lunes, 24 de noviembre de 2014

Fargo


Cuando escuché que se estaba preparando una serie de la mítica película de los hermanos Coen "Fargo"(1996) un sudor frío se apoderó de mi. Desde luego una noticia de esa índole acojona al más pintado, no podía salir bien, no estaría a la altura, sería imposible pues aquel film es de lo mejor que se hizo en la década de los noventa. A día de hoy y visto más de la mitad de la serie en cuestión, seis de diez episodios, he de reconocer que no sólo es que esté a la altura del film homónimo del cual se basa sino que apostaría a que está entre las tres series televisivas mejores de este año. La serie dirigida y escrita por Noah Hawley no es una copia exactamente de la película, sino la tienes muy fresca puede parecer que sí pero es que no. De aquella sí coge la ambientación, el ritmo, el humor negro, las actuaciones escandalosamente soberbias... vamos que estamos ante un obra televisiva sobresaliente. Y lo digo como os comentaba sin acabar de ver la serie completa pero creo que resultará imposible que me decepcione en los últimos episodios que quedan. De que va? pues os comento un poquito: En enero de 2006, un delincuente llamado Lorne Malvo (Billy Bob Thornton) llega a Bemidji (Minnesota), donde ejerce una grave influencia sobre el vendedor de seguros Lester Nygaard (Martin Freeman). Al explicar sus problemas, Lorne Malvo propone a Lester asesinar a Sam para resolver todos sus problemas, cosa a lo que Lester no dice ni sí, ni no. Poco después Sam Hess aparece asesinado en una sala de citas mientras estaba con una prostituta. Mientras tanto, en su casa de Lester su mujer no solo critica su trabajo, sino también su forma de ser y de actuar, por lo que en un arrebato de locura la asesina. No sabiendo qué hacer con el cadáver, Lester llama a Malvo... Los actores están de miedo. Increíble Billy Bob Thorton y nuestro querido "Watson" Martin Freeman, mención especial para Allison Tolman que nos hace olvidar a Frances McDortman, y al hijo de Tom Hanks, Colin, que lo hace muy bien. Y nada más. Fantástica serie, qué digo, imprescindible.

domingo, 23 de noviembre de 2014

VIDEONIKO: why does it alway rain on me?

TRAVIS
THE MAN WHO (1999)
WHY DOES IT ALWAYS RAIN ON ME?



viernes, 21 de noviembre de 2014

37 años y un montón de huesos....

... con algo de pellejo alrededor. Sí. Hoy me caen 37. No me sofoco pero me planto. En un año he envejecido lo que no está escrito. Menos pelo, más barriga... más hijas!!! menos tiempo y dinero... muchas preocupaciones, demasiadas. Y bueno, un año que me ha pasado en un periquete, ahora que lo pienso, no me voy a plantar, para qué, quiero saber si envejeceré como Danny DeVito o como George Clooney... hagan sus apuestas!!! 



jueves, 20 de noviembre de 2014

You Me and Apollo - "Sweet Honey" (2014)


Flechazo: arrebato pasional que altera profundamente el juicio de un ser humano, dando un bienestar mágico y milagroso, pudiendo dejar como secuelas un atontonamiento supino.

