Hace más de una década me instalé casi sin querer en esta maravillosa Isla y la hice mía. Durante todo este tiempo he aprendido muchísimo, he disfrutado y he conocido tanto de manera virtual como personalmente a gente maravillosa de todas partes del planeta de la que ahora presumo ser amigo. Nunca pensé que eso sucedería como tampoco pensé que esto algún día llegaría a su fin pero en esta vida todo tiene su principio y su final, y creo, después de madurarlo durante un tiempo que ha llegado el momento de volver a mi planeta y recogerme. Existen múltiples razones, desde problemas personales, de salud (ya medio superados), anímicos, de tiempo, agotamiento supino, ... pero sobretodo, la mayor de las razones ha sido sin duda perder la ilusión. Como dice el maestro Joserra Rodrigo "pasión, no es palabra cualquiera", y esa pasión con este blog se ha perdido convirtiéndose en una rutina que acaba en piloto automático. Así pues, y aunque el blog como tal no desaparezca pues no sé donde guardarán los posts, dejo en este instante de publicar, en un eterno barbecho de difícil recuperación. Yo seguiré a lo mío claro está. Mi ocio seguirá siendo el mismo pero será solo mío. Mi tesoro. Seguiré colaborando en el Exilio donde sí me continúo sintiendo a gusto y donde no existe esa presión (autoinfligida) de publicar, como también una gran camaradería y buen rollo, y retomaré con energía varios proyectos personales que tengo a medias o en pañales ,según como se mire, que a lo mejor nunca cobran vida ni forma física pero que mantendrán mis neuronas ocupadas. Necesito pausa, necesito tiempo, necesito aminorar la velocidad de estos estúpidos tiempos de consumismo en nanosegundos, todo de usar y tirar. Así pues, os dejo. La decisión ha sido sumamente difícil. Os vigilaré de cerca pero mi presencia tanto en bloguería como en redes se reducirá enormemente. Este es el final queridos amigos, este es el final , mi único amigo, el final....


"... And in the end.The love you take, Is equal to the love you make... "
 (Beatles Philosophy)


En un ejercicio de sinceridad os diré que no tenía ni puta idea de quién era Charlie Sutton hasta hace un par de meses. Miento, porque rebuscando por la web intergaláctica descubro que en un "Ruta" de hace un par de años se le hizo una entrevista al mismísimo Sutton que junto a Ryan Curtis y el apoyo de The Scavengers se marcaron un discazo del que hoy puedo decir que es la releche porque en su momento no lo escuché y que he descubierto en un antiguo USB en la carpeta de "pendientes 2018". Así, que es cierto que no lo conocía pero tampoco del todo, pues sí había oído hablar de él aunque no era consciente. Al parecer sacó también algún disco en solitario ese mismo año que no he podido escuchar y que creo se titula "Slick Willie: The ballad of Willie Sutton" al que tengo unas ganas tremendas de darle unas escuchas. Pero eso es pasado, y toca el presente. El amigo Sutton acaba en mis manos y orejas con su nuevo trabajo, ese que da pistoletazo a los discos nuevos del 2020 y a mi me sabe a gloria bendita, a bar de carretera americana, a sangre, sudor y bourbon. Sutton tiene los huevos pelados de tocar. El de Idaho tanto en solitario como con Curtis y los Scavengers se cruzó media yanquilandia pero es que además giró con tipas muy de mi agrado como Eilen Jewell, Zoe Muth, Jamie Lin Wilson, The Mastersons.... Así que todo apuntaba a que me gustaría, y al ver la portada... y al escuchar el single que es el encargado de abrir el LP titulado "Primitive Songs for Modern Times"... pues.. , joder!, qué me parece todo sensacional. Así pues este disco se encarama a la lista de mis favoritos del año sin comerlo ni beberlo, y desde la primera escucha me gusta y seduce. A la segunda ya me tiene enamorado y a partir de la tercera (y van ya casi dos docenas) se puede decir con claridad que esto es un discón de americana de aquí te espero bonita.


