Pues sí. "Bone Tomahawk" del 2015 y ópera prima de S.Craig Zhaler gustó muy  mucho en el hogar nikochiano. En 2017 realiza el guión y dirige a Vince Vaughn en "Brawl in a cell block", film que por cierto tengo pendiente y que veré en breve puesto que su tercera película, estrenada en 2018 aunque no en cines (raro, raro) que hoy nos ocupa me pareció sensacional. Cuenta Mr Zhaler de nuevo con Vaughn, y otra vez se encarga del guión, pero este film tiene la curiosidad de contar con el casi desaparecido o venido a menos Mel Gibson que está viejuno pero que lo borda. La historia está más vista que el tebeo, pero eso no importa puesto que la puesta en escena y las actuaciones, así como el ritmo lento que va cogiendo volada para dar un final violento estupendo, hacen que el film resulte una pequeña exquisitez para los que amamos el género policíaco. Sí, porque Gibson y Vaughn, son una pareja de policías algo polémica, son suspendidos por un incidente de exceso de fuerza y autoridad, y en esas se ven metidos en un robo ya que necesitan la pasta por problemas familiares.... Todo les salta en la cara y acaba como el rosario de la aurora...  No digo más. El film es violento y es reposado, y sí, es excelente. Una buddy-movie oscura con sabor añejo, con sabor a la violencia de los setenta y con un ritmo pausado que te atrapa sin piedad. Un gusto, además, poder ver a Gibson de nuevo y a un Vaughn que lo borda, y eso que por lo general no lo soporto, así que a habrá que ver su "pelea en la celda...", el otro film de Zhaler, director y guionista interesantísimo fuera del circuito habitual hollywoodiense. No se la pierdan.
"I Walk on Gilded Splinters"


No daba un duro por el nuevo disco de los hermanos Avett. Esa es la pura verdad. Para seros sincero nunca me ha interesado en exceso. Vale, son amiguetes de Langhorne Slim al que adoro sobre todo las cosas pero sólo "Emotionalism (2007) y sobretodo su siguiente disco, su "I and Love and You" del 2019 consiguieron tocarme algo la fibra. Luego sus respectivos discos (a excepción de momentos concretos de "The Carpenter" o "Magpie and the Dandelion" que sí estaba interesante) me habían tocado otras dos cosas bien redondas... O bueno, para ser correcto no me habían levantado... el ánimo. Su evolución como banda, abriéndose a otros públicos más pudientes, no me convenció y aunque siempre los controlo de soslayo ya no guardaba esperanzas y como os decía, no daba ni un duro por su nuevo disco. Dicho esto, su "Closer than together" no es malo, ni horrible, ni desastroso, ni aburrido... No, su nuevo disco es muy digerible, muy de entrada fácil, de suma amabilidad, buenas melodías y momentos instrumentales excelentes. Combinando a la perfección sus inicios y raíces con algo más de modernidad presente en sus últimos discos. Claro que no son la banda que salve la música, ni el grupo del cual enamorarnos eternamente. Tampoco se lo pedimos pues ya nos nos enamoramos tan fácilmente. Scoth y Seth, los Avett, entregan un disco de escucha placentera, de americanismos manidos. No hay sorpresa alguna pero sí buenos músicos, así pues todo correcto pero nada que nos haga estremecer. Esa puede que sea la peor de las críticas, y tampoco ayuda que pensándolo bien no supere ni al anterior disco ni a por ejemplo The Carpenter pues se queda a medio camino de ambos y le dan a las letras un toque de quejío político que no molesta pero tampoco aporta la garra y mala leche necesaria.

Ya la inicial "Bleeding Wire" presenta un bajo noventero y al final unas guitarras rocanroleras que intentan dan un barniz más moderno o duro pero es solo un espejismo. el tema me gusta bastante y hace que estemos a la expectativa pensando que todo subirá de nivel pero se queda en soufflé. "Tell the Truth" comienza muy bonica, porque lo es. Me gusta, es un estilo muy mío. Boniquismo sencillo de felicidad simple y pura, pero tampoco va más allá. Tal vez la canción del disco, una de ellas, sea "We americans". La más remarcable del lote junto a la inicial y "High Stepping" que mezcla la esencia country con algún toque de modernidad que sorprendentemente funciona. Antes "C sections..." juega a ser un tema de Mr Rawlings and Company... y por el medio hay baladas interesantes como "When you learn" y "Better hear" que dan empaque al disco, y cositas cabareteras y kinkinianas como "Bang Bang". Pasado el ecuador, el disco se desploma... Y ya son menos las canciones a señalar. De todas, tal vez me quede con "Locked up", y tal vez lo haga por ese ramalazo a canción de Langhorne Slim, a tema tocado con el alma y desesperación. Me lo imagino cantado por Langhorne y me convence.... Y claro, Los Avett saben lo que hacen pero no acaban de hacer nunca un disco redondo, un disco que les ponga en primera línea. Es siempre un gusto y un placer escucharlos pero aún hoy esperamos ese pelotazo musical que seguramente se merecen.