Así ando yo estos días, con el flechazo de los cojones. No por otro ser humano. Ese amor, el verdadero, hace mucho que lo encontré. Flechazo por un disco, por una banda, por una canción. Flechazo que difícilmente será pasajero. La culpa de todo la tiene ese ser extraplanetario que responde al nombre de Johnny JJ, sí, el del puto espacio woodyjaggeriano. Un ser de culo inquieto, mente privilegiada, gusto refinado, y como no, algo cabroncete. Eso sí, el tipo tiene un instinto mágico que no animal para dar con bandas que se me escapan, a las que no llego a alcanzar, tanto de ahora como de antes, ejemplos? muchos. Desde por ejemplo los electrizantes The Sound con su Jeopardy a cosicas más actuales como el chute de The Orwells o la exquisitez supina del grupo que hoy nos ocupa, "You Me and Apollo", por el que estos días bebo los mares, por los que hace unos días mato, por los que siento una atracción insana, enfermiza, casi al borde de la locura. Desde hacía muchísimo tiempo no sentía esa atracción primitiva, fue tal vez con Brittany Howard y su bandaza Alabama Shakes. Sí, con ellos sentí eso. Sentí el flechazo, y fue francamente difícil tomarnos un descanso pues aquel "Boys and Girls" fue tremebundo. Este año no había sentido aún "el flechazo", todos los discos que me gustan, todos los que creo que estarán entre mis favoritos se han cocido a fuego lento, tal vez únicamente el discón de Sharon Jones a principios de año me hizo sentir algo parecido, pero no, no fue flechazo. Esta vez sí, sí lo ha sido. El "Sweet honey" de You Me and Apollo me ha dejado en cueros, me ha pillado desprevenido, me ha dejado totalmente knock out. Gracias JJ.


You Me and Apollo - "Sweet Honey" (2014): 01.- Don't Sleep for Free/ 02.- Firewater/ 03.- I don't Want to Be Loved/ 04.- Madeline (feat. Charles Hodges)/ 05.- Trains (feat. Al Gamble)/ 06.- Open Doors/ 07.- Ghosts/ 08.- December Sun/ 09.- The Judge/ 10.- Days on Days.

Lo primero que a uno se le viene en mente al escuchar a esta banda de Colorado es el vozarrón descomunal de su líder y cantante Brent Crowles. Impactacte como poco. Podríamos decir rápidamente que es una mezcla extraña entre Devendra Banhart, Ezra Koenig y Brittany Howard. Sí, así de raro y así de bueno. Menuda combinación. A todo eso le añadimos la pinta de Nerd que tiene y alucinamos que de ese cuerpecico salga esa voz. Lo segundo que notamos es que estamos ante un disco de tomo y lomo. Un pelotazo descomunal. Desde las maracas iniciales de "Don't sleep for free" donde suenan más de lo deseado a los Vampire Weekend notamos esa etiqueta de discazo. Serán un hype? ya se verá, de momento toca disfrutar. Hay algo de africanismo souleado en este tema, que por otra parte es un temón. Las reminiscencias al pseudo-hippie de Devendra están claras en la cortita pero chulísima "Firewater". Es entonces cuando Crowles coge el toro por los cuernos y nos sorprende y de qué manera. "I don't want to be loved" es uno de los temas del disco., como lo es lógicamente "Madeline". El primero explora las vías del rock-soul que también exploraron los Alabama Shakes, y el segundo es un despiporre vocal, un gospelito camuflado en una canción modernita y juguetona. Todo un temón. "Trains" me pone los pelos de punta mientras que "Open doors" hacen que se pongan de punta otras cosas, esa trompeta me hace izar la bandera. y el tema acaba pareciendo un dead-country descomunal. Y con el soul por bandera ellos entregan "Ghost", otro de los temazos del disco, donde Crowles se luce y se sobra vocalmente, y ojo, que a la guitarra no es que el tipo sea manco. El final del disco se acerca aunque nosotros no queramos. "December sun" sigue la línea marcada por en el anterior tema, "The judge" recuerda one more time a los vampiros de fin de semana, al menos a mi, y entonces llega el majestuoso final con "Days on days" que simplemente es una maravilla. Y a todo esto, mi única preocupación es no volverme tonto con este flechazo, que no me falle, que no sea un hype, que sigan así, y que yo los siga gozando.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Coverízate: Ike, Tina, John y la orgullosa de Mary


Cuesta encontrar en la historia musical de los últimos cincuenta años alguien que haya escrito más éxitos indiscutibles que John Fogerty. Sin duda es uno de los grandes aunque nos lo solamos olvidar al elaborar el típico top de los grandes del rock. Imperdonable. Ando yo muy "Cridens" esta semana, más o menos desde que el sábado pasado preparé el ya mítico "Arroç on the Bayou" de Chals. Mientras preparaba el manjar hice lo que tenía que hacer. Ponerme cualquiera de sus grandes compilaciones y dejarme llevar. Un disfrute y un despiporre. Cuantos hits tiene esta gente? hay alguien en este planeta que no se sepa al menos 20? es un alucine. En 1969 editaban uno de sus grandes discos, y uno de mis favoritos junto a la POM "Cosmo's Factory", en aquel "Bayou Country" estaba ese temazo que es "Proud Mary". Auténtica y peligrosa dinamita. 

