Cuando dos talentos como los de Shawn Colvin y Steve Earle se unen, el fruto de dicha unión no puede tener nada malo, sinceramente de un trabajo conjunto entre ambos solo pueden salir maravillosas canciones como así ha sucedido con la llegada este año de "Colvin and Earle". Para la elaboración de esta gema oculta han contado con la presencia del gran Buddy Miller en la producción, y esta vez Steve y Shawn sí han compuesto conjuntamente hasta el punto que lo han hecho en ocasiones sobre la marcha, empastando sus voces como nunca antes lo habían hecho pues estos dos pájaros se conocen desde tiempos inmemoriables, creo que su amistad viene de los tiempos de "Copperhead Road" donde también estaba Richard Bennett quién también está en este disco. Disco que cuenta con estupendas versiones, temas mravillosos como son "Ruby Tuesday" (The Rolling Stones), "Raise the dead" (Emmylou Harris), "Tobacco Road" (John D Loudermilk), y "You were on my mind" (Sylvia Fricker). El disco en general es de fácil escucha y gustará a todos aquellos seguidores del country-folk, pero por poner alguna que otra pega, al disco le falta eso: pegada. Le falta algo de chispa, algo de vida, algo diferente, es algo monótono e incluso previsible, demasiado. Hay canciones más movidas como la inicial "Come what may" y el single "You are right" pero el sonido general y representativo es el de la balada "The way that we do", y no me puedo olvidar de la alegre "Happy and free". Así pues estamos ante un disco menor, un disco disfrutable por los fans de ambos pero al que le encuentro más fallos que aciertos. Interesante, bonico sin más. 

Colvin & Earle - "Colvin & Earle" (2016): 01.- Come What May/ 02.- Tell Moses/ 03.- Tobacco Road/ 04.- Ruby Tuesday/ 05.- The Way That We Do/ 06.- Happy and Free/ 07.- You Were On My Mind/ 08.- You’re Right (I’m Wrong)/ 09.- Raise the Dead/ 10.- You’re Still Gone/ 11.- Someday/ 12.- That Don’t Worry Me Now/ 13.- Baby’s in Black.


Desastrosa de principio a fin. No hay por donde cogerla. Si la primera temporada de Wayward Pines T1 ya resultaba muy difícil de justificar, una segunda temporada es insufrible. Vergonzosa. A M Night Shyamalan se le acaban las ideas hasta de productor, y eso que la premisa original (que parte de unas novelas) tampoco está tan mal, había mimbres suficientes para realizar una serie más que interesantes: el mundo se va a la mierda, un científico crea unas capsulas de hibernación, crea un pueblo en medio de la nada, convence o rapta a miles de personas y se las lleva con él al futuro criogenizados, como un "arca de Noé", luego en el nuevo pueblo se cree Dios, y gobierna a lo dictador como le place, además claro que después de millones de años la raza humana superviviente ha derivado en una extraña evolución.... Como digo había mimbres suficientes para realizar algo decente, y además el casting no estaba tan mal, al menos en la primera temporadas, luego a cada episodio la cosa baja, y la segunda temporada es un despropósito difícilmente justificable, pues se olvidan de la idea original desembocando en una historia de monstruos Vs humanos absurda y muy previsible. La incorporación de Jason Patrick es un lastre, el guión es estúpido y muchas situaciones se resuelven de manera absurda. La serie parece no saber a donde ir, ni qué pretende. Ya no decir, los efectos especiales, las secuencias de "acción" por así llamarlas, el humor sin gracia que se gasta... vamos, horror televisivo... y ese final.... abierto! eso sí que da miedo! si hay una tercera temporada sin duda se llevará el galardón a cutre serie fantástica.

THE JAYHAWKS/ PAGING MR PROUST (2016)/ QUIET CORNERS & EMPTY SPACES


Noche esperada, noche de las que marcan un antes y un después con una veterana banda. Noche en la que los Jayhawks salen victoriosos a pesar de parecer (al menos a mi) que iban un algo con el piloto automático, pero claro, cuando uno tiene a Gary Louris en su equipo poco importa pues con sus grandes canciones de ayer y hoy uno tiene la seguridad que acabará rendido a sus pies. Una sala Apolo prácticamente llena pero sin aplastamientos se engalanaba para esa gran noche, que por cierto tuvieron a los barceloneses Egon Soda como teloneros, una banda que me gustó mucho y a la que sin duda le seguiré la pista. Después, sin artificios y manos a la obra, Louris y compañía aparecieron en el escenario para regalarnos unas dos horas de su tiempo con un cancionero previsible pues más o menos es el que llevan tocando toda la gira, casi sin sorpresa alguna:

Waiting for the Sun/ Leaving the Monsters Behind/ The Man Who Loved Life/ Stumbling Through the Dark/ Quiet Corners & Empty Spaces/ Tampa to Tulsa/ Two Hearts/ The Devil Is in Her Eyes/ Big Star/ Comeback Kids/ Take Me With You/ Blue/ Ace/ All the Right Reasons/ Save It for a Rainy Day/ Lovers of the Sun/ Tailspin/ Settled Down Like Rain (Gary Louris solo)/ Angelyne (Gary Louris solo)/ I'll Be Your Key/ I'm Gonna Make You Love Me/ I'd Run Away

Más o menos creo que esas son todas, puede que me deje alguna o que haya metido alguna que otra que no tocaron aunque sí en mi cabeza pues la noche con la compañía de Don Guzz acabó como acabó... El poker inicial dejó claro por donde irían los tiros, y Tampa to Tulsa, Two hearts y Big Star estuvieron imponentes, nota alta a las nuevas canciones, sonaron de lujo. Nos congratulamos por ver a una de las grandes bandas de las últimas dos décadas, por ver en la buena forma que se encuentran y comprobar que las nuevas canciones, las de su espléndido disco "Paging Mr Proust" están a la altura y suenan de miedo. Poco más que deciros, me voy a escuchar (otra vez) su Rainy Day Music.

Desde la llegada de "Mockingbird Times" en 2011, un servidor se ha ido poniendo las pilas con la banda de Gary Louris y Mark Olson, porque los tenía yo muy abandonados hasta entonces y son, sin duda alguna, una de las bandas grandes de las dos últimas décadas, y porque han tenido y tienen el sonido que siempre me gusta, el sonido clásico que bebe sin disimulo de Beatles, CSN&Y, Byrds y demás leyendas, todo pasado por su túrmix particular y con buen hacer y su calidad por doquier, porque tienen discos sobresalientes y porque son muy buenos, qué coño, y porqué mi archienemigo disfruta con ellos, y siendo así, seguro que no puede estar equivocado, así que a día de hoy soy un gran conocedor de la obra de los Jayhawks, como leéis. Ese disco del 2011 fue, como digo, el interruptor que activó mi ansia por los Jayhawks, de ahí al magnífico "Rainy Day Music" que mi archienemigo Don Guzz me regaló en vinilo, y luego con "Tomorrow the Green Grass" y "Hollywood Town Hall". Tres discos para enmarcar aunque toda su obra merece que entreguemos nuestra alma al diablo o al menos nuestro cuerpo y que hagan con él lo que les venga en gana, y a pesar de que ya no están todos los miembros que empezaron el proyecto, su esencia sigue presente y los trabajos que han ido entregando, como el comentado "Mockingbird" suenan de traca. Este 2016 los Jayhawks regresan con una nueva colección de canciones, y con una gira que no me perderé, gracias otra vez al susodicho archienemigo (gracias mil, soy todo tuyo). Un nuevo trabajo que ha sembrado dudas, teniendo críticas muy positivas, otras reguleras y algunas (que las ha habido) algo durillas cosas que no entiendo pues, sabiendo que no está este disco a niveles de obras maestras pasadas, realmente se trata de un gran disco, de un notabilísimo disco que si no viniese de quién viene, y fuese de una nueva banda todo el mundo aplaudiría pero es de quién ese, y quienes son, son muy buenos, y se les exige más, como por ejemplo a los Wilco, otros que son del póker de mejores bandas de las dos últimas décadas y que reciben palos por doquier aunque su nuevo disco sea maravilloso. Hay que decir, no nos engañemos, que no es un disco redondo, que hay canciones que aunque buenas (eso es obvio, no hay aquí canción mala) les falta ese ingrediente de magia o mojo, pero claro, las que llevan el mojo, son POM, y alguna que otra canción de esas hay, muchas, así que mejor no quejarse, pues en  un año regulero musicalmente donde no hay discos sobresalientes, este retorno de los Jayhawks es para brindar con un buen Moët Chandon y cogerse una buena cogorza. Vamos pues con el disco en cuestión, para un servidor, uno de los discos del 2016, y si no lo creen, ya me lo dirán dentro de un tiempo pues el tiempo es el que siempre quita o da razones.


The Jayhawks - Paging Mr Proust (2016): 01.- Quiet Corners & Empty Spaces/ 02.- Lost the Summer/ 03.- Lovers of the Sun/ 04.- Pretty Roses in Your Hair/ 05.- Leaving the Monsters Behind/ 06.- Isabel’s Daughter/ 07.- Ace/ 08.- The Devil Is in Her Eyes/ 09.- Comeback Kids/ 10.- The Dust of Long-Dead Stars/ 11.- Lies in Black & White/ 12.- I’ll Be Your Key.

Un disco como "Paging Mr Proust" es imposible que no esté lleno de calidad si en él aparecen además de los componentes de la banda gente como Mike Mills, Scott McCaughey, John Jackson y Peter Buck. Como digo, con esos ingredientes es imposible hacer un mal guiso. Ya desde la obertura con "Quiet cornes & empty spaces" somos conscientes de que el disco no será un disco más, desde luego de belleza infinita el tema va sobrado, una delicia bonica del to, puro Byrds. Con "lost the summer" aparece la sombra de Lennon, de los Beatles... ecos a Wilco, a eso, a ese sonido mil y una veces escuchado pero que no cansa, es más, gusta y mucho. "Lovers of the sun" es el caramelito del disco. Otro precioso temón. Para mi archienemigo Don Guzz en el post sobre el disco decía que "Pretty roses in your hair" era el único problema del artefacto, pero tiene esa guitarra tan Tito Neil a lomos de sus caballos salvajes que te deja locuelo, a mi me parece un tema cojonudo que con las escuchas se vuelve de mis favoritos, pero para gustos... Las dos siguientes del saco: "Leaving the monsters behind" e "Isabel's daughter" son puro Louris, no descubrimos nada pero dan cuerpo al disco y en particular la hija de Isabel me encanta. A "Ace" me ha costado cogerle el punto por su disfraz electrónico y Wilquero sin llegar a nada de eso en ningún caso, con las innumerables escuchas me gusta y barrunta a perlaza en directo. Mi otra gran favorita del disco es "The devil is in her eyes", esos son mis Jayhawks, así de simple, con esto me vale, con armonías escandalosamente bellas, guitarras y melodías de otra galaxia. De lo que queda es imposible no destacar la canción que cierra el disco aunque el resto no le van a la zaga como por ejemplo el rocanrol lennoniano de "The dust of long-dead stars". "I'll be your key" es otra joya. Un final perfecto para un disco más que notable que gana con las escuchas y con la no comparación con las POMs de una gran banda que aún tiene mucho que decirnos. 

... Y la última gran, gran película de Ethan y Joel Coen fue...... "El Gran Lebowsky" de 1998, sí, ha llovido mucho desde entonces, y sí, esa es en mi opinión su última gran gran película, no un film notable o resultón como "Old country for old men"..., hablo de una gran película, y de esas, la última de los Coen memorable fue la mítica "The Big Lebowsky". Hasta ese film su carrera es de matrícula de honor, no tienen film de notable pues todos son sobresalientes con más de una obra maestra o tal vez todas ellas:  Sangre fácil, Arizona Baby, Muerte entre las flores, Barton Fink, El gran salto, Fargo y la susodicha de Lebowsky. POM tras POM, después de eso? pues regulería tras regulería, vivir del cuento, repetirse, autoplagiarse..... qué soy demasiado duro? puede, pero con los grandes hay que serlo, o es que Woody Allen no hace regulerías desde hace, veinte años? Pues eso, los últimos films de los Coen son bastante reguleros y desde hace mucho tiempo los fans ponemos excusas y le buscamos tres pies al gato para dar con una idea que justifique los hechos, pero no la hay, están más que acabados o simplemente su imaginación y creatividad se agotaron. Un ejemplo claro de lo que digo es esta horrenda "Ave, César!", un bodrio descomunal que si no estuviese creada por quién está creada optaría a 10 Razzies como mínimo. O eso o yo no he entendido nada, o eso o soy un completo mendrugo, o todo eso también, incluso lo de que el film es una auténtica mierda. Los críticos de revistas hablan de maravilloso cinismo, divertida historia, etc, etc.. pero todo en ella es fallido, hasta la elección de los actores. A mi Brolin y Clooney me parecen un desastre en esta película, una película que esperas que explote porque promete y al cabo de una hora ves que no hay historia, que es muy muy aburrida, plana y vergonzosa para ser de quién es. Supongo que a ellos les hace mucha gracia pero al resto de terrícolas lo dudo. Fallida de principio a fin. Para olvidar.

01.- I'd Run Away (Tomorrow The Green Grass)
02.- It's Up To You (Sound of Lies)
03.- Two Angels (Blue Earth)
04.- Waiting for the Sun (Hollywood Town Hall)
05.- Save It For A Rainy Day (Rainy Day Music)
06.- Eyes of Sarah Jane (Rainy Day Music)
07.- Somewhere in Ohio (Smile)
08.- Real Light (Tomorrow The Green Grass)
09.- Martin's Song (Hollywood Town Hall)
10.- Bad Time (Tomorrow The Green Grass)

"Broadchurch" es una de esas series de calidad inglesas que llegan a España con buenas críticas pero que la televisión nacional de turno consigue maltratar con horarios pésimos y cambios de día. La serie de la ITV inglesa tiene un reparto de esos que ya por sí solos hacen que los seguidores habituales de series la queramos ver, si a eso añadimos una temática detectivesca en un pueblucho costero pues pensamos que estamos ante esa serie oculta (bueno, esta no tanto) que nos encantará. Los protagonistas David Tennant y Olivia Colman bordan, como no podía ser de otra manera, sus respectivos personajes, los del inspector Alec Hardy y la Sargento Ellie Miller. Como el perro y el gato al final se harán muy amigos, pero antes pasarán por innumerables situaciones complicadas, la mayor de todas sin duda la de resolver el caso del asesinato de un niño de once años en el que medio pueblo es sospechoso y del que prácticamente no se contienen pistas. No digo nada porque la gracia del asunto es dejarnos llevar por las pistas, las conclusiones, los sosprechosos...hasta que la trama, perfectamente ligada y a un ritmo notabilísimo, explota sorprendentemente (o no) con el asesino en ciernes. Eso en cuanto la primera temporada, la segunda nos cuenta el juicio al que tiene que someterse dicho sospechoso y un caso paralelo y antiguo del inspector Hardy ya comentado en la primera temporada, que resulta más de lo mismo pero algo peor. "Broadchurch" me ha gustado pero claramente va de más a menos, y en comparación con la magistral "Happy Valley" sale perdiendo de todas todas. La buenas noticia es que al parece ambas tendrán tercera temporada y yo estaré allí para disfrutarlas. En cualquier caso, no os perdáis ni una ni otra.