The Avett Brothers - Closer than together (2019): 01.- Bleeding White/ 02.- Tell The Truth/ 03.- We Americans/ 04.- Long Story Short/ 05.- C Sections and Railway Trestles/ 06.- High Steppin’/ 07.- When You Learn/ 08.- Bang Bang/ 09.- Better Here/ 10.- New Woman’s World/ 11.- Who Will I Hold/ 12.- Locked Up/ 13.- It’s Raining Today.



*post aparecido originalmente en Exile SH Magazine por Nikochan

La rotoscopia es una técnica bastante frecuente de animación que tiene especial importancia cuando se aplica sobre actores reales. Tal vez su máxima expresión la tuvo en el film del 2006 "A scanner darkly", basado en la obra de Philip K. Dick, en la que participaban Keanu Reeves, Robert Downey Jr, Woody Harrelson, Winona Ryder, etc, etc.. Film que estaba bastante bien. Pues este 2019 y de la mano del Prime de Amazon llega la serie de ocho episodios "Undone" donde esa técnica de animación se convierte en la mayor protagonista de una historia fantástica que se centra en los viajes en el tiempo. Además, es interesante saber que su creado es el mismo de la muy recomendable "Bojack Horseman" aunque poco tengan que ver una con otra. Las dos son para adultos, no hay duda, las dos tienen mucha chicha pero cada una juega en ligas diferentes. "Undone" es pura ciencia-ficción con clase y buen gusto, a nivel técnico es excelente aunque tampoco hay que dejar de lado las actuaciones, de las que cabe destacar las de Rosa Salazar y Bob Odenkirk. Una serie fascinante que se ve en un plis plas, que nos atrapa desde su primer capítulo y de la que nos gustaría saber más. Sabe a poco la verdad. Y de la que no os quiero contar demasiado, más que su protagonista, Alma, sufre un accidente que le provocará volver a ver a su padre, muerto hace diez años, y poder o no viajar en el tiempo y el espacio, para descubrir el motivo de la muerte de su padre. Ya digo. muy recomendable. Una de las mayores sorpresas de la temporada televisiva.


NEIL YOUNG & CRAZY HORSE/ COLORADO (2019)/ OLDEN DAYS

 

Aparecía el señor Ramsey en una fría noche Barcelonesa en la sala Sidecar a presentar el que tal vez sea mi disco favorito del año. Aquel que me ha enamorado y al que acudo una y otra vez para calmar mis ánimos y dar calidez a mi corazón. Sí, vale, "For the Morning" no es ese disco que cambie la historia de la música, que genere un movimiento ni que de la vuelta a todo lo conocido y a lo que está por conocer. Su sonido es heredero de Neil Young, y en lugar de esconderse se enorgullece de ello. El ex- Band of Horses conserva esa preciosa voz pero dota a todo de una personalidad y de una atmósfera sobrecogedora. Había ganas de verle en directo, de ver como funcionaban las canciones en vivo. Después de verle sobre el escenario solo decir que todavía me gusta más su disco, sus canciones..... Antes, la velada fue amenizada por una chiquilla de tan solo (creo) dieciséis años. Maren, una chica vasco-catalana que cantaba como los ángeles y que apunta alto, solo el tiempo y las vivencias de los años le darán una madurez necesaria para componer con más enjundia, la voz es brutal. Lo tiene todo para triunfar menos un país con tradición de la música que ella realiza. Salió algo tarde Tyler, salió solo al escenario que además de ser minúsculo le quedo muy pequeño. Ramsey estuvo a la altura. De la calidad y de la real. No cabía el hombre en el escenario!!! Como digo salió solo para deleitarnos con la guitarra y dejarnos la piel de gallina. Conforme las canciones avanzaban se fueron incorporando los miembros de la banda, y a la tercera ya estaba todos haciéndonos disfrutar. "For the morning" ocupó el groso del cancionero, creo recordar que sonaron: "Your whole life", la maravillosa "Cheap summer dress", "The bottom of the sea" que fue de mis favoritas, estupenda también sonó "Darkest Clouds" que es una de las mejores del lote con esa guitarra ensoñadora... mientras que "Breaking a heart", que es una de mis favoritas del disco, muy Tito Neil, le quedó algo atropellada... Sonó, "Firewood".... de lujo, la guitarrita de "A dream of home", los bellos coros finales con "Evening country" y por supuesto la orfebrería de "White Coat". "Birdwings" que abrió y "No one goes out" ocuparon la cuota de su anterior disco "A long dream about swimming across the sea", una versión de The Chromatics (Shadows) y por supuesto de Band of Horses. No recuerdo muy bien el orden de las canciones pero la sensación fue placentera. Ver a un tipo tan normal, tan humilde, tan alto... cantar con tanta sencillez y belleza... no tiene precio... y a la guitarra es espectacular. Lujo.

