viernes, 6 de marzo de 2015

Noel Gallagher's High Flying Birds - "Chasing Yesterday" (2015)


Tal vez si Noel cantase un poco mejor...., si Liam no fuese un mamarracho engreído.... Si los Gallagher no llevasen la chulería, la sobradez y la gilipollez absoluta en su genoma, tal vez si ocurriese todo eso los Oasis nunca se hubiesen separado y entregarían discos rocanroleros, de esos de pub, de cigarrillos y alcohol y no aquellos últimos trabajos faltos de chispa y trempera. O puede que si no fueran todo eso y más, nunca hubiesen facturado discos tan cojonudísimos pues queramos o no aceptarlo aquellos dos primeros discos que entregaron estos tipejos son irrepetibles y esenciales, y os lo dice un fan declarado de Blur y un enamorado de Supergrass. Sí, aquellos dos discos eran canela fina. El camino de los hermanos se ha ido separando cada vez más y a los dignos trabajos de Noel se han ido añadiendo los reguleros de Liam. Porque Liam no será nada sin Noel, y Noel más o menos se las apaña sin Liam. Tal vez por eso el hermano mayor decidió crear una banda, sus High Flying Birds y en 2011 apareció el fruto de su nueva aventura que para seros sincero se quedó en el limbo, en tierra de nadie. Había buenos temas pero en general me dejaba frío, a mí, a muchos y creo que le dejó frío hasta a Noel y por eso aparcó el proyecto hasta 2014 donde comienza a escribir un buen puñado de canciones en la que parece ser una nueva época creativa. Para redondear el asunto decide ponerse al mando de la producción, y llama a su amigo Johnny Marr y graban cositas, guitarras, riffs, armonías y al parecer acaban con "Ballad of the mighty I", que es un temón y que se encargará de cerrar su nuevo disco con los High Flying Birds, disco titulado "Chasing Yesterday" y que ya os avanzo que es lo más parecido a escuchar a Oasis de lo que estaremos jamás, si llega a cantar Liam en este disco estamos ante el acabose definitivo. Noel es un tipo listo (aunque no lo parezca) y a pesar de meter nuevos sonidos en este disco, está claro que la esencia del "Morning Glory" está aquí, incluso hay muchos pasajes que recuerdan muchísimo a aquella maravilla británica. Hay eso, recuerdos al "What's the Story", a los Beatles... Hay melodías fantásticas por doquier, hay psicodélia, hay un poquito de guitar hero con sus riffs golpeándonos la mollera, y hay muy mucho paulwellerismo al cubo. La esencia del Modfather está aquí muy presente, tanto que es fácil imaginarme los temas cantados por Weller y creo estar escuchando un disco suyo, bueno, suyo en esta nueva etapa extraño/creativa que está teniendo últimamente. 


Noel Gallagher's High Flying Birds - "Chasing Yesterday" (2015): 01.- Riverman/ 02.- In the Heat of the Moment/ 03.- The Girl With X-Ray Eyes/ 04.- Lock All the Doors/ 05.- The Dying of the Light/ 06.- The Right Stuff/ 07.- While the Song Remains the Same/ 08 .-The Mexican/ 09.- You Know We Can't Go Back/ 10.- Ballad of the Mighty.

Déjà vu. Sonido "wonderwall" por doquier.... aderezado con arreglos del "wildwood" del modfather.... Sorprende "Riverman" mientras no paramos de mover la cabeza diciendo que sí. Sonreímos. Coño, sí, lo ha hecho. Esta vez sí. Temón. El solo de guitarra me pone los pelos de punta, qué clase terrícolas!!! y luego un saxo por ahí en medio que nos descoloca un segundo antes de retomar la melodía principal. Os lo digo otra vez: temón. "In the heat of the moment" creo que es el primer single escogido, otro tema que podría haber estado en cualquiera de sus primeros discos con Oasis, escrito que ni al pelo para la voz de Liam... imaginarlo por un instante... sería la leche, además da para imaginar una remezcla y para sorpresa de algunos en la edición especial del disco se incluye un remix de la misma junto a otros extras. La canción es una maravilla marca de la casa, con los dejes característicos, unos "la-la-laaaaas" y un ritmo callejero tremebundo. Leo por ahí que "The girl with X-Ray eyes" tiene cosas de MGMT..., no lo veo, pero puede ser pues no soy un entendido en aquella banda.Yo le veo, además del inevitable deje Beatle, un toque más a los primerizos Radiohead. En cualquier caso es un temón. "Look all the doors" es el tema rocanrolero del disco, muy en la línea del "Need a little time to wake up wake up... " podría haber estado en aquel disco, pero además tiene esa épica, esa guitarra demoledora que suele darnos el pelopanocha de Josh Homme.

