viernes, 28 de noviembre de 2014

Mike Farris - "Shine for all the people" (2014)


Cielo gris y nublado, días lluviosos. Otoño ha llegado y con él mi melancolía anual. Mi tristeza supina sin razón alguna, mi alma apaleada y mi corazón descuajaringado. En esos momentos uno se refugia en lo suyos, se queda más de la cuenta en el hogar donde se siente seguro, donde recibe la calidez necesaria para volver a animarse. Y claro, me refugio en la música, en discos otoñales, de madera y bosque, de olor a musgo, de hojas caídas, de fuego chisporroteante en la lumbre. Ahí tenemos para arroparnos el fantástico disco de Lucinda, el maravilloso tesoro de Hiss Golden Messenger y por supuesto el precioso nuevo trabajo de Mike Farris que ha llegado a tiempo para iluminarnos a todos, para darnos calor, para abrazarnos y devolver la sonrisa a nuestras caras.

Farris resulta ser una estrella en la sombra. Este blanquito de Nashville-Tennessee tiene una voz prodigiosa por la que cualquier negro mataría. Pura magia, pura energía, pura pasión. La mejor voz masculina del momento? puede que sí. Desde 2007 con "Salvation Lights" Farris no entregaba nuevas canciones de estudio, así que nos tenía a todos en ascuas, con ganas de nuevo disco y al fin este 2014 nos lo ha presentado. Y bueno, no es que Farris haya estado encerrado componiendo pues de las 10 canciones que conforman el disco sólo dos son composiciones nuevas de Farris, el resto pertenecen al cancionero americano, al de raíces, al gospel y al soul, a la tradición negra de New Orleans. No nos importa porque las viejas canciones en manos de Farris suenan celestiales, suenan maravillosamente bellas, llenas de emotividad, llenas de verdad, de luz y amor. Suenan descomunales y no hay nada que objetar, estamos ante un mágico tesoro, un baúl repleto de melodías exquisitas, canciones de verdad, de esas que salen de las entrañas para dar luz y calor a nuestros corazones. Estoy enganchadísimo a este nuevo trabajo que para decir la verdad no aporta nada nuevo, no nos depara ninguna sorpresa, ni ningún as en la manga, eso sí, aporta calidad por doquier, y es de los pocos discos que consiguen levantar a uno del asiento esté donde esté, hay canciones maravillosas que te hacen cantar a lo gospel choir aunque sea en el comedor de casa. Joder, quiero ser negro!!! Os acordáis de aquella maravilla del Boss, aquel Seeger Sessions? pues esto vendría a ser eso pero en plan gospeliano, en plan soul de New Orleans. En plan aquí estoy yo, os lo haré pasar en grande, conseguiré levantar vuestro culos del asiento, que aplaudáis al ritmo de las canciones, que cantéis a pechopalomo, que volváis a sonreír pase lo que pase en vuestras vidas. Un chute de adrenalina.... luz para todo el mundo.


Mike Farris - "Shine for all the people" (2014): 01.- River Jordan/ 02.- Jonah & The Whale/ 03.- Sparrow/ 04.- Mercy Now/ 05.- Real Fine Day/ 06.- The Lord Will Make A Way Somehow/ 07.- Power Of Love/ 08.- Something Keeps Telling Me/ 09.- How It Feels To Be Free/ 10.- This Little Light.

Suenan metales souleros para abrir el disco con "River Jordan" y joder, el hammond está en su salsa, es realmente acojonante, igual que la trompeta que se basta y se sobra para hacernos alucinar,  y hay hasta un solo de clarinete, toma ya!!!, la voz de Farris es algo celestial, algo increíble, algo indescriptible. El final gospeliano se apodera de nosotros, con la típica pregunta y respuesta que se canta con el corazón en un puño. Y es que la voz de Farris está aquí a la altura de los grandes, tiene la espiritualidad de Al Green, la potencia y sensibilidad de Picket, y como he leído por ahí tiene esa cualidad de rompernos en dos, como la de Richard Manuel, esto de las voces no es mío, no es cosecha propia, lo leí en algún sitio, no recuerdo donde, pero estoy totalmente de acuerdo con ello. Así que con esas referencias vocales no hay Dios que le tosa. Seguimos souleando que es gerundio con algo más de swing con "Jonah and the Whale", y el puto hammond sigue haciendo de la suyas, yes it is, yes it is... Puro Stax, pura trempera, eterna y duradera. Entonces llega el pianito introductorio a lo Ray Charles, llega "Sparrow" para tirar abajo la puerta de nuestra alma, que nos lleva de Memphis a New Orleans por el camino de la pasión y el jazz  de los night clubs de los años treinta. Los primeros acordes de "Mercy Now" son espeluznantes, igual que la voz de Farris que aquí está de matrícula, paz eterna a la altura de la versión original de la señoranga Gauthier. "Real fine days" es una de las nuevas composiciones de Farris, que aporta energía, brío y nos ilumina a todos. Brutal. Su estribillo es increíble, los coros son una maravilla, soulful soulful....  "The lord will make a way somehow" se empeña en no dejarme poner mi culo en el asiento, siento la negritud en mi piel, muevo mis piernecicas, mi cuerpecico y mi cabeza se balancea a lo Stevie Wonder... no puedo parar, soy feliz, joder, necesitamos más discos de esta guisa. Qué final gospeliano, joder, Farris te amo, . Y bueno, la otra composición de Farris para este disco, "Power of love" que es una POM de principio a fin, me pone los pelos de punta, ritmo bluesoulero de inicio de ese que le gusta a mano lenta Clapton pero que no tiene la voz para entonar. La canción explota, la guitarra acaricia las notas, los metales arropan la melodía, el bajo mantiene todo en su sitio mientras el hammond juguetea.... La voz de Farris como en todo el disco es espectacular ya sé que me repito peor es que es algo descomunal. "Somethinhg keeps telling me" es una delicia soul, de esas que Otis bordaba. Seguimos con el soul por bandera, seguimos en la línea Otis con "How it feels to be free", clásico soul, tema increíble, tema precioso donde el piano lleva las riendas. Temarro. Y cierra, de manera espectacular el gospelito de "This little thing" que nos deja con un buen sabor de boca tremendo, con unas ganas locas de volver a poner el disco. Sin duda, en el hogar nikochiano uno de los discos del año. Y nada más, bueno sí: This little light of mine, I'm gonna let it shine. Let it shine, let it shine, let it shine!!!

jueves, 27 de noviembre de 2014

Jamie T - "Carry on the Grudge" (2014)


Jamie T - "Carry on the Grudge" (2014): 01.- Limits Lie/ 02.- Don't You Find/ 03.- Turn On The Light/ 04.- Zombie/ 05.- The Prophet/ 06.- Mary Lee/ 07.- Trouble/ 08.- Rabbit Hole/ 09.- Peter/ 10.- Love Is Only A Heartbeat Away/ 11.- Murder Of Crows/ 12.- They Told Me It Rained

Me gusta lo que me gusta, no me voy a andar por las ramas porque los que visitáis esta Isla ya sabéis de qué pié cojeo. No me voy a justificar ni a explicar pero ocurre que a veces a uno le entra algo que normalmente no escucharía y se encapricha de ello. Conexión interestelar o simplemente casualidad, estar en el lugar exacto a la hora indicada. Eso creo yo le pasó a Jamie T hace mucho tiempo, casi unos siete años cuando comencé en esto de la bloguería. Mi conexión con él empezó con los primeros pasitos de la Isla y mira por donde aún hoy seguimos los dos vivos, yo agotado y parece que Jamie también a pesar de llevar sólo tres discos en este periodo de tiempo y lo digo después de haber escuchado su último disco, "Carry on the grudge". Ya lo explicaba en su día, Jamie T, es una incomprensible debilidad nikochiana pero debilidad al fin y al cabo. Su "Panic Prevention" del 2007 sonó fresco y me gustó, realmente me enganchó su rock callejero, británico a tope con mezcla de unos Clash guerrilleros y unos rapeados asombrosos. No era para nada mi estilo pero el disco me pareció notabilísimo y aquella "If you got the money" una canción que me suele venir a la cabeza en muchas ocasiones. Al cabo de unos años, concretamente en 2009, Jamie T lanzó su segundo Lp, aquel ya clásico nikochiano "Kings and Queens" que seguramente no es el mejor disco de ese año, pero que otra vez coincidió en un momento clave de mi vida, el de mi viaje de novios, y de isla en isla griega acostumbraba a sonar y a engancharme. Otra vez me pareció un disco notable, con un Jamie T abarcando nuevos sonidos, nuevas melodías, dejando un poquito de lado el rapeo para abrazar el folk del siglo veintiuno, joder, "Emily's heart" me parece preciosa.


Y bueno, este 2014 aparece con "Carry on the Grudge". La portada me pareció brutal y el primer single, "Don't you find", algo flojete esa es la verdad pero le daría una oportunidad, y más de una, faltaría más. Una vez con muchas escuchas a cuestas creo que no ha obtenido el resultado que esperaba, no le ha quedado un disco tan vibrante y efervescente como los anteriores, no ha conseguido esa mezcla perfecta y aunque sí continúa abriéndose a otros sonidos parece que su fórmula clásica anda algo agotada o simplemente le ha faltado chispa, pero os digo que sí gana con las escuchas. Abre "Limits lie" con una intro preciosa y enseguida la voz perezosa de Jamie entra en escena, el estribillo es un acierto, buen comienzo. La balada folkie "Don't you find" es la siguiente, de entrada me dejó algo frío, demasiados ruiditos, y poca chicha. Es cierto que eso sucede en las primeras escuchas, luego resulta que está de putísima madre. A la tercera suena por fin el Jamie T clásico. "Turn of the light" podría estar perfectamente en su anterior álbum, y el estribillo me seduce con esa atmósfera tan ochentera. Una de mis favoritas, sin duda, del paquete. Y de repente llega el single. "Zombie" es un poco Clash pasada por el tamiz de Damon Albarn, esa sería una buena definición. Una canción tontica pero pegajosa, de estribillo infalible y guitarras guerrilleras. "The Prophet" es puro "T", puro "debut". Un muy buen tema. A partir de este momento creo que el disco baja bastante y esa es mi queja porque hasta entonces mantenía el nivel de entregas anteriores. "Mary Lee" es una canción folkie que le hace dar un paso adelante en estilos. "Trouble" es negroide a tope con remeniscencias ochenta. Tal vez la ultima gran canción del disco sea "Love is only a heartbeat away", con una guitarra acústica preciosa que me recuerda un poquitín al bueno de Warren Zevon, y sí, ese es un temón, una de las canciones del disco, disco que por un lado me ha decepcionado un poco aunque gane con las escuchas. A Jamie T le falta hacer un disco realmente con gancho, no sé si lo conseguirá o se quedará en segunda división, yo le seguiré apoyando porque tiene algo que me gusta y no sé el qué. 

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Timeline: música y cine


Siempre me han gustado los juegos de mesa de preguntas y respuestas, tal vez, de aquellos, en la época de los noventa reinó "Trivial Pursuit" aunque ahora ande con mucha caspa. Quién no lo recuerda, quién no lo ha jugado? Costó en llegar al hogar nikochiano en su momento pero cuando lo hizo era un habitual de las tardes domingueras junto al imbatible "Monopoly". Suerte tuvimos mis hermanos y yo que no nos trajeron aquel sucedáneo llamado "Trivio 3000", os acordáis, eran mucho más feo y las preguntas, la verdad, casi imposibles de responder. Preferimos los "quesitos", claro que sí. Luego el juego desfasó un algo con sus mil versiones, y su tonterías, además claro de quedar las preguntas desfasadas con el paso del tiempo. Se intentó poner remedio pero ya era tarde, su época había pasado y las nuevas tecnologías dieron un empujoncito más y los juegos de mesa, se fueron de allí, de la mesa al armario. 


Estos últimos años en el país de la bellota ha vuelto la fiebre por los juegos de mesa, cosa que en otros países como Alemania es toda una religión. Juegos de mesa modernos, no monopolis, strategos, trivial, etc, etc... Para todos gustos y colores los hay, para jugadores veteranos y curtidos, para familias, para parejas, de cartas, tablero, de estrategia, colocación, gestión de recursos, incluso algunos en equipo donde todos jugamos contra el propio juego. Empiezo a tener una buena ludoteca en casa, pero me faltaba un juego de preguntas, un juego donde hubiese que rebuscar en la quijotera para ganar. Y lo encontré hace tiempo en "Timeline" de Frederic Henry. Un juego francés de cartas, que viene en formato pequeñito y enlatado y que se encontrará por 10 euricos normalmente en las tiendas. Y eso claro tiene truco, porque cada latita de 10 euros va sobre una categoría diferente, yo compré en primer lugar la llamada "Descubrimientos" pero las hay de muchos temas: "Inventos", "Eventos", "Monumentos", "Arte y literatura"... Y faltaba el que más deseaba, el que me regaló el otro día mi hermanito Black Meeple, el de "Música y cine". Al final uno puede jugar a un tema o mezclarlos, no hay problema. Seguramente cuando se tengan muchos temas es preferible mezclarlos, pues así la diversión será superior. En cualquier caso la idea es supersencilla, el juego muy rápido y se apunta desde el sobrino al abuelo. Perfecto para empezar una tarde-noche lúdica en familia. Vamos a explicar como se juega a este trivial moderno... a este Timeline versión música y cine.


Contamos con 110 cartas donde se muestra un dibujo, el mismo en las dos caras junto al nombre del director de cine, actor o actriz, músico, canción, disco..... en el caso de jugar a la versión de música y cine, si hablamos de descubrimientos pues serían sobre las gafas, el celo, la luna, etc.. Bien, en un cara hay un dibujo y el nombre de lo que intentamos adivinar el año, y el reverso lo mismo pero con el año. Los jugadores se sientan alrededor de la mesa, el más joven será el primero en empezar, se barajan las cartas asegurándonos que el lado de la "fecha" no se vea, Cada jugador recibe 4 cartas con la fecha bocabajo y las coloca delante. Se deja el mazo de cartas cerca. Y se coloca una carta central con la fecha boca arriba. Ahora empieza el juego. Cada jugador elegirá una de sus cartas y la colocará en la línea temporal de manera adecuada, si falla descarta la carta y coge otra. Al principio es fácil pero conforme se va llenando la línea temporal cada vez es más difícil pues puede que nos vaya de un año y tengamos que coger otra carta. El objetivo, lógicamente, es ser el primero en quedarse sin cartas. Ya veis, sencillo, divertido, rápido y pueden jugar de 2 a 8 jugadores, así que ideal para reuniones donde la sobremesa se alarga. Lo mejor, intentar conseguir poco a poco toda la colección pero si no es posible, probar con el tema que os guste mas, incluso existe un formato multi-tema, así que adelante.

martes, 25 de noviembre de 2014

Picture Book: "Sister I live and lie for you. Mister do or else die!"

lunes, 24 de noviembre de 2014

Fargo


Cuando escuché que se estaba preparando una serie de la mítica película de los hermanos Coen "Fargo"(1996) un sudor frío se apoderó de mi. Desde luego una noticia de esa índole acojona al más pintado, no podía salir bien, no estaría a la altura, sería imposible pues aquel film es de lo mejor que se hizo en la década de los noventa. A día de hoy y visto más de la mitad de la serie en cuestión, seis de diez episodios, he de reconocer que no sólo es que esté a la altura del film homónimo del cual se basa sino que apostaría a que está entre las tres series televisivas mejores de este año. La serie dirigida y escrita por Noah Hawley no es una copia exactamente de la película, sino la tienes muy fresca puede parecer que sí pero es que no. De aquella sí coge la ambientación, el ritmo, el humor negro, las actuaciones escandalosamente soberbias... vamos que estamos ante un obra televisiva sobresaliente. Y lo digo como os comentaba sin acabar de ver la serie completa pero creo que resultará imposible que me decepcione en los últimos episodios que quedan. De que va? pues os comento un poquito: En enero de 2006, un delincuente llamado Lorne Malvo (Billy Bob Thornton) llega a Bemidji (Minnesota), donde ejerce una grave influencia sobre el vendedor de seguros Lester Nygaard (Martin Freeman). Al explicar sus problemas, Lorne Malvo propone a Lester asesinar a Sam para resolver todos sus problemas, cosa a lo que Lester no dice ni sí, ni no. Poco después Sam Hess aparece asesinado en una sala de citas mientras estaba con una prostituta. Mientras tanto, en su casa de Lester su mujer no solo critica su trabajo, sino también su forma de ser y de actuar, por lo que en un arrebato de locura la asesina. No sabiendo qué hacer con el cadáver, Lester llama a Malvo... Los actores están de miedo. Increíble Billy Bob Thorton y nuestro querido "Watson" Martin Freeman, mención especial para Allison Tolman que nos hace olvidar a Frances McDortman, y al hijo de Tom Hanks, Colin, que lo hace muy bien. Y nada más. Fantástica serie, qué digo, imprescindible.

domingo, 23 de noviembre de 2014

VIDEONIKO: why does it alway rain on me?

TRAVIS
THE MAN WHO (1999)
WHY DOES IT ALWAYS RAIN ON ME?



viernes, 21 de noviembre de 2014

37 años y un montón de huesos....

... con algo de pellejo alrededor. Sí. Hoy me caen 37. No me sofoco pero me planto. En un año he envejecido lo que no está escrito. Menos pelo, más barriga... más hijas!!! menos tiempo y dinero... muchas preocupaciones, demasiadas. Y bueno, un año que me ha pasado en un periquete, ahora que lo pienso, no me voy a plantar, para qué, quiero saber si envejeceré como Danny DeVito o como George Clooney... hagan sus apuestas!!! 



jueves, 20 de noviembre de 2014

You Me and Apollo - "Sweet Honey" (2014)


Flechazo: arrebato pasional que altera profundamente el juicio de un ser humano, dando un bienestar mágico y milagroso, pudiendo dejar como secuelas un atontonamiento supino.

Así ando yo estos días, con el flechazo de los cojones. No por otro ser humano. Ese amor, el verdadero, hace mucho que lo encontré. Flechazo por un disco, por una banda, por una canción. Flechazo que difícilmente será pasajero. La culpa de todo la tiene ese ser extraplanetario que responde al nombre de Johnny JJ, sí, el del puto espacio woodyjaggeriano. Un ser de culo inquieto, mente privilegiada, gusto refinado, y como no, algo cabroncete. Eso sí, el tipo tiene un instinto mágico que no animal para dar con bandas que se me escapan, a las que no llego a alcanzar, tanto de ahora como de antes, ejemplos? muchos. Desde por ejemplo los electrizantes The Sound con su Jeopardy a cosicas más actuales como el chute de The Orwells o la exquisitez supina del grupo que hoy nos ocupa, "You Me and Apollo", por el que estos días bebo los mares, por los que hace unos días mato, por los que siento una atracción insana, enfermiza, casi al borde de la locura. Desde hacía muchísimo tiempo no sentía esa atracción primitiva, fue tal vez con Brittany Howard y su bandaza Alabama Shakes. Sí, con ellos sentí eso. Sentí el flechazo, y fue francamente difícil tomarnos un descanso pues aquel "Boys and Girls" fue tremebundo. Este año no había sentido aún "el flechazo", todos los discos que me gustan, todos los que creo que estarán entre mis favoritos se han cocido a fuego lento, tal vez únicamente el discón de Sharon Jones a principios de año me hizo sentir algo parecido, pero no, no fue flechazo. Esta vez sí, sí lo ha sido. El "Sweet honey" de You Me and Apollo me ha dejado en cueros, me ha pillado desprevenido, me ha dejado totalmente knock out. Gracias JJ.


You Me and Apollo - "Sweet Honey" (2014): 01.- Don't Sleep for Free/ 02.- Firewater/ 03.- I don't Want to Be Loved/ 04.- Madeline (feat. Charles Hodges)/ 05.- Trains (feat. Al Gamble)/ 06.- Open Doors/ 07.- Ghosts/ 08.- December Sun/ 09.- The Judge/ 10.- Days on Days.

Lo primero que a uno se le viene en mente al escuchar a esta banda de Colorado es el vozarrón descomunal de su líder y cantante Brent Crowles. Impactacte como poco. Podríamos decir rápidamente que es una mezcla extraña entre Devendra Banhart, Ezra Koenig y Brittany Howard. Sí, así de raro y así de bueno. Menuda combinación. A todo eso le añadimos la pinta de Nerd que tiene y alucinamos que de ese cuerpecico salga esa voz. Lo segundo que notamos es que estamos ante un disco de tomo y lomo. Un pelotazo descomunal. Desde las maracas iniciales de "Don't sleep for free" donde suenan más de lo deseado a los Vampire Weekend notamos esa etiqueta de discazo. Serán un hype? ya se verá, de momento toca disfrutar. Hay algo de africanismo souleado en este tema, que por otra parte es un temón. Las reminiscencias al pseudo-hippie de Devendra están claras en la cortita pero chulísima "Firewater". Es entonces cuando Crowles coge el toro por los cuernos y nos sorprende y de qué manera. "I don't want to be loved" es uno de los temas del disco., como lo es lógicamente "Madeline". El primero explora las vías del rock-soul que también exploraron los Alabama Shakes, y el segundo es un despiporre vocal, un gospelito camuflado en una canción modernita y juguetona. Todo un temón. "Trains" me pone los pelos de punta mientras que "Open doors" hacen que se pongan de punta otras cosas, esa trompeta me hace izar la bandera. y el tema acaba pareciendo un dead-country descomunal. Y con el soul por bandera ellos entregan "Ghost", otro de los temazos del disco, donde Crowles se luce y se sobra vocalmente, y ojo, que a la guitarra no es que el tipo sea manco. El final del disco se acerca aunque nosotros no queramos. "December sun" sigue la línea marcada por en el anterior tema, "The judge" recuerda one more time a los vampiros de fin de semana, al menos a mi, y entonces llega el majestuoso final con "Days on days" que simplemente es una maravilla. Y a todo esto, mi única preocupación es no volverme tonto con este flechazo, que no me falle, que no sea un hype, que sigan así, y que yo los siga gozando.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Coverízate: Ike, Tina, John y la orgullosa de Mary


Cuesta encontrar en la historia musical de los últimos cincuenta años alguien que haya escrito más éxitos indiscutibles que John Fogerty. Sin duda es uno de los grandes aunque nos lo solamos olvidar al elaborar el típico top de los grandes del rock. Imperdonable. Ando yo muy "Cridens" esta semana, más o menos desde que el sábado pasado preparé el ya mítico "Arroç on the Bayou" de Chals. Mientras preparaba el manjar hice lo que tenía que hacer. Ponerme cualquiera de sus grandes compilaciones y dejarme llevar. Un disfrute y un despiporre. Cuantos hits tiene esta gente? hay alguien en este planeta que no se sepa al menos 20? es un alucine. En 1969 editaban uno de sus grandes discos, y uno de mis favoritos junto a la POM "Cosmo's Factory", en aquel "Bayou Country" estaba ese temazo que es "Proud Mary". Auténtica y peligrosa dinamita. 

Dos años más tarde Ike y Tina entregaban uno de sus grandes trabajos, "Working Together", una referencia absoluta para el extraterrestre que aquí escribe. Allí encontrábamos muchas versiones, muchas maravillosas versiones, pero "Proud Mary" destacaba por encima de todas, incluso por encima de la original de Fogerty, un auténtico temazo en manos de Tina. Sexo, rock, fuerza, adrenalina... lo tenía todo. Su actuaciones de aquella época eran brutales, hoy casi estarían prohibidas por sexo explícito. La energía y la fuerza son inigualables. Las bailarinas del coro no pueden tener el culo más duro y bailar mejor. Triste que la gente se alucine con Beyoncé cuando es una copia barata sin glamour de Tina en sus años mozos. Hasta se copió los pases de baile del "Proud Mary" de los Turner!!! pero bueno, os dejo con la mítica actuación. A coverizarse terrícolas!!!

martes, 18 de noviembre de 2014

Picture Book: "Heaven holds a place for those who pray. Hey hey hey!"