Podría ser un film sobre un inadaptado cualquiera. Un loco trastornado desde la niñez que sufrió abusos durante una dura y triste niñez. Un enfermo mental que no encaja en la sociedad, en una ciudad en la que simplemente uno es una sombra más, un número de la seguridad social. Pero no, o sí, hablamos del Joker, tal vez el mayor y más estupendo villano de las viñetas que compite con los mejores villanos y enemigos de tal vez, también, el mejor superhéroe de todos los tiempos, un superhéroe sin poderes y también atormentado: Batman. Así pues, el Joker, el archienemigo perfecto es un mito, una leyenda, una pequeña obra maestra de la ficción y tal vez por eso un film sobre él requiere tenerlos muy bien puestos, ya no digo interpretarlo, que también. El guión y la dirección se la debemos a Todd Philips, un tipo que curiosamente solo había realizado mierdas varias cómicas estúpidas tipo "Road Trip" o "Resacón en Las Vegas"... Sí, así es, pero que ahora se descuelga con una "Taxi Driver" moderna con maquillaje de bufón. La responsabilidad de interpretar al Joker recae en Joaquin Phoenix que simplemente es un actorazo, y punto. Lo borda. Convence y hace creíble la transformación de un loco en el mayor de los locos. Porque de eso va el film, de la caída a los infiernos de un hombre, de como su trastorno se apodera de él y acaba por cambiarle en algo temible. El resto lo suponemos, y lo sabemos, y es por eso que tanto Warner como DC tienen un plan, y ese plan continúa con la ya secuela (o no secuela) confirmada, y los varios proyectos paralelos que van desde la CatWoman interpretada por Zoe Kravitz pasando por un film donde aparecería el Pingüino (posiblemente Colin Farrell), y Enigma (Paul Dano) y un nuevo Batman encarnado, dicen los rumores, por Robert Pattison.... En cualquier caso son habladurías, pero si el tono es el mismo que este Joker, y todo acaba confluyendo en un film sobre Batman con la idea/plan que usaron los de Marvel con los Vengadores la cosa promete y mucho... Porque lo mejor de este film de superheroes o supervillanos es alejarse todo lo que se puede de ellos, haciendo una película sobre la psique del individuo, sobre la locura y el dolor, realizada con un presupuesto (comparada con otras películas de este nivel) muy bajo, debido a sus escasos efectos visuales, más propios de un film policíaco que de seres sobrenaturales. Film brutal e inesperado que cumplió con las expectativas después de tanta alabanza. Y Phoenix, como siempre, en su línea celestial inalcanzable para casi nadie. 
"Everybody loves to cha cha cha"

Entre tanta fecha festiva, comilonas, regalos, actividades infantiles, familia se me olvidó comentar que en fechas pre-Navideñas nos acercamos al evento anual de la asociación Ayudar Jugando para jugar, descubrir y colaborar buenamente en lo que se pudiese. Fue una matinal jugona donde descubrimos y disfrutamos de nuevos juegos, nos fuimos de vacío de la rifa, y compramos de segunda mano. El clásico infantil "Carrera de Tortugas" del gran Reiner Knizia, que al parecer está descatalogado, cayó en nuestras manos. Como bien dice su nombre el objetivo del juego es saber qué tortuga será la primera en llegar pero los jugadores no saben que tortuga pertenece a cada uno, solo la propia, así que tendremos que ir moviendo, avanzando, retrocediendo, etc.... las tortugas sin saber muy bien las tortugas de los otros y sin que se note demasiado cual es la nuestra. Para movernos usamos una carta de nuestra mano por turno. Símbolo más, movemos una casilla del color indicado, ++ dos casillas, - retrocede una, una flecha hacia arriba la última tortuga avanza una casilla y dos flechas dos. Sencillo, muy sencillo. Visualmente simple pero bonito con materiales más que correctos. Indicado para toda la familia y para peques a partir de 4-5 años, perfecto como primer juego introductorio. Pequeña gran compra. 



