Que las buenas y más originales ideas se encuentran en la televisión es, mal que les pese a muchos, una obviedad. El cine como lo conocíamos ha muerto. Las salas de cine están en extinción y únicamente resisten a base de blockbusters, normalmente de super héroes, o de remakes y retornos imposibles. La última moda es amarrase a una película de culto y seguir por ahí tirando de nostalgia. El resultado es normalmente una gran mierda, pues ni es un remake ni una secuela. Hablamos de coger la misma idea y volver a realizarla. No hablo de un nuevo comienzo como en Star Trek, sino más bien de lo penosa que resulta la nueva saga de Alien que vendieron como un nuevo mundo y es más de lo mismo pero mucho peor o lo de Star Wars que directamente es de vergüenza ajena, sí, otro malo con casco negro, otro niño que crece en un país desértico, unos robots graciosillos y una estrella de la muerte XXL. Penoso. Sin llegar a cotas de basura como en "Las Cazafantasmas", en este caso la pena de muerte debería ser válida. Así que cuando se comenta que habrá una secuela de "Blade Runner", un servidor que es ultrafan de aquella película, entra en hiperventilación pero gracias a una bolsa de papel y la noticia de que Dennis Villeneuve estaba detrás del asunto pude volver a respirar aunque con cierta intranquilidad. A Villeneuve se le respeta y se le empieza a querer en el hogar nikochiano, sus películas le avalan ya sea con "Prisioneros", "Sicario", "La llegada"... Vamos, que normalmente sus películas me gustan y de ser alguien creo que Villeneuve era una buena elección. Visto el resultado creo que sale ileso de la cometida. "Blade Runner 2049" es una película notable pero no es la "Blade Runner" de 1982. Estéticamente es estupenda. Vuelve a esa atmósfera, incluso la música conecta muy bien con su predecesora aunque Zimmer no llega a los niveles míticos de Vangelis. Tampoco nos engañemos. La historia es un refrito de lo que pasó y a donde se quiere llegar, es un querer y no poder, o tal vez sea un poder y no querer, porque si aquello funcionaba para qué arriesgarse. La historia es demasiado parecida y demasiado previsible. Ryan Gosling está correcto y transmite lo mismo que Harrison Ford entonces, o lo que es lo mismo: nada. Aquella insulsa interpretación de Harrison, que nadie sabe como pudo estar en tantas películas de éxito siendo tan mal actor, valió para que muchos especularan con lo que él era también un Replicante pero en esta secuela se encargan de desmentir esa teoría. Quién sí lo es, es Ryan Gosling, que aquí interpreta al agente K, quién tiene cierto paralelismo con el replicante Roy Batly (un Rudger Hauer mítico que quería ser más humano que los humanos) pero que se queda en nada o en poca cosa. Sorpresón con el papel de Ana de Armas, decepción con el de Jared Leto (actor sobrevalorado donde los haya) y ni fu ni fa con Mackenzie Davies, Sylvia Hokes y Robin Wright. En definitiva, esta secuela/remake/homenaje respeta al original y lo hace aún más grande. Es menos sorpresiva, mágica y enigmática, da demasiadas respuestas y plantea pocas preguntas. Pero es un buen film, puede incluso que más ciberpunk que su predecesora pero todo lo visto para bien o para mal es una repetición en cubierta. Falta algo de chispa, algo diferente, algo que rompa esa linealidad que dura casi tres horas para explicar nada. Recomendable para fans absolutos, sin miedo, no es un desastre, pero para aquellos nuevos en el mundo replicante, nada como el film de 1982. 

