En el 2004 descubrí a un grupo americano, un duo de esos que salían como setas desde los White Stripes y que intentaban salvar al rock dándole un tratamiento de autenticidad, y aunque algo simplistas resultaban ser bastante efectivos, pues bien, el grupo me impresionó lo suficiente como para comprarme uno de sus discos, el grupo se conoce como The Black Keys formado por Patrick Carney (batería) y Dan Auerbach (voz y guitarra), y el disco que me compré fue Rubber Factory, un señor disco con canciones espectaculares como When the lights go out, Girl is on my mind, y esa versión estupenda de The Kinks llamada Act nice and gentle. Luego me enteré de que no era su primer disco, ya habían editado unos cuantos, The big come up (2002) y Thickfreakness (2003) que aunque de mucha calidad no superaron al Rubber Factory, tercer disco cronológicamente hablando. Luego les perdí la pista, en el 2006 contratacaron con Magic potion, mas de lo mismo, y ahora en 2008 nos ofrecen Attack and release que según la crítica especializada es la polla (los descubren ahora...) por haberse dejado producir por el archiconocido DangerMouse, si queréis mas información de como se hizo el disco y la no conseguida colaboración de Ike Turner (que descanse en paz) se me compren el ruta de este mes. He escuchado el disco, y de primeras no es mejor que Rubber Factory, pero ojo sí que es muy bueno, antes eran mas sucios, mas gamberros, mas blueseros, mas rock, mas garage, y ahora han incorporado ruiditos, y otras mandangas propias del antes mencionado ratoncito peligroso que a decir verdad quedan muy monos y hacen que la escucha sea mas fácil que en sus anteriores trabajos, hay blues, claro, pero también hay mas soul, y eso también está muy bien, y cabe decir que todos los trucos sonoros de Dangermouse están muy bien puestos, no sobran y le dan un toque especial que hacen que suba de calidad, tal vez sin estos efectos los Black Keys caerían en la repetición y la falta de sorpresa que había ya en Magic potion. Así pues si queréis pasar un buen rato con algo nuevo y de calidad os recomiendo este Attack and release, y si os apatece escuchar algo auténticamente bueno no podéis dejar de escuchar Rubber Factory, no tendrán la estética ni el genio de los Stripes ni la fuerza de los Two Gallants (cágate con estos) pero seguramente estos Black Keys completan este trío de duo de bandas que aparececieron para devolver al rock a sus raíces.
THE RACONTEURS
CONSOLERS OF THE LONELY (2008)
OLD ENOUGH


Guste a muchos o a pocos la verdad es que Jack White es sin duda una de las estrellas de rock en estos tiempos poperos que corren, el muchacho no ha inventado nada y simplemente se dedica a lo que mejor sabe hacer, tocar la guitarra, si bien lo conocimos por el grupo White Stripes que aún, al menos oficialmente, no ha desintegrado (por el bien de Meg), grupo que hacia una revisión algo garagera del rock pero cuidando, a lo mejor, demasiado la estética, cosa que les ha traído mas de un problema, mas de una cruel crítica y un desprecio y poca valoración por la música que encontramos en sus discos, que a mi parecer es estupenda y a veces genial. Pues el amigo Jack forma paralelamente hace un par de años un grupo llamado The Raconteurs, y lo hace olvidándose de los límites que se autoimponía con los Stripes, casi exclusivamente guitarra y percusión, además de dejar el liderazgo a otro crack emergente en esto de la música, un tal Brendan Benson, el otro líder del grupo que ya despuntó con el increíble Alternative To Love aunque dispone de otros dos discos a cual mejor. Juntitos los dos, y sumando al bloque rítmico de The Greenhornes, conforman este tremedo grupo The Raconteurs, debutan con Broken Boy Soldiers, muy buen disco lleno de singles por doquier, pero al que se le notaba una falta de fusión de estilos, el grupo estaba por hacerse. Con Consolers Of The Lonely parece que empiezan a enmendar ese pequeño error, se nota un mejor acoplamiento de todos, y parece que todos reman hacia la misma dirección.

El disco comienza con la canción que da nombre al disco, guitarras de los setenta, gustándose, y la batería que entra marcando lo que será el disco, la voz de Brendan y luego la locura de Jack, con un riff de esos que se recuerdan con el tiempo y un final apoteósico, brillante comienzo, luego viene el primer single comercial del disco "Salute your solution" con otro super riff de Jack, todo un poco psicodélico, mas setentas, y un dueto vocal que te gusta mas en cada escucha, esencia de los Stripes pero con mas chicha. "You don't undertand me" es la siguiente, aparece un pianito juguetón, baladita acelerada que suena a otros tiempos, y es que en este disco no hay nada moderno, continuamos con "Old enough" sin duda una canción de Brendan para Brendan, con ese toque celta con esos violines country, muy buena, y que te enamora con esos coros de White, a estos violines le siguen tompetas, piano nervioso y ritmo latino de mano de Jack con "The switch and the spur" todo con sabor a spaguetti western, "Hold Up" rock de los setenta, gancho, fuerza, sudor, para cantar a grito pelao, con un órgano que recuerda a algún grupo roquero alucinado de los setenta y una grandiosa guitarra desbocada, energía en estado puro, "Top Yourself" recuerda a esos Led Zeppelin que gustan tanto a White, pero aqui hay banjos y esos sí, una voz muy a lo Plant. Seguimos con "Many shades of black" una mas tranquila y dramática canción, Benson a la cabeza, ecos al dramatismo popero que tenía Queen (con su permiso) en sus inicios, "Five to five", Jack White sin control, muy White Stripe, una de mis favoritas, esencia Nirvanera, pero con la voz de Jack, ya la conocíamos de algún que otro directo del año pasado, "Attention" nos demuestra que el grupo no son dos, y la parejita de los Greenhornes se destapa como lo que son, unos monstruos, además rock del bueno. "Pull this blanket off" comienza a dar muestras de cansancio, el disco baja en intensidad, no en calidad, siguen los pianos y el ritmo stoniano se abre camino, le sigue "Rich kid blues" si esta canción la cantara Roger Daltrey juraríamos que es una composición estupenda de Townshend para los Who, obra maestra. "These stones will shout" punteos de guitarra, medios tiempos, un poco folkie, como jugando a estar en otra época, esta vez recuerdan a los acústicos y sin flauta Jethro Tull, y acabamos con "Carolina drama" un blues dylaniesco transformado por Jack en una balada dramática y un poquito glam con ese final tarareado que nos deja un regusto final muy bueno pero que muy bueno aunque no excelente. Los Raconteurs apuntan alto, son muy buenos individualmente, han mejorado como conjunto y como los buenos grupos esperamos que con el tercer disco o cuarto lleguen a su cumbre creativa, este segundo disco aunque sin una Steady, as she goes, es mucho mejor que su antecesor, con discos como éste, podemos estar tranquilos, el rock sigue vivo. Long Live Rock!
1.- Do the right thing (1989)
2.- Malcolm X (1992)
3.- Crooklyn (1994)
4.- Inside man (2006)
5.- 25th hour (2002)
6.- She’s gotta have it (1986)
7.- Summer of Sam (1999)
8.- Jungle fever (1991)
9.- Get on the bus (1996)
10.- Mo' better blues (1990)
Ayer mismo me hice con una copia del esperadísimo juego de Wii: Pro Evolution Soccer 2008, llega un poco tarde comparado con las otras plataformas videoconsoloreas pero la espera ha merecido la pena. Por suerte o por desgracia el emblemático mando de Wii provoca que los de Konami hayan cambiado un poco la forma de juego, pero precisamente no ha perdido jugabilidad sino que ha ganado, aún es mas real que las otras versiones, además de lo de siempre, ahora podemos con el mando decirle a los jugadores que tiren un desmarque por aquí o por allá, que corten la zona para defender, que basculen, coño si parezco Valdano como me enrollo, bueno pues que estamos ante un juegazo que requiere mas horas de lo normal para controlar a los jugadores, las tácticas y todo lo que os imaginéis. Los modos de juego son los mismos que en el resto de plataformas, los gráficos… bueno un poco mejores que Ps2, una lástima, porque la Wii tiene el doble de potencia que una Ps2 así que podrían currárselo algo mas, también hay el problema de la cámara, sólo dos tipos de visión, algo alejadas debido sin duda al especial modo de juego. A pesar de estos inconvenientes un acierto este PES para Wii mucho mejor que su oponente FIFA aunque eso sí, requerirá de muchísimo entrenamiento para sacarle el máximo partido, ahora sólo falta que Guzzest haga presencia para poder pegarle un soberano correctivo, a él y a su querido Maniche.
Paul Thomas Anderson es uno de esos jóvenes directores de los que se espera algo mas que lo que nos ofreció en su trabajo anterior Punch-Drunk Love, el muchacho debutó con la fantástica Boogie Nights, peliculón se mire por donde se mire, y Magnolia que es de lo mejorcito que se ha hecho últimamente. Pues bien, Mr Anderson se queda a gusto con su cuarto largo There Will Be Blood que en este país de bellota se ha titulado como Pozos de ambición, y que tengo que decir que me ha parecido acojonante, buenísima, espléndida diría yo, creo que mucho mejor que la de los hermanitos Coen. En primer lugar me parece mejor su historia, al venir las dos de un libro me lo ponen difícil, no sé que libro será mejor, pero creo que lo que se dice llevar una historia del papel a la pantalla creo que Anderson se lleva el premio, mejor adaptación supongo pues no he leído los libros, al menos mas historia del celuloide es. Segundo, la inmensa superioridad de los protagonistas, está claro que Daniel Day-Lewis es insuperable, borda el papel, y creo que no había discusión sobre quién merecía el premio a mejor actor principal, por ese motivo Javier Bardem constaba como secundario siendo el protagonista absoluto del film de los hermanísimos, pero además de Daniel, que con eso ya bastaría, tenemos a Paul Dano, visto anteriormente en la simpática, fresca y genial peli independiente Little Miss Sunshine haciendo de un personaje que recuerda algo a Flush y no sólo por su problema con el rojo y el verde, pues bien, Paul Dano no es que sea mejor que cualquier actor de No country for old men, sino que se come con patatas al Day-Lewis, vaya pareja, y no hablo del chavalín que interpreta al hijo sordo de Daniel por no dejar a los Coen en evidencia. La película al fin y al cabo, hablo de Pozos de ambición, es una clásica historia sobre el sueño americano, la familia, la ética, el poder, el dinero, en este caso el petróleo, un clásico americano, pero sobretodo es una disección del ser humano, el bien y el mal, entremezclado, sin saber quién es quién, el predicador o el empresario, la religión o el oro negro, un espectáculo que nadie debería perderse que se toma su tiempo y del que no podemos dejar escapar ni una palabra, ni un gesto, con una ambientación que quita el hipo, a pesar de sus dos horas largas tiene momentos memorables como el personaje de Lewis cayendo al pozo con la pierna rota, la explosión de petróleo que deja sordo al niño, la escena de los bolos…. sólo puedo decir una cosa mas: lección de cine.
Acostumbrados a los últimos trabajos de medio pelo que nos ofreció Ridley Scott, American Gangster del 2007 sabe a gloria, a un tipo que había dirigido dos de las películas de ciencia ficción que mas me gustan de la historia, hablo de Blade Runner y Alien, no se le podía olvidar esto de dirigir aunque a veces y visto lo visto cada vez se parecía mas a su patético hermano Tony Scott. Ridley se deja de tonterías, agarra el toro por los cuernos y nos regala una película de gangster y corrupción clásica, elegante, con algunas sombras, pero pocas, con su justa parte violenta sin caer como otras veces le pasa en el pasteleo absoluto, creo que estaremos todos de acuerdo en no poner en el mismo saco a este film y clásicos absolutos del estilo de Goodfellas del maestro Scorsese, Dios me libre, pero sí sería mas justo ponerlo al nivel de films como Training Day, Cop Land y cosas parecidas, siendo American Gangster, en mi opinión, muy superior a las anteriores citadas. Mención aparte para los protagonistas de la película, Denzel Washington, como siempre, hace un trabajo soberbio, por trabajos peores ganó Oscars, sin ser un superclase como DeNiro siempre el bueno de Denzel nos asegura un plus de calidad que otros no suelen dar, esta vez, la interpretación que hace del jefe de la mafia Frank Lucas es demoledora. El otro papel protagonista es para Russell Crowe, un tipo que no es muy de mi agrado pero que realmente lo borda esta vez, parece que al fin se le han bajado los humos de superestrella, de guaperas duro de Hollywood, y luce barriguita y una pinta bastante dejada que hace creíble al personaje, se acerca mas al Crowe de L.A Confidencial que al de A Beautiful Mind, Russell convence y hace grande al film. SINOPSIS: Durante los años setenta, un traficante de drogas (Denzel Washington) recién salido de la cárcel decide introducir heroína en el barrio de Harlem usando un método muy particular para meter la droga en los Estados Unidos: poniendo la heroína dentro de los ataúdes de los soldados muertos que venían de Vietnam. Un honesto detective (Russell Crowe) de la policía de Nueva York será el encargado de investigar el caso... Así pues sin ser el mejor trabajo ni de Ridley, ni de Denzel ni de Crowe, y sin ser la mejor película de mafia que hayas visto jamás, es de agradecer que por fin se realice una película de gangster de calidad, eficiente, violenta y francamente bien interpretada, lástima, tal vez de su demasiado metraje que puede que en algún momento se te haga pesada, le falta un poco de destreza final, y aunque sea una historia real, la relación de coleguismo entre los dos personajes no acaba de convencer, este pues es su punto débil, pero American Gangster es una opción mas que recomendable para todos aquellos que disfrutamos con ese cine mafioso que tanto echábamos en falta y que al menos, en este caso, nos sirve para matar el gusanillo.
THE RACONTEURS
BROKEN BOY SOLDIERS (2006)
STEADY, AS SHE GOES