El disco me sorprende a cada tema por su calidad. No lo esperaba. No daba yo ni un céntimo por Noel a estas alturas pero sí, me tapó la boca. "The dying of the light" es un muy Weller en su construcción, desde ese delicioso pianito hasta ese estribillo marca de la casa. "The right stuff" nos demuestra que Noel está en un momento dulce, sabedor que tiene entre manos un tesoro, es un tema maravilloso con toques jazzísiticos, muy instrumental, delicado, refinado, exquisito. Vuelve a sorpendernos en "While the song remains the same" por esos nuevos sonidos que aporta a sus canciones, por esas nuevas texturas, este tema se está convirtiendo en uno de mis favoritos. Cuando llega "The Mexican" ya no me sorprende nada o sí, esta vez hay toques glam, rocanrol, y otra vez la épica que nos recuerda a Homme, a esa forma de entender el nuevo rock, esa que tan bien saben aprovechar los Monos del Ártico. Antes de finalizar este gran disco entrega un popazo de esos insaltables, llega "You know we can't go back" y nos desmonta, qué buen tema!!! Para cerrar se guarda una de las canciones del disco, como ya os dije, donde colabora el bueno de Johnny Marr. "Ballad of the mighty I" resume muy bien lo que es este disco. Temazo del copón bendito. Y nada más, que Noel me ha sorprendido entregando lo que para mi es un disco más que notable, y aunque no soy seguramente un gran fan de Oasis tengo que reconocerle el mérito al mayor de los Gallagher, a su valentía y a su "que te jodan Liam!" con este disco. Un disco que en su versión deluxe cuenta con algún que otro tema extra: "Do the Damage", "Revolution Song", "Freaky Teeth", "In the Heat of the Moment (Remix)", "Leave My Guitar Alone"; en mi opinión totalmente prescindibles. El resto, los 10 temas originales, fetén.

jueves, 5 de marzo de 2015

Maléfica (2014)


Desde bien pequeña mi hija Arlet ha visto los clásicos films de Disney, los superclásicos, teniendo predilección curiosamente por dos de ellos: "Blancanieves" (37) y "La Bella durmiente" (59). Con pocos años y muy pocas palabras aprendidas era una gran fan de la bruja malvada y no de los enanitos. Incluso se sabía alguna frase de la bruja que asustaba a alguna madre cuando la escuchaban. Todo cambió al descubrir a Maléfica, su entrada espectacular en el castillo y el terrorífico hechizo lejos de asustarla le encantaba. No sé cuantas veces habrá (..habré, habremos...) visto ese momento, ese film. Entonces era sólo cuestión de tiempo, que se hiciese algo más mayor, y que comenzase a ver películas que no fuesen de dibujos para poder ver la "Maléfica" de Angelina Jolie, también de Disney claro. Fue este último fin de semana cuando hemos visto la película en cuestión, pues hemos estado encerrados en casa por enfermedades varias, así que despacharringados todos en el sofá con la obligatoria mantita no es que hayamos visto el film una vez, sino que tres han sido los visionados. Arlet claro, encantada. Yo había leído críticas negativas sobre el film pero creo que para niños y niñas (más para ellas que ellos) que vayan de 4 a 10 años el film es perfecto. A mi me pareció un gran film de fantasía y aventuras narrado a la vieja usanza pero con efectos de primera... Y esa Maléfica alegrará la vista a cualquier padre... no digo más. Angelina había nacido para interpretar a la bruja más malvada de los cuentos, por lo que he leído Angelina como Arlet adoraban a Maléfica con dos años, así que imaginaos el placer que tuvo que sentir al interpretarla. Sobre el film, sobre la historia mejor dicho, diré que está bastante cambiada respecto al film de animación de Disney. Maléfica sigue siendo mala pero nos dan una razón para que lo sea, una razón de peso que le quita esa maldad genética por una más terrenal. Sigue siendo mala pero Disney necesita que las niñas no se asusten y la sigan adorando. Objetivo conseguido, sin duda. Visualmente portentosa, con una buena narración, un buen ritmo, un buen clímax final, "Maléfica" tiene todo lo que se le puede pedir a un film de estas características y .... a nadie le queda tan bien el cuero negro como a la Jolie... 

miércoles, 4 de marzo de 2015

Exile SH Magazine se pone guapa


El Exilio como tantas otras cosas ha cambiado de imagen. Por coquetería, por seguir la moda, por volverse realmente un magazine, por poner un poco de orden en casa. La cuestión es que en EXILE SH Magazine ha habido cambios, y aquí está vuestro extraterrestre favorito para contároslo todo. Encontraréis las reseñas de siempre, los especiales, libros y ahora como novedad incluimos las noticias en el mismo Exile. Esperamos todos los apasionados exiliados que os guste, que sigáis visitando el Exilio y que entre todos vayamos pasándonos ese virus de la pasión por la música, porque pasión no es un palabra cualquiera. Nada más. Sabéis donde encontrarnos.

Picture Book: "Steady as she goes, are you steady now?!"

martes, 3 de marzo de 2015

From Exile: "****" (2010) - The Greenhornes

* post aparecido originalmente en EXILE SH Magazine"
Cinco muchachotes oriundos de Cincinnati (Ohio) y con un buen gusto indiscutible centrado esencialmente en las bandas de blues-rock inglesas de los sesenta con ese toque de rock garagero y algún que otro desliz mod donde podrían tener cabida tanto The Yardbirds, The Rolling Stones como The Kinks, The Who o The Sonics deciden formar allá por 1996 la banda The Greenhornes. La alineación original estaba formada por Craig Fox (guitarra y voz principal), Brian Olive (guitarra), Jared McKinney (teclados), Jack Lawrence (bajo) y Patrick Keeler (batería). Los cinco pájaros se conocían de la escuela, tenían gustos y afinidades parecidas, un garage donde tocar y mucho tiempo libre para ensayar. En 1999 en pleno revival de blues-garagero encabezado por The White Stripes, The Black Keys y grupos de esa guisa los Greenhornes sacan al mercado el que sería su disco debut "Gun for You". Olive abandonaría la formación justo después de este disco para bajo el nuevo nombre de Oliver Henry formar la nada despreciable banda “Soledad Brothers”. El single “End of the night” fue su carta de presentación pero en el disco habían un par de momentos bluseros que te dejaban con la boca abierta, “Hold me” y “No friend of mine” son una delicia. En 2001 llega la confirmación con “The Greenhornes”, el disco que se mueve por los mismos derroteros que el anterior, y es que nadie debería esperar nada modernote ni nuevo que haga estremecer los cimientos del rock’n’roll, aquí hay garage rock del bueno y punto. Lo que sí hay es más garra y convicción en todo lo que hacen, y desde luego hay cancionacas que tiran pa’tras como “Can’t stand it”, “Shadow of grief”, “Stay away girl”, “Lies” y “High time baby”. El talento de Fox empieza a aparecer por todos lados, su voz es perfecta y las letras son cojonudas, además la sección rítmica con Lawrence y Keeler es de lujo, ambos son una puta apisonadora del rock. 

Al año siguiente llegó el que para todo el mundo es su mejor disco. “Dual Mono” (2002) es una pequeña obra maestra del nuevo siglo, un indispensable para los amantes de este tipo de música. Ya no cuentan con el teclista McKinney pero sí con un segundo guitarrista, Eric Stein, aunque oficialmente la banda se reduce a trío: Fox, Lawrence y Keeler. El disco se vendió bastante algunos años más tarde, tal vez algo de culpa tuvo Jim Jarmush, un gran fan del grupo, que incluyó el delicioso tema “There is a end” en el que colaboraba como cantante Holly Golightly en su film, gran film, Flores rotas (2005). La canción era uno de los puntos fuertes del disco pero en aquella joya no sólo había momentos delicados, eso se ve claramente ya con la primera canción y es que “Satisfy my mind” es un pelotazo de los buenos. Me cuesta mucho destacar canciones ya que casi no hay altibajos en el disco, pero puede que las dos mencionadas junto a “Three faint calls” y “You’ll be sorry” que rememora los mejores tiempos mod, sean las mejores del paquete. 

La amistad que les une a Jarmush, pone en contacto a un amigo de éste, Jack White, con Lawrence y Keeler, quienes juntos colaboran en el disco de la leyenda del country Loretta Lynn llamado “Van lear rose”. Parece que los tres conectan y mucho, tal vez demasiado, The Greenhornes actúan como teloneros en la gira de los Stripes y una vez que White deja a un lado a “The White Stripes” para tomarse un descanso de la reina del bombo, Meg White, forma junto a su amigo Brendan Benson, Patrick Keeler y Jack Lawrence (este último también está en otro proyecto de White, The Dead Weather) el supergrupo de rock clásico ledzepelinero “The Raconteurs” lo que prácticamente deja herido de muerte a Fox y a los Greenhornes cuando les acababa de llegar el éxito. Pero antes de desaparecer como banda o de tomarse un largo e inacabable descanso, pues oficialmente no lo habían dejado, apareció el disquito “Sewed Soles” (2005) que realmente no es un lp al uso ya que incluye canciones de otros discos, una especie de extraño greatest hits con canciones nuevas.


Pasaron unos cuantos años hasta que Craig Fox decidió juntar a su banda, The Greenhornes, ya que Patrick Keeler y Jack Lawrence habían estado enfrascados en las locuras de Jack White. Mientras tanto Fox supongo que seguía a lo suyo aunque realmente no sabemos nada de sus quehaceres durante ese periplo de descanso. En 2010 nos sorprendieron con nuevo disco, "Four Stars" que de entrada me seduce con el rollo de las dos portadas, hay una toda seriuda y gafapastil con un fondo negruzco y 4 estrellas, la última en rojo, y justo debajo el nombre del grupo, pero luego hay otra que es masculina y ruda de cojones con un leopardo en portada de lo más feo que he visto en tiempo pero que sin duda me enamoró a la primera. No sé cual de las dos es la buena o si son las dos pero yo me quedo con la del felino pues despista al personal y no te esperas lo que hay dentro, y lo que hay es una puta maravilla. 

No encontraréis en este disco ningún destello de modernez y menos aún el nuevo y molón sonido del siglo 21. Aquí hay rock clásico que roza el garaje, la invasión británica, las diabluras mod y algo de psicodelia de la costa oeste americana o de donde cojones sea. Vamos, el santo y seña de The Greenhornes, no hay trampa ni cartón. Empieza la fiesta con un rugir de guitarras a lo Townshend, la voz entra como un leopardo daltriano (de Daltrey, Roger) y un sinfín de redobles de batería a lo Moon (Keith, claro) y un bajo perfecto que nos lleva al huerto mod, al de los Who con una melodía perfecta que rememora el buen hacer de aquellos y de estos. “Saying Goodbye” es para mi gusto un despiporre que por cierto enlaza con un artefacto acojonante que lleva por nombre “Underestimator”, una tonada muy de Fox, muy típica de los Greenhornes, aquí no había vuelta de hoja, habían vuelto a lo grande con una de sus canciones revivalescas del género sixtie. We are, we are, we are the mods!!!!! y esto sigue con la magnífica “Better of without you” firmando lo que sería un comienzo de disco espectacular, la cancioncica en cuestión la firmaría sin dudarlo el modfather Weller, incluso me lo imagino cantando dicha tonadilla y no es que no le pegue precisamente... Hasta el momento el disco deja extasiado al más pintado con tanta música del gusto nikochiano tanto que merezco una pausa que por cierto llega con “Cave drawings”, si te gustan los Zombies esta es tu canción. El disco realmente es cojonudo a pesar de sus escasos 35 minutos, por ejemplo está “Song 13” que es una nuevaolera canción de esas que se dejan gustar con facilidad, está “Need your love” que es de lo más hippie locuelo o la estupenda “Jacob's Ladder” con un inicio muy “animal” y ese típico ritmillo burdoniano (de Burdon, Eric). No quería acabar este comentario sin subrayar en fosforito naranja la canción “Get me out of here”, quién decía que ya no se hacían canciones como las de Ray Davies?, coño! Si es que parece suya, hasta Fox hace esas inflexiones típicas de Ray, joder que buena es la jodía. 

The Greenhornes es una gran banda de rock'n'roll. Da igual que adjetivo le pongas a su música. Si revival, garage, mod, blues-rock... Vale, no han inventado la pólvora pero suenan fantásticos. Suenan a verdad, a sudor, a cerveza fría y a mujeres en topless. Suenan como tiene que sonar el rock y este "Four Stars" que nos sorprendió gratamente en el 2010 es una muestra de ello, un 4 estrellas. Es sólo rocanrol, pero nos gusta.


The Greenhornes - “****” (2010)
8,4/10
01.- Saying Goodbye/ 02.- Underestimator/ 03.- Better Off Without It/ 04.- Cave Drawings/ 05.- Song 13/ 06.- My Sparrow/ 07.- Need Your Love/ 08.- Left the World Behind/ 09.- Go Tell Henry/ 10.- Jacob's Ladder/ 11.- Get Me Out of Here/ 12.- Hard to Find.





* post aparecido originalmente en EXILE SH Magazine por Nikochan 

lunes, 2 de marzo de 2015

The Driver


Otra miniserie más que traigo a la Isla. Otra miniserie inglesa para más señas. Otro notable alto que se marcan desde las Islas Británicas, concretamente desde la gran BBC-one. Escrita por Danny Brocklehurst (Shameless) y dirigida por Jamie Payne (Dr Who), en The Driver nos explican en tres excelentes episodios de casi una hora como el taxista y padre de familia Vince McKee, un loser de toda la vida, recibe una oferta de empleo de uno de los mayores criminales de Manchester para ser su chófer y realizar alguna que otra entrega. El dinero es el dinero y acepta aunque no sabe muy bien donde se mete. Como siempre, los asuntos se complican y su vida, y la de su familia, corren peligro. Así, a la brava, diréis, pues coño, que tiene de especial? pues primero tiene de especial un elenco de actores que está de diez. David Morrissey es el protagonista absoluto, qué quién es? pues coño por ejemplo es "El Gobernador" de The Walking Dead, y aquí, como chófer, lo borda. Otras caras conocidas que siempre nos alegran y dan nota alta y calidad al asunto son las de Ian Hart y Colm Meaney. Y segundo, y más importante es que estamos ante una historia absorvente, con un buen ritmo, una atmósfera perfecta y sus dosis justas de violencia explosiva. Es muy británica y realista, y la construcción e interpretación del personaje principal es excelente. No llega como serie al sobresaliente pero una vez veáis sus primeros 10 minutos tendréis que verla del tirón porque la curiosidad os matará y porqué es muy muy buena.