*post aparecido originalmente en EXILE SH Magazine por Nikochan

Más de medio siglo de carrera musical. Unos cincuenta discos de estudio a sus espaldas y sumando. Más de media docena de POMs (Putas Obras Maestras). Al abuelo Young no  hay quién le tosa, a Tito Neil no hay quién le pare,  ni le diga lo que puede o no hacer. No hay nadie más grande que él como artista solista, bueno, tal vez papá Bob, tal vez el genio de Dylan, pero desde luego y os seré sincero nadie me eriza la piel como Young. Nadie. Nadie puede igualar lo que produce en mi sistema nervioso la música del monstruo canadiense. Como decía, cincuenta años de carrera musical (algunos pocos más para ser justos) dan para subidas y bajadas, para aciertos (muchos) y descalabros (alguno, pero pocos). En mi modesta opinión desde 1968 con su álbum debut homónimo hasta el "Live Rust" casi tocando la década de los ochenta el material de Young es inalcanzable para cualquier mortal, y a esto le añadimos sus discos con Buffalo Springfield y con Crosby, Stills & Nash. Es decir, hablamos de un Dios (ya os podéis santiguar e hincar las rodillas al suelo). La década de los ochenta, sus modas y su cutrez (bien entendida) hicieron daño a todos los dinosaurios, no se salvó nadie, ni Dylan ni por supuesto Young, de 1980 hasta la aparición de esa brutalidad llamada "Freedom" seguida al año siguiente por el inconmensurable y atómico "Ragged Glory" que no sólo marcó época, sino que generó un estilo y una reinvención o mejor dicho, resurrección del rock. Luego, pues ha ido tirando con aciertos, discos discutibles pero arriesgados y algún que otro disco menor. Pero seguía dándonos joyas: "Weld" (91) "Harvest Moon" (92), el maravilloso "Unplugged", "Sleeps with Angels" (94), "Silver and Gold" (00), "Greendale" (03) y "Psychedellic Pill" (12).... Y muchos otros que no gustaron completamente aunque siempre encontremos joyas. Yo no soy para nada de "Le Noise" (10) en cambio me gustó "The Montsanto Years" aunque claramente sea un disco menor. La pildorita fue una muestra de su calidad y de la necesaria presencia de los Crazy Horse cuando Neil se electrifica, cuando no, pues no. Pero sí hay guitarras que crujen, entonces hay que llamar a los caballos locos y eso, eso es lo que ha hecho para grabar su nuevo disco. Se ha subido a las montañas con los Caballos Locos, sin Poncho pero con Nils Lofgren, y un kit médico que incluía botellas de oxígeno (putos abuelos locos!) para grabar un disco que vuelve a erizarnos el bello, que vuelve a dar un golpe sobre la mesa para decir a pechopalomo que él, y únicamente él, es el puto amo del rock. 


Neil Young & Crazy Horse - Colorado (2019): 01.- Think Of Me/ 02.- She Showed Me Love/ 03.- Olden Days/ 04.- Help Me Lose My Mind/ 05.- Green Is Blue/ 06.- Shut It Down/ 07.- Milky Way/ 08.- Eternity/ 09.- Rainbow Of Colors/ 10.- I Do