Arrgghhhh!!!!. Acabo de ojear el Rock de Lux, revista musical tendenciera que vende su alma al diablo por unos cuantos céntimos y me he encendido como hacia tiempo, el cabreo en cuestión viene por un artículo del firmante Santi Carrillo llamado Me, myself and I, bonito título, pero nada mas, en el artículo pone de vuelta y media a Sofia Coppola, la Coixet, y a Wes Anderson y destripa la película Viaje a Darjeeling. Hasta este momento todo parece lícito, es aceptable, mas porque odio a la Coixet, y puede que el tipo lleve algo de razón, Wes Anderson hace películas ligeras, con bandas sonoras tremendas y estéticamente preciosas, esta película fue catalogada por la mayoría de críticos como cinco estrellas, a mi, particularmente me encantó, pero acepto que alguién diga que no es nada del otro mundo, cuestión de gustos, gracias a Dios. Pues bien, el tal Santi Carrillo, nos dice que los críticos se pasan tres pueblos poniendo cinco estrellas a esta película y a muchas otras, que esos críticos deben ver clásicos a diario puesto que cada semana hay dos o tres films cinco estrellas, y qué pasaría si estrenaran ahora Plácido de Berlanga, dice el Carrillo, pues dice que sería cien estrellas (no lo dudo), pero es que no hay Berlangas, Santi, ya no hay de esos, entérate de una vez, y que por ese motivo de encumbrar a gente el film 13 Tzameti de un director georgiano llamado Géla Babluani pasó injustamente el año pasado inadvertido. Pues puede que el film ese sea bueno, no lo dudo, y que ciertamente el Carrillo de los cojones lleve parte de razón, pero, como tiene los santos cojones de escribir eso en esta revista, sí amigos, lo escribe en el RDL, que precisamente hace eso cada día, que grandes son los Ferdinand, los Strokes, las CocoRosie, los Wilco, Radiohead, Arcade Fire, Arctic Monkeys, etc, etc.. Díme Santi, que pasaría si en 2008 se editase Transformer, Ziggy Sartdust, Who's Next, Sticky Fingers, Abbey Road, etc.. serían billones de estrellas la calificación que merecerían, y que serían entonces los discos que en RDL dicen ser los mejores del año, pues ya te digo yo lo que son comparados con genialidades, como la que citas de Berlanga, pues son una mierda, pero no estamos en los 50s, 60s o 70s, estamos en el 2008 y esto es lo que nos toca vivir, ahora, haztelo mirar porque sólo hay que ver lo que nos queréis vender en la revista de marzo, XiuXiu, que jodienda, y luego nos sale comparando a Wes Anderson con Berlanga, pues si te pones así yo comparo a Bowie con XiuXiu que quedará por los suelos, como por otra parte se merece. Carrillo eres un mindundi.
En la era de los chips, los megas, gigas, rams, los bytes, el adsl, el cable, el lcd, el plasma, el tdt, el wifi, los usb, los ipods, iphones, mp3, routers, modems, la wii, el interné, el messenger, los blogs, las webcams, y todas las mandangas que se me olvidan es el momento de reivindicar algo tan simple como los juegos de mesa clásicos, hablo de los naipes, el ajedrez, las damas, el dominó y todos esos clásicos que requieren de una pericia especial, en cuanto a las cartas, existen infinidad de juegos, algunos mas fáciles que otros, algunos en equipo y otros tremendamente locos, un valor seguro; el ajedrez requiere de mas pericia no así las damas que son un divertimento rápido. Pero si alguno tengo que destacar por encima del resto es el dominó, espectacular, juego de taverna, de vino, de palillo en la boca, de cervecita a media tarde, uno de los juegos mas interesantes a pesar de su simpleza, una vez sabes jugar, sabes contar y predecir las jugadas, todo se basa en engañar a tus contrincantes, un excelente juego de mesa, mi favorito, del que soy un verdadero maestro, soy un dominotrix. Jugamos?
Buenas noticias corren por la isla, este 25 de Marzo sale a la venta el nuevo y esperadísimo trabajo (al menos por nikochan) de The Raconteurs, grupo indie encabezado por Brendan Benson (ojito con su estupendo y buenísimo disco pop Alternative To Love que bajo ningún concepto debería dejarse de escuchar), el indiscutible Jack White (de los, claro está, geniales White Stripes, que voy a decir de este tipo, pues que aunque su fórmula esté agotada y dejará sin duda en el paro a la reina del bombo tiene tanta clase que nos dará muchas alegrías), y de Patrick Keeler y Jack Lawrence (del magnífico grupo retro The Greenhornes el cual aconsejo a todos aquellos que les guste el revival sixty y mod garajero), todos ellos debutaron en el 2006 con el buenísimo Broken Boy Soldiers que contenía el hit del año "Steady As She Goes" además de canciones impresionantes como Hands, Borken boy soldiers y Level. Ahora nos llega la noticia y la confirmación del segundo álbum llamado Consolers Of The Lonely así que dentro de muy, pero que muy poquito os comentaré mis primeras impresiones de un disco que según dice la información oficial tendrá una duración de 55 minutos y las siguientes 14 canciones:

1.- Consolers of the lonely
2.- Salute your solution
3.- You don't understand me
4.- Old enough
5.- The switch and the spur
6.- Hold up
7.- Top Yourself
8.- Many shades of black
9.- Five on the five
10.- Attention
11.- Pull this blanket off
12.- Rich kid blues
13.- These stones will shout
14.- Carolina drama
Cuando prácticamente había tirado la toalla pensando en la inexistencia de música que me secuestrara el alma y me hiciese sentir esa grata sensación de estar descubriendo algo aunque sea de hace veintinco años, llega el día que estoy preparado para escuchar y disfrutar a Kevin Rowland y sus Dexy's, hasta hace unas semanas creo que no lo estaba, conocía sus canciones, los éxitos, los discos pero nunca había profundizado, bien por desgana bien por desconocimiento de lo que este hombre se llevó entre manos en la época de los ochenta. La compra del clásico nikochiano Too-Rye-Ay, a pesar de haberlo escuchado en mi juventud nunca le presté la atención que se merecía, llamarme iluso pero me pasé el tiempo escuchando imitadores de poca monta, me abrió las puertas a la diversión, luego irremediablemente tuve que andar hacia atrás y rescatar el casi mejor Searching For The Young Soul Rebels, y luego después de escucha tra escuha me lanzo por sus otros dos trabajos: Geno y Don't Stand Me Down, y con un trabajo en solitario de Rowland, The Wanderer, que si bien no llegan a la calidad de sus dos primeros trabajos con el grupo tampoco son mancos, sin duda Come On Eileen fue su mayor éxito, pero también fue un lastre a posteriori que parece que nunca se ha sabido sacudir, para mayor disfrute he conseguido un recopilarotio muy digno que utilizo en mi mp3, ya que los discos se escuchan de cabo a rabo en casa, este recopilatorio del 93 es conocido como Let's Make This Precious. The best of.. Indudablemente no es necesario tener este recopilatorio si tenemos ya los dos primeros discos pero para empezar o como capricho anda mas que sobrado, una delícia para nuestros oídos y para nuestra aún joven alma rebelde.

Let's Make This Precious

1.- Geno
2.- The Celtic Soul Brothers
3.- Come On Eileen
4.- Jackie Wilson Said
5.- Because Of You
6.- Manhood
7.- Tell Me When My Light Turns Green
8.- Breaking Down The Walls Of Heartache
9.- There There My Dear
10.- Plan B
11.- Show Me
12.- Let's Make This Precious
13.- Until I Believe In My Soul
14.- Let's Get This Straight
15.- This Is What She's Like
16.- My National Pride
17.- I Love You
18.- My Life In England
1.- The Apartment (1960)
2.- Some Like It Hot (1959)
3.- Days Of Wine And Roses (1962)
4.- Irma La Douce (1963)
5.- The Odd Couple (1968)
6.- The Fourtune Cookie (1966)
7.- Save The Tiger (1973)
8.- Missing (1982)
9.- Glengarry Glen Ross (1992)
10.- Avanti! (1972)
DEXY'S MIDNIGHT RUNNERS
TOO-RYE-AY (1982)
COME ON EILEEN