domingo, 1 de marzo de 2015

VIDEONIKO: You’re the best lover that I ever had


STEVE EARLE & THE DUKES/ TERRAPLANE (2015)/ YOU'RE THE BEST LOVER THAT I EVER HAD

viernes, 27 de febrero de 2015

Steve Earle & The Dukes- "Terraplane" (2015)


En 1986 un joven Steve Earle arrasaba en medio mundo con su "Guitar Town", no era de extrañar pues su talento se había forjado junto al genio de Townes Van Zandt, compartiendo también guitarras, actuaciones y muchas copas con una jovencísima Lucinda que ya nos había dado grandes muestras de su talento en "Happy Woman Blues". A Steve pronto le catalogaron como el nuevo Springsteen cosa que no le hizo ningún favor, y el tiempo ha puesto a cada uno en el lugar que le corresponde, a cada uno en su sitio. Earle nunca llegará a las cotas de mercado ni a la genialidad a las que llegó el Boss, seguramente tampoco entregará discos con tan poco nervio como los últimos del de New Jersey, manteniendo siempre un criterio musical intachable a pesar que las circunstancias de la vida privada de cada cual, desde adicciones varias a corazones rotos, se vean plasmadas en la música, en sus canciones. Y digo yo esto porque a Steve un sector algo talibán de la crítica blues-rock le había comenzado a dar cera por doquier por aproximarse a sonidos algo más ligeros por llamarles de algún modo, más en la línea de "Tremé" que en sus anteriores discos poniendo, eso sí, como excusa a la fémina de turno, pero de ahí a decir que eran malos, hay un mundo. "Train a coming", "I feel alright", "El corazón" y "Trascendetal blues" por citar algunas entre muchos son notabilísimos discos, algunos de ellos sobresalientes pero siendo diferentes no creo que "I'll never get out of this world alive" y sobretodo "The lost higway" se queden muy atrás de aquellos. Si algo caracteriza la carrera de Earle es una calidad inamovible, iindiscutible, sin a penas altibajos, pero aquellos puristas seguidores se sentían defraudados, y lo estaban tanto que comenzaban a ensalzar al hijo, a Justin, que es un muy buen músico con un futuro descomunal por encima del padre pero al que le falta mucha sopa que tomar, y hasta ahí hemos llegado!!! No y rotundamente no. El único nervio que tiene el hijo es el de los filetes que se debe comer, y al padre, cuando quiere, le sobra. Por suerte para todos Steve Earle ha vuelto al blues, y con ello han vuelto las excelentes críticas a tutiplén aunque ahora que no nos lee nadie diremos que hay dos o tres canciones que bien podrían salir en sus discos anteriores y no desentonar para nada. 

"Terraplane" es la vuelta al blues de Steve Earle, la vuelta, el reencuentro o el abrazo defintivo a ese género, y la reconciliación con sus viejos seguidores, de eso no hay la menor duda. Parece ser un nuevo punto de inflexión, otro más en su carrera. No por su magnífica portada, que sigue por los mismos derroteros que las anteriores, como dicen por ahí, un día tendrá que hacer una exposición con ellas; pero sí por su música. Para todos aquellos que han sido críticos con Papá Earle habrá sido una grata sorpresa este nuevo disco, para otros como yo ha sido una vez más la confirmación de que es un puto genio, uno de los pocos que nos quedan, al que hay que amar y respetar sobre todas las cosas hasta que la muerte nos separe. Es "Terraplane" un discazo' Sí, lo es. Es "Terraplane" muy diferente a lo publicado últimamente? no, no lo es. Es "Terraplane" un giro inesperado de Earle? pues no, oigan. Será "Terraplane" uno de los discos favoritos en esta Isla a final de año? Seguro. 


Steve Earle & The Dukes - "Terraplane" (2015): 01.- Baby Baby Baby (Baby)/ 02.- You’re The Best Lover That I Ever Had/ 03.- The Tennessee Kid/ 04.- Ain’t Nobody’s Daddy Now/ 05.- Better Off Alone/ 06.- The Usual Time/ 07.- Go Go Boots Are Back/ 08.- Acquainted With The Wind/ 09.- Baby’s Just As Mean As Me/ 10.- Gamblin’ Blues/ 11.- King Of The Blues.