Del nuevo disco de Tito Neil me gusta hasta su portada, qué digo, me chifla. Sobretodo, me gusta y me sorprende que aún consiga que se me ponga la carne de gallina con su voz y sus melodías, que consiga excitarme cuando las guitarras rugen y crujen, cuando casi sin mostrar esfuerzo deje en cueros a muchas bandas actuales adoradas por todos (o casi) que son sustitutivos de la droga real que es Young, son pura metadona (eh? Jack White?). Pero dejaré de pasar facturas que es algo ventajoso, también porque a mi los discos de White me gustan, pero claro, como digo, si puedes comer un cinco jotas donde vas alma cándida con el jamón del país envasado del mercadona? Y esto lo digo porque muchos arranques rocanroleros de este disco son los que suele utilizar el geniecillo blanquirrojo de Detroit, claro que al César lo que del César.....  Vamos pues con el disco, que empieza con la armónica devastadora deudora del "Silver & Gold", de su época más acústica, más countril, incluso algo más "Buffalera", suena a "Comes a Time"... y por eso me tiene ganado. Temón. Como Young es un puto genio y hace lo que realmente le da la gana mete como segundo tema una canción de trece minutos (13!) y se queda tan pancho. La canción sabe y huele a 90's. Los Crazy Horse toman protagonismo y nos llena de felicidad hasta que entramos en el mantra final que algunos pueden decir que sobra, que es demasiado largo aunque muchos con los que hablo piensan que es una genialidad y que no le sobra nada. Eso os lo dejo a vuestro criterio, yo sí lo veo algo largo, claro que este tema en directo puede ser la reostia e irse a los veinte minutos sin esfuerzo. Ah! Amigos! llega "Olden Days" y me tiemblan las piernas. Puro Young. Un clásico en sí mismo. Qué temazo! Con esos ecos a mi disco favorito de Tito Neil, su "After the gold rush"...... Ostias, qué puto placer! nadie, absolutamente nadie me hace sentir lo que me hace sentir Neil. Y ese disco, el "After the Gold Rush" es probablemente el disco que hizo que amase la música, el rock, y a Neil Young sobre todas las cosas. Así pues, qué decir de "Olden Days", clásico inmediato. "Help me lose my mind" es puro rocanrol. Eso es lo que os decía, es lo que una vez tras otra copia Jack White... Claro, que cuando nos remata con la delicada y bella "Green is blue" casi lloramos. Piel de gallina. Piano mágico. Delicadeza de genio. Sólo por las últimas notas al piano del tema vale la pena comprar el disco. Con eso os lo digo todo. Las guitarras vuelven a rugir en "Shut it down" que ni Pearl Jam, ni Jack White, ni Queens of the Stone Ages.. ni esas grandes bandas, sólo Young, solo Crazy Horse.... Los padres de todo. "Milky Way" es obra maestra en mi opinión. Al tiempo terrícolas!!! Esas baladas... esa delicadeza, esa manera de contar, de cantar, de llegarnos al alma... Único!. El piano vuelve a hacer acto de presencia en "Eternity" ( muy "Till the morning Comes".... ya sabéis) y claro, "Rainbow of colors" está cargada de mala leche y de crítica a yanquilandia todo disfrazado de boniquismo. Cierra Young con otro tema de esos que cuando pasen los años y miremos atrás nos harán darnos cuenta de la grandeza del disco y del artista, un tema muy del "Harvest Moon", un cierre delicado, bello y absolutamente genial. No sé, o sí lo sé pero me atrevo a decirlo, si este "Colorado" está a la altura de sus grandes obras. Creo que por lo de mitificar no, pero creo que por contenido igual sí podría, más si pensamos que lo han hecho unos tipos con casi 75 años por barba, y no un treintañero. Sin duda estamos ante uno de los discos del año, sin duda el disco de "la arruga" del año. Neil Young es el artista más grande que existe y que me perdonen los fanáticos de Dylan, pero así es. 