Señoras y señores, con ustedes, Kevin Rowland en su máximo esplendor. El disco Too-Rye-Ay de 1982 es un joya indispensable de los ochenta que a veces ha sido ninguneada por los críticos que otorgan tanto a esta obra, como a Dexy's Midnight Runners y al propio Rowland un papel de secundarios que no se merecen. Este disquito lo tenía yo grabado en mis años mozos en casette, luego en cd y finalmente ya lo tengo en original, eso me ha hecho darle unas escuchas últimamente y tengo que decir que suena mas actual que nunca, fresco, alegre, sumamente divertido y con una calidad que para muchos quisiseran los grupitos de hoy en día. El disco comienza con una presentación y enseguida escuchamos un ritmillo bailable que no nos deja en todo el disco y esa voz de Rowland a la que le salen clones (sólo hay que oir al cantante de Rumble Strips), The Celtic Soul Brothers suena poderosa, con sabor a clásico, y ese estribillo perfecto acompañado de esas guitarras tan británicas y un acordeón que te invita al baile tavernero, luego le sigue la genial e imprescindible Let's Make This Precious con esos vientos llenos de energía, poderío, y locura bailable, estamos delante de un torbellino de emociones, y como brama Kevin, que arte, que tonito vocal, te vuelve absolutamente poseído por el espíritu de los ochenta, palmaditas, coros y a bailar, espectacular. Y entonces llega un medio tiempo All In All con pasajes gospel y soul del bueno, a estas alturas si es la primera vez que lo escuchas ya sabes que estás delante de un disco eterno, si ya van varias veces sólo puedes disfrutar de una enorme canción que sube de nivel una y otra vez cada vez que la escuchas, y te pone a punto para Jackie Wilson Said, versión del maestro Van Morrison francamente digna y no sé si decir que supera al original, no sé si atreverme o no y que te hace directamente sonreír mientras piensas "joder, que buenos son estos tíos". Y entonces un pianito medio eclesiástico con sus coros corresponientes te prepara para una baladita de tomo y lomo, que te hace vibrar con ese precioso violín y esa hipnótica flauta, para despertamos de golpe y porrazo con Plan B y aunque se toma su tiempo luego todo se vuelve otra fiesta con violines, trompetas y saxos como invitados principales, sana locura. I'll Show You es la siguiente, seguimos en la fiesta de Rowland y los Dexy's, seguimos con las trompetas y con Soul saliendo por los poros hasta que de nuevo la fiesta pide calma en forma de balada, Liars A To E, balada Soul, muy en la línea de todo el disco, perfecta y envolvente, los coros femeninos se llevan la palma, una de las mejores del disco, aunque Until believe In My Soul que le sigue no le va a la zaga, con un tono muy irlandés, muy de las islas, todo muy celta, y de golpe la voz en falsete de Rowland, que voz tiene el cabrón que te pone los pelos de punta, que coros, que emoción, cojonuda sin mas, pero atención que viene lo mejor el clasicazo Come On Eileen, y hasta aquí puedo leer. Amén. Si tenéis la suerte de tener alguna edición especial podréis disfrutar de mas material, en mi caso: The Celtic Soul Brothers versión USA, Jackie Wilson Said y Come On Eileen en directo, Marguerita Time, versión de Respect en directo, Dubious, Love part 2 y The Sound Of Philadelphia. Así pues reivindico a Rowland y los Dexy's quienes con este disco alcanzaron la perfección y se ganaron el cielo, nos regalaron este disco que nadie en su sano juicio debería dejar de escuchar y que forma parte de los clásicos, los clásicos nikochianos.
Existe un lado salvaje de la vida, un modus vivendi del rock and roll y sin duda uno de los rockeros mas feos del mundo lo representa de manera ejemplar, hablo de Willie DeVille, Mink DeVille cuando hablamos de banda y Willie cuando iba por libre, uno de esos personajes que se encuentran en la retaguardia de la música rock, siempre detrás de los gigantes y multiventas a los que no tiene nada que envidiar, es mas, mas de uno debería tomar nota y fijarse en la carrera y sobretodo en el espíritu de este golferas del rock. Willie nació en 1950 no se sabe muy bien donde, se dice que en New York, después de años de juventud vividos en Londres vuelve a San Francisco y forma Mink DeVille, despachando algún que otro discazo como Cabretta del 77 o Le Chat Bleu del 80, éxitos no le faltan, canciones redondas, tampoco: Cadillac Walk, Spanish Stroll, This Must Be The Night, hace éxitos a cascoporro, a pesar que todos sus discos son un desastre comercialmente y el tipo se muda a París, ciudad que le adopta como propio, pero como a todo hijo de vecino le apetece un cambio, un giro hacia lo diferente y desconocido, después de desengancharse día si día no de la heroína decide poner punto y final al grupo, a partir de entonces Mink es Willie. Como Willie DeVille cosecha mayor reconocimiento y popularidad, Victory Mixture y Backstreet Of Desire son tal vez sus mejores discos, y canciones como Hey Joe y Demasiado Corazón sus mayores éxitos comerciales. Si no queréis arriesgar, y os gustaría entrar en la música y el mundo de Willie/Mink DeVille poco a poco, dejaros seducir por el recopilatorio MinkWillie DeVille Greates Hits, para el nombre no se han estrujado el cerebro pero lo que contiene es oro puro. Sólo puedo deciros una cosa mas: “Every morning I’m broken. Every day I die. Every night I weaken And every night I cry. Standing in the rain In the street outside. Running down my face. Tears in my eyes..."

MINK-WILLIE DEVILLE
GREATEST HITS
1.- You just keep on holding on
2.- Spanish Stroll
3.- Mazurka
4.- Soul Twist
5.- Hey Joe
6.- Cadillac Walk
7.- Gunslinger
8.- Guardian angel
9.- Savoir faire
10.- Empty heart
11.- Confidence to kill
12.- I broke that promise
13.- This must be the night
14.- Demasiado corazón
15.- Maybe Tomorrow
16.- Bamboo road
17.- Venus of avenue D
Después de muchos días y muchas semanas sin darme un paseo por las calles disqueras de Barcelona, hoy, me he dado una vuelta por el centro, el downtown, y he realizado unas cuantas compras, iba con las ideas claras, hay poco presupuesto, así que nos vamos a las ofertas, compraré un poker de cds, cuatro vamos, dos de ellos debían ser dos clásicos indiscutibles a muy, pero que muy bien precio, otro debería ser un recopilatorio variado, pero del que no conociera demasiado, algo para explorar, estrujar y descubrir, y por último quería darme un capricho, algo nuevo, algo muy nikochiano, y así ha ido la compra:

Never Mind The Bollocks (Sex Pistols, 1977): discazo que no sé porqué motivo no tenía aún en original, ofertaza, el que me compré yo es el de tapa amarilla, que es el que se ha distribuido siempre en este país, la rosita es la inglesa, contiene clásicos imperecederos como God Save The Queen, Anarchy In The UK o Pretty Vacant. Un disco que marcó época y estilo. Un clásico de los setenta.

Too-Rye-Ay (Dexy’s Midnight Runners, 1982): el clasicazo de moda, música celta, rock, folk, country y soul en la batidora para dar este indispensable disco que me faltaba, no sé si es su mejor disco pero contiene el Come On Eileen, quién no ha bailado este temazo borracho sin parar de saltar y gritar, además encontramos otras como Jackie Wilson Said, Let’s Make This Precious y mas, y mas.

Prisoners Of Love (Yo La Tengo, 2005): doble compilación de un grupo al que no tengo muy escuchado, sólo conozco una decena de canciones, así que por menos de seis euros es una elección que no podía dejar escapar, además de las Sugarcube, Drug Test y Stockholm syndrome tendré que empaparme bien de uno de los grupos mas interesantes de finales de los ochenta y noventa.