Upon Checking my record collection I see that I focus on albums from the North. Sweden has always been a good source of music of styles for all tastes from the beautiful folk of The Tallest Man on the Earth to the intense rock of The Hives and The Hellacopters to the perfect rock classicism of The Soundtrack of Our Lives, without a doubt the best rock band out of the Scandinavian peninsula in the last twenty years. Their album "Behind the Music" of 2001 still seems like a masterpiece regardless of where it comes from. In 2018 I think I found a remedy for the vacuum created by the disappearance of that band and I have the feeling that "Purslane" can be another magnificent group to consider especially after the moment we got to know their self titled Ep (Purslane EP, 2016) in which the band formed by Michael McGowan (vocals, guitar, harmonica), Sara McGowan (percussion, vocals), Birgitta Fryklund (bass, vocals), Wilhelm Söderquist Wermelin (guitar soloist and vocals) demonstrated what they were capable of. Four excellent songs that took over from TSOOL, distancing themselves somewhat from their rock classicism and spicing it up with the indie freshness of the late eighties early nineties by channeling REM or Pixies, and even infusing it with some British rogue rock of the last two decades while adding small brushstrokes of the Replacements. Everything I love the most, no kidding or exagerating.  That Ep containing "Pocket full of posies", "From a book of dreams pt.2", "I am and so I do" and "Cinnamon Freckle" was an excellent first statement. My opinion was reinforced when listening to the first single of their debut album, Johnny Disco. The excellent "Johnny Disco" opens this new collection of songs that also has "From a book of dreams pt.2" and "Cinnamon Freckle" taken from the already mentioned wonderful Ep.

Michael McGowan and his Purslane manage to deliver a collection of songs that are fresh and full of vitality. Songs that carry classic rock in their DNA approaching the vital indie-rock of the late eighties early nineties without forgetting to give us a dose of folk music from the 21st century. "Johnny Disco" kicks things off with sharp guitars charged with energy.  The drumbeat echos Moon the Loon, and works to connect the dots in my head, this band from Karlstad with one of my favorite bands The Who led by Townshend. Johnny D is a magnificent song that is already one of my personal favorites of the year, worth its weight in gold and alone justifies the acquisition of this album. After this tune leaves you breathless, you get a good dose of happiness and positivity with the already known, but no less important and surprising, "Cinnamon Freckle". A jewel. A treasure and an oasis of happiness. The opening guitar says it all, and McGowan's vocal dazzles and becomes magical when surrounded by the celestial female voice of Sara McGowan. Power-pop by the book.


Purslane - Purslane (2018): 01.- Johnny Disco / 02.- Cinnamon Freckle / 03.- Salty Midnight / 04.- 44 Maggie / 05.- Lonely Weather / 06.- Robot Kisses / 07.- American Arms / 08 .- From a book of dreams pt.2 / 09.- Allright / 10.- The Summer Sting.

A hypnotic harmonica opens "Salty Midnight" and it's a beautiful, uplifting and smile producing moment. The keyboards are a thing of beauty, as well as the backing vocals. A marvel that takes us by the hand to another of my favorites, "44 Maggie". Both in the previous song and in "44 Maggie" the voice of McGowan reminds me more of a softer John McCauley of Deer Tick and Middle Brother than when he's rocking in Diamond Rugs. Not only is Dylan present in "Lonely Weather" but also an early Detroit garage sound via Jack White. "Robot Kisses" has something in it akin to the great Lou Read, but the playful and carefree Lou. It has a glam feeling and with a little more energy everything would be more clear. It's easier to imagine it that way although it is more difficult to picture McGowan in a suit of sequins and platforms. "American arms" a delicious subject is an atmosperic theme, with drums that shine, with a pop touch. I think it is the loosest song on the album and  it serves as a bridge to another great track which already appeared on the EP, I speak of "From a book of dreams pt.2" with strong nineties inspired guitars. The acoustic "Allright" points us to the end with a Dylan essence, delicacy and great taste. In the album closer "The Summer Sting" the harmonica makes another appearance although this time not in shades of Dylan but that of Neil Young. That tone that Ryan Adams copies so well, that feeling that gives us goose bumps and that makes us fall in love with country-rock. Here Purslane show their American side with a more country-folk touch like when Michael McGowan puts on the suit of his solo alias The Satchel Kid. Despite all of this though, the outro electrifies the equator just as Jack White did with the White Stripes ...We are facing here, another great moment of the album, a perfect closure that makes us want to push play, again and again, in a perfect and neverending loop. Purslane have crafted a sensational debut album that no one in their right mind should miss. A Swedish jewel, an album that will surely be among my favorites of the year.