A la primera Earle ya nos enseña sus intenciones, ya nos deja clarito de que va esto de "Terraplane". "Baby Baby Baby" es un blues puro y sencillo, de toda la vida, de manual. De esos que parecen fáciles pero que teniendo lo que hay que tener, y él lo tiene, te dejan con el culo prieto. Después de este tremendo inicio Steve nos deleita con ""You're the best lover that I ever had" que sigue la línea trazada y que funciona perfectamente como single con un estribillo fantástico para luego desembocar todo en la diabólica "The Tennesse Kid" una de mis favoritas, sin duda, con ese recitado y esa atmósfera doorsina. Ya digo que es uno de mis temas favoritos del álbum. Como también lo es aunque no pueda ser más diferente "Ain't nobody's daddy now" que es de esos temas que perfectamente podría haber estado en sus dos anteriores trabajos sin desentonar un ápice. Preciosérrimo tema de esos que me gustan, me seducen y me llevan al huerto. A mi me guat igual este Steve que el blusero de manual, no tengo manías mientras sea esta la calidad. El mediotiempo "Better off alone" sigue subiendo el nivelón de este disco, es de esas que gana a las escuchas y que tiene un solo de guitarras de esos acojonantes. Vuelve el blues puro y duro, típico, con "The usual time" y otra vez a ponerse en pie y a aplaudir. La segunda parte del disco, perdón, del discazo, comienza con un rock cien por cien americano, "Go go boots are back" podría estar firmada por Petty o por cualquiera de los grandes americanos. Un temón. Luego llega el caramelito de "Acquainted with the wind", trotona como ella sola, alegre y vivaracha, para rematarnos seguidamente con la dulce "Baby's just as mean as me", con aire al Atlantic city de Nucky Thompson, un violín precioso y una voz femenina de otra época, bonica del to. Otro de mis temas. Cerrando el disco encontramos dos gemas. Primero "Gambling blues" con su finger-picking, su country, su esencia Townes Van Zandt, su todo completo; y segundo y para acabar otro lujo, "King of the blues" que como la inicial es otro blues para enmarcar. Steve Earle nos ha entregado otro disco descomunal, otro más, nunca baja de nivel se diga lo que se diga. Estamos ante un gran disco de blues, uno de los discos del año y hace tiempo que no colocábamos a uno de sus discos a estas alturas del año como favorito a estar entre los mejores. "Terraplane" es un discón, y Steve Earle uno de los pocos grandes de verdad que nos quedan y que parece que sigue en plena forma con ganas de hacer música de verdad, no le enterremos antes de tiempo.

jueves, 26 de febrero de 2015

NIKOTOP: la nueva ola de los retrogames


01.- Hotline Miami
02.- Fez
03.- Crossy Road
04.- Braid
05.- Limbo
06- Spelunky
07.- Retro City Rampage
08.- Papers, Please
09.- Prison Architect
10.- Gunpoint

miércoles, 25 de febrero de 2015

Dallas Buyers Club (2014)


Francamente, me esperaba otra cosa. No sé qué, pero otra cosa. Esperaba sin duda que al acabar de ver el film tuviese la sensación de haber visto algo tremebundo pero me quedé a dos velas. Yo pensaba que esto era un peliculón descomunal pues entre otras cosas y millones de premios, el film se llevó los Oscars a mejor actor principal y secundario pero a parte del extraordinario cambio físico de los protagonistas tampoco veo yo que sea para tanto. Vale, McConaughey que desde True Detective veo con otros ojos puede que sí, pero Leto? bueno, y ya no digo lo de Jennifer Garner, es actriz? El film de "Dallas Buyers Club" está basado en una historia real, dato que desconocía por completo, narra la vida de Ron Woodroof, un paleto de Tejas, homófobo y algo yonki, al que se le diagnostica VIH a principio de los ochenta por mantener relaciones sin tomar precauciones con una pilingui adicta a la heroína. Nos explican como comienza el tratamiento con AZT y como acaba rechazándolo buscando una alternativa, traficando con medicamentos y montando un club donde sus integrantes puedan medicarse libremente. Esta es la historia, pero en el film me da la sensación que se quedan un poco a medias de todo. Me explico, si quieres ser lacrimógeno pues lo eres, o sí o no, es un tema poco explotado. Si quieres meterle caña a las farmacéuticas pues tampoco es que se vuelva una cruzada la película. Si quieres explicar el caso de un enfermo de sida, ver como se va marchitando y todo eso.. pues tampoco está muy conseguido, el cambio físico sí, pero no explotan del todo los temas. Y a los espectadores, que de estos films hemos visto ya tropecientos tampoco es que consigan, al menos a mi, remover mi/nuestras conciencias. Pero me ha gustado el film? pues sí, pero no es para tanto. Lo mejor del film sin duda el personaje principal, un cabroncete hijo de su madre por el que sientes lástima aunque no la merezca, interpretado notablemente por McConaughey pero que creo que acaba todo lastrado por un guión algo endeble y una dirección justita, ya lo de la Garner es mejor ni comentar. Aceptable film del que esperaba más, hay que verlo claro, faltaría. 