En un pequeña libreta tenía apuntado el título de esta película junto a tantas otras. Películas que por algún que otro motivo debían interesarme pero que junto a la libretita se había perdido en el olvido. Encontré la dichosa libreta y descubrí la casi docena de películas que debía ver según yo mismo, a pesar que no sabía la sinopsis de casi ninguna de ellas ni el porqué las había anotado. Una semana después más o menos dispongo en mi poder de media docena de ellas de manera legal, sin pirateos ni mandangas. "Upgrade" como comprobé antes de decidirme a verla es un film independiente australinao que participó en el Festival de Sitges 2018 (seguro que por eso la anoté..) protagonizada por Logan-Marshall Green, conocido por su aparición en la estupendas "La Invitación" y "Quarry", y también famoso por parecerse muchísimo a otro actor de moda, Tom Hardy, quién ese mismo año protagonizo "Venom" (que tengo pendiente), pero que en realidad, y ya os  explicaré esta "Upgrade" tiene más de Venom que otra cosa..  Estamos ante un film estupendo de ciencia-ficción con  muchísima acción. Os pongo aquí la sinopsis robada de filmaffinity que es más o menos la oficial: Tras ver cómo su mujer es asesinada tras un accidente que le deja parapléjico, un hombre se somete a una operación que le permite volver a caminar para así poder vengar a su esposa.... Sí, este argumento es el pim pam pum de la películas de ciencia-ficción y la de Charles Bronson... No diré que sea un ejercicio de originalidad peto toda la película funciona como un reloj a pesar de estar hecha con cuatro duros y tiene esa pinta y ese aroma a peli de culto que ni os cuento. Es simple y efectiva, y podría haber sido mucho más ambiciosa pero es una grata sorpresa, poco original, algo previsible pero superentretenida. El típico film que podíamos ver en VHS en los ochenta y quedar flipados, solo que ahora estamos en 2019.. y no nos flipamos con facilidad. Si este film se remakea con pasta a lo grande y Brad Pitt de prota arrasaría en el mundo, y ojo, no sea que se cumpla lo dicho y los yankis hagan su versión. No lo creo por ser australiana, si fuese europea seguro que lo hacía. Bueno, que no me enrollo. No sé si por ser del género que es, si ha sido por no saber ni de que iba, por el momento nocturno o qué, pero a mi este film me ha gustado mucho.... Stem, toma el control!

La única razón para no asistir a la misa de Hannah Williams en Barcelona es la tremenda e increíble coincidencia de fechas con Tyler Ramsey en la ciudad. Mismo día y hora.. .Y claro, el "For the Morning" de ex- Band of Horses es un disco favorito personal de este año, una maravilla del boniqusimo, un disco de esos de agustito total, de belleza infinita. Lo de esta británica blanca originaria de Bristol con alma negra es tremendo. Ya lo venía apuntando en sus anteriores trabajos, "A Hill of Feathers" y "Late Nights & Heartbreaks", pero este "50 Foot Woman" resulta ser su mejor disco hasta la fecha. No hay nada en esta nueva colección de canciones que nos sorprenda. Todo tiene cierto aroma a clásico, al soul de siempre, el reconocible y al que amamos, al Northern Soul salpicado con algún que otro toque funki. Claro está que lo que realmente marca la diferencia el el vozarrón de la zagala y lo bien arropada que se encuentra pues estos The Affirmations son oro puro. 

La canción que abre y da nombre al disco es un pelotazo sideral que en directo debe destrozar caderas. El soul es el todo del disco, pero está muy bien aliñado por el rock y el funki, es más, puedo decir tranquilamente que está más cerca de Brittany Howard (cerca que no a la altura porque lo de aquella es para darle de comer aparte) que de musas comercialoides souleras como Adele y otras tontás y porqué no, no encajaría mal en el catálogo de Daptone. Esas comparaciones no las veo. La veo más como una soulwomen para paladares exquisitos, más de tienda pequeña que de centro comercial. Esto lo vemos en el segundo temas, su "I can't let this slip tonight", con ese toque funki, y ese poderío vocal. El falsete de The only way out is thought" abre la vía blanca del soul, más pop incluso, más "simply red" que otra cosa.... Yo la prefiero más como en "Tablecloth" o en "How long" pero en "Sinner" y "What can I do" demuestra que su voz se amolda a lo que le pongan. Preciosas canciones ambas. De lo que queda me quedo sin duda con "Hourglass", muy "Daptone" ella, y el bonito cierre con "Worrying Mind". A esta chica habrá que seguirle la pista de cerca pues con "50 foot woman" nos a abierto los ojos y destaponados los oídos. 

Minigira Española 2019
Miércoles 13 de noviembre – ZARAGOZA – Sala LópezJueves 14 de noviembre – BARCELONA – Sala UploadViernes 15 de noviembre – MADRID- Sala Clamores

Hannah Williams $ The Affirmations - 50 Foot Woman (2019) : 01.- 50 Foot Woman/ 02.- I Can’t Let This Slip Away/ 03.- The Only Way Out Is Through/ 04.- Tablecloth/ 05.- Sinner/ 06.- What Can We Do/ 07.- How Long/ 08.- I Feel It/ 09.- Please Be Good to Me/ 10.- Hourglass/ 11.- Worrying Mind .


*Post aparecido originalmente en EXILE SH Magazine por Nikochan