Dos años más tarde Ike y Tina entregaban uno de sus grandes trabajos, "Working Together", una referencia absoluta para el extraterrestre que aquí escribe. Allí encontrábamos muchas versiones, muchas maravillosas versiones, pero "Proud Mary" destacaba por encima de todas, incluso por encima de la original de Fogerty, un auténtico temazo en manos de Tina. Sexo, rock, fuerza, adrenalina... lo tenía todo. Su actuaciones de aquella época eran brutales, hoy casi estarían prohibidas por sexo explícito. La energía y la fuerza son inigualables. Las bailarinas del coro no pueden tener el culo más duro y bailar mejor. Triste que la gente se alucine con Beyoncé cuando es una copia barata sin glamour de Tina en sus años mozos. Hasta se copió los pases de baile del "Proud Mary" de los Turner!!! pero bueno, os dejo con la mítica actuación. A coverizarse terrícolas!!!

martes, 18 de noviembre de 2014

Picture Book: "Heaven holds a place for those who pray. Hey hey hey!"

lunes, 17 de noviembre de 2014

Prisioneros (2013)


Hacía tiempo que un film no me atrapa en su historia como lo hace Denis Villeneuve con su "Prisioneros". No porque sea precisamente una obra maestra pues no pasa del notable bajo, pero su historia, sus interpretaciones, su desazón continuo, sus giros de guión, su final abierto... Sí, es una interesantísima película, de tema difícil e incómodo, más aún si eres padre. Porqué digo eso? pues porque a las dos familias protagonistas del film les desaparece una hija a cada uno mientras ellos bebían un poco de más en una sobremesa. Un descuido.. y bufff... el mundo está lleno de hijosdeputa. Una autocaravana aparcada en su misma calle desaparece al mismo tiempo que sus hijas. La policía encuentra la caravana y a su conductor pero queda libre por falta de pruebas... Y no contaré más, solo deciros que yo creo que actuaría movido por la rabia y el odio igual que el personaje de Hugh Jackman, el señor Keller Dover al que le sale el demonio que todos llevamos dentro con tal de encontrar a su hija. Como digo las interpretaciones son soberbias, tanto de Jackman, como de Jack Gyllenhaal que convence en su papel de detective implicado casi al punto de la locura, y como no, ese secundario de lujo que es Paul Dano. Lujo no, exquisitez divina. No contaré más porque no os quiero desmontar el film, un film que como digo está muy bien hecho cosa que no abunda últimamente, un film que te mantiene sentado en la butaca, con nervios, con intriga y con mucho desazón. Tensa, compleja y sombría. 

domingo, 16 de noviembre de 2014

VIDEONIKO: have you ever seen the rain?

CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL
PENDULUM (1970)
HAVE YOU EVER SEEN THE RAIN?

 

viernes, 14 de noviembre de 2014

Lucinda Williams - "Down Where the Spirit Meets the Bone" (2014)