Transnormal Skiperoo (Jim White, 2007): el caprichito de turno que después del fabuloso Drill A Hole In That Substrate And Tell Me What You See del 2004, no me podía perder. Jim es un maestro, de eso no hay duda, con ese toque indie-country modernito y experimental sin renegar del blues, el country y aromas caribeños. Con solo una escucha ya me he quedado pillado de este disco. Impresionante.
1.- Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988)
2.- Tacones lejanos (1991)
3.- La ley del deseo (1987)
4.- Todo sobre mi madre (1999)
5.- Hable con ella (2001)
6.- ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984)
7.- Volver (2006)
8.- Carne trémula (1997)
9.- La flor de mi secreto (1995)
10.- La mala educación (2004)
Ayer mientras se contaban los votos de la jornada electoral y tiraba el Barça, de nuevo, la liga por la borda, Nikochan se disponía a mirar una soberbia película. Avalada por la crítica y por Guzzest (el cual conoció esta película gracias al mismísimo Nikochan), This Is England que así se llama el film, narra la historia de un solitario, huérfano y marginado niño de doce años llamado Shaun en la Inglaterra ochentera dominada por la dama de hierro, queriendo ser especial es captado por una banda de jóvenes y primerizos skinheads, todo marcha de maravilla en la pandilla hasta que llega Combo de la cárcel, antiguo compinche de Woody, líder de la banda, y llega con una ideología xenófoba que no gusta para nada a Woody y hace que salga del grupo junto a otros integrantes. Combo consigue captar a Shaun y a otros chicos débiles mentalmente y les inculca su actitud racista hasta que todo se descontrola. Esta película aunque simple en planteamiento, es muy efectiva, narra perfectamente un problema social, no tan lejos de los discursos de muchos de nuestros políticos, nos enseña el ambiente de esa Inglaterra de los ochenta algo decadente, todo hilvanado con elegancia, clase y buen hacer, el director Shane Meadows nos había enseñado de lo que era capaz en filmes como Dead Man’s Shoes y Once Upon A Time In The Midlands pero nunca llegando a la calidad de esta This Is England. Quiero destacar por encima de todo la actuación de Thomas Turgoose, ese Shaun que quita el hipo, que debutaba delante de las cámaras y que en cada secuencia da una lección de cómo actuar, y como no, destacar a Stephen Graham con una imagen que asusta al que habíamos visto en buenas películas como Snatch o Gangs In NY. This Is England es una película imprescindible en estos tiempos que corren, buen cine, buena historia y como no, buena música.
NICK CAVE
ABATTOIR BLUES/LYRE OF ORPHEUS (2004)
BREATHLESS

Los mutantes son humanos que poseen un gen nuevo conocido como "Gen-X" que les otorga superpoderes, la mayoría de mutantes, tienen un aspecto externo completamente normal, están extendidos por todo el mundo y sus poderes se pueden presentar de improviso, la raza humana empieza a temer y odiar a los mutantes, tachándolos de monstruos y asesinos, así que surgen algunos líderes con diferentes ideologías sobre el futuro de los mutantes y la raza humana, líderes como Marianín y Zp, que nos hacen elegir el domingo que futuro queremos que nos depare la vida. Definitivamente esta vida que vivimos cada día es mas difícil, no les basta a los dirigentes y líderes políticos con subirnos los precios, las hipotecas, los billetes del bus, el TAE, aunque no sepa que coño es exactamente, la gasolina, el euribor, aumentar el paro, prohibir el tabaco, permitir vivir dignamente a Guzzest, dejar sacar discos a la Oreja de Van Gogh, permitir que exista Antena 3, Mariano Rajoy, Bono (de U2, claro) y otros personajes maléficos del mundo que, además, permiten que existan y se multipliquen los productos de consumo poniéndonos la tarea casi imposible de hacer la compra dignamente. Sin ir mas lejos esta misma mañana, bien prontico, me he presentado en el supermercado mas económico que conozco, no el mas cutre porque para eso está el Dia, hablo del Lidl claro, o como se conoce en algunos ámbitos “El Chernobil”, debe ser por sus productos de marcas propias algo radiactivos, absteneros por favor de probar los raviolli de una marca que tiene la etiqueta blanca, no pone ni el nombre, sólo “raviolli” y permitirme que dude también de eso, pues bien iba yo de peregrino y me cogiste de la mano ( tra-la-lalalá-lalalá! Olé!), perdonad, es que el hilo musical me está destruyendo las neuronas, cargando el carro como de costumbre en esta fechas de mes, ahorrando para hacerle hueco a algún disquito, cuando me entran unas ganas insospechadas de tomarme un Colacao, me acuerdo que en el armarito de la cocina, muy al fondo hay un bote, pero no me acuerdo cuando lo compré exactamente, puede que haga mas de cinco años, eso como mínimo, así que como ya estoy en el supermercado y no puedo hacer la prueba del carbono14 me dispongo a meter en el carro un botecito. Y, qué sorpresa nikochiana, cuando veo un estante lleno de productos de nutrexpa, maldición! Grito justo cuando dos peruanas me miran con asco, miro a mi alrededor y entonces la mayor de las peruanas me pregunta: lo vas a coger o no?, mientras la de la flauta y los guantes sin dedos se mete una tableta de chocolate en el bolso, a lo que yo contesto: No, sólo estaba mirando. Me hago el disimulado y cuando giran el pasillo vuelvo a la zona nutrexpa, tengo que ser rápido puesto que en cualquier momento pueden volver, miro a mi alrededor y estoy solo, me dispongo a coger el bote, y…. no puede ser mas difícil, colacao turbo, colacao fibra, colacao light, colacao energy, pillows de colacao, cola cao complet, justo en ese momento veo de soslayo aparecer a la peruana de la flauta, agarro un bote de la pila y no sé porqué motivo toda la pila de botes de colacao se hunde, bueno, disimulo tirando rápidamente el bote que tenía en la mano me giro y hago que miro las galletas, jugada redonda puesto que la reponedora que es chilena se queda mirando a la peruana, mi dedo índice sin querer señala a la peruana y tampoco me digáis porqué grito “al ladrón, al ladrón”!, todo el supermercado se acerca al pasillo c, las cajas quedan libres y es cuando aprovecho para ponerme el primero de la caja, joder que tío mas listo que soy, cuando veo a la dependienta me doy cuenta que todo corresponde a una señal divina, al lado de la cajera del África tropical hay una pequeña pila de productos en oferta, Colacao Original, reza el letrero, 10% gratis. Así pues, después de hacerme con un colocao original del Chernobil, espero saborear su chocolate radiactivo con esos grumitos que lo dignifican y volverme un nuevo mutante fuerte, viril, musculoso y bello, muy bello, mas bello si cabe, puesto que ser humano cada vez es mas penoso, sino, sólo hace falta ver a Guzzest. Pero, yo me pregunto, Guzzest, es humano o mutante?
Acabo de terminar la primera escucha del nuevo trabajo de Nick Cave y sus malas semillas, escucha intensa y mas que interesante, después de aquel espléndido álbum doble llamado Abbatoir Blues/Lyre Of Orpheus que supuso el empujón definitivo para que Nikochan se enganchara a este gran artista, con ración doble de buenos temas, edición preciosa, de lujo, digna de ser comprada, ahora, cuatro años mas tarde nos entrega “Dig, Lazarus, Dig!!”, no sé si podrá superar a su anterior trabajo pero de primeras lo iguala, aún no he detectado canciones tan bellas y redondas como las anteriores aunque sí se aprecia en sus canciones mas movidas que la calidad continúa, de momento abre el disco un buenísimo tema y clásico instantáneo Dig, Lazarus, Dig!! que da nombre al disco, Today’s Lesson le sigue y no le va a la zaga, con ese organillo en medio que recuerda otros tiempos, después de esta entrada triunfal llega un poco la calma con Moonland, ritmos lentos a lo Reed con un Hammond de fondo, vaya crack este Cave, la mas extraña, tal vez sea Night Of The Lotus Eastern, espesita, espesita, y luego Albert Goes West, típica y monótona, no es mala, pero le falta chispa, por suerte como Lázaro, el disco se vuelve a levantar y a andar con We Call Upon The Author en la línea de Moonland pero mas acelerada. Hold On To Yourself nos devuelve a pasajes conocidos en aquel doble disco del 2004, luego vienen guitarras chirriantes y nervio, mucho nervio, soberbia Lie Down Here, que nos lleva a la segunda cima del disco, luego parece que vamos de bajón con Jesus On The Moon, bajón porque se acaban las guitarras y da paso a un medio tiempo de estos que predominan tanto en este disco, seguimos de bajón con Midnight Man que junto a la anterior nos proporcionan uno de los momentos mas bellos del disco, ojo con ese organillo que quita el hipo, finalmente More News From Nowhere cierra esta nueva entrega del señor Cave, ocho minutos para terminar, donde predomina una guitarra preciosa y la voz de Cave despidiéndonos. Así pues, y mientras escribía este articulito me he cascao otra escucha, creo que acabo de descubrir un nuevo clásico nikochiano, el tiempo lo dirá, lo que está claro es que la emoción que uno siente al escuchar algo tan bueno como Dig, Lazarus, Dig!! es impagable, es una sensación única, escuchar un disco por primera vez y que te haga sentir lo que te hace sentir Cave con su primera canción, sabes que lo que te espera es bueno. Sólo puedo decir una cosa mas: “Dig yourself, Laz’rus dig yourself, Laz’rus dig yourself, Laz’rus dig yourself, (I want you to dig) Back in that hole…”