Charlie Sutton - Primitive Songs for Modern Times (2020): 01.- Someone New/ 02.- Penitentiary/ 03.- High Heels/ 04.- The Old Wharfrat/ 05.- Slick Willie/ 06.- Heart in a Can/ 07.- Radioactive Hound/ 08.- Banjo Lament/ 09.- Modern Man/ 10.- High Desert/ 11.- Huckleberry Henry & Molly Morel/ 12.- Windy/ 13.- Dust Devils/ 14.- Good Time Gal/ 15.- Had a Dream/ 16.- Incinerator.

Estas 16 canciones primitivas para tiempos modernos comienzan con esa pequeña joya que es "Someone new" con ese toque de trovador americano heredero de Dylan, ese trote musical que no quiere irse al galope, esa melodía deliciosa con la armónica dando color y sabor a todo. Excelente. "Penitentiary" es otra cosa, y en este disco hay muchas y muy variadas pero todas con sabor americano. Es una canción más blusera, y si cabe todavía mejor mientras que en "High Heels" rocanrolea de lo lindo con suciedad y alevosía. Eso no quita para hace boniquismo si se lo propone como en la folki "The old wharfrat", simplemente deliciosa, o la countresca "Slick Willie". Nos despeina Sutton con los riffs y la voz distorsionada de "Heart in a can" a sabiendas que no tenemos ya ni un pelo en la cabeza, casi obrando el milagro. Un temazo de tomo y lomo, de esos que se te graban en el cerebelo. Particularmente se acerca un trío de canciones de esas que me gustan a ciegas. Primero "Henry & Hound" que es de esas de "top de la ducha" (maravillosa es quedarse corto), "Banjo Lament" que es preciosa y super escueta, y por supuesto la favorita nikochiana "Modern Man" que ya pasa al setlist del año. No paro de escucharla. En estos momentos del disco y tal vez desde su "lamento", el banjo toma protagonismo, ya sea con la delicada "High desert" y "Huckleberry Henry & Molly Morel" donde también aparece una armónica arrolladora y que en manos de los The Old Crow Medicine Show sería devastadora. Preciosa, coqueta, sexi y algo soulera de comedor nos topamos con "Windy", que me recuerda a esas cancioncicas que a George Harrison le encantaban tocar con su ukelele... El póker final empieza con bluserismos en "Dust devils", continúa con el folki con aromas irlandeses de "Good times Gal", violines incluidos que vuelven a aparecer en la delicada "Had a dream" para cerrar con ese temazo indispensable que es "Incinerator". Charlie Sutton se apunta definitivamente con mi disco favorito del año del mes de enero. Un disco que seguro pasará desapercibido para la mayoría pero que es un tesoro repleto de canciones primitivas para tiempos modernos.

*post aparecido originalmente en EXILE SH Magazine por Nikochan

Vista de una vez por todas la nueva película del talentoso e irreverente Quentin Tarantino he de decir que mi decepción ha sido máxima. Es malo el film? pues no, para nada. Todo lo que vemos ya lo hemos visto antes en sus películas y mejor. Personajes estupendos e inclasificables, diálogos agudos, ingeniosos y divertidos, estallidos de violencia y pies de mujeres esta vez siempre sucios. Como siempre también el personal que aparece en la película espectacular. Antiguos amiguetes y nuevos, desde Leonardo DiCaprio a Brad Pitt, pasando por Kurt Russell, Michael Madsen y, joder, Al Pacino... la lista es interminable... En el trasfondo la historia del asesinato de Sharon Tate con la pandilla de Charles Manson detrás.... Tarantino se las ingenia para situarnos en el contexto, para jugar con realidad y ficción, con personajes reales y otros inventados, desde el propio Polanski, Steve McQueen, Bruce Lee, el amigo "Tex"... hasta otros sacados de su chistera. Todo contado desde la perspectiva de un actor de western y su doble que curiosamente son vecinos de los Polanski.... Y bueno, me ha decepcionado porque me esperaba otra cosa no porque el film como digo sea malo, es más, creo que es notable pero yo que sé que tenía en mente. Pitt y DiCaprio sostienen un film que en mi opinión está hecho a trompicones aunque el amor de Quentin por el cine y por esa época concreta es tan bestial que incluso está pensando llevar a la tele actual la serie del oeste inventada que protagonizaba el personaje de Leo. Todo la sociedad de la época está muy bien parida y eso que no somos yanquis y se nos debe escapar la mitad de detalles, pero como digo a mi la historia me parece que es un poco atropellada. Le falta carisma y gracia, le falta violencia, y le falta, no sé, embrujarnos, claro que Tarantino siempre mantiene un nivel que asegura buenos momentos. Lo mismo de siempre pero a fuego lento, pocos destellos de genialidad y autorefritos/autohomenajes. 
"Tin Soldier"


Hola queridos, esto es nada más y nada menos que una banda cantando canciones. Unas canciones que hubiesen pasado inadvertidas para un servidor si no fuese por el gran maestro Chals Roig que nos habló de ester maravilloso disco, este "I'm You", en el Exile SH Magazine. Uno de esos discos que deben ser escuchamos pausadamente y con atención, cosa nada fácil en estos tiempos tan inminentes  y rápidos en los que vivimos. Una colección de canciones que se hacen paso a fuego lento y nos ganan con la paciencia del que se sabe ganador, del que sabe que tiene una escalera de color en las manos. En este sexto disco de estudio de la banda de Bostosn (Massachusetts) liderada por Ryan Walsh encontramos una docena de enormes temas para nada inmediatos, para nada cortos pues la mayoría pasan holgadamente de los cinco minutos. Diez canciones que desde el primer segundo hacen que tengamos la impresión de estar ante algo de una calidad arrolladora como bien nos confirman las escuchas siguientes. Suena todo a una decadencia progresiva de mediados de los setenta, ese rock de raíces americano al que le gusta extenderse y ampliar sonidos como en la inicial "My name sounds sinister" donde una trompeta que empieza como actriz secundaria acaba por tomar todo el protagonismo. Canción magistral, excelente donde presentan sus intenciones. Favorita. "Folk music is insane" es menos arrebatadora, es más formal por decirlo de algún modo aunque la letra es estupenda y el "folk" también, es en el tercer tema, en "Running hot with fate" donde tengo la impresión de estar escuchando a una banda de esta década aunque las sonoridades ochenteras están ahí, no hace falta rebuscar demasiado. Otro tema favorito. El folk rock de "Born to blow it" es de los que ganan a fuego lento, de los que engatusan a base de escuchas, de los que se convierten en esenciales. Y así podría comentar cada canción. Todas estupendas. Todas pidiendo paciencia, escuchas atentas y pasión. Me gustaría destacar al brabucona "People keep dying" donde Walsh ruge como un león herido, la enigmática "It stills floors me" con una flauta despampanante, la magnífica "I'm You" que da nombre al disco que es pura América. Antes del final en "I went throught hell..." exorcizan sus demonios y el broche lo ponen con la bonita balada "The memory tree". "I'm You" es ese disco olvidado para tirarse de los pelos (pocos en mi caso), ese disco que nos hubies eatrapado durante días, semanas y meses... ese disco oculto que no merece ser obviado. Un excelente trabajo a recuperar. 

Hallelujah The Hills - I'm You (2019): 01.- My Name Sounds Sinister/ 02.- Folk Music Is Insane/ 03.- Running Hot with Fate/ 04.- Born to Blow It/ 05.- Transparent Chart of the Heavens/ 06.- People Keep Dying (And No One Can Stop It)/ 07.- It Still Floors Me/ 08.- I’m You/ 09.- I Went Through Hell (From Hell) [But Now I’m Back]/ 10.- The Memory Tree


El nuevo año ha traído suculentos estrenos televisivos. Uno de los más esperados sin duda ha sido "El Brujo" de Netflix basado en las novelas (y no en los videojuegos) de Andrzej Sapkowski que como podéis imaginar hemos visionado en casa en dos largas sesiones. La serie consta de ocho episodios y unos acabados notables. Por su temática, su puesta en escena, su supuesto largo recorrido... se espera de ella que sea una referencia televisiva en los próximos años, y por su pasado novelesco se le ha comparado también con "Juego de Tronos" pero nada que ver. Ando cansado de los que tienen un pedestal a la serie de HBO (que acabó decepcionándome en exceso) y titan por tierra otras propuestas que no quieren compararse a ella ni coger su testigo pero que se ven envueltas en absurdas comparaciones pero tanto esta "The Witcher" como "His Dark Materials" de HBO prometen darnos temporadas sensacionales. Esta serie comohe dicho se basa en unas novelas, pro cocretamente y según me ha dicho un amigo y fan del Brujo esta primera temporada se basa en unas novelas cortas antes de los supuestos libros que nos explican el origen de todos los personajes y no sigue una verdadero hilo argumental. Sin ir muy lejos una de las quejas de algunos televidentes es el lío temporal de la serie... que no sé que lío ven porque se entiende perfectamente si uno tiene más de una neurona, ni que fuese física cuántica! Pues bien, y si irme por las ramas, este "The Witcher" es notable que no sobresaliente y responde a las expectativas creadas que se verán o no refrendadas en una segunda temporada. Henry Cavill que encarna a Gerald de Rivia lo hace bastante bien, claro que su papel es ser como un palo duro de roer, el resto de actores sí suben el nivel..  La historia del Brujo, la bruja Yennefer y la princesa Ciri confluyen al final y proponen ya una linea argumental con más "cara i ulls" pero esperemos que el imaginario de monstruos y fantasía siga a ese nivel o más. La serie tiene ritmo, tiene potencial, tiene buenos personajes y excelente ambientación, le sobran las comparaciones odiosas y absurdas, y necesita un público desacomplejado y dispuesto solo a disfrutar y a dejarse llevar. A mi me ha gustado aunque tampoco creo que sea la serie del año. Esperando ya la segunda temporada.


THE HOLD STEADY/ TRASHING THRU THE PASSION (2019)/ YOU DID GOOD KID

 

Estamos ante otro gran olvidado del año pasado? Rotundamente sí. La banda de Brooklyn "The Hold Steady" entregó en las postrimerías del 2019 un señor disco de rock americano clásico y básico de los que hacen afición. Y no es que no supiese de su existencia, porque sabía de buena mano de su llegada y de su calidad pues leí a mi archienemigo Don Guzz alabar este "Trashing thru the passion" y a lo mejor, muy a lo mejor, por no darle la razón lo fui dejando (de manera absolutamente estúpida) hasta que el tiempo pone a cada cual en su sitio y quita y reparte razones. El sabor americano inunda cada canción del disco, picando aquí y allá en mil y una referencias donde tal vez sea cierto eso que viene a la cabeza una cierta mezcla entre Hüsker Dü y los Cracker, siempre con la E Street Band en el retrovisor. Ves a saber... Si es cierto o no pero en ocasiones recuerdan a unos o otros, o a ninguno o a todos, qué sé yo! recuerdan al buen rock americano porque lo es, y reafirman y recuerdan que son una gran banda y que Craig Finn sigue muy en forma, contando esta vez con un retorno deseado, el de Franz Nicolai. Estamos ante una colección  e canciones que van atropando sin remisión al oyente haciéndole ver que es uno de los grandes discos del año que nos ha dejado. Puede ser cierto que no remueven el rocanrol, que la ideas y temáticas, e incluso los acabados sonoros, están más vistos que el tebeo pero, claro, el nivel musical de la banda es tal que todo se olvida por el disfrute y despiporre musical haciendo válido por enésima vez eso de "es solo rocanrol pero nos gusta".


The Hold Steady - Trashing thru the passion (2019): 01.- Denver Haircut/ 02.- Epaulets/ 03.- You Did Good Kid/ 04.- Traditional Village/ 05.- Blackout Sam/ 06.- Entitlement Crew/ 07.- T-Shirt Tux/ 08.- Star 18/ 09.- The Stove & The Toaster/ 10.- Confusion in the Marketplace.