Siguen las aventuras de la Rocinante a través de los portales estelares. Siguen las aventuras basadas en los libros de James S.A. Corey de manera bastante fidedigna. Seguimos disfrutando y seguimos pendiente de un hilo por si se cancela, aunque esto último parece difícil pues se ha convertido en unas de las apuestas del Prime de Amazon, y yo como  muchos lo celebramos. La temporada anterior (T3) ya supuso un giro de timón en la historia que se ve reflejado en esta cuarta entrega, abandonando la investigación y la política (esto en un grado menor pero sigue presente) por la pura y dura aventura en los planetas que se van colonizando, y que parece que cada temporada nos presentarán un planeta afectado por la protomólecula, cosa que al parecer la emparenta con el espíritu de Star Treck. Diez episodios estupendos que nos dejan otra vez con la miel en los labios para continuar con una quinta temporada como parece que así será. En estos capítulos nuestros protagonistas se dirigen a Ilo, planeta colonizado y en problemas, y allí es donde la trama principal toma partido, mientras que las historias de Marte, Tierra y Cinturón parecen superfluas aunque estas tres acaban por coincidir en un punto con la historia principal y entonces toda la temporada finaliza y nos deja en ascuas. Sigo siendo fan, muy fan, y pienso que en ciencia-ficción aventurera no hay nadie que le haga sombra a esta "Expanse", quién decidió venderla o cancelarla debe replantearse su futuro en la industria. Serie sobresaliente.


JONAH TOLCHIN/ FIRES FOR THE COLD (2019)/ WHITE TOYOTA RANGER

 

Corría 2014 cuando un tipo delgadísimo, melenudo y barbudo abría tímidamente para el gran Profeta Chuck que venía presentando su excelente "Night Surfer" (el año antes nos había visitado con la excusa de su gran obra mayor "Temple Beautiful"). Jonah Tolchin me dejó con la boca abierta. Allí había mucho talento. Compré su disco "Clover Lane" e intercambié unas cuantas palabras, alabé su trabajo y le deseé suerte. Años más tarde el de New Jersey entregó una nueva colección de canciones, más maduras, muy bien arropado por personal de Diamond Rugs como el culo inquieto y talentoso Steve McCuley. Su "Thousand Mile Night" fue favorito nikochiano pero realmente el disco que más me gusta de Tolchin es el que publicó junto al batería Kevin Clifford bajo el nombre de Dharmasoul. Aquel "Lightning Kid" sonó mucho en 2018 y aún suena a día de hoy. Un excelente disco. El tema está en que a pesar que mi buen amigo Addison de Witt me avisó que Jonah Tolchin lanzaba nuevo disco en 2019, a un servidor incomprensiblemente se le pasó y ando ahora, durante el inicio de este 2020 recuperando discos olvidados del año pasado. Resulta que "Fires for the cold" es un disco maravilloso que de haber sido descubierto a tiempo puede que sí hubiese estado entre los elegidos. Calidad, belleza y buenas canciones no les falta. Tolchin es un cantautor extraño. Un cantautor de esos que siempre tiene temas maravillosos pero que por unas cosas u otras nunca acaba de dar el pelotazo final. Lleva ya 4 discos estupendos y casi nadie le conoce. Una pena. Centrándonos en el disco, sus canciones son más recogiditas, hay más folk, más calidez y casi ningún guitarrazo. Le ha salido un disco muy del supersonido folk de los setenta, como ya podemos presuponer desde su bonita portada, y esas canciones sonarían estupendas en sala pequeña gracias a esa sonido maduro repleto de arreglos maravillosos, así que ese es uno más de los deseos del 2020, ver a Jonah por estas tierras y disfrutarle a poca distancia, sin duda sus canciones lo valen.


Jonah Tolchin - Fires for the cold (2019): 01.- Supermarket Rage/ 02.- The Real You/ 03.- White Toyota Ranger/ 04.- Turn to Ashes/ 05.- Honeysuckle/ 06.- Wash Over You/ 07.- Roll Um Easy/ 08.- Day by Day/ 09.- Timeless River/ 10.- Maybe, I’m a Rolling Stone.

La inicial "Supermarket rage" marca la pauta y el sonido del disco. Supersonido folk al estilo del maestro James Taylor y coetáneos, no obstante Jackson Browne y Rickie Lee Jones (palabras mayores ambos) colaboran en segundas voces y delicatessens varias no solo en esta canción sino durante todo el disco. También aparecen Sara Watkins, Cindy Walker, Marie Lewey, etc, etc... Así, que de nuevo, Jonah sabe como acompañarse de lujo. "The real you" es bonica del to desde sus notas iniciales. De esos temas que enamoran poco a poco, a fuego lento. Sabor a pequeño clásico oculto. Un country-folk muy del estilo del primer Ryan Adams, porqué no decirlo también. Palabras mayores con "White Toyota Ranger" donde da un paso más, donde hipnotiza con su voz y una melodía de esas para conducir hasta el fin del mundo. Excelente es poco. La verdad es que no hay canción que baje del notable, veáse "Turn to ashes" o "Honeysuckle", cualquiera nos vale. La primera más de cantautor herido y la segunda más countresca con Sara Watkins al violín. Optimista en "Wash over you" nos remata con "Roll um easy", una de mis favoritas del lote, donde da una lección de folk para luego entregar otro temazo como "Day by Day", de esos que no puedes quitarte de la cabeza. "Timeless river" engatusa y convence con esos arreglos jazzísticos y el cierre con "Maybe, I'm a rolling stone" le coloca en mi modesta opinión como uno de los cantautores más interesantes del panorama musical, que con este disco a recordado a los grandes del género de los setenta, ya sea Taylor, Browne, el Springsteen más recogido e incluso un Dylan de baja revolución. Joya olvidada del 2019.

