ahorrando los directivos y los propietarios, el año que viene podremos inaugurar nuestro precioso nuevo estadio que se han llevado fuera de la ciudad, en poco tiempo se ha pasado de Sarrià al gueto. Y es que no se puede gestionar peor un club, dos copas del Rey y una final de Uefa deberían servir para crecer a un club no para autodestruirse. Y el miércoles llega el Barça en la copa del Rey, le he puesto una vela a la virgen para que no nos metan una docena, era lo que menos nos hacía falta, que el rival de la ciudad nos endosara una ristra de goles y nos dejara con el culo al aire, hubiese preferido eliminarme contra el Poli Ejido, ahora, aún haciéndolo bien este miércoles, habrá un partido de vuelta en el Nou Camp, así que le aconsejo a Kameni que se compre un buen saco para ir recogiendo los balones de la portería. Me veo en segunda, amigos, con la mitad de socios, jugando el domingo a las doce contra el Eibar, eso sí, con un estadio acojonante. Al menos seremos la envidia de segunda.

2 comentarios: