ANDREW BIRD/ ARE YOU SERIOUS (2016)/ ARE YOU SERIOUS

 

En 1993 se formaba una mítica banda que para muchos sigue en la actualidad oculta, una banda llamada Squirrel Nut Zippers que es una verdadera delicia y que manejaba perfectamente la fusión del Swing, el blues del Delta y el Klezmer. Aquella banda tenía como cabeza visible al magnífico Jimbo Mathus quién estaba perfectamente acompañado, y uno de aquellos acompañantes no era otro que el genial violinista Andrew Wegman Bird aunque este pájaro silbador voló pronto del nido para comenzar una interesantísima carrera en solitario. Carrera que el de Illinois empezó con el fallido "Music of Hair" y así pues, no fue hasta el año 2003 y 2005 cuando entregó una dupla que sencillamente es fantástica, hablo de "Weather Systems" (2003) y "Andrew Bird and the mysterious production of eggs" (2005), para luego rizar el rizo con "Armchair Apocrypha" (2007). Después de eso y aunque me consta que ha entregado trabajos notabilísimos le pierdo la pista o simplemente me deja de interesar, no me pone o no conecto con sus nuevas canciones hasta este 2016 con "Are you serious" donde el señor Bird vuelve con la inspiración por montera y una vuelta a su mejor sonido, a su fórmula magistral triunfadora, ya sin experimentos ni tiempo para despistes. En el proceso del disco hay una boda, un niño y una enfermedad mortal que al parecer ha sido superada por su mujer pero que dejó una profunda huella que queda reflejada en este disco que me tiene totalmente robado el corazón. Es un disco como digo que vuelve a la fórmula que le dio cierto éxito pero en las letras encontramos más sinceridad o madurez o como le queráis llamar, sin duda el cáncer detectado a su mujer le afectó así como su paternidad., y en definitiva influyen en la creación de unas canciones notabilísimas que a cada escucha nos van atrapando. "Are you serious" está siendo uno de mis discos estos días y si nada lo remedia estará entre mis elegidos del año.


Andrew Bird - "Are You Serious" (2016): 01.- Capsized/ 02.- Roma Fade/ 03.- Truth Lies Low/ 04.- Puma/ 05.- Chemical Switches/ 06.- Left Handed Kisses (feat. Fiona Apple)/ 07.- Are You Serious/ 08.- Saints Preservus/ 09.- The New Saint Jude/ 10.- Valleys Of The Young/ 11.- Bellevue/ 12.- Shoulder Mountain/ 13.- Pulaski.

Las primeras notas de "Capsized" ya nos dejan claro que Bird ha vuelto por sus fueros y que lo ha hecho a lo grande, sin pedir permiso y derrumbando la puerta. "Capsized" es un temón de tomo y lomo cercano al soul ligero. Maravilloso en cualquier caso. Seguimos disfrutando con otro temón, esta vez marca de la casa, hablo de "Roma Fade" que me parece una locura de buena, como lo es también "True lies low" que repite el soul ligero del inicio, muy agradable al oído y que gusta de primeras. "Puma" ya es harina de otro costal. Uno de los temas del disco, una canción redonda con mensaje entre lineas, mensaje de ánimo para su mujer, que como un Puma luchaba contra el cáncer que la acechaba sin compasión. "Chemical switches" no ha inventado nada pero tiene sus mágicos silbiditos y cumple con el cometido de no bajar el nivel de un disco notable. La colaboración con Fiona Apple en el tema siguiente, "Left handed kiss", es simplemente POM. Como lo es el tema que da nombre al disco, "Are you serious", que tiene a Bird luciéndose al violín con una deliciosa y perfecta melodía. De lo que falta, resalto todo pero sobre todo "The new saint Jude" que tiene ese innegable regusto a Sufjan, y como no "Valleys of the young". Temón. El resto no baja el nivel y hacen de este "Are you serious", un disco imprescindible en lo que llevamos de año y en la carrera de Andrew Bird. 