*Original post in Spanish. Translation by Michael McGowan. 

01.- Hurdy Gurdy Man
02.- Catch the Wind
03.- Sunshine Superman
04.- Season of the Witch
05.- Mellow Yellow
06.- Colours
07.- Jennifer Juniper
08.- Wear YourLove Like Heaven
09.- Lalena
10.- There is a Mountain

Una de las series estrella de HBO de este año ha sido ya devorada en el hogar nikochiano. Decimos de HBO pero en realidad es de Sky y Amazon aunque HBO se haya apoderado de ella. Nos topamos con un producto de los que seducen de primeras y que debe hacer frente a las grandes expectativas creadas. Una serie de romanos mezclada con la brujería de las islas, luchas palaciegas y bastante sexo con el sello de HBO siempre es bienvenida (aunque sea en imagen y distribución), más aún si la música que abre cada capítulo es la psicodélica Hurdy Gurdy Man de Donovan, toda una declaración de intenciones. La serie creada y dirigida por Jeff Butterworth (Black Mass, Spectre) relata el intento por parte del Imperio Romano de hacerse con el control de las Islas Británicas, realmente es un segundo intento debido a que la magia y creencias allí existentes y la unión de sus habitantes impidieron la primera tentativa. Esta vez los romanos están decididos a conquistar esas tierras y no dudarán en jugar al juego y contactar incluso con los Druidas, separando y enfrentando a cada una de las tribus presentes. La serie es esto, no tiene más, mucha paja pero todo a la vita, y si no hubiese tenido una brutal campaña de marketing seguramente nos hubiese dejado con la boca abierta, pero no sé que buscaba la gente en ella o que creían que se encontrarían. "Britannia" no es una serie que haga olvidar a otros productos más grandes del mismo canal. "Britannia" tiene luz propia y no creo que pretenda copiar a nadie. Es más, a veces le hubiese ido bien tomar prestadas ideas que sí funcionan en otras series. Por ejemplo, el inicio es dubitativo, lento y algo cansino. Demasiados personajes que hay que colocar en la historia y demasiados metidos con calzador. Eso hace que muchos hayan tirado la toalla en los primeros episodios, cosa que particularmente creo que es un error, puesto que aunque el inicio es lento, también es muy marca de la casa, y como siempre en este tipo de serie la cosa explota hacia la mitad de la temporada y es entonces cuando te hace suya. No es "Britannia" la serie perfecta pero sí es notable. La presencia de David Morrissey, Kelly Relly, Nikolaj Lie Kaas, Mackenzie Crook la coloca fácilmente en el notable. La historia avanza y te atrapa, y no tiene piedad de sus protagonistas, y eso me chifla. Y al final uno se desespera por no saber qué pasará, por no saber nada más de la profecía y tener que esperar a una segunda temporada. "Britannia" no ha llegado a ser todo lo que prometía, pero sí ha gustado. Sus parajes, su fotografía, sus personajes, son suficientes para compensar una historia que va algo a trompicones y le cuesta arrancar. En definitiva, es una de las serie que no deberías perderte este 2018.


THE DECEMBERISTS/ I'LL BE YOUR GIRL (2018)/SEVERED

 