Estaba yo en uno de esos días. Solo en casa. Triste y descompuesto. Con el alma apaleada y el corazón hecho trizas. Sí. Estaba en uno de esos días donde es mejor no hablarme, no intentar consolarme ni reconfortarme. Uno de esos días donde uno se encierra en su dolor y se revuelca en él. En esas situaciones prefiero quedarme solo, prefiero atarme un yunque y caer al fondo del pozo, de ahí, normalmente, en unos cuantos días suelo salir rejuvenecido en espíritu, dejando así que ese espíritu llegue a tocar hueso y recomponga la carne. Estaba yo en uno de esos días. Mirando por la ventana mientras llovía con muy poca luz, sólo la que ese sol medio escondido nos mostraba a través de las grises nubes. El primer sorbo de café me hizo notar cierta calidez interior, dejé la taza en la mesa y puse en el reproductor el nuevo disco de Lucinda. Esa sería la primera escucha, la primera impresión. Y no sabía yo si mi estado de ánimo era el adecuado, pero qué más da pensé yo, de perdidos al río. El segundo trago de café fue más largo y urgente, no hacía falta saborearlo, tenía prisa por escuchar "Down where the spirit meets the bone", el nuevo y flamante doble disco de la Williams. Sonaron los primeros acordes de "Compassion", uno sencillos acordes pero de una majestuosidad y belleza insuperables. La canción me atravesó el corazón, en ese momento pensé que era la canción más bonita que había escuchado en mucho tiempo, cuando terminó paré el reproductor y volví a ponerla, así hasta cinco veces. No estaba preparado para escuchar nada más. Paré el disco y lo dejé para otro día. 

Al día siguiente, algo más animado aunque otra vez solo, decidí escuchar como mandan los cánones la nueva entrega de la Dama del Rock pero temiéndome que me sucediera lo de la vez anterior decidí comenzar con el segundo tema, "Protection", y dejarlo sonar hasta los confines del Universo. Suenan guitarras, suena el rock, suena la grandeza que tienen pocos y la clase de sólo algunos afortunados. Rocanrol de guitarras stonianas, una composición con aroma 100% yanqui, de esas que bien sabe hacer el rubito Petty. Los músicos como en todo el disco están espléndidos, músicos de la talla de Pete Thomas y Davey Faragher habituales en las grabaciones del Godglasses Costello. Mi estado de ánimo daba claros síntomas de mejoría. Estaba curado. Chute en vena. Gracias Lucinda, ya no necesito protección aunque sí tu compañía para disfrutar este gran disco doble que nos has regalado.


"Burning Bridges" continúa dejándonos con la boca abierta. Qué nivel!!! sin duda una de mis favoritas de todo el paquete. De estribillo pegadizo y demoledor, seguimos rocanroleando, con un final lleno de rabia y verdad. Temazo de esos que nos sorprendía en la radio años atrás mientras conducíamos solos por la carretera. Y los coros, como no, sensacionales. En "East side of Town" tenemos a la Lucinda más reconocible, esto es otro temón de toques countrescos, canción política, de denuncia, bonica del to. Lo de Ian McLagan es para darle de comer aparte, y qué decir del trabajo de Stuart Mathis a la guitarra? Chapeau. Llegan sonidos fronterizos y pantanosos, llega "West Memphis" que suena descomunal en la voz de Lucinda, suena grande, suena gigantesca. Interpretación magistral, canta como nunca, con esa voz de vieja resabida, con esa clase y calidad... Y sí, de terrenos pantanosos al mediotiempo desgarrador tan, tan... "essence" con "Cold day in hell". Otro de mis favoritos, no hay duda. Una balada rock clásica, de rompe y rasga, de amor, de dolor, de rabia. Si con "Cold day in hell" notábamos una cierta "esencia" a anteriores trabajos con la fantástica "Foolishness" volvemos al aroma de "Blessed", una maravilla que mantiene un nivelazo increíble y que nos gusta y se deja gustar, es de esas que ganan con el tiempo, que te atrapan un poquito más cada vez que suena para hacernos suya. Grandísimo tema. Para finalizar lo que sería el primer disco Lucinda nos tiene reservado un final precioso y preciosista, primero con el cálido country-soul de "Wrong Number", que invita a bailar acaramelado con tu pareja, de esos bailes de amarrase bien y olvidarse de todo lo que nos rodea. Sigue muy en la línea "Blessed", línea que por cierto me encanta. "Stand right by each other" continua arropándonos con telas soul, es uno de mis temas favoritos de los 20 de este nuevo disco, un tema bonico del to, que me saca la sonrisilla, que me hace feliz, que me enamora. Para escuchar y compartir. Magnífico. Cierra la abuela Williams con "It's gonna rain", un regalo. Un precioso tema, simple pero muy efectivo, perfecto para el cierre de un disco, y que además cuenta con la nada desdeñable colaboración de Jakob Dylan a los coros. 


