NATHANIEL RATELIFF AND THE NIGHT SWEATS/ NATHANIEL RATELIFF AND THE NIGHT SWEATS (2015)/ I NEVER GET OLD

 


Sigo enfrascado en recuperar discos del año pasado que por lo visto, leído y escuchado son catalogados como imprescindibles del año. Ahora, una vez ya he quedado completamente embriagado del doble disco de Jim Lauderdale, le toca el turno a uno de esos discos que de haberme llegado antes a las manos ocuparía el top ten de preferidos del 2015. Puede o no que exagere un poco pero ando completamente sumergido en la música de Nathaniel Rateliff and the Night Sweats y no sé si es por su inmensa calidad o por su poderío pero hace un par de semanas que no me baja la trempera, ríanse ustedes de las pastillas vigorizantes azules. Después de la primera escucha y de lamerme las heridas autoinflingidas en sesiones nocturnas non-stop de flagelación por lo cenútrio que se siente uno al darse cuenta que casi se le escapa uno de esos discos tapados del año aunque algunos, me atrevo a decir, amigos, me hubiesen hablado muy bien del disco, y que gente de gusto tan respetable como Edu Chinaski o Fernando Navarro en su Ruta Americana de El País hablasen maravillas de este fantástico y excitante trabajo bañado en soulerías rocanrolecidas.
/div>

Nathaniel tiene un toque cañí, un toque muy yanki. Barbaza, tatoos. pelambrera corporal, algunos kilitos de más y una voz que debe haber salido de los bosques de Missouri donde duermen los osos y de donde es oriundo, donde se crió y aprendió a rasgar las cuerdas, a componer, y a amar el folk, el rock y el soul. Cabe destacar que el disco que nos ocupa no es el primer trabajo de Nathaniel pero sí es el primero que ha tenido una relevancia considerable. Antes existió, en 2010, "In Memory of Loss" que para seros sincero he escuchado tan solo una vez sin llegar a atraparme y que se mueve más en el folk de pongamos "Bonnie Prince" que en el soul del disco del que hoy hablamos. Luego en 2013 y siguiendo la senda marcada en el disco comentado apareció "Falling faster than you can run"... ambos no son para nada malos discos, son más folkis y al parecer al asociarse con los Night Sweats la explosión provocada y el giro tomado ha sido descomunal y muy de agradecer.  Giro hacía el soul, hacía sonidos más calientes, más movidos. Abre por ejemplo el disco con esa maravilla cósmica que es "I need never get old" que ya nos da subidón de primeras y no nos deja, con esos vientos negroides, de mover el esqueleto, de cantar a pechopalomo, de ponerse el traje de Elvis, mover la cadera, agitar el brazo because I love you too much baby.. y es que ese rock & soul del Rey está aquí muy presente, igual que en el increíble tercer corte "Trying so hard not to know", entre medias, la maravillosa "Howling at nothing" con aroma cincuentero. Tripleta del copón bendito. Se nota que ha sido grabado en Stax, se nota ese toque, ese regusto, esa marca de la casa aunque en "I've been falling" suene a la competencia soul de antaño, con teclados deliciosos y una base rítmica portentosa para dejarnos en cueros delante de uno de los pelotazos del año, esa "S.O.B", menudo son of the bitch este Nathaniel!!! temón! y requetemón! nada más que decir. Con "Wasting my time" abre el abanico de colores, más a lo que hacía o debería hacer el bueno de Lamontagne y no hace, llamémosle clasicismo, llamémosle acercamiento a The Band. Y el disco sin bajar el nivel, ni la calidad sigue dándonos placer ya sea con la preciosa "Thank You" o con los vientos indomables de "Look it here". Finalizando encontramos ese clásico inmediato de supersonido de los setenta que es "Shake", el pianito juguetón de "I'd be waiting" y el final con "Mellow out" y esa guitarra que nos enamora desde el primer segundo. Como digo, una suerte haber podido disfrutar de este discazo aunque sea tarde, de escucharlo a diario y de disfrutar con él y con los grandes temas de Nathaniel que con valentía y buen tino ha sabido darle la vuelta a su carrera.


Nathaniel Rateliff & The Night Sweats – Nathaniel Rateliff & The Night Sweats (2015): 01.- I Need Never Get Old/ 02.- Howling At Nothing/ 03.- Trying So Hard Not To Know/ 04.- I’ve Been Failing/ 05.- S.O.B./ 06.- Wasting Time/ 07.- Thank You/ 08.- Look It Here/ 09.- Shake/ 10.- I’d Be Waiting/ 11.- Mellow Out.

*Post aparecido originalmente por Nikochan en EXILE SH Magazine


La presencia Nikochiana en el genial y necesario NSVSR continua aunque a cuenta gotas. Os dejo con cuatro clásicos modernos nikochianos aparecidos durante los últimos meses, y espero que si no conocéis estos discos os lancéis de cabeza a por ellos.


The Black Keys
Brothers
2010

ir a NSVSR





The Raconteurs
Consolers of the lonely
2008

ir a NSVSR


Seu Jorge
The Life Aquatic Studio Sessions
2005

ir a NSVSR


Dexys
One day, I'm going to soar
2012

ir a NSVSR

La única razón por la que un servidor no hubiese visto ya este gran film dirigido por Spike Jonze es que uno es idiota. Vamos a ver, como digo es un film del mismo tipo que ha dirigido tremendas películas como "Being John Malkovich" y "Adaptation", con eso ya tiene asegurado un huequecito en mi corazón porque son dos films increíbles, incluso la fallida "Where the wild things are" tenía infinidad de cosas interesantes pero tal vez, y digo tal vez, por ser un director y guionista tan mega-chupi-guay que no acababa de encontrar el momento de ver "Her", el gafapastismo-moderné me acechaba. Como digo estaba agilipollao perdido. Vamos con la sinopsis "robada" de filmaffinity: "En un futuro cercano, Theodore, un hombre solitario a punto de divorciarse que trabaja en una empresa como escritor de cartas para terceras personas, compra un día un nuevo sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial, diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario. Para su sorpresa, se crea una relación romántica entre él y Samantha, la voz femenina de ese sistema operativo". Joder, ahora entendéis porque no me decidía? Amor artificial!!! me daba miedo verla, por temor a que no me gustara en absoluto, pero salía Joaquim Phoenix y eso a mi me parece suficiente para, al menos, ver el film, aunque en "Inherent Vice" no quedase demasiado satisfecho. Resulta que la película me parece sensacional, creo que Phoenix lo borda, desde su tristeza interior por un divorcio reciente, el del amor de su vida, luego descubre en esa voz virtual, en ese sistema operativo, alguien con quién compartir sus temores, sus secretos y abrir su corazón. Vuelve a descubrir que es posible volver a ser feliz, reírse, disfrutar y pasar página aunque el miedo a volver a perderlo todo vuelva a aparecer. Muchos tildarán la película de absurda, de snob, de gafapastas sin piedad pero yo creo que es absolutamente bella, real y actual, de esas historias que pueden dejarte huella, con esa melancolía sexi y divertida. Phoenix como digo lo borda pero nada sería igual sin esa voz tan sumamente sensual de Scarlett. Extraña y apasionante, resulta que "Her", contra todo pronóstico me devuelve la fe en el cine. Gracias señor Jonze.

Netflix llegó hace un tiempo a nuestras vidas para hacerlas algo mejor, y también llegó a las oficinas de Marvel para tomar prestado a sus superhéroes menos conocidos y hacer con ellos unas series extrarordinarias como por ejemplo "Daredevil". Poco después de aquella magnífica primera temporada de la que esperamos ansiosamente su continuación llegó la primera temporada de "Jessica Jones" y no, no me haré el listillo porque a esta heroína superfuerte y alcohólica no la tenía para nada controlada. No soy tan freak, o sí. "Jessica Jones" es una serie diferente a "Daredevil" pero comparten muchas señas de identidad, comparten ciudad y tonos oscuros, comparten ritmo, buenos diálogos, una historia que bien sabe donde se dirige, comparten hasta algunos secundarios en común como la enfermera interpretada por Rosario Dawson y como no, comparten dos malos malísimos geniales y notablemente interpretados: Vincent D'Onofrio a Wilson Fisk en aquella y David Tennat a Killgrave en la que hoy nos ocupa. A Jessica Jones la interpreta de manera magistral Krystten Ritter (que yo solamente recordaba de Big Eyes) con todos sus problemas y cosas negativas... además tiene frases ingeniosas de lo más brutas y marranas, cosa que me encanta. Además está muy bien rodeada, no sólo por el malo malísimo que es de 10, sino también por los secundarios: Will Simpson (Wil Traval), Jeri Hogarth (Carrie-Anne Moss), Oscar Clemons (Clarke Peters)… y otro de los nuevos héroes y al parecer habitual en los cómics que tendrá pronto serie propia como es Luke Cage (Mike Colter) creo que en los cómics llegan a casarse y comparten eso del despacho de investigación Alias aunque no lo sé seguro. Juntos con otros superhéroes forman los "Defenders", y por eso creo yo habrá más series  de otros componentes como Puño de Hierro, y el mismísimo Daredevil, hasta juntarlos en una serie o en un film, ya se verá. La serie es fascinante y sirve como entreserie de otras más exigentes intelectualmente. Es un gran divertimento perfectamente realizado, puede que incluso supere a "Daredevil" por eso espero que la asociación Marvel/Netflix siga fluyendo si así nos trae joyas de este calibre. Esperamos más de Jessica Jones y más de los superhéroes menos famosos de Marvel. Y lo esperamos lo antes posible.

CHRISTOPHER THE CONQUERED/ I'M GIVING UP TO ROCK'N'ROLL (2016)/ WHAT'S THE NAME OF THE TOWN