Escuchando por primera vez el nuevo disco de la banda de Colin Meloy, The Decemberists, uno no puede negar quedar algo confundido e incluso decepcionado. Después de unas cuantas escuchas y unos días de maduración llego a la conclusión de que el mayor problema de "I'll be your girl" no es otro que ser precisamente un disco de la banda de Portland, Oregón. Me explico. Si este disco lo presenta la moderna y nueva banda londinense o de la gran manzana nadie discutiría la calidad de las canciones, su poder, su energía y sí, también su magia. Todo el mundo aplaudiría y colocaría a esta nueva colección de canciones entre lo más interesante del año. Pero no, este disco sí es obra de Colin Meloy y los suyos, quienes venían de firmar sus dos mejores discos hasta la fecha si obviamos aquel "The Crane Wife" del año 2006 que es un favorito personal. Sí, "The King is Dead" (2011) es en mi opinión su mejor disco, su mayor logro, su mejor colección de canciones con una diferencia abismal frente al resto. Luego vino una lógica continuación y un algo más, diferente pero igual. Vino el maravilloso "What a terrible world, what a beautiful world" en 2015 y The Decemberists dejaron claro que estaban en un momento sensacional, en un estado creativo excelente, por eso tal vez extrañaba que tardasen tanto tiempo en sacar a la luz nuevo material, así pues la noticia de "I'll be your girl" nos dejó a todos entusiasmados aunque el adelanto y la producción, en manos de John Cogleton, nos dejase con el corazón en un puño. No lo niego, yo soy de los que se asustó, se puso las manos en la cabeza y se arrancó los pocos pelos que quedaban en ella al escuchar la primera vez el single de adelanto, single que ahora me encanta y me parece sensacional. Meloy y los suyos cambiaban de ropaje. Abandonaban lo rústico, lo acústico, lo agustito por la épica de lo sintetizadores ochenteros pero las buenas canciones siguen ahí, las fantásticas composiciones de Colin Meloy prevalecen a cualquier vestido y a cualquier arreglo, y su voz sigue estremeciendo porque canta maravillosamente, de eso no hay duda. Ese nuevo sonido, esos nuevos arreglos están muy presentes en el primer tercio del disco pero luego, conforme avanzamos, esas vestimentas van desapareciendo y nos volvemos a encontrar a la banda medio desnuda, puede que más beat y popera que nunca. Sólo hace falta dar más de un par de escuchas a las nuevas canciones para caer rendidas a ellas, y otra vez The Decemberists salen victoriosos. Seguramente no con su mejor disco pero sí con un disco sobresaliente, sorprendente y lleno de buenos y mágicos momentos. Ya sé que ahora dirán que no con la cabeza, que se preguntarán que se ha bebido su extraterrestre favorito, pero si no lo digo reviento, me da igual que casi todos piensen lo contrario. "I'll be your girl" es un gran disco, un disco cojonudo, ahora no se dan cuentan pero dentro de unos años ya me darán la razón. Quedan perdonados.


The Decemberists - I'll Be Your Girl (2018): 01.- Once in My Life/ 02.- Cutting Stone/ 03.- Severed/ 04.- Starwatcher/ 05.- Tripping Along/ 06.- Your Ghost/ 07.- Everything Is Awful/ 08.- Sucker’s Prayer/ 09.- We All Die Young/ 10.- Rusalka, Rusalka The Wild Rushes/ 11.- I’ll Be Your Girl.