martes, 24 de febrero de 2015

Crossy Road


Mientras grandes compañías como Microsoft, Sony y Nintendo mantienen una silenciosa y descarnada guerra por ver quien triunfa en esta nueva generación tecnológica con grandes superproducciones y carísimas exclusivas parece que las mejores ideas, como casi siempre, se encuentran en los juegos pequeños que por suerte o por desgracia aparecen con mayor asiduidad en las máquinas portátiles siendo los llamados smartphones los que se están llevando el gato al agua pues sus prestaciones cada vez son mayores. A mi me gustan las superproducciones pero en realidad disfruto más con esos pequeños juegos con aroma retro, y si tengo que elegir mis favoritos de los últimos años me quedo tal vez con Limbo, Fez y Hotline Miami, éste último desde luego colmó todas mis expectativas haciéndome disfrutar como un enano y consiguió transportarme a la maravillosa época del Amstrad 464. Y dicho esto he de contaros que he encontrado el que creo que es el mejor juego y el más adictivo en tiempo. De momento se encuentra tanto en iOS como en Android, y al menos en Andorid os aseguro que es gratuito. "Crossy Road" se llama el juego y se trata simplemente de hacer que nuestro personaje cruce la calle sin ser atropellado. Simplemente es eso, no hay más. En el juego podemos avanzar con un sutil toque en nuestra pantalla táctil o cambiar de dirección con un pequeño deslizar de dedo. Todo rapidito porque la pantalla va avanzando sin prisa pero sin pausa y no queremos quedarnos atrás. Tenemos sólo una vida, una vez atropellados debemos volver a empezar, cada paso (cada toque en la pantalla) es un punto y como en los viejos juegos se trata de colocar nuestro nombre en lo más alto del ranking. Yo tengo a toda la familia compitiendo y no pararé hasta verme en lo más alto de la clasificación... El juego se gasta una estética retro brutal con cierto aroma pixelado a "minecraft" pero en plan "mono", además de ser el que llegue más lejos podemos ir consiguiendo nuevos personajes empezando por animalitos y acabando por el mismísimo monstruo de Frankesntein. Ya digo, original, sencillo, gratuito y sumamente adictivo.

lunes, 23 de febrero de 2015

Prey


Marcus Farrow es un detective de policía en Manchester. Está casado y tiene dos hijos aunque su matrimonio está acabado y el divorcio es inminente. Un buen día Marcus acude a ver a sus hijos cuando nadie le abre la puerta, entonces decide entrar y se encuentra a su exmujer muerta, entrando rápidamente en shock lo que provoca que no actúe con cabeza, contaminando la escena del crimen y llenando todo con sus huellas. Acaba de esta manera como sospechoso y único culpable del crimen. Más tarde, durante el interrogatorio, se enterará que uno de sus hijos también ha sido asesinado. Marcus consigue escapar y decide investigar para aclarar el asunto y atrapar a los verdaderos culpables. Bien, esto es "Prey" una de las mejores miniseries del año pasado en las Islas según la prensa inglesa, es del canal ITV y consta de cuatro cojonudos episodios. A primera vista (y a segunda) parece algo rollo "el fugitivo", y lo es, sin duda, pero a la inglesa y modernizado. Está muy bien, esa es la verdad pero de miniseries mejores he visto últimamente unas cuantas, sin ir muy lejos ahora estoy acabando The Driver que me está pareciendo sublime, ya os contaré.... A Marcus lo interpreta de forma magistral John Simm que algunos conoceréis de films como "24 hour party people" o "Wonderland" y otros de series televisivas como "Live on Mars" o "Dr Who". Es igual, el tipo lo borda como era de esperar. Además está muy bien secundado aunque los otros nombres del reparto no sean tan conocidos, destaco a Craig Parkinson (Line of Duty) junto a Anastasia Hille y Adrian Edmondson. Prey os hará pasar una muy buena tarde dominguera, esta serie es para ver del tirón en una de esas minimaratones que tanto me gustan.

domingo, 22 de febrero de 2015

VIDEONIKO: warning signs


EILEN JEWELL/ QUEEN OF THE MINOR KEY (2011)/ WARNING SIGNS

 

viernes, 20 de febrero de 2015

Eilen Jewell - "Live at the Narrows" (2015)