*post aparecido originalmente en EXILE SH Magazine por Nikochan

Tanto me habían hablado bien de "Los hermanos Sisters", film del director Jacques Audiard protagonizada por Joaquin Phoenix y John C Reilly, que adelantó con audacia a otros films muy aplaudidos y todavía no vistos en el hogar nikochiano como "Ad Astra" "Joker" o "Érase una vez en Hollywood"... Del director únicamente había visto el film "Un Profeta" del 2009, que era un peliculón, eso, más los actores protagonistas más otros secundarios como Jack Gyllenhaal y Riz Ahmed, y no que fuese un western (no soy mucho de vaqueros en el celuloide) hizo que me decidiese a ver esta película. Visto el film me parece notable pero no me ha apasionado. Una sensación de algo de decepción como la que tuve con "El Irlandés" está presente pero ya os digo que ambas son películas recomendables, por encima del nivel habitual. Pero hay algo, no sé como explicarlo, que hizo que no acabase de conectar del todo. Toda la historia está bien pero es muy previsible: los hermanos Sisters son asesinos a sueldo contratados por el Comodoro, deben encontrar y matar a u buscador de oro y obtener su invento, para ello emprenderán un viaje tanto físico como interior que hará replantearse toda su existencia..... y eso es... Fiel al género vaquero, dándole un nuevo tono, más introspectivo, más filosófico y maduro. Aire clásico y fondo moderno. Un western a contracorriente para estos tiempos de superpoderes. 

La resaca por la escapadita a París sigue muy presente en el hogar nikochiano. Estupenda aventura con mis peques y por supuesto bellísima ciudad. Estas pasadas Navidades los Reyes Magos se acordaron de aquello y de un servidor y en casa apareció el excelente juego para dos editado por Devir obra del español José Antonio Abascal. Material exquisito tanto a nivel visual donde las ilustraciones nos sumergen en la esencia parisina y por supuesto la calidad de los componentes que es sobresaliente. En eso no hay queja y por supuesto en el precio tampoco. Todo muy ajustado. Así pues estamos ante un juego para dos jugadores, puede que a partir de siete y ocho años ya se pueda dominar más o menos la mecánica. Mi hija Arlet de ocho perfectamente maquina contra su padre. Otra cosa curiosa es que la misma caja hace las veces de tablero, su interior consta de un adoquinado para ir colocando nuestras calles y edificios como ahora os explicaré. 


El objetivo del juego es construir las calles y edificios de la ciudad. Todo ello lo realizaremos en dos fases. Durante la primera fase colocaremos las calles. Estas calles se encuentras en dieciséis losetas (ocho por jugador). En esas losetas cuadradas podemos encontrar cuatro zonas perfectamente divididas también a su vez en cuadrantes. Naranja, azul, lila y farola. En el naranja solo podrá construir el jugador naranja y el azul en el azul, claro está. En el lila podrá hacerlo cualquiera, hace las veces de comodín. Y la farola servirá para iluminar nuestros edificios. Dichos edificios con medidas y formas diferentes se encuentran a nuestra disposición para ser elegidos. Así pues en esta primera fase podemos hacer dos cosas, o cogemos edificios o asfaltamos con nuestras losetas las calles. Sencillo. Una vez se acaban las losetas ya no podremos coger edificio y pasamos a la segunda fase. 

En la segunda fase podremos hacer dos cosas, o construir o usar/reservar una postal. Dichas postales (hay doce pero usamos en la partida solo ocho) son como efectos especiales, que van desde una farola o edificio extra, a cambiar edificio, puntuaciones extras, que no resten los edificios no utilizados, etc, etc...  Al colocar el edificio lo marcamos con una chimenea de nuestro color y cuando se acaban los edificios y las postales (hay cuatro para cada jugador) el juego finaliza y pasamos a la puntuación que básicamente se resume en el tamaño (por cuadrante) del edificio multiplicado por las farolas que lo tocan. Luego hay puntuaciones extras, y restas por edificios no colocados. El juego es una delicia. Queda precioso una vez acabada la partida y las postales hacen que las partidas sean variadas, eso sí, penaliza mucho la acción que tomamos, aquello que decidimos porque no hay mucho margen de maniobra para corregir. Excelente juego para dos y muy bonito. 
"Working in the Coal Mine"