La voz de Meloy se apodera de nosotros al inicio de "Once in my life" que abre el disco. La acústica Townshiana, la sencillez y la prodigiosa voz son mágicas. Una vez superamos el primer minuto entran en escena esa nueva vestimenta a base de sintetizadores, esa percusión enlatada, esa esencia ochentera, muy épica, muy Simple Mind, y ese final tan The Breakfast Club (El Club de los Cinco). No lo niego, ni me oculto. El tema me parece un sensacional inicio para el disco. "Cutting Songs" sigue la misma estructura. Inicio a lo trobador, a lo Notthingam Forest, para luego abrirse sin complejos al pop atmósferico de OMD. Sí, así es. Sorprendente pero más sorprendente es que me encante. El tercer corte es para el single del disco, ese que me dejó helado pero que ahora adoro. "Severed" es sensacional. Cuesta porque se desmarca muy mucho de aquello que han estado grabando el último lustro pero el resultado es adictivo. "Starwatcher" vuelve a ahondar en el sonido de los ochenta, si en el tema inicial se acercaban a una de las bandas de referencia en la época en este tema se acercan a sus rivales, a U2, al ritmo militar de su "Sunday Bloody Sunday". El resultado es satisfactorio aunque le falte algo de chispa. "Tripping along" marca un cambio, un regreso a sus raíces, a lo que saben hacer a la perfección y con ella los nuevo ropajes más tecnológicos van desapareciendo. Aquí parece que les ha quedado un tema menor a lo REM, un tema muy de la época de "Picaresque". Es un tema bonito pero sin historia. "Your Ghost" retoma los nuevos teclados pero lo hace de manera alegre y desenfadada, con algo de ácido... y "Evrything is Awful" es sin duda una pequeña joya en la que Meloy va sobrado. El country-rock llega con "Sucker's Prayer", una favoritísima por su exquisito clasicismo con ecos a The Band y toda su herencia. Maravillosa. "We all die young" es simpática pero no me llega, le falla algo, ese glam que se gasta con los coros al final infantiles no me acaban de engatusar. Tal vez uno de los errores del disco aunque se deja escuchar con facilidad. Un tema de esos que hacía Lennon casi sin querer para divertirse y hacer el canelo. "Rusalka" es bella. Una miniopereta que con las escuchas crece y crece. Y cierran el disco con la estupenda canción que le da nombre, con "I'll be your girl", demostrando que lo suyo es lo sencillo y lo bonico. No se dejen engañar por las vestimentas, es un disco de The Decemberists y no puede ser malo, es imposible. Necesita de varias escuchas, no se precipiten, no juzguen con urgencia. "I'll be your girl" es un muy buen disco.

*post aparecido originalmente en Exile SH Magazine por Nikochan

Aburrido y desganado la otra noche acabé por ver "Colossal" de Nacho Vigalondo. Reconozco que al comenzar el film y ver el empaque de la película, su toque yanki, sus actores... pues no sabía que era un film de Vigalondo, tanto el guión como la dirección son obra suya. Conocí a Vigalondo con la genial e imprescindible "Los Cronocrímenes", una estupenda película de culto española pero a medida que iba estrenando sus nuevos proyectos me iba pareciendo menos genuino, no tan bueno, a pesar que de buenas y diferentes ideas va sobrado. La idea de "Colossal" es fantástica, y es imposible no destapar algo del film si queremos explicar algo de él. La protagonista, Gloria (Anne Hathaway), está extrañamente conectada con una especie de Godzilla que aparece en Corea, y.. hasta aquí puedo contar porque os jodería la película. Tiene un toque dramático en la típica historia de personaje que tiene que volver a sus raíces a reencontrarse y luego gira a un tipo de dramédia indie que no acaba de funcionar del todo. La idea es genial pero acaba aburriendo un algo. Hatahaway está bellísima y su interpretación es notable, así como la de los secundarios: Jason Suedekis y Dan Stevens básicamente. El film es raro, es diferente y tiene un final muy logrado pero se pierde por el camino. Quiere explicar tantas cosas, quiere tocar tantos temas ya sean los traumas de la infancia, el romanticismo, el maltrato... quiere abarcar tantas ideas que no acaba por rematar ninguna, y esa es tal vez la única pega puesto que todo lo que rodea al film es fantástico, falla al final la ejecución, un poco de pulso, de ritmo, y de darnos algo sin tantos altibajos. El film me ha gustado pero no me ha maravillado, pero siempre que Vigalondo tenga una nueva idea y la plasme en la pantalla allí me tendrá como espectador. Ya nos gustaría a todos que en el cine español hubiese más gente valiente y con ideas tan buenas como las suyas. 
"So. Central Rain (I'm Sorry)"


01.- The King Is Dead (2011)
02.- What a Terrible World, What a Beautiful World (2015)
03.- Picaresque (2005)
04.- The Crane Wife (2006)
05.- Castaways and Cutouts (2002)
06.- I'll Be Your Girl (2018)
07.- The Hazards of Love (2009)
08.- Her Majesty (2003)
09.- Florasongs (EP, 2015)
10.- We All Raise Our Voices to the Air (2012)