Desde 2011 no tenía noticias musicales de la buena de Eilen Jewell, aquel "Songs in the minor key" ha sonado lo indecible en el hogar nikochiano, y es que aquel año fue un año muy "femenino" para este humilde marciano, junto a aquel discazo de Eilen sonó y suena todavía el maravilloso "Startlight Hotel" de su amiga Zoe Muth. Tanto uno como el otro son discos deliciosos y os los recomiendo de veras. Me acuerdo de ambas ahora porque últimamente creo que han compartido más de una gira en yanquilandia, gira que Eilen ha retomado después de haber sido madre y que por supuestísimo tiene su muestra en el doble directo  del que hoy os quería comentar cuatro cosas, antes por eso os digo que el próximo LP de Eilen saldrá creo el 26 de Mayo bajo el título de "Sundown over ghost town" y aunque no hay ni anticipo, ni portada, ni cancionero todavía yo me muero de ganas de hincarle el diente. Para paliar la espera y que esta se haga algo más llevadera le estoy dando cancha al doble álbum en directo que os comentaba que fue grabado allá por Febrero del 2014 en Fall River. Incluye 29 temas (alguno de ellos, temazo), donde encontramos una gran selección de clásicos de su cancionero, alguna que otra versión de postín y un nuevo y flamante tema, Río Grande. Tal vez la mejor manera de descubrir a Eilen sea su disco del 2011, creo que es su mejor disco, sin duda un buen lugar por donde empezar, no así este directo que aunque me parece de una calidad pasmosa sería indicado para seguidores de la cantautora de Idaho. Y es que sólo con escuchar “Sea of Tears”, “Heartache Boulevard”, “Too Hot To Sleep”, “Reckless", "Warning signs", "Santa Fe" o la ya grandísima "Río Grande" uno no puede evitar caer rendido ante la magia de esta dama, de esta reina en clave menor... 


Eilen Jewell - "Live at the Narrows" (2015): 01.-  Where They Never Say Your Name/ 02.- Sea of Tears/ 03.- Bang Bang Bang/ 04.- Dusty Boxcar Wall / 05.- Reckless/ 06.- Too Hot to Sleep/ 07.- Rich Man's World/ 08.- Mess Around/ 09.- Santa Fe/ 10.- Rio Grande/ 11.- Rain Roll In/ 12.- High Shelf Booze/ 13.- In the End/ 14.- Warning Signs/ 15.- I Remember You/ 16.- Heartache Boulevard/ 17.- Back to Dallas/ 18.- Why I'm Walkin'/ 19.- Sweet Rose/ 20.- Blue Highway/ 21.- Drop Down Daddy/ 22.- Boundary County/ 23.- Everywhere I Go/ 24.- Fading Memory/ 25.- Head Over Heels/ 26.- The Flood/ 27.- Thanks a Lot/ 28.- If You Catch Me Stealing/ 29.- Shakin' All Over.

jueves, 19 de febrero de 2015

Más malas ventas, de Alex Robinson


El año pasado disfruté a lo grande con uno de esos cómics, o llamarlo novela gráfica si preferís, que suelen caer en mis manos de sopetón, sin previo aviso, sin conocer nada de su autor, de su temática ni de su arte gráfico. Simplemente hago caso a las recomendaciones y me tiro a la piscina. Lo de las "Malas Ventas" de Alex Robinson es para aplaudir con las orejas y darse con un canto en los dientes. Bueno no, lo siguiente, ya os lo dije cuando abordé el post correspondiente y claro, ahora que llega a mis manos "Más malas ventas" os lo tengo que recordar. Por favor, ir a vuestra librería de confianza no a la gran superfície esa mierdosa que se dedica ahora a vender cafeteras en lugar de libros y discos, y si no lo tienen lo encargáis y lo compráis porque es la repera en verso pero realmente hacía falta una segunda parte, un anexo, un segundo minitomo de 88 páginas, era necesario o es un sacacuartos? Bueno, es más de lo mismo, sí, eso es cierto, no aporta nada nuevo, nada diferente pero es que yo me quedé con ganas de más y los que me conocéis sabéis de mi malsana obsesión por las cosas que me gustan así que ya lo tengo en mi poder. Por un lado lo positivo es que continúa con los mismos personajes que en el tomo principal y por otro lado, que no sé si es bueno o malo, es que se puede leer de manera independiente pues no sigue ninguna historia en particular, son historias breves no, brevísimas, que transcurren en el mismo momento y ligeramente después de la historia original que nos permitirán descubrir nuevos aspectos de la vida del dependiente de librerías y aspirante a escritor Sherman, su novia Dorothy; su amigo, el dibujante de cómics, Ed; y sus compañeros de casa, el profesor de historia Stephen y su novia Jane, también dibujante de cómics....

My dear Whale

My dear Whale