DIG!!! LAZARUS, DIG!!!

1.- Dig, Lazarus, Dig!!!
2.- Today's Lesson
3.- Moonland
4.- Night of the Lottus Eaters
5.- Albert Goes West
6.- We Call Upon the Autor
7.- Hold On To Yourself
8.- Lie Down Here (& Be My Girl)
9.- Jesus of the Moon
10.- Midnight Man
11.- More News From Nowhere
Sí amigos, parece que esta semana me ha dado por papá Sutherland, el hijo me da un poco de pena, entre pena y asco, aunque también tuvo su momento en mi adolescencia. Pues bien, de entre muchas películas de Donald, las de la lista nikochiana y otras que me he dejado, destaco una, que no entró en el top por no ser una película en el sentido estricto, sino mas bien es una miniserie de dos capítulos, o una película hecha para la televisión de cuatro horas que se ha partido en dos bloques. Se hizo para la televisión, sí, pero es de una calidad tan grande que eso lo pondríamos en duda si no lo supieramos, la película en cuestión se llama Citizen X, está dirigida por Chris Gerolmo que yo particularmente no tengo ni idea de quién es, lo pongo por quedar bien y dármelas de cinéfilo, que no lo soy, que conste, y está protagonizada por quién sino, Donald Suthertland y por el también increíble actor Stephen Rea, además de contar como secundario de lujo con Max Von Sydow, lujazo. SINOPSIS: El joven y brillante especialista en medicina forense camarada Bukarov (Stephen Rea), toma posesión de su cargo y pronto comienza a trabajar en el caso del asesinato de un niño. Sin haber tenido tiempo de examinar el cuerpo, a Bukarov le llegan siete cadáveres más. Tras un estudio concienzudo, comunica a sus superiores que en la zona hay un asesino en serie, y pide medios para detenerlo. En esta película Sutherland no es le malo, no es el asesino, aunque acostumbre a ser el malo de los films, es el comisario jefe, con muy mala leche eso sí, además el film es una historia verídica, el asesino en serie mas famoso de la antigua URSS, que jodienda, pues bien, la película ganó en Sitges el galardón a mejor film, creo que a mejor director y mejor actor a Stephen Rea en 1994 o 95, no lo sé muy bien, creo que fue el 95, puede, no lo tengo claro, bueno, la historia tarda en coger el rollo pero te va enganchando poco a poco, se vuelve enfermiza y saltan chispas de los encuentros entre los protagonistas. Película de culto, que nadie debería perderse, una lección de cine con pocos medios que ni llegó a estrenarse en la gran pantalla.
1.- M.A.S.H (1970)
2.- Klute (1971)
3.- The dirty dozen (1967)
4.- Don’t look now (1973)
5.- Animal House (1979)
6.- Novecento (1976)
7.- Murder by decree (1979)
8.- Johnny got his gun (1971)
9.- Invasion of body snatchers (1978)
10.- Little murders (1971)
Una de las constantes en el cine de terror o fantástico de los últimos tiempos es repetir una y otra vez el mismo film cada vez que la tecnología permite hacer cosas nuevas, además, claro, de la falta de ideas existentes. Pues bien, una de las películas que me han marcado mas en el cine ha sido sin duda “La invasión de los ladrones de cuerpos”, pero, os preguntaréis, de que versión habla nikochan?, pues bien, de casi todas, primero haremos un breve paseo por el pasado. Primero decir que todo viene del libro de Jack Finney “The Body Snatchers”, se recomienda su lectura para poder juzgar la efectividad de todos los proyectos de pasar la historia del papel al celuloide. En 1956 se estrena por todo lo alto “Invasion of the Body Snatchers” que dirige el espectacular Don Siegel mas conocido por sus westerns y sus colaboraciones con el gran Clint en los Harries, pues bien, una de las mejores películas de terror-fantástico en blanco y negro de la historia, llena de planos y trucos inteligentes para sobreponerse a la falta de medios, simplemente estupenda.
Mas tarde llegó la que para mi es la mejor de todas la versiones, en 1978 Philip Kaufman nos entrega el super remake “Invasion of the body snatchers”, el reparto de lujo: Donald Sutherland, Brooke Adams, Leonard Nimoy, Veronica Cartwright y un jovencísimo Jeff Goldblum, además colaboraban el bueno de Siegel y Kevin McCarthy que fue el protagonista de la primera versión, ojito, hay que buscar al señor Robert Duvall, no está en los créditos pero sí en la película. Está es sin duda la mejor versión de todas las versiones, excelente, con un final inquietante e inesperado, Sutherland lo borda y protagoniza el último segundo, sublíme y terrorífico, y un clásico del cine de terror. Mas tarde en 1993, Abel Ferrara nos sorprendió con “Body Snatchers” no es exactamente lo mismo, en esencia sí, se adapta un poco al cine de los noventa y un mucho al de Ferrara, resulta un remake muy suyo, aunque prometía se quedó en eso, en promesas, no llegó a ser lo que debería ser pero es que el listón estaba muy alto y no contaba con ninguna figura de relumbrón, pero bueno, le quedo algo inconexo, falto de gancho y un poco sosainas. Finalmente, otra década, otra versión, en 2007 llegó “The Invasion”, y aquí sí que se ha metido pasta, y venga dólares, una plétora de dólares, pero como la mitad se los llevan sus protagonistas, mal utilizados, cuentan con un director semidesconocido, Oliver Hirschbiegel, y una pareja de actores taquilleros, la fría y multioperada Nicole Kidman y el rocoso nuevo James Bond, el señor Daniel Craig, menos química que en los juegos de cefa, el resultado, ni frío ni calor, mas bien cero grados, para ver un episodio de X-files me quedo en casa, efectiva, entretenida y poco mas, pero sin la magia y el toque misterioso que sí tenían sus predecesoras. Así pues, si tenemos que quedarnos con sólo una de ellas me quedo con la versión del 78, la del Sutherland, cuestión de gustos.