01.- Jeff Buckley / Tim Buckley
02.- Justin Townes Earle / Steve Earle
03.- Jakob Dylan / Bob Dylan
04.- Rufus Wainwright / Loudon Wainwright III
05.- Teddy Thompson / Richard Thompson
06.- Nora Jones / Ravi Shankar
07.- Roseanne Cash / Johnny Cash
08.- Dhany Harrison / George Harrison
09.- Shooter Jennings / Waylon Jennings
10.- Ben Taylor / James Taylor+Carly Simon

Es tan ridícula, tan estúpida, tan incorrecta y desvergonzada... que me ha encantado, no hay más, esa es la verdad. El cómic original de Marvel creado por Rob Liefeld y Fabian Nicieza, y traducido aquí como "Masacre" no lo tenía nada controlado, a decir verdad ni sabía en qué consistía ni cual era su historia, así que otro factor más a sumar para pasármelo en grande. Una mezcla gamberra del origen de Lobezno, con el humor e ironía de Spiderman, una puesta de escena algo serie B, un prota que ha tirado todo el proyecto para delante por ser un gran fan (Ryan Reynolds) y que ya tiene preparada la segunda parte, un ritmo bestial y unos efectos correctos sin avasallar, por lo demás sigue más menos el esquema de cualquier primer film introductorio de superhéroes pero en plan canalla y como se dice en mi tierra: pocasolta. El film dirigido por Tim Miller, visto en "Scott Pilgrim" y una de "Thor", cumple con creces y firmará la secuela. Reynolds de prota y productor se gusta y gusta, la Morena Baccarin sigue siendo tan sexi como siempre a la par que insulsa, y bueno, en general la gracia está en unos diálogos desternillantes que no dejan títere con cabeza ni siquiera a los mismos actores que la protagonizan, ni a la Marvel, ni a los X-Men por ejemplo. Muchas bromas fuera de contexto son penosas y absurdas pero dentro del paquete triunfan, hasta la animación absurda cuando la pareja se reencuentra me gustó.... pero sí, vamos, podemos discutir eso y lo de "Wham!" pero tiene su coña marinera. Y nada más, que a mi sí me ha gustado, y gustará a aquellos que disfrutaron con "Spiderman" y "Shreck".... visto así, da miedo.... pero sorprendentemente el resultado es notable. Yo fijo que veré la segunda, con eso os digo todo. 


Gamberra e hijoputesca, ácida y sin cortarse un pelo. La serie animada de Netflix tiene todo lo necesario para hacerme reír e indignarme al mismo tiempo, tiene lo necesario para mantenerme enganchado durante sus tres temporadas, aunque yo realmente sólo he visto dos de ellas. Es una historia creada por el humorista Raphael Bob-Waksberg junto a la dibujante Lisa Hanawalt, ambos con un estilo muy peculiar consiguen combinarse a la perfección y dar grandes dosis de calidad. Es de verdad una serie para adultos, si de algo no se debe o no se puede hablar en BoJack se habla hasta no poder más, todo dentro de ese mundo extraño de seres antropomorfos como nuestro protagonista, un ser medio caballo medio hombre, estrella televisiva en su juventud y actor venido a menos y en paro en la actualidad que vive de aquellos maravillosos años. Su ex-novia y representante es una gata, su archienemigo un perro labrador, su mejor amigo un humano andrajoso ....  un disparate pensaréis, pues sí, pero con mucho estilo y personalidad, y muy poca vergüenza. Serie no apta para todos los público, ni para todos los gustos, ni para todos los terrícolas. Gran serie.

VAN MORRISON/ MOONDANCE (1970)/ CRAZY LOVE

 

"... We were born before the wind, also younger than the sun. Ere the bonnie boat was won as we sailed into the mystic.."