Lucinda Williams - "Down Where the Spirit Meets the Bone" (2014): 01.- Compassion/ 02.- Protection/ 03.- Burning Bridges/ 04.- East Side Of Town/ 05.-West Memphis/ 06.- Cold Day In Hell/ 07.- Foolishness/ 08.- Wrong Number/ 09.- Stand Right By Each Other/ 10.- It’s Gonna Rain/ 11.- Something Wicked This Way Comes/ 12.- Big Mess/ 13.- When I Look At The World/ 14.- Walk On/ 15.- Temporary Nature (Of Any Precious Thing)/ 16.- Everything But The Truth/ 17.- This Old Heartache/ 18.- Stowaway In Your Heart/ 19.- One More Day/ 20.- Magnolia.

Si la señoranga Lucinda Wiliams hubiese decidido pararse aquí, y darnos un disco normal, pues seguro que estaríamos más contentos que unas Pascuas pero no, la dama del rock va a su aire, y pudiendo hacer caja y dinerito con dos discos sencillos prefiere empaquetar todo en un gran disco doble de esos que ya no se llevan, y dejarnos con la boca abierta y el culo prieto. No entiendo a aquellos que protestan porque Lucinda entregue 20 canciones, a decir verdad lo critican, pero es que en este disco doble no sobra nada, no hay relleno, no hay medias tintas. Es un buen muestrario de lo que es Lucinda, de lo que sabe hacer, de todo lo que nos ha dado todo es te tiempo. Una especie de compilación con canciones nuevas. Después de muchas escuchas, con muchas quiero decir muchísimas, pienso que estamos ante una POM. De primeras no lo vi, no lo supe apreciar, no sé si es o no su mejor disco pues cada disco tiene su historia y su momento para un artista y para su fiel seguidor pero desde luego al compararlo con coetáneos, con otros músicos más actuales que han sacado disco este mismo año sale vencedora y por goleada. Su gran apuesta es ganadora. Y a cada escucha se hace mejor disco, se hace más grande y esencial. Ya digo, a falta de 10 canciones nos da 20. A falta de un disco, nos da dos. Y a falta de discos sobresalientes este año Lucinda entrega una POM. Mucho tendría que pasar para que un servidor no colocara "Down where the spirit meets the bone" en lo más alto de mis discos preferidos del año, a día de hoy, os confieso que es el mejor. Primero porque su calidad está fuera de dudas y segundo porque cada vez que lo escucho se me encoje el alma, y acabo pasando por todos los estados de ánimo posibles. 