Este último fin se semana me ha deparado un gran descubrimiento musical, algo inesperado por ni siquiera estar buscándolo, conformado y hastiado por millones de grupos actuales que sólo quieren o pueden imitar o rememorar a grandes artistas del pasado, a veces con éxito, a veces desastrosamente cayendo en el aburrimiento supino. Pues bien, sin ser un disco innovador, mas bien es muy, pero que muy tradicional, y sin ser el inventor de no se qué movimiento del siglo veintiuno, Hayward Williams, que así se llama el muchacho, natural de Wisconsin (Milwaukee, EEUU), despacha un soberbio disco de típicos aromas clásicos americanos, maravilloso, absolutamente bello, este Another Sailor’s Dream del 2007 rebosa calidad, un disco hecho por un orfebre, un cantautor americano con voz a lo Bill Callahan de Smog, pero con mas nervio, guitarras del oeste y armónicas del desierto de Arizona que recuerdan al mejor Ryan Adams, y una voz a veces rasgada y preciosa como la de Ray Lamontagne. No es su primer disco, no, ya editó un par en 2005, discos que andan en busca y captura, son Uphill/Downhill y Trench Foot, de momento es difícil encontrar el disco entero por la burrica, nos conformamos con canciones sueltas, escuchas en myspace y videos del youtube, pero mezclándolo todo es posible escuchar el disco entero, todas las canciones del propio Williams, a excepción de la que cierra el disco, una versión del Thunder Road Springstiniano, atrevido, puede, aunque suena mas a agradecimiento y rendir pleitesía a una de las figuras americanas. Si os gusta el Boss íntimo, los Wilco de los inicios, el Ryan Adams con WhiskeyTown y de sus dos trabajos en solitario, o el fabuloso Ray Lamontagne, aquí tenéis un disco y un artista que no os defraudará, sabor clásico para los días de lluvia.

Another Sailor’s Dream (2007)

1.- Ballad of Benson Creek
2.- Redwoods
3.- You were right
4.- Doctors
5.- Careful, please
6.- Problems with Hemingway
7.- A glance back
8.- Who’s it gonna be today?
9.- Devil’s lament
10.- A song for Lou
11.- Thunder Road
DAVID BOWIE
THE RISE AND FALL OF ZIGGY STARDUST AND THE SPIDERS FROM MARS (1972)
STARMAN

Ayer haciendo gala de mi generosidad ofrecí una tarde de ocio en exclusiva a Guzzest, cafetito de nespresso, partidos de alta tensión al soccer de la Wii, y una escucha musical monotemática por el espléndido y fértil año 1972, empezamos escuchando el clásico nikochiano The Rise And Fall Of Ziggy Stardust And The Spiders From Mars de Bowie, continuamos, con lógica, con el espectacular se mire como se mire Transformer de Lou Reed y para finalizar, obsequié a mi invitado con el imprescindible Exile On Main Street de aquellos añorados y jóvenes Stones. Me sorprendió la cantidad de discos de gran calidad que aparecieron ese año, tal vez fue uno de los años mas fructíferos en cuanto a clásicos nikochianos, como bien me recordó el amigo Guzzest, el año 77 no se quedaba manco, pero particularmente este 72 es canela fina, así pues os dejo este pequeño top de imprescindibles discos de uno de las mejores añadas de la música moderna, si no los conocéis, rezad un padre nuestro, tres ave marías, y después ya podéis beberos dos tequilas, fumaros un canuto, un polvete no vendría mal, sí podéis, y luego tenéis dos opciones, o salís a la calle a compraros todos los discos que propongo, si es que no se tienen ya, o bien, se llama al Burrica Express y en unas horitas ya se puede disfrutar del tema. Suerte y al toro.

1.- Exile On Main Street (The Rolling Stones)
1.- The Rise And Fall Of Ziggy Stardust And The Spiders From Mars (David Bowie)
1.- Transformer (Lou Reed)
2.- Pink Moon (Nick Drake)
3.- Paul Simon (Paul Simon)
4.- Manassas (Stephen Stills)
5.- Harvest (Neil Young)
6.- Talking Book (Stevie Wonder)
7.- Roxy Music (Roxy Music)
8.- The Slider (T. Rex)
9.- Let’s Stay Together (Al Green)
10.- Made In Japan (Deep Purple)