En 1964 una nueva taberna para marineros en Belfast buscaba banda para su fiesta inaugural y The Gamblers con algún que otro nuevo fichaje respondieron rápidamente al anuncio. El líder y cantante de aquella banda irlandesa era Billy Harrison aunque en esa actuación y por petición popular no le quedó más remedio que dejar cantar alguna que otra tonadilla al pequeño, fornido y nuevo saxofonista que además tocaba de lujo la armónica. El éxito de aquella actuación propició un contrato para tocar allí asiduamente y de rebote provocó un cambio de nombre, a partir de ese contrato el grupo pasó a denominarse Them y el saxofonista George Ivan Morrison tomó el mando. Them fueron una banda maravillosa, excitante como pocas en una época donde las bandas británicas invadían el mundo. Las actuaciones brutales de Van Morrison, su fuerza, su energía, su improvisación mítica, su mala leche... les proporcionan un contrato que reporta dos Lps e innumerables sencillos. Como todo en la vida a Van Morrison se le quedaba pequeño aquello y firmó un contrato para un disco en solitario, grabó canciones en la Gran Manzana y el sello Bang Records le tendió una trampa y lo que iban a ser singles se recopilaron en "Blowing your mind" que aunque es su primer disco en solitario no es del gusto del León de Belfast. Pleitos, discusiones, malestares varios, éxitos radiofónicos del nivel de "Brown eyed girl".... Morrison rompe con Bang y firma con Warner. De todo aquello salió "Astral Weeks", un disco sin singles radiofónicos donde el jazz, el blues e incluso la clásica iban de la mano, poesía musicada, recitados de lujo, ambientación estelar y casi ni un estribillo. Puede que el primer disco en solitario que hizo expresamente Van Morrison sea el mejor de su carrera, puede que sea uno de los diez mejores discos de la historia, habrá discrepancias en esto que digo pero desde luego que es uno de los discos insaltables de la historia es un hecho.  No es disco fácil, ni disco para novatos ni vírgenes oídos de experiencias místicas pero es un discón como también lo fue su siguiente aventura en solitario que es de una misma calidad pero de concepto contrario totalmente. En "Moondance" hay infinidad de singles radiables y estribillos por doquier, pero sigue habiendo magia, mística y una ambientación sensacional, un cantante prodigioso y un compositor en estado de gracia. Además estuvo muy bien respaldado por  Jack Schroer (saxo alto), Colin Tilton (saxo tenor), Jeff Labes (teclados), John Platania (guitarras), John Klinberg (bajo), Gary Mallaber (batería), Guy Mason (percusión) y The Sweet Inspiration (coros), la mayoría de ellos repitieron con el León de Belfast más tarde en "His Band and the Street Choir (1970)", otro clásico. "Moondance" es el disco por donde empezar, por donde comenzar a conocer a Van the Man, "Moondance" es el disco adecuado para una maravillosa noche, para un baile a luz de la luna con las estrellas iluminando nuestro ojos, para una fabulosa noche de romance, llena de magia que hace susurrar y callar. Un disco para aquellos que nacimos antes del viento, para los que son más jóvenes que el sol, un disco para amores alocados, un disco para aquellos que esperamos siempre un próximo brillante nuevo día, en definitiva un disco para todo el mundo. 

CARA AAnd It Stoned Me, Moondance, Crazy Love, Caravan, Into the Mystic.


Van Morrison no está para bromas ni para perder el tiempo, y de primeras su voz nos golpea y nos deja sin aire. "And It Stone Me" es un temazo indiscutible, un tema con "morriña" a la vieja Irlanda, morriña que no conseguía vencer Van pues la Gran Manzana parecía no estar hecha para él. La instrumentación como en todo el disco es de lujo, la parte central con el piano y los metales son una maravilla. Después de esto el swing y el jazz nos desarman por completo, el tema que da nombre al disco "Moondance" es uno de los más conocido de Van, una tremebunda canción muy bien adecentada para la ocasión con una flauta mágica y un final apoteósico para seguídamente darnos amor, amor, amor, amor... loco amor.... "Crazy Love" es bonica del to, adoro este tema, escucho eso de "I can hear her heart beat for a thousand miles..." y se me eriza el vello. Los coros en esta tema son espectaculares y tiene ese momento, ese "bridge" gospeliano ese "Yes I need her!", joder, qué temazo!!! "Caravan" es la canción que me hizo enamorarme del disco y consiguió hacerme seguidor de Van Morrison para el resto de mi vida. Uno de los temas del último Vals, una de sus mejores composiciones en directo, un tema incendiario, un tema arrollador: "Turn up your radio and let me hear the song...". Y para cerrar la perfecta cara A, Van nos invita a adentrarnos en la mística. "Into the Mystic" es una de las canciones de mi vida, bueno, y todo este tremendo disco. Si me coge en un día malo, la mística de Van puede hacerme llorar y estremecerme. Majestuosa canción.