Siguiendo con el segundo disco, éste comienza con un blues-rock acojonante, el blues-rock de "Something wicked this way comes" donde Lucinda vuelve a lucirse pero también la guitarra de Tony Joe White. Un blues rock que toma mucho del sonido LA Woman de Jimbo, en su ambientación, en su tono trotón a ninguna parte, en su verdad. Y entonces llega "Big Mess", otra de mis favoritas. Souleando que es gerundio y gustándonos que es de agradecer. Cómo canta, cómo pronuncia, cómo se las gasta la abuela Williams!!! "When I looked at the world" no sé muy bien que tiene que me enamora, siendo un tema simplón como es, tiene algo en su dulzura popera, en su estribillo, en su regusto a Natalie Merchant de los 10000 maníacos.... Me encanta el tema, os lo tenía que decir aunque en este disco no hay ni uno solo que no me guste, esa es la verdad. "Walk on" es un temazo, y punto. Guitarras al viento para un country-rock neilyounguero que bien podría ser un himno de estadio en manos o en la voz de Springsteen por ejemplo, aquí este tema parece quedarse a la sombra del resto pero esconde un temazo que quita el hipo, y ya digo, en manos del Boss por ejemplo más de una braga veríamos bajarse. "Temporary Nature (a precious thing)" con esos aires gospelianos nos lleva a misa como bien dice mi buen amigo Joserra en su crónica para la Land o el Exile. En mi modesta opinión suena muy Dylan aquí enlazando de manera estupenda con "Evrything but the truth" donde Lucinda se pone el vestido de Storyteller del siglo 21, narrando en un groovie delicado arropado con unas guitarras rocanroleras. Si me permitís, es lo que una y otra vez hace Jack White y por él la gente mata. Pues bien, imaginad este tema cantado por aquel con las guitarras algo más salvajes... y ahí lo tenéis. Lucinda nos devuelve el country con "This old Heartache", y ya sabéis que a mí estas piezas campestres me encantan, no tengo nada que decir, es una de mis debilidades. Encarando ya el final de su gran obra tenemos primero "Stowaway to your heart" y "One more day". En la primera Lucinda vuelve al sonido neilyounguero, con unos coros deliciosos y una guitarra en estado de gracia, y en segundo lugar, con "One more day" nos acuna a ritmo de soul, a ritmo de balada soulera, de esas que tan bien se le dan al León de Belfast, una canción estupenda que para nada esperaba. Para finalizar y dar carpetazo, Lucinda se guarda una versión, una fantástica versión del "Magnolia" de JJ Cale, y aunque le queda precioso el tema es el único al que le pondría alguna pega, no porque no lo borde sino porque este mismo año otra versión del mismo tema me robó el corazón, hablo de la versión que Lee Fields hace en su disco "Emma Jean". A pesar de esto, no bajo ni una milésima la nota a Lucinda, qué sorprende con disco doble, con 20 grandísimas canciones para regalarnos uno de sus mejores discos y, tal vez, en mi modesta opinión sea el mejor disco del año.

jueves, 13 de noviembre de 2014

From Exile: "Hit Parade/BoxSet" (2007) - Paul Weller

*post aparecido originalmente en Exile:subterranean homesick magazine
La ciudad industrial de Woking perteneciente al condado inglés de Surrey y situada a sólo unos 40 kilómetros de la "City" era famosa por ser la tierra natal de HG Wells y más tarde por ser el centro de operaciones de la escudería automovilística de las flechas grises (McLaren) pero entonces el 25 de Mayo de 1958 nació allí un tal John William Weller que pasó más tarde a llamarse Paul Weller y al que todos ahora conocemos como el Mod Father. Ahora Woking es conocido por ser la tierra de Weller y de su primera banda, la esencial y fantasbulosa The Jam. De allí son también los otros dos miembros del espectacular trío, allí también nacieron Bruce Foxton (bajo y voz) y Rick Buckler (batería), ambos tres años mayores que nuestro Paul quién cantaba, tocaba la guitarra y componía en el 99,9% de temas. Durante 5 años, los que van de 1977 a 1982, y con media docena de discos increíbles repletos de temas imprescindibles, Weller demostró de lo que era capaz. Eran tiempos de rock'n'roll, de punk, de Dr Feelgood, de los Clash, del "never mind the bollocks"..., y sí, The Jam eran todo eso pero no lo eran del todo. Eran también Kinks, Small Faces y Who, era muy Soul y claro, Weller siempre ha sido Mod y eso no se puede dejar atrás. Los últimos discos de The Jam mostraban un cambio en el sonido, mucho más refinado, mucho más brit clasicón, mucho más Mod. Estaban en lo más alto, Weller en un plan creativo descomunal, aparecen las tensiones de siempre y Paul manda a tomar por culo el proyecto The Jam. Se corta el pelo en plan moderno de los ochenta, camisas, gabardinas, zapatos de lujo.... se junta con el talentoso teclista Mick Talbot y juntos forman The Style Council para dar rienda suelta al pop, al soul al R&B o a lo que muchos llamaron modern jazz. Incomprendidos en su tiempo ahora valorados hasta la saciedad. Del 84 al 89 firman auténticas obras maestras, bonicas del to, mágicas. Preciosismo al cuadrado que acaba cuando Weller decide seguir con su arte en solitario. Lo que viene a partir de 1992 hasta nuestros días es un auténtico y maravilloso despiporre: "Wild Wood", "Stanley Road", "Illumination", "As is Now" y "22 Dreams" son sobresalientes en una carrera que nunca, nunca, baja del notable alto. Paul Weller, el Mod Father, es un grande entre los grandes, pero esto, claro, es un perogrullada.

En 2006 salió al mercado una box-set preciosísima. Una box-set de la que hoy quería hablaros en el Exilio. "Hit Parade" es su nombre y en su interior encontraremos lo mejor de Weller repartido en cuatro discos. En esto de las Box-Set existe mucha trampa y cartón, y este caso no es una excepción. Que quede claro que la cajita es de sobresaliente pero no incluye nada que no se hubiese editado anteriormente. No hay nada nuevo y es un poco un nuevo envoltorio de los grandes "greatest hits" que habían aparecido hasta la fecha y que englobaban toda su carrera. Como la cajita salió en 2006 quedan fueran "22 Dreams", "Wake up the Nation" y "Sonic Kicks" que darían fácilmente para un quinto disco, sobretodo por el material perteneciente a "22 Dreams" que si no es el mejor disco que Weller ha creado por ahí andaremos. Pues bien, ahora el Mod Father arreglará el desaguisado con la salida dentro de unas semanas de "More Modern Classics", más leña al fuego... Pero bueno, vamos a destripar la cajita: 


CD1 - "Compact Snap/The Jam, 1983" 10/10
In The City /All Around The World /The Modern World /News Of The World /David Watts /"A" Bomb On Wardour Street /Down In The Tubestation At Midnight /Strange Town /When You´re Young /The Eton Rifles /Going Underground /Dreams Of Children /Start! /That´s Entertainment /Funeral Pyre /Absolute Beginners /Town Called Malice /Precious /Just Who Is The 5 O´Clock Hero /The Bitterest Pill (I Ever Had To Swallow) /Beat Surrender 




CD2 - "The Style Council Greatest Hits" (2000) 9/10
Speak Like A Child /Money Go Round - Pts 1 & 2 /Long Hot Summer /Solid Bond To Your Heart /My Ever Changing Moods /You´re The Best Thing /Big Boss Groove /Shout To The Top /Walls Come Tumbling Down /Come To Milton Keynes /The Lodgers /Have You Ever Had It Blue /It Didn´t Matter /Waiting /Wanted /Life At A Top People´s Health Farm /How She Threw It All Away /Promised Land 




CD3 & CD4: "Modern Classics and Hits" 
CD 3: Into Tomorrow /Uh Huh Oh Yeh /Above The Clouds /Sunflower /Wild Wood /The Weaver /Hung Up /Out Of The Sinking /The Changingman /You Do Something To Me /Broken Stones /Peacock Suit /Brushed /Friday Street /Mermaids  (9/10)
CD 4: Brand New Start /He´s The Keeper /Sweet Pea, My Sweet Pea /It´s Written In The Stars /Leafy Mysteries /The Bottle /Wishing On A Star /Thinking Of You /Early Morning Rain /From The Floorboards Up /Come On/Let´s Go /Here´s The Good News /Blink And You´ll Miss It (8/10)

"Hit Parade" no ha inventado precisamente la pólvora. Es una edición de lujo de recopilaciones antiguas de sus varios y diferentes proyectos. Sumando la calidad de estos, las buenas canciones que incluye, y como no, el módico precio, la box-set del Mod Father se hace pieza indispensable tengas o no dichas compilaciones por separado. Como dije, el único "pero" es por la falta de rarezas o caras B, eso no tiene arreglo, y a decir verdad muchos hubiésemos preferido ahorrarse el disco 4 y allí poner esas rarezas, versiones, caras B.... hubiese sido todo mucho más interesante, pero no fue así. La música de Weller ya sea con The Jam, con Style Council o en solitario es un regalo de los dioses, una maravilla cósmica que nadie en su sano juicio debería dejar de escuchar, y aquí, en "Hit Parade", queda bien resumida una trayectoria de esas que forjan leyendas y mitos.



*post aparecido originalmente en Exile SH Magazine por Nikochan