Sonido clásico para la inicial "Denver Haircut" que nos mete en tesitura con unas guitarras estupendas para enlazar a la perfección con "Epaulets" y hacernos cabalgar sobre mimbres de la E Street Band. Una de las canciones responsables de mi dependencia al disco es este "You did good kid" que ha sonado en bucle en innumerables ocasiones durante este 2020 y que a uns ervidor le remite a los grandes "Cracker". Springsteen aparece otra vez en "Traditional Village". Estupendísima. Añadiendo sonoridades a la paleta de colores del disco. Añadiendo épica y americanismo por doquier. Excelente es poco. "Blackout Sam" son palabras mayores. Aquí hay tradición callejera. Hay Lou, hay Repacements, hay Petty y mucho de Finn en solitario. Pasado el ecuador del disco nos topamos con dos notables temas. Primero ese "Entitlement crew" con unas guitarras noventeras estupendas y luego con el rocanrolito enganchoso de "T-shirt tux" para enlazar de manera estupenda con una "Star 18" que abusa algo de repetición sonora. Esa es una de las pocas quejas. "The stove and the toaster" tiene unas guitarras que fácilmente nos hacen recordarnos del Boss, y cierran  estos The Hold Steady magníficamente con "Confusion in the marketplace" un disco notable que me dejé en el tintero pero que he podido acertadamente recuperar a principios de año y que como única pega tenga tal vez ser algo repetitivo y algo falto de ideas pero por contra su sonido es sobresaliente.

Podría ser un film sobre un inadaptado cualquiera. Un loco trastornado desde la niñez que sufrió abusos durante una dura y triste niñez. Un enfermo mental que no encaja en la sociedad, en una ciudad en la que simplemente uno es una sombra más, un número de la seguridad social. Pero no, o sí, hablamos del Joker, tal vez el mayor y más estupendo villano de las viñetas que compite con los mejores villanos y enemigos de tal vez, también, el mejor superhéroe de todos los tiempos, un superhéroe sin poderes y también atormentado: Batman. Así pues, el Joker, el archienemigo perfecto es un mito, una leyenda, una pequeña obra maestra de la ficción y tal vez por eso un film sobre él requiere tenerlos muy bien puestos, ya no digo interpretarlo, que también. El guión y la dirección se la debemos a Todd Philips, un tipo que curiosamente solo había realizado mierdas varias cómicas estúpidas tipo "Road Trip" o "Resacón en Las Vegas"... Sí, así es, pero que ahora se descuelga con una "Taxi Driver" moderna con maquillaje de bufón. La responsabilidad de interpretar al Joker recae en Joaquin Phoenix que simplemente es un actorazo, y punto. Lo borda. Convence y hace creíble la transformación de un loco en el mayor de los locos. Porque de eso va el film, de la caída a los infiernos de un hombre, de como su trastorno se apodera de él y acaba por cambiarle en algo temible. El resto lo suponemos, y lo sabemos, y es por eso que tanto Warner como DC tienen un plan, y ese plan continúa con la ya secuela (o no secuela) confirmada, y los varios proyectos paralelos que van desde la CatWoman interpretada por Zoe Kravitz pasando por un film donde aparecería el Pingüino (posiblemente Colin Farrell), y Enigma (Paul Dano) y un nuevo Batman encarnado, dicen los rumores, por Robert Pattison.... En cualquier caso son habladurías, pero si el tono es el mismo que este Joker, y todo acaba confluyendo en un film sobre Batman con la idea/plan que usaron los de Marvel con los Vengadores la cosa promete y mucho... Porque lo mejor de este film de superheroes o supervillanos es alejarse todo lo que se puede de ellos, haciendo una película sobre la psique del individuo, sobre la locura y el dolor, realizada con un presupuesto (comparada con otras películas de este nivel) muy bajo, debido a sus escasos efectos visuales, más propios de un film policíaco que de seres sobrenaturales. Film brutal e inesperado que cumplió con las expectativas después de tanta alabanza. Y Phoenix, como siempre, en su línea celestial inalcanzable para casi nadie.