CARA BCome Running, These Dreams of You, Brand New Day, Everyone, Glad Tidings.


"Come running" fue un éxito rotundo, en la radio y en la listas aunque en yanquilandia no pasó del 30 creo, eso para Van en esos días era todo un prodigio. Otra vez los metales predominan en un tema que va cogiendo velocidad y donde Van da una clase magistral de soul blanquito. Curiosamente la cara B del disco empieza con brío, con alegría, con marcha. "These dreams of you" es otro ejemplo de qué difícil es hacer lo fácil. Un tema más americano, de esos que acostumbran a gustar allí al personal, un temón qué coño! "Mmmm, these dreams of you. So real and so true!" y esos vientos, y ese Van bordándolo, qué voz, qué prodigio!!! Y llega otro de mis temas favoritos del álbum, llega para desmontarme a trocitos "Brand New Day", obra maestra hecha canción. Bonica del to es poco. Majestuosa, bella, delicada, melancólica, gospeliana, soulera.... "... Brand new day, Brand new day ooooh... Feels like a brand new day, feels like a brand new day, feels like a brand new day!" . Y el final se acerca primero con la maravillosa "Everyone" y luego con la simpaticona "Glad Tidings", ambas tienen unas intros míticas, la primera con un organillo juguetón y un Van descomunal... everyone everyone everyone everyone!!! ; y la segunda, la última canción del disco tiene esa magia juguetona, esa inocencia, ese regusto que te hace querer volver a pinchar el disco inmediatamente. Un disco mágico, único, una tremenda POM.

Van Morrison - "Moondance" (1970)
11/10
01.- And It Stoned Me/ 02.- Moondance/ 03.- Crazy Love/ 04.- Caravan/ 05.- Into The Mystic/ 06.- Come Running/ 07.- These Dreams Of You/ 08.- Brand New Day/ 09.- Everyone/ 10.- Glad Tidings.





*Post aparecido en Exile SH Magazine por Nikochan

Si ya habéis devorado infinidad de sagas de literatura fantástica y no sabéis qué hacer ahora además de maldecir a George RR Martin por su vagancia y su forma de venderse a HBO, creo que con la trilogía del Mar Quebrado de Joe Abercrombie acertaréis seguro. Ya os hablé de sus dos primeras partes: Medio Rey y Medio Mundo; y de su buen hacer, su historia bien narrada, trenzada y desarrollada, de sus personajes profundos y carismáticos, de su ritmo juvenil, de su lectura amena y divertida. Cercano a los "Tronos" pero quitándole kilos y kilos de relleno, de nombres de personajes. Dejando casi en una estructura simple la historia sin dejar de ser adictiva, y ese ejercicio de estilo a Abercrombie hay que agradecérselo porque suele ser algo espeso. El padre Yarvi continua con su parsimoniosa venganza contra la madre Wexxen y el imperio que ha abrazado la religión de un Dios único. Para llevar a cabo dicha venganza tendrá que usar magia antigua, y sopesar el bien mayor ante el bien menor, sacrificando de esa manera personas y lugares a los que ama. No quiero contar nada de la historia que aunque no se sale del guión sí tiene algunos giros y sorpresas que hay que dejar que nos cojan con el pie cambiado. El ritmo de la novela como en las anteriores es avasallador, imparable, sin un respiro. Sus diálogos son ricos, sus personajes asombrosos y memorables, y algunas de sus capítulos como el asalto a la fortaleza del cabo de Bail son francamente perfectos. Como en las otras dos ocasiones podemos criticar que parece una trilogía enfocada a un público más joven que el de por ejemplo "Canción de hielo y fuego", pero eso tal vez se deba a que no quiere liarse en mil y una historias a las que no darles fin, pues los personajes del Mar Quebrado no corren mejor suerte que los de los Siete Reinos. En definitiva, os recomiendo esta trilogía como lo siguiente a leer si estáis cansados de buscar algo parecido pero diferente a los "Tronos", una lectura perfecta para